fbpx
La desconfianza en Trump y Putin es similar en Europa y Asia

La desconfianza en Trump y Putin es similar en Europa y Asia

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Aunque hay diferencias notables en unos pocos de los países estudiados por la encuesta del Pew Research Center, sobre rechazo a líderes, en la mayoría los porcentajes son similares en Europa, Asia (y se incluye Brasil).

Históricamente para Putin es normal esta aversión, pero Trump debería tomarla seriamente en cuenta, dado que son países aliados con los que EE.UU. cuenta para su quehacer geopolítico.

(Junio 22, 2018). La Cumbre Trump-Putin en Helsinki ha dejado más dudas que respuestas. Una agenda desconocida en general y un mal sabor que ha dejado en cada el análisis que le dio Trump a algunos temas discutidos, sobre todo el relativo a la intervención rusa en las elecciones estadounidenses de 2016. Eso ha exacerbado la desconfianza en ambos líderes que, por ejemplo, en el caso de Putin está generalizada en el mundo democrático.

Statista nos ofrece un análisis basado en recientes cifras del Pew Research Center:

Helsinki es la parada final en el viaje incendiario y polémico del presidente Trump a Europa. Se reunirá con el ruso Vladimir Putin en una cumbre en la capital finlandesa y aunque ambos líderes se han reunido en el marco de conversaciones multilaterales anteriormente, esta es su primera cumbre oficial. Con los ojos del mundo firmemente fijos en la reunión, las encuestas de Pew Research sugieren que gran parte del mundo no confía en el liderazgo de ninguno de los hombres.

 

Ya sea el enfoque de Putin hacia sus oponentes o la marca de diplomacia disruptiva de Trump, los puntajes de “no confianza” son altos en la mayoría de los países. En España, por ejemplo, el 90 por ciento de los encuestados dijo que no confiaba en que ninguno de los líderes hiciera lo correcto en relación con los asuntos mundiales. Esa cifra fue similarmente alta tanto en Francia como en el Reino Unido. En Alemania, que Trump calificó recientemente como “un cautivo” de Rusia, más personas no confían en Trump que en Putin.

 

Israel es un caso interesante y el país ha registrado consistentemente altas calificaciones de aprobación para Trump. Su imagen se fortaleció aún más cuando tomó la polémica decisión de trasladar la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén. El 42 por ciento de los israelíes no confía en Trump, mientras que el 69 por ciento no confía en Putin.


Imágenes: VK. Gráfico: Statista.


¿Tiene información sobre esta noticia?

2 + 3 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿La mayoría de los estadounidenses ve a los rusos como enemigos?

¿La mayoría de los estadounidenses ve a los rusos como enemigos?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

La opinión del estadounidense promedio, republicano o demócrata, respecto a Rusia está muy alejada de la que tiene el Presidente Trump. De hecho, se va acrecentando cada vez más.

(Junio 17, 2018). Donald Trump se reunió con ayer Vladimir Putin. Lo que permeó Trump es que quiere las relaciones más cercanas con Rusia, a la que considera -para anonadamiento de muchos, republicanos y demócratas, mejor amigo que la propia Unión Europea, con la que tuvo desencuentros notables en su reciente gira.

Pero más notable aún es que esa percepción del Presidente no concuerda con la del estadounidense promedio, republicano o demócrata, quien percibe a los rusos de forma totalmente distinta. Statista nos explica:

El presidente Trump recibió duras críticas bipartidistas después de no haber denunciado la injerencia rusa en las elecciones de 2016 durante una cumbre extraordinaria con Vladimir Putin en Helsinki. El presidente de la Cámara, Paul Ryan, quien solía apoyar a Trump, fue uno de los que condenó a Trump y dijo que “no existe una equivalencia moral entre Estados Unidos y Rusia, que sigue siendo hostil a nuestros valores e ideales más básicos”. Ryan agregó que no había duda de que el Kremlin había interferido con las elecciones de 2016. La condena también provino de los senadores republicanos John McCain y Lindsey Graham, así como del líder demócrata del Senado, Chuck Schumer.
Las opiniones públicas de los Estados Unidos sobre Rusia se han deteriorado constantemente en los últimos años. En 1999, cuando Boris Yeltsin todavía era presidente y casi al final de su mandato, el 46 por ciento de los estadounidenses consideraban a Rusia un amigo o aliado según Gallup. Incluso en los primeros años de Putin, la participación del público estadounidense que consideraba a Rusia como amigo o aliado alcanzó un máximo histórico del 73 por ciento en 2006. Las percepciones comenzaron a descender en 2008, el año en que Rusia y Georgia fueron a la guerra y tuvieron no recuperado.
La tendencia a la baja se aceleró después de la anexión de Crimea por parte de Rusia, el supuesto derribo de Moscú de un avión de Malasia durante la Pascua de Ucrania y la interferencia electoral. En julio de este año, el 66 por ciento de los estadounidenses dijo que Rusia era enemiga u hostil, mientras que el 31 por ciento consideraba al país como un amigo o aliado. La proporción de republicanos que consideran a Rusia amigo o aliado ha aumentado considerablemente desde 2014, pasando del 22 por ciento al 40 por ciento. Esa cifra también ha aumentado entre los demócratas, aunque muy levemente.

¿Tiene información sobre esta noticia?

11 + 8 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿El video en el que Putin destruye a las feministas es auténtico?

¿El video en el que Putin destruye a las feministas es auténtico?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Los subtítulos del video no coinciden con lo que Putin dice en ruso. Su discurso trata un tema totalmente distinto sin alusión alguna a mujeres, feminismo o “feminazis”.

Lea el análisis.

(Junio 2, 2018). Una lectora nos hace llegar el siguiente video para que verifiquemos la autenticidad de las palabras de Vladimir Putin, según las leyendas de la traducción. Ése es el video en cuestión:

 

Enviamos el video a una colaboradora de VerifiKado en Moscú, Rusia, quien nos contesta:

No, no tiene nada que ver. Está hablando de Siria y del conflicto sirio. Y en mi opinión los subtítulos están hechos de manera muy torpe. De hecho, cuando él dice “Но…, hо…” que significa “Pero… pero…”, subtitulan como “No… no…”. Pueden oír varias veces la palabra “Siria” y al final de todo hasta menciona s Turquía.

Activamos los subtítulos automáticos de Youtube. Aunque la traducción no es, gramatical y sintácticamente perfecta, nos ofrece las frases claves del discurso. Aquí lo tienen:


Conclusión

Los títulos del video inicial son falsificados para hacer creer que en el discurso hay una dosis de ofensas contra las feministas y las feminazis. No hay tal cosa. Más allá de las críticas que le hacemos a Putin por su autoritarismo y cercanía con los regímenes no democrático del mundo, lo que es falso es falso para cualquiera. Y en este caso, tal discurso puesto en letras lo es.

 


Imagen inicial: VK.

¿Tiene información sobre esta noticia?

7 + 14 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Cumbre Trump-Putin en julio

Cumbre Trump-Putin en julio

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

La primera reunión bilateral, cara a cara, entre los dos mandatarios tiene fecha y lugar.

(Junio 28, 2018). La esperada reunión cara a cara entre Donald Trump y Vladimir Putin ya tiene fecha y lugar. La Casa Blanca informó en un comunicado:

El presidente Donald J. Trump y el presidente Vladimir Putin de la Federación de Rusia se reunirán el 16 de julio de 2018 en Helsinki, Finlandia. Los dos líderes discutirán las relaciones entre Estados Unidos y Rusia y una serie de cuestiones de seguridad nacional.

La única vez que se han encontrado los dos mandatarios fue en la reunión del G-20 en G-20 en Hamburgo, Alemania, en julio de 2017. Fue un breve encuentro. Algunos puntos que podrían discutirse en esta cumbre bilateral:

  • El “Rusiagate”, la injerencia de hackers rusos en las elecciones presidenciales de 2016, sobre todo vía la filtración de los correos del partido Demócrata. El caso está bajo investigación del fiscal especial, Robert Mueller.
  • El re-ingreso de Rusia al G-7 (que Trump defendió en la última reunión celebrada en Canadá.
  • Las sanciones estadounidenses a Rusia a funcionarios y asociados de la administración Putin.

 


Imagen inicial: Foto del encuentro Trump-Putin en la reunión del G-20 en Alemania, el año pasado.

REFERENCIAS

¿Tiene información sobre esta noticia?

3 + 6 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

“Navegamos en mares de los fake news” (Entrevista)

“Navegamos en mares de los fake news” (Entrevista)

MENÚ: INICIO — POSTS — CONTACTO

(Abril 23, 2018). La revista en línea Actualy.es, con sede en España, entrevistó a nuestro Director Fernando Nunez-Noda sobre Verifikado, de la mano del periodista Omar Pineda. Los invitamos a hacer un recorrido por las premisas y visión de este proyecto periodístico

OMAR PINEDA

Para el periodista y escritor Fernando Núñez-Noda la redefinición y supervivencia del periodismo pasan por hacerle frente al fenómeno de la posverdad que, más que una tendencia, constituye “un arma en las guerras políticas”, capaz de generar disputas entre países. A fin de impedir que este vicio se cuele en el oficio, el analista de la información y exprofesor en la Escuela de Comunicación Social de UCAB, acaba de crear el portal www.verifiKado.com 

La mañana del 15 de enero de este año los venezolanos se vieron sorprendidos por una transmisión en vivo por twitter: el inspector del Cicpc, Oscar Pérez, alertaba que efectivos de la Policía Nacional Bolivariana y de la Guardia Nacional, junto a civiles armados de los colectivos del 23 de Enero, habían descubierto su escondite en el km 16 de El Junquito y los tenían rodeados. Desesperado Pérez denunciaba que pese a transmitir su deseo de rendirse, les disparaban a mansalva a la casa donde él y su equipo permanecían. Este hecho sin embargo generó confusión en las redes. Hubo quienes calificaron la transmisión como una fake news, mientras otros le daban total crédito y abogaban por salvar las vidas de Oscar Pérez y sus compañeros, quienes luego se sabría que fueron asesinados a mansalva.

Este suceso puso en los focos la importancia de valorar una información, fenómeno que hoy cobra fuerza por la cantidad de noticias falsas que circulan a diario en redes sociales y que son divulgadas sin verificación. Es un hecho real: el fenómeno de las noticias falsas se ha instalado en el periodismo provocando un gran daño al oficio. Es por ello que, desde Florida, EEUU, donde reside un periodista venezolano y exprofesor de Comunicación Social de la UCAB se ha visto obligado a crear un portal que sirva de herramienta a los periodistas y lectores para verificar cuándo una información no pasa de ser un bulo.

—¿Qué inspiró la creación de VerifiKado?
—En la llegada del siglo XXI coincidieron dos eventos claves para esta historia: el resurgimiento de la Guerra Fría Este-Oeste y la masificación de internet en el mundo. Se reavivó una lucha ideológica creída caduca. Muchas democracias dieron un paso atrás frente al autoritarismo y el populismo, sobre todo de izquierda. Por su parte, Internet cambió el mundo informacional en todas las áreas y niveles. En la comunicación masiva permitió lo impensable para millones de personas: ser audiencias, interlocutores, emisores o conversadores, todo a la vez, global y local. Pero a la vez produjo un caos informacional; es decir, millones de personas produciendo o compartiendo información, en todas direcciones y grados de calidad. El periodismo ha recibido una carga difícil de manejar: millones de emisores que actúan como periodistas. Entre BBC y un blog amateur hay literalmente decenas de miles de medios, mensajes, comunidades, foros, blogs, vblogs, portales. Todas las combinaciones de emisor y receptor se cruzan, hay literalmente demasiado. Por eso el periodismo, la curaduría del periodismo, lejos de decrecer, tiene la oportunidad gloriosa de salvaguardar lo veraz y enseñar cómo reconocer y actuar en consecuencia con noticias falsas y todas sus variantes.

—¿Se trata de un ajuste de cuentas con reporteros tendenciosos o es un club de periodistas para debatir sobre los alcances de las falsas noticias, bulos o fake news?
—Algo de ambos habrá. Pero nuestra premisa es sencilla: verificamos y validamos información noticiosa que circula por internet, especialmente por redes sociales. Usamos un algoritmo que relaciona la noticia circulante con todos los elementos verificados o verificables que consigamos en nuestras pesquisas, eso nos da un grado de certeza medido del 1 al 100. Por ejemplo, de 1 a 35% se considera una información falsa. De 36 a 74% se mantiene indeterminada hasta encontrar más insumos. Y de 75 a 100% se declara cierta. Nuestro ámbito, por los momentos, es el mundo de habla hispana en EEUU. (nuestra sede), de Hispanoamérica y España, así como cualquier grupo o individuo hispanohablante del mundo. En un año o menos, abriremos nuestra sección en inglés. No producimos noticias, ni reportajes y mucho menos opinión. Solo verificamos información pública que circula intensivamente por las redes hispanas y las cuantificamos, para poder luego hacerles seguimiento. Reducimos la opinión al mínimo, aunque a veces es necesario especular sobre posibles causas y efectos. Tampoco pretendemos publicar rankings de periodistas, voceros o medios. Los tendremos, pero como insumo privado. Sin mencionar a los “reporteros tendenciosos” es posible que citemos los trabajos o piezas que analizamos y refutamos. Pero en general vamos directo a la información y no a sus factores periféricos. No queremos ser vistos como unos calificadores del trabajo de otros.

—¿Son hoy las redes sociales el germen donde nacen y circulan los bulos periodísticos?
—Sin duda. Más de 3 mil millones de personas usan al menos una red social. Internet y los dispositivos móviles lo permiten. Son el escenario de la opinión pública y cubren todas las variedades: publicaciones, disertaciones, conversaciones, broadcast, medios… you name it! Hacia internet se ha movido la industria completa de las comunicaciones, o al menos todos los actores tienen un pie allí. Millones ahora pueden ser, además de lectores o espectadores: editores, escritores, fotógrafos, videógrafos, periodistas o seudoperiodistas, infociudadanos, community managers… la lista es larga. Lo que observamos detrás del mundo interconectado y el ciudadano empoderado es un gran caos donde se mezclan y confunden lo profesional y lo aficionado; lo verdadero y lo falso.

A veces lo falso ocurre por error del emisor o del receptor, ya eso suma mucho al caos. Pongo un ejemplo: un líder político con buena intención muestra la foto de una violación de DD.HH. en su país hace un mes. Resulta que la foto es de otro continente hace tres años. Otro ejemplo: una revista satírica hace una extraordinaria imitación de la primera plana de un diario, la gente la comparte como auténtica… no hay mala intención pero sí caos, porque lo falso es esencialmente caos en el sistema informacional público. Pero ocurre que en ocasiones lo falso se fabrica, a propósito, con una agenda. La guerra por la hegemonía internacional (EEUU., Europa, Rusia, China, el G8, los No Alienados) y las batallas políticas regionales o locales han tomado internet como terreno de batalla para lograr hegemonía o eficiencia en la “guerra ideológica”.

En este contexto y sobre todo por el uso de laboratorios de guerra informativa y psicológica, la información noticiosa falsa es un arma ofensiva clave. La información falsa tiene muchas ventajas: es fácil de producir, todo lo que no tiene lo inventa; anticipa qué efectos quiere lograr; se adapta a cualquier formato; apela a las emociones que mueven a los receptores, es decir, no son neutrales sino vienen con una intención empaquetada. Suele ser sorprendente, digna de compartir. No hay campaña de guerra sucia que no incluya noticias falsas para que las crea su rival. Lo del Papa apoyando a Trump, cuyo origen se trazó hacia Rusia, fue un empujón clave para éste y una piedra más en el camino de Hillary Clinton. Por cierto, a la candidata demócrata la bombardearon con campañas de #fakenews pero también de “medias verdades”. Por ejemplo, una reunión que sí ocurrió donde afirmaban que la Clinton había dicho algo que no dijo. Mientras la candidata se agotaba combatiendo estos fuegos, ya media audiencia estaba convencida que algo raro había ocurrido. Y es que la información falsa es componente esencial de la llamada “post-verdad”. En nuestro Pequeño Diccionario de Noticias Falsas en VerifiKado decimos: “POST-VERDAD. Wikipedia la define como “(también llamada política “post-factual” o “política post-realidad”) es una cultura política en la que el debate se enmarca [en las] emociones (…) y en [el rechazo a] las refutaciones fácticas. La post-verdad [relega] la verdad a una preocupación de importancia secundaria en relación con la apelación a la emoción.” Típico de regímenes, movimientos o líderes autoritarios es un conjunto de contenidos, valores e interpretaciones que no se validan por la ciencia o los hechos forenses, sino por la autoridad de quien las emite”. En la post-verdad las noticias falsas, bulos y demás tienen, por así decirlo, la complicidad de las audiencias. Diversos estudios de públicos revelan que buena parte de quienes creen una historia falsa lo hacen a sabiendas de que es total o parcialmente falsa. Por ejemplo, muchas personas que creyeron que el Papa había apoyado a Trump, negaron la veracidad del desmentido papal y otros simplemente siguieron afirmándolo así no lo creyeran. La noticia falsa es un arma en las guerras políticas. En Venezuela la situación es aún más patente. El régimen venezolano tiene una política informativa en la cual la noticia falsa es componente rutinario sobre gestiones, “logros”, explicación de hechos y reporte de las acciones de los rivales. Los laboratorios de factura cubana con la tradición de la KGB y la Stasi, tienen en el G2 una fábrica permanente de bulos, rumores, matrices de opinión y campañas completas de información manipulada, tendenciosa o simplemente falsa. La amenaza contra la democracia y la libertad está más que clara. En Venezuela no hay libertad de expresión excepto en internet y por eso que quieren llenarlo de información tendenciosa o falsa. Y a eso se suman muchas agendas, por ejemplo, medios ajenos a la lucha ideológica que simplemente quieren ganar dinero monetizando el amarillismo, la caza de clics y los hoaxes. Es increíble el sensacionalismo que este afán de clics produce.

Lo demás es caos: personas que comparten parodias o noticias parodiadas como reales; administradores de grupos cuyo criterio para compartir piezas de internet es que existan; gente empoderada al ser seguida y compartida, solo eso… Ahí va la idea. De modo que hay peligros reales que nos llevaron a crear VerifiKado: la perversión de la libertad de expresión, las pésimas decisiones que se toman a partir de información falsa, el triunfo de agendas antidemocráticas, la mercantilización de la falsedad y la pérdida de respeto y credibilidad del periodismo. Prácticamente no hay defensas de la ciudadanía contra este bombardeo. Allí tiene un rol clave e histórico el buen periodismo. Nosotros queremos estar en esa vanguardia. VerifiKado lucha por mantener lo veraz como un importante pilar de la libertad y de la prosperidad.

—¿Qué diferencia una fake news de los tubazos a veces sin comprobar que excitaba al viejo periodismo?
—El “tubazo”, preciso o impreciso, es honesto en su conexión con hechos y no fabricaciones. De alguna manera, quiere ser veraz. En cambio la noticia falsa es casi siempre un engaño, una agenda de hacer creer. El bulo, el hoax, constituye un tercio de las noticias que analizamos. Otro tercio de los #fakenews tiene anomalías de datos o de presentación aunque sin intención de ser falsas. Y el tercio restante contiene noticias ciertas que no se creen. En esos mares navegamos.

—Describa cinco elementos que permitan advertir la presencia de una falsa noticia?
—Rescato 5 elementos comunes: a. Al buscarla en Google no aparece. Viene por redes y grupos (Whatsapp, newsgroups, cadenas) pero no por las autopistas periodísticas de las agencias y los medios profesionales. b. Cuando aparece en Google días después, suele estar publicada en medios desconocidos, desde blogs con decenas de usuarios hasta “portales” con miles. Una revisión aleatoria de esos blogs nos muestra: a) Uniformidad en el contenido y b) Una matriz de opinión implícita. c. Como lo dicho es falso se puede hacer más espectacular, de modo que siempre tiene un toque de sensacionalismo. d. Lo que afirma no se corresponde con hechos conocidos o no es corroborado por fuentes confiables. Pero lo disfraza bien con información cierta de relleno. e. El contenido suele no coincidir con los títulos y sumarios. En grande la promesa. En pequeño la agenda. f. Hay falsificación de “media”: fotos retocadas, mal atribuidas, intervenidas, videos falseados, etc. Si uno pone atención encontrará disonancias.

Lea el resto de la entrevista en Actualy.es


Omar Pineda es periodista venezolano.
Escribe desde Barcelona.
En Twitter: @Omapin

 

¿Tiene información sobre esta noticia?

15 + 11 =

(Puede ser confidencial)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.