fbpx

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

La UNICEF, la OMS, la medicina moderna y la ciencia en general son categóricas al afirmar que las vacunas son esenciales para prevenir enfermedades, mortales muchas de ellas, y que los supuestos efectos negativos solo son mitos religiosos o seudocientíficos. En EE.UU. las vacunas son obligatorias para los niños antes de entrar en el sistema escolar.

María Magdalena Ziegler

(Mayo 26, 2018). Desde hace algunos años parece una moda de buena onda sana el no vacunar a los niños contra esas terribles enfermedades que antaño diezmaban la población a diestra y siniestra. Pero ¿qué hay de cierto en que las vacunas pueden provocar más perjuicio que beneficio en nuestros niños?

No, definitivamente no es benéfico dejar de vacunar a los niños. Las vacunas son una arma de protección de la salud que deberíamos tener en gran estima.

Es verdad que no es agradable el pinchazo, pero más allá de ese pequeño perjuicio los beneficios de las vacunas son tan grandes que podría resultar irresponsable pregonar que es mejor no vacunar a los niños.

Foto: Pixay.com.

El Centro para la Prevención y Control de Enfermedades (Center for Disease Control and Prevention) ha ubicado a las vacunas como el primero de los 10 logros de la salud pública en los EE.UU. La expectativa de vida ha aumentado más de 25 años desde 1900 gracias al uso sistemático de la vacunación. Y no es para menos ya que enfermedades con un altísimo índice de mortalidad como la viruela, el rubéola, la difteria, el tétanos y la poliomielitis han sido erradicadas definitivamente.

La poliomielitis, por ejemplo, una enfermedad con registro ya desde Antiguo Egipto, aún tiene presencia en el mundo con unos 40  casos en 5 países, según un reporte de Marzo de 2018. Pero en 1988, ese número era de 350.000 casos en 125 países. Tan sólo en los EE.UU., en 1952, justo antes de iniciar la aplicación masiva de la vacuna contra la polio, se registraron más de 57.000 casos. Resaltamos además que todo continente americano se declaró libre de polio en 1994. ¿Por qué el dramático cambio en el número de afectados? La respuesta es sencilla: sistemáticos programas de vacunación globales.

El caso de la polio puede replicarse con casi todas las enfermedades que tan sólo 200 años antes causaban verdaderas epidemias y decesos seguros entre los afectados. Para 1900 un niño tenía cerca de un 40% de probabilidades de morir antes de los 5 años a causa de la rubeola o la difteria, por ejemplo. Hoy esto no tiene porqué ser así. Para el año 2000 estas probabilidades se habían reducido a menos de un 8%.

Movimientos antivacunas

Ante estos abrumadores datos, no deja de sorprender que se popularizara la idea de que las vacunas eran nocivas para los niños. En el siglo XIX, cuando se iniciaban las campañas de vacunación contra la viruela, algunas personas se mostraron escépticas, contrarias y hasta militantes de la no-vacunación aduciendo razones religiosas. Pero en años recientes, la religión no parece estar en medio.

Al parecer, desde la década de 1980 algunos documentales (DPT: Vaccination Roulette, 1982; A Shot in the Dark, 1991) poco serios regaron la especie de que vacunar a los niños podría resultar en una suerte de ruleta rusa perjudicial para los pequeños. Pero la mayor influencia en la tendencia hacia la no-vacunación la provocó el médico británico Andrew Wakefield, quien en 1998 publicó un estudio en el que vinculaba la vacuna triple (sarampión, parotiditis y rubéola) con la incidencia de autismo.

Aunque posteriormente se demostraría que Wakefield había presentado resultados sin base científica -perdiendo incluso su licencia médica-, el daño parecía indetenible. El movimiento anti-vacuna generado en los EE.UU. ha ido creciendo desde comienzos del siglo XXI y, lo peor, es que sus militantes más fanáticos se encuentran en las clases altas.

Entre los mitos que defienden los anti-vacunas está la creencia de que producen autismo, algo contundentemente descartado por la medicina moderna. También está la creencia en que una buena higiene es suficiente para evitar las enfermedades; que las vacunas pueden causar efectos secundarios e incluso la muerte; que si una enfermedad ha sido erradicada entonces no es necesario vacunarse; que hay incluso enfermedades inevitables como la rubéola. Nada de esto es cierto y la propia Organización Mundial de la Salud lo confirma.

No obstante, de acuerdo con un reportaje de la BBC, esta tendencia a no vacunar a los niños se presenta más frecuentemente en las familias más pudientes y debe a que esos niños poca o rara vez estarían expuestos a enfermedades como la rubéola o el sarampión, por lo que considerar realmente innecesarias las vacunas. Sin embargo, para quienes conocen de cerca las terribles consecuencias de estas enfermedades, el vacunar a los niños continúa siendo prioridad.

Organizaciones como la UNICEF emprenden cada año campañas de inmunización que evitan entre 2 y 3 millones de muertes infantiles cada año. Además, advierte que:

  1. La vacunación es vital para los niños en cualquier parte del mundo.
  2. Es una decisión personal, pero con consecuencias en toda la población.
  3. Una vacuna no es algo tóxico y antinatural.
  4. Las vacunas no causan autismo, infertilidad o esterilidad.
  5. Aunque el éxito de las vacunas no es del 100%, sí reduce drásticamente el número de afectado y la expansión de las enfermedades.

Las vacunas son así necesarias y benéficas para la salud de nuestros niños, para su crecimiento y su desarrollo como adultos fuertes, creativos y felices.

 


Imagen principal: Pixabay.com

10 países donde la vacunación es obligatoria

Nos dice ScienceAF que: “Las vacunas han revolucionado la medicina. Gracias a las vacunas, una serie de enfermedades potencialmente mortales ahora están bajo control, y en algunos casos, las enfermedades se han eliminado por completo.” A pesar de prevenir millones de enfermedades y muertes, hay gente que rehúsa vacunar a sus hijos por motivos religiosos, de estilo de vida o por creencias que la ciencia ha desmontado categóricamente. Por eso hay países que han decretado como obligatoria la vacunació nde todo niño. Aquí, una lista de diez:

  1. Alemania.
  2. Australia.
  3. Bélgica.
  4. Canadá.
  5. Eslovenia.
  6. Estados Unidos.
  7. Francia.
  8. Italia.
  9. Letonia.
  10. Rumania

Respecto  EE.UU. indica que:

Todos los estados de EE.UU. requieren vacunación para asistir a la escuela. La mayoría de los estados permiten exenciones médicas, religiosas y filosóficas, pero en Mississippi, California y Virginia Occidental las reglas son un poco más estrictas. Estos tres estados solo permiten exenciones médicas, no exenciones religiosas o filosóficas.

 

“Gracias al programa [Vacunas para niños], los niños en nuestro país ya no corren un riesgo significativo de enfermedades que alguna vez mataron a miles cada año”, dijo el director de CDC, Tom Frieden.

 

“Los brotes actuales de sarampión en los EE.UU. sirven como un recordatorio de que estas enfermedades están a solo un viaje en avión. Las fronteras no pueden detener el sarampión, pero la vacunación sí puede”.

REFERENCIAS

¿Tiene información sobre esta noticia?

3 + 6 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook