fbpx

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Por ahora se trata solo de la publicación de un reportaje de investigación, aunque del New York Times nada menos. Las pruebas tendrán que ser analizadas para obtener mayores certezas. Mientras tanto, le damos una K amarilla con 74 puntos (a solo un punto de la certeza).

(Octubre 3, 2018). Apoyándose en documentos confidenciales, declaraciones y registros financieros, el New York Times realizó una extensa investigación que arroja una inquietante conclusión: Donald Trump aumentó su fortuna a través de un esquema fraudulento para evadir impuestos.

La historia que siempre ha contado el hoy presidente de Estados Unidos es la siguiente: su padre, Fred Trump, un reconocido agente inmobiliario de Queens, le dio un millón de dólares y a partir de ahí forjó su fortuna, pagándole ese crédito a su padre con intereses.

Lo que afirman los investigadores del NYT no se parece en nada a este cuento de hadas. Según el periódico, Trump habría recibido de su padre al menos el equivalente a 413 millones de dólares de hoy.

Alguien podría aducir que eso no significa nada, al fin y al cabo su padre podía darle la cantidad de dinero que quería a su hijo, ¿no?. Pues no.

Según el artículo del NYT, ese dinero nunca fue declarado como recibido, y lo obtuvo como parte de un esquema fraudulento para evadir impuestos. Elaboró además una estrategia para rebajar el valor de los bienes de su familia en las declaraciones de impuestos, pues los mismos eran rebajados en su valor nominal al ser transferidos.

Los padres de Trump, Fred y Mary Trump, transfirieron en total más de mil millones de dólares a todos sus hijos, lo cual debió haber generado al menos 550 millones de dólares en impuestos bajo la tasa impositiva del 55% a regalos y herencias. Él y sus hermanos solo pagaron 52,2 millones por este concepto.

A través de la revisión de “miles de documentos” el NYT descubrió que a los tres años Trump ya tenía asignado un sueldo de 200 mil dólares anuales y a los ocho ya era millonario. A los 17 era dueño de un edificio de 52 apartamentos.

Como todo sucedió hace muchos años (la mayoría de estos regalos tuvieron lugar en la década del 90), es improbable que el presidente enfrente cargos criminales,  aunque podría recibir multas por fraude fiscal. El costo que tendrá a nivel de la opinión pública, sin embargo, podría ser tremendo, sobre todo con unas elecciones de medio término a las puertas.

¿Qué dice Trump?

Extrañamente, Trump todavía no había contestado nada cuando ya eran las 23:00 del día martes 2 de octubre en la costa este de Estados Unidos, unas seis horas después de que el NYT publicara la noticia.  Desde entonces había escrito 6 tuits pero ninguno tenía que ver con esta materia.

Los investigadores que llevaron adelante esta investigación intentaron contactar al presidente para obtener su versión, pero nunca obtuvieron respuesta. De hecho retrasaron su publicación durante semanas esperando las palabras de Trump, sin éxito.

Su abogado Charles Harder sí acusó el golpe luego de que el trabajo fuese publicado, y a través de una escueta nota dijo que “los alegatos de fraude del NYT de fraude y evasión de impuestos son 100% falsas”.

También dice algo que nos da una idea de cuál será la estrategia de la defensa: “Estos manejos fueron realizados por miembros de la familia Trump que no eran expertos y confiaron en profesionales para cumplir la ley”. Es decir: ni el presidente ni su familia tienen ninguna responsabilidad, habrían sido engañados y los delitos los perpetraron terceros.

Nuestra validación

La investigación del NYT es muy exhaustiva y fue publicada luego de analizar y procesar miles de documentos. Hay que tomar en cuenta además que el periódico está en el ojo del huracán, constantemente acusado por Trump y toda la maquinaria del poder de promover las “fake news”, de faltar a la verdad, de participar, por motivos políticos, en lo que Trump llama “una cacería de brujas”.

Es muy difícil que un periódico con la trayectoria del NYT (la credibilidad es el mayor activo de un medio tan reconocido), y menos con los tiempos que corren y con la presión que el poder ejerce sobre él, se vaya a arriesgar a publicar una noticia semejante sin estar completamente blindado en cuanto a documentos que respalden la noticia.

Dice el dicho popular que “quien calla otorga”, y el silencio de Trump en esta materia resulta muy sospechoso. Incluso es raro que ni siquiera haya escrito ningún tweet al respecto en las horas siguientes.

Sin embargo, se está hablando de un delito, y para probar un delito más allá de toda duda razonable es necesario un proceso judicial. Los documentos que apoyan estos hallazgos (miles de documentos, repetimos) están en poder del periódico, y con seguridad serán dados a conocer si se inicia una investigación penal.

Pero por ahora se trata solo de la publicación de un reportaje de investigación. Las pruebas tendrán que ser analizadas para obtener mayores certezas.

Mientras tanto, le damos una K amarilla con 74 puntos (a solo un punto de la certeza).

 


Imagen inicial: Composición de VK con insumos de Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

8 + 7 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook