fbpx

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Lo que se suele describir como «un caso sin precedentes», puede tener más de uno en la Administración Trump, cuya relación con la prensa (o con una parte de ella) tiene una conflictividad como pocas en el pasado.

Javier Brassesco

(Julio 27, 2018). El día miércoles el mundo se enteró de una medida sorprendente: en un país célebre por su fuerte tradición en materia de libertad de expresión, donde la primera enmienda que se hizo a su Constitución tiene que ver precisamente con este tema, se impidió el acceso de un periodista a una rueda de prensa abierta.

Kaitlan Collins. Foto: Twitter.

La Casa Blanca vetó a la periodista Kaitlan Collins, de la cadena CNN, de una rueda de prensa en donde estarían Donald Trump y el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker porque supuestamente en la mañana, durante otro acto con los mismos protagonistas, había realizado preguntas “inapropiadas” al presidente de Estados Unidos.

Muchos condenaron lo que llamaron una medida “sin precedentes”, una opinión que suscribió el propio Washington Post, al calificar el hecho de “altamente inusual y posiblemente sin precedentes”.

Tristemente, sin embargo, esta medida sí tiene precedentes, y son bastante recientes: hace apenas año y medio, en febrero de 2017, este mismo gobierno impidió el acceso de periodistas de la cadena CNN a un acto con Sean Spicer, por entonces Secretario de Prensa de Trump. En esa ocasión CNN no fue la única perjudicada, pues tampoco se permitió la entrada de periodistas del New York Times, Buzzfeed, Los Angeles Times y Politico.

Apenas un día antes de este incidente, Trump había afirmado en un evento en National Harbor, Maryland:

Como ustedes vieron durante la campaña, e incluso ahora, las noticias falsas no cuentan la verdad, no cuentan la verdad. Así que solo para terminar les digo que no representan a la gente. Nunca representarán a la gente, y vamos a hacer algo al respecto.

 

Y algo hicieron inmediatamente después.

A finales de Mayo de este año, el corresponsal de CNN en la Casa Blanca Jim Acosta, fue vetado de la Casa Blanca por controversiales comentarios hechos sobre Donald Trump y frecuentes encontronazos con su Secretaria de Prensa Sarah Huckabee Sanders. Al poco tiempo le fueron restituidas sus credenciales junto a intensas críticas de la prensa e incluso de algunos congresistas y líderes republicanos a la Casa Blanca de Trump por la medida.

Así que la decisión puede calificarse como  cada quien quiera hacerlo, pero no es exacto decir que no tiene precedentes. La memoria colectiva es muy frágil, pero hay que dejar claro que esta medida no es inédita y sí tiene antecedentes, aunque éstos a remiten a esta misma administración.

 


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

¿Tiene información sobre esta noticia?

2 + 9 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook