fbpx

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Es muy poco probable que, ahora que los demócratas tienen mayoría en la Cámara de Representantes, muevan el proyecto de seguir con el muro fronterizo. En EE.UU. hay nueve distritos fronterizos con México: cinco en Texas, dos en Arizona, uno en Nuevo Mexico y uno en California. Ocho fueron ganados por candidatos demócratas en las últimas elecciones. 

No obstante, dado que es un símbolo político importante para la Administración Trump, los republicanos harán todos los esfuerzos posibles. No sabemos, pues, si prosperará algún tipo de acuerdo o si se logre el adelanto de al menos un trecho del mencionado muro. Lo damos como indeterminado porque sabemos que habrá voluntad de mover el tema en el Congreso, aunque no garantía de que prospere.

Javier Brassesco

(Octubre 31, 2018). Luego de que los demócratas obtuvieran la mayoría en la Cámara de Representantes por primera vez en ocho años, algunos medios señalaron que esa victoria significaba en la práctica el fin del muro fronterizo que Trump prometió construir en la frontera sur de Estados Unidos.

Para que una ley sea aprobada en Estados Unidos es necesario que cuente con el beneplácito de ambas cámaras: la de representantes y el Senado. Así las cosas, es de imaginar que una iniciativa como la construcción de este muro, a la que los demócratas se han opuesto en todo momento, parece rotundamente condenada al fracaso. Solo que las cosas no son tan simples.

¿Un nuevo muro o completar el existente?

Antes de examinar las probabilidades que tiene de Trump de avanzar en su idea de un muro fronterizo, es bueno aclarar que de hecho ya existe una gran porción de la frontera sur de Estados Unidos cubierta por un muro, y el mismo fue construido por Bill Clinton en los 90. Es decir, un gobierno demócrata. Y se levantó sin mucho escándalo, en medio de un programa de lucha contra la inmigración ilegal: la operación “Guardian”.

Estados Unidos y México comparten casi 3.200 kilómetros de frontera, y algo más de mil están cubiertos por algún tipo de valla, cerca, muro o reja metálica. Comienza en la playa de Tijuana y se extiende hacia el este atravesando ciudades como Tecate o Mexicali. En California, Arizona y Nuevo Mexico también hay porciones de la frontera cubiertas por alguna barrera.

Otro tercio de la frontera es vigilado por cámaras, sensores infrarrojos y más de 20 mil agentes fronterizos, y el resto presenta una barrera natural conformada por los agrestes desiertos de Sonora y Chihuahua y el Río Bravo (llamado río Grande en Estados Unidos).

¿Qué se ha hecho del muro de Trump?

Otra pregunta pertinente es cuánto logró avanzar Trump en casi dos años de mandato y con ambas cámaras a favor. Y la respuesta es: muy poco.

La verdad es que la idea de Trump no ha logrado nunca un entusiasmo unánime dentro de su partido, y lo máximo que logró fue la aprobación, en marzo de este año, de 1.600 millones de dólares para levantar este muro. Eso representa poco más del 5% del costo final de esta obra.

Es importante resaltar aquí que ese dinero fue aprobado también por los demócratas, quienes dieron el visto bueno al presupuesto para el año fiscal 2018 en donde estaba contemplada la referida cantidad para el muro de Trump.

Parte de este dinero debe destinarse a restaurar la verja que existe entre San Diego y Tijuana, y eso es en lo que se ha empleado hasta ahora. El resto se ha gastado en distintos prototipos que no terminan de adoptarse.

Previendo una victoria demócrata en la cámara baja, el líder de la mayoría republicana en esa cámara, Kevin McCarthy, introdujo, a solo tres semanas de las elecciones, un proyecto de ley que le garantizaría al presidente Trump más de 23 mil dólares para construir el prometido muro.

Sin embargo, el mismo no prosperó, lo que habla del poco entusiasmo que esta idea genera incluso en sus propias filas.

Y ahora con una cámara en contra…

Una de las primeras afirmaciones de Trump luego de las elecciones de medio término fue que los demócratas (con quien afirmó que habla todo el tiempo) “están de acuerdo en que el muro es necesario”, y que debería construirse de una vez y no en trozos.

Sin embargo, y esto no es tan extraño en las declaraciones de Trump, a renglón seguido aseguró que “Tal vez no podamos hacer un trato sobre el muro, es posible”.

En la Cámara de Representantes los demócratas, siendo minoría, se han opuesto en todo momento a la construcción de este muro, y solo accedieron a aprobar los referidos 1.600 millones de dólares para este fin.

Es muy poco probable que, ahora que son mayoría, cambien de idea. No importa lo que les prometan a cambio: ceder en esta materia sería catastrófico de cara a sus votantes pensando en las elecciones de 2020. El muro es sobre todo un símbolo.

Y ojo a este dato: en Estados Unidos hay nueve distritos fronterizos con México: cinco en Texas, dos en Arizona, uno en Nuevo Mexico y uno en California. Ocho fueron ganados por candidatos demócratas en las últimas elecciones.

Tal vez luego

Pero en 2020 habrá elecciones. No solo serán elecciones presidenciales (donde Trump buscará un segundo mandato), sino que la cámara de representantes se renovará en su totalidad, como pasa cada dos años.

Casi con seguridad se puede afirmar que no habrá avances significativos en la construcción de este muro fronterizo (en la finalización o continuación de este muro, deberíamos decir) en los próximos dos años.

Pero es difícil hacer un pronóstico en cuanto a lo que ocurrirá después de 2020. Es posible que esta iniciativa agarre por entonces un nuevo auge, cuando las circunstancias sean más propicias (un Trump reelecto, una cámara de representantes republicana, incidentes fronterizos que hagan que esta idea tome fuerza y gane nuevos adeptos). Pero también es posible que una de las principales promesas de campaña de Trump no deje nunca de ser más que eso: otra promesa de campaña.

Referencias


Imagen inicial: Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

3 + 12 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook