fbpx
El alcance de las nuevas sanciones a Venezuela

El alcance de las nuevas sanciones a Venezuela

Dos ángulos sobre la congelación de activos al régimen chavista en EE.UU., cuya efectividad es resaltada por algunos y cuestionada por otros.

(Agosto 7, 2019 – Javier Brassesco). El lunes en la noche el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva que impone nuevas sanciones económicas a Venezuela, lo cual muchos medios llamaron “un embargo económico total”.

La orden ejecutiva congela los bienes del régimen de Maduro en Estados Unidos y también los de cualquier persona que intente ayudar a los funcionarios venezolanos afectados por esta orden, aunque hace una excepción para bienes humanitarios como alimentos, ropa y medicamentos.

Sin embargo, el alcance de estas nuevas sanciones no está claro todavía, y algunos analistas criticaron que los medios hayan hablado inicialmente de un embargo total.

En general, las opiniones se dividen entre quienes creen que estas nuevas sanciones no tendrán demasiado impacto en lo práctico y quienes aseguran que se trata de medidas muy severas.

 “Severas”

Algunos analistas opinan que las consecuencias pueden ser severas en el terreno de la práctica, y así Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, declaró para el New York Times que muchas empresas privadas venezolana sufrirán las consecuencias pues ahora pueden ser vistas como representantes del régimen chavista y les costará llevar adelante sus negocios.

El economista Asdrúbal Oliveros cree que las sanciones tendrán efectos sobre el sector privado y petrolero venezolano.

Aunque específicamente no afectan directamente al sector privado, en la práctica “queda de forma aleatoria o a interpretación libre el bloqueo de las operaciones económicas”. En la misma línea de Rodríguez, cree Oliveros que a los ojos de muchas trasnacionales, cualquier empresa privada venezolana puede ser vista como agente del régimen madurista, y se abstendrán de hacer negocios con ellas.

Es decir, elevan la percepción de que hacer negocios con una empresa venezolana es riesgoso. El sistema financiero internacional no puede discriminar si una operación con cualquier empresa venezolana beneficia o no al régimen chavista, y ante la duda la reacción será abstenerse. “Pagan justos por pecadores”.

También, explica Oliveros, “le dará más peso a las actividades ilícitas que han proliferado en los últimos meses en Venezuela”, y aumentará la propensión del régimen de Maduro de “realizar cada vez más transacciones de venta de crudo y metales en efectivo, especialmente en euros, con toda la opacidad que eso implica”.

Acentuará además la caída de las importaciones, y así el FMI estima una caída del 35% del PIB para este año, mientras que Ecoanalítica la ubica en 39,9%.

El economista José Toro Hardy declaró al diario La Voz de América que algo importante de las nuevas sanciones es que bloquean la posibilidad de que las acciones de Citgo (empresa refinadora venezolana en Estados Unidos) puedan ser embargadas por los juicios que están en marcha.

Cree que no afectarán directamente a la población venezolana, y recuerda que la importación de medicinas y alimentos, así como el envío de remesas, están exceptuadas de esta orden ejecutiva.

El economista y diputado José Guerra cree que la intención de Estados Unidos es sobre todo disuadir a empresas rusas, chinas o indias de que realicen cualquier transacción con el gobierno de Maduro, y recordó que India está comprando entre 200 y 300 mil barriles diarios a Venezuela, y que si esas transacciones pasan por Estados Unidos o utilizan la banca estadounidense, van a tener problemas.

“Insignificantes”

Richard Nephew, ex funcionario del Departamento de Estado, dijo que esta nueva decisión de Trump “es más luz que calor”, pues no crea nuevas penalidades a los negocios que se hagan con el régimen de Maduro. Como ya se han impuesto otras sanciones, Nephew duda que queden algunas actividades económicas que todavía puedan ser afectadas con nuevas sanciones.

Una opinión semejante esgrimió Fernando Cutz, ex consejero de seguridad de Obama y Trump, quien afirmó que la orden ejecutiva deja en manos del secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, la designación de las petroleras rusas y chinas que reciben crudo venezolano. Y que Mnuchin, como ya ha demostrado en otras ocasiones, ha sido una voz contraria a las sanciones de la administración Trump que involucran a China y Rusia. Por eso dice que estas nuevas sanciones pueden ser “insignificantes”.

Y ya China demostró recientemente, tomando petróleo de 12 cargueros iraníes, cómo está dispuesta a desafiar las sanciones que Estados Unidos impone a otros países.

La prueba de la efectividad de las sancionas para Cutz es si éstas logran impedir que China y Rusia sigan sacando petróleo del país caribeño. En el terreno de los simbólico sí cree que tienen peso, pues coloca a Venezuela en una lista infame donde solo están países como Cuba, Irán, Corea del Norte o Siria.


Imagen inicial: VK.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

2 + 10 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Venezuela: Cuarto apagón nacional y de nuevo la falacia del ataque electromagnético

Venezuela: Cuarto apagón nacional y de nuevo la falacia del ataque electromagnético

Falso. Ni siquiera hay evidencias fabricadas. De haber ocurrido un «ataque electromagnético», un evento del que no hay un caso documentado en el mundo,  habría sobradas pruebas de devastación y amplias áreas calcinadas de una manera particular. Aún cuando ha habido «pulsos electromagnéticos» que  dañaron instalaciones eléctricas en países como Canadá, lo cierto es que han venido del Sol y no hay evidencia de que alguna vez se hayan usado, adrede, contra algún país.

(Julio 23, 2019 – Javier Brassesco). Desde las 4:40 pm del lunes y hasta las 12:30 am del martes, Venezuela volvió a sufrir un apagón que afectó a los 23 estados del país, el cuarto a nivel nacional en lo que va de año y que afectó al 94% de las telecomunicaciones, mientras internet solo funcionaba en 10% de todo el país.

Todavía varias zonas del occidente del país seguían sin luz en horas de la mañana, igual que zonas cercanas a Caracas como Guarenas y Guatire e incluso sectores de la propia capital como la urbanización La Florida, aunque las autoridades hablaban de una recuperación de 100% en la capital.

El gobierno volvió a esgrimir una de sus explicaciones más manidas para justificar los apagones: un ataque electromagnético. A través de su cuenta de Twitter, Nicolás Maduro hablaba de un “ataque criminal contra la tranquilidad y la paz de la patria”, pero el ministro de información Jorge Rodríguez habló específicamente de un “ataque electromagnético”.

Más allá de esas afirmaciones vagas no se presentó ninguna prueba, ningún detalle de cómo se produjo este supuesto ataque, nada que remotamente pudiera ser calificado como una explicación técnica.

Colapso del sistema

El paulatino deterioro de la infraestructura eléctrica venezolana, que llegó a ser de las mejores del continente, es algo que los expertos y analistas vienen denunciando desde hace muchos años. Los apagones que han tenido lugar este año han sido una tragedia anunciada.

Colapso del sistema eléctrico venezolano: ¿no es sabotaje sino corrupción e incapacidad?

¿Ataque electromagnético?

En cuanto a la razón que en este caso presentó el gobierno, el ataque electromagnético, hay que decir que los mismos existen (EMP son las armas de Pulsos ElectroMagnéticos, por sus siglas en inglés), pero para generar algo semejante se requiere energía nuclear, al punto que el nombre completo de estos artefactos es “armas nucleares de pulsos electromagnéticos”.

Ya hace más de tres meses, Verifikado explicó los daños que ocasionaría un ataque electromagnético real en Venezuela.

El «ataque electromagnético» para justificar colapso eléctrico en Venezuela (La Patilla)

Una bomba nuclear de 1 megatón (relativamente pequeña) tendría que estar al menos a 50 km de distancia. Imposible no detectarla por el inmenso daño que haría a su paso. Además, tendría que estar dirigida a Guri como una especie de rayo, no de onda. Como esta última, destruiría también la infraestructura a su paso.
.
¿Es posible una EMP de baja energía? Teóricamente sí. “La tecnología EMP es potencialmente no letal, pero sigue siendo altamente destructiva. Un ataque con bomba electrónica dejaría los edificios en pie pero podría destruir parcialmente la infraestructura de datos.
.
“Los pulsos electromagnéticos de bajo nivel interrumpirían temporalmente los sistemas electrónicos, los pulsos más intensos corromperían los datos importantes de la computadora y las ráfagas muy potentes freirían completamente los equipos eléctricos y electrónicos.”
.
No obstante, todo tipo conocido de EMP, nuclear o no, sería altamente detectable desde estaciones terrestres y desde los sistemas de monitoreo -sobre todo rusos-, en tierra y satelitales. No hay ni traza de una explicación, descripción o detalle del tipo de ataque, su fuente y su modus operandi. De haber ocurrido abundarían pruebas muy específicas que el régimen madurista no dudaría en presentar. Tales pruebas no existen.

Causas más creíbles

El periodista César Miguel Rondón entrevista a un experto que explica las verdaderas razones del cuarto colapso eléctrico en un año.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

4 + 3 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Está institucionalizada la tortura en Venezuela?

¿Está institucionalizada la tortura en Venezuela?

La tortura en Venezuela es ordenda y ejecutada desde las altas esferas civiles y militares del régimen chavista. Y hay un informe de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU que lo confirma con variedad de detalles. Antes de eso, habían ya suficientes indicios para darlo por cierto.

(Julio 11, 2019). Fernando Núñez-Noda, de VerifiKado para La Patilla.

Muerte del capitán

– Rafael Acosta Arévalo, capitán de navío, fue detenido el 21 de junio por fuerzas de seguridad (Sebin y DGCIM) del régimen de Nicolás Maduro. Se le acusó junto a otros de “formar parte de un grupo subversivo liderado por Juan Guaidó», que había planeado un «golpe de Estado previsto para el 23 y 24 de junio», según el vocero oficial chavista Jorge Rodríguez.

Alonso Medina Roa, miembro del equipo de defensa de los militares acusados, informó que Acosta murió en la madrugada del viernes 28, y que en su última aparición pública ante un tribunal militar estaba en silla de ruedas, con dificultades para hablar, el cuerpo lleno de marcas, las uñas con sangre y los ojos morados de tantas torturas que había recibido.

“El cadáver de Acosta Arévalo está reventado a golpes y tasajeado a nivel de la nalga derecha hacia abajo”, dijo una fuente militar citada por Caraota Digital.

– Una juez militar ordenó que lo trasladasen a un hospital. Fue llevado a uno que está dentro del Fuerte Tiuna (una instalación militar en la capital), donde murió.

¿Quiénes lo perpetraron… ¿están todos?

El 2 de julio fueron detenidos “el suboficial Estiben José Zárate Zoto, de 22 años, y el sargento segundo Ascanio Antonio Tarascio Mejía, de 23 años.” Ambos miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) y pertenecientes a la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM). Zárate Zoto y Tarascio Mejía, este último quien además ostenta el rango de teniente, fueron acusados de «homicidio preterintencional» y permanecerán recluidos en el mismo lugar donde estuvo detenido el capitán fallecido.

Ahora ¿Dos soldados veinteañeros pueden decidir torturar a un oficial de las FANB hasta matarlo? Sin duda que no, sobre todo en una estructura represiva tan controlada como la chavista. ¿Cuál fue la cadena de mando? ¿Quiénes supervisan esas prácticas claramente condenadas por la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes de la ONU de 1984?

El Fiscal General chavista, designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab hizo el trámite de condenar el hecho y anunciar una investigación, pero no mencionó ni condenó la tortura.

Hay que recordar que William Saab prometió una investigación sobre la muerte del concejal Fernando Albán, “un suicidio en Venezuela que se parece mucho a un asesinato oficial”, según publicó en Twitter el Editor Senior de The Economist, Michael Reid. Esa investigación nunca se realizó o publicó.

Es notable que ningún alto funcionario chavista haya desmentido expresamente que haya torturas en Venezuela. Jorge Rodríguez, Ministro de Información del régimen, ha negado incluso que haya un éxodo masivo de venezolanos, pero no el maltrato y eventual asesinato de presos políticos. No obstante, ese silencio y esa promesa de investigar que nunca se cumple son formas de la negación. Una que no necesita palabras.

Foro Penal, reconocida organización de defensa de los Derechos Humanos, recoge en un video de 2015 multitud de testimonios fuertes sobre torturas y otras violaciones de derechos básicos, como prueba de que tales prácticas no son cuestión reciente (video con casos sensibles):

Entonces ¿Está institucionalizada la tortura en Venezuela?

* El 4 de julio la prensa recibió un adelanto del informe de la Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michele Bachelet, demoledor para el régimen chavista. Respecto a la tortura, un artículo de La Tercera señala:

“El ACNUDH pudo documentar información detallada de 135 casos de personas (23 mujeres y 112 hombres) privadas arbitrariamente de la libertad entre 2014 y 2019. De ellas, 23 fueron detenidas en 2018 y 8 en 2019. Es precisamente en este último punto en el que Bachelet lanza durísimos dardos contra Maduro. Al hablar de las torturas, sostiene que “en la mayoría de estos casos, se sometió a las mujeres y los hombres detenidos a una o más formas de tortura o trato o pena cruel, inhumana o degradante, como la aplicación de corriente eléctrica, asfixia con bolsas de plástico, simulacros de ahogamiento, palizas, violencias sexuales, privación de agua y comida, posturas forzadas y exposición a temperaturas extremas”. “Las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia, especialmente el SEBIN y la DGCIM, recurrieron de manera habitual a esas medidas para extraer información y confesiones, intimidar y sancionar a las personas detenidas”, agrega.

* Vale comenzar por recordar que la tortura es un delito de “lesa humanidad” según el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional. Y en Venezuela abundan los casos y se han multiplicado exponencialmente en la gestión de Nicolás Maduro.

* La abogada venezolana disidente Tamara Suju, directora ejecutiva del Instituto CASLA de Praga, ante la Organización de Estados Americanos (OEA), declaró el pasado 20 de marzo que la tortura «se ha incrementado» en Venezuela, donde el primer trimestre de este año ha sido «el más duro y cruel.” Solo en enero y febrero de 2019, Suju «ha documentado en dos meses 40 nuevos casos de tortura, dentro de los cuales se incluyen menores de edad de ambos sexos, civiles y militares». Para finales de noviembre de 2018, Suju ya había denunciado “106 casos de tortura” documentados.

«La tortura no ha cesado, al contrario, se ha incrementado por el desespero de Maduro de que siente que pierde el control», aseguró Suju en una rueda de prensa junto al secretario de la OEA, Luis Almagro, y en la que participó de forma remota un exfuncionario de la Inteligencia militar venezolana.

* Por ejemplo, el caso del diputado Juan Requesens quien fue sacado de su casa el 7 de agosto de 2018 y “le allanaron la inmunidad parlamentaria de forma expedita, sin ninguna fórmula procesal” y “sin órdenes judiciales ni explicación sobre los motivos de la detención”. Dice un artículo de El País: “Según testimonios de funcionarios del Sebin (la policía política del régimen), en desacuerdo con el ilegal procedimiento, contaron que el joven parlamentario fue golpeado y drogado hasta el punto de perder control sobre sus esfínteres.”

* Le dio la vuelta al mundo el video de Requesens visiblemente dopado y manchado con sus propias eses. (Se sugiere discreción).

* La alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU Michelle Bachelet, señalado en artículo de El País el 21 de marzo de 2019,  “denunció torturas, asesinatos y una aguda crisis social en Venezuela.”

* En el mismo artículo se cuenta que “casi en paralelo a la conferencia de Bachelet, en Washington se presentó un estremecedor vídeo sobre un centro de tortura de la policía [política del régimen de Maduro].”  El video fue publicado por La Patilla el mismo día en que fue presentado ante la CIDH:

La estructura de torturas en Venezuela

Ya en 2017 la tortura en Venezuela era denunciada como sistemática, institucional y ordenada desde el tope de la cadena de mando. Este video de Human Rights Watch menciona casos específicos:

La periodista Sebastiana Barraez explica cómo funciona el aparato represor que tortura a prisioneros políticos:

“En la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) se fue imponiendo desde hace tiempo, pero con mayor énfasis durante 2018 y lo que va del 2019, una estructura de poder para liquidar, por vía física pero sobre todo psicológica, a quienes caen detenidos por sospechas de conspiración. No son cubanos, son militares y policías venezolanos quienes lo hacen.

“El Jefe de la DGCIM es el mayor general (Ej) Iván Hernández Dala, que ha tenido una acelerada carrera de ascenso en la Fuerza Armada como hombre de confianza de Nicolás Maduro, no sólo como jefe de Contrainteligencia Militar sino de la Guardia de Honor Presidencial.

“La juez a través de subterfugios hace que los imputados sean asistidos por defensores públicos militares que, por supuesto, nunca los defienden, porque obedecen a sus jefes superiores.

“El otro elemento a considerar es un grupo de médicos forenses del Hospital de El Llanito, quienes se limitan a firmar las certificaciones sobre la situación de salud de los detenidos. Ellos omiten las marcas, moretones, golpes, heridas y cicatrices recientes de los militares presos.”

Lea el resto del artículo en Infobae

Es decir, una metodología específica para aplicar torturas y encubrirlas.

Las formas de la barbarie

El internacionalista y tuitero Daniel Lara Farías menciona en un artículo algunos métodos de castigo para someter a prisioneros y obligarlos, con dolor, a confesar o doblegar su voluntad. Entre ellos:

* Negar tratamiento médico a quienes lo requieren.

* Golpear al prisionero en “la boca, los ojos, la cara, las orejas, la cabeza.”

* Hacer que el torturado defeque y, con el excremento, untárselo en la cara y otras partes del cuerpo.

* Para las mujeres, hacerle el “helicóptero”, que una víctima describe así: “Te toman del cabello, te hacen girar y te lanzan contra las paredes”.

* Asfixiar con bolsas plásticas a las que se les rocía insecticida.

* Recibir castigo psicológico e incluso “ideológico”: escuchar música cantada por Chávez, el himno nacional en versión Chávez, el himno «Patria» cantado por Chávez.

Todo tipo de maltrato físico y psicológico. Violaciones de Derechos Humanos en todos los planos. Y un régimen con un infraestructura para torturar y encubrir estos crímenes de lesa humanidad.

Conclusiones y perspectivas

El régimen chavista tiene una poderosa estructura de desinformación. No obstante, respecto a la tortura como forma de sometimiento y castigo, hay demasiadas evidencias, de modo que ha optado por el silencio, por la invisibilización de la terrible práctica.

Ya Michele Bachelet adelantó su informe. No hay duda de que el régimen practica la tortura como forma de disuasión, castigo y disminución física y psicológica de sus opositores. Este reporte oficializa esa convicción y muchas otras graves violaciones de DD. HH.

En cualquier escenario, de todas las violaciones de derechos en Venezuela la tortura, ejecutada detrás de gruesas paredes y dentro de la oscuridad procesal, paradójicamente ha sido una de las más visibles.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

9 + 12 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿El informe de la ONU sobre Venezuela fue rechazado por “países del mundo”?

¿El informe de la ONU sobre Venezuela fue rechazado por “países del mundo”?

No, pero el chavismo ha querido que se vea así, al menos para su público. El Informe de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos es muy fuerte al criticar la situación de derechos políticos, de salud, de administración de justicia, de libertad de información y otros. La maquinaria oficialista ha hecho todo lo posible por desacreditarlo o de minimizar su impacto.

(Julio 8, 2019 – Javier Brassesco). En una noticia del canal VTV (Venezolana de Televisión, canal estatal) se puede leer que “Países del mundo rechazan informe de ACNUDH sobre Venezuela”.

La semana pasada y durante la celebración de la 41 sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, la Alto Comisionado para los Derechos Humanos Michelle Bachelet presentó un informe sobre la situación en Venezuela, y el mismo fue muy criticado por el propio régimen de Maduro, quien le hizo setenta objeciones a su contenido.

Pero es una clara manipulación decir que “países del mundo lo han rechazado”. En realidad el informe, que es un golpe político al régimen de Maduro, ha sido criticado por nueve países, todos aliados y casi todos dictaduras: Rusia, China, Turquía, Bielorrusia, Myanmar, Irán Cuba, Nicaragua y Bolivia.

De éstos, solo Bolivia podría ser considerado, y estirando algo la cuerda, un régimen democrático. Por otro lado, el informe ha sido respaldado por casi todas las democracias occidentales, incluyendo la más antigua como el Reino Unido.

¿Es tan contundente el informe?

Muchos han hablado del informe como una puñalada que deja desnudo al régimen de Maduro. ¿Es así de contundente?

El informe presenta 83 puntos, y el penúltimo está dividido en diez exhortaciones para que el régimen tome medidas y atienda los problemas que se describen anteriormente.

Fue realizado en una visita que en junio realizaron varios integrantes de esta comisión con la anuencia del propio gobierno. Se reunieron con el propio Nicolás Maduro, el vicepresidente, el canciller y altos cargos de 17 ministerios. También con otros funcionarios del madurismo como el fiscal general, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente y el Defensor del Pueblo. También con el presidente de la Asamblea Nacional y varios diputados opositores.

Tuvieron 558 entrevistas y 159 reuniones con víctimas y testigos, además de abogados, comunicadores  sociales, profesionales de la salud, ex militares y oficiales de seguridad.

En realidad el informe es fortísimo y presenta una dura (y a nuestro juicio certera) imagen de lo que es Venezuela hoy en día. Entre muchas otras cosas se dice que:

-El salario mínimo ni siquiera puede ser considerado de subsistencia: para abril de 2019 era el 4,7% de la canasta básica de alimentos.

-Existen violaciones al derecho a la alimentación y políticas que han provocado la caída de la producción y distribución de alimentos.

-Venezuela padece una carencia entre el 60 y el 100 de fármacos esenciales en cuatro ciudades principales del país que fueron visitadas, incluyendo Caracas. Enfermedades que ya estaban controladas como la difteria y el sarampión han reaparecido. Falta grave de anticonceptivos, con ciudades con carencias de hasta el 100%, lo que ha disparado la tasa de embarazos adolescentes en 65% desde el año 2015 y 20% de fallecimientos maternos por abortos mal realizados. En la Encuesta Nacional de Hospitales entre noviembre 2018 y febrero de 2019 murieron 1557 personas por falta de insumos.

-Las violaciones al derecho a la salud son responsabilidad del gobierno por no cumplir  con sus obligaciones fundamentales.

-El sistema de distribución de alimentos conocido como CLAP es utilizado de manera política para asegurarse el control de la población más necesitada. Discriminación por motivos políticos y el control social mediante carnets.

-La economía venezolana, especialmente su industria petrolera y el sistema de producción de alimentos, ya estaban en crisis antes de que se impusiera la primera sanción sobre el régimen de Maduro.

-El gobierno intenta imponer una hegemonía comunicacional y restringe los medios independientes, clausura medios y cierra emisoras y canales de televisión. Aumentan las detenciones de periodistas locales y a los extranjeros los expulsan. En la web están bloqueados también muchos medios independients.

-Represión selectiva por motivos políticos.

-Un estado de excepción que se ha renovado cada 60 días desde el 13 de mayo de 2016 y que le otorga a Maduro unas facultades “vagas y discrecionales”.

-Aumento tangible de la militarización a partir de la activación del plan Zamora en 2017.

-Los órganos de seguridad son responsables de numerosas ejecuciones extrajudiciales y detenciones arbitrarias, además de maltratos y torturas. Órganos como la fiscalía o la Defensoría del Pueblo no realizan investigaciones imparciales y fomentan la impunidad.

-Se criminaliza a la oposición y a cualquier persona crítica con el gobierno.

-Dirigentes sindicales que exigen mejoras salariales y contractuales también son perseguidos.

-Para junio de 2019 se había levantado la inmunidad parlamentaria a 22 diputados opositores, y los ataques selectivos a familiares de opositores son parte de la “represión selectiva”.

-Uso excesivo de la fuerza en muchas manifestaciones pacíficas. Muchos manifestantes han sido detenidos arbitrariamente y torturado, y sus residencias allanadas de forma ilegal.

-Según la ONG Foro Penal Venezolano, más de 15 mil personas han sido detenidas por motivos políticos entre mayo de 2014 y mayo de 2019. Al 31 de mayo de 2019, 793 personas seguían detenidas arbitrariamente, y 8.598 habían sido liberadas con condiciones y afrontaban todavía actuaciones penales. Muchas han dejado el país por temor a ser detenidas de nuevo. El ACNUDH documentó detalladamente 135 de estos casos, y encontró reiteradas violaciones a la garantía de un juicio justo, y en la mayoría de estos casos se practicó tortura sobre los detenidos o tratos degradantes. También están documentados casos de violencia sexual y de género contra mujeres y niñas durante su detención.

-Las condiciones de detención no cumplen con las reglas internacionles mínimas sobre trato a reclusos. El centro de detención del Sebin, el Helicoide no cumple con los más mínimos requisitos.

-Tras entrevistar a los familiares de 20 personas muertas por la FAES, la ACNUDH alerta que estamos en presencia de todo un modus operandi para las ejecuciones extrajudiciales que terminan con un disparo en el tórax. Además los miembros del FAES suelen llevar a los cuerpos sin vida a los hospitales, presumiblemente para manipular los cuerpos y la escena del crimen. El gobierno suele describir estas muertes como causa de “resistencia a la autoridad”, y en 2018 nada menos que 5.287 muertes fueron enmarcadas en esta categoría. Además la ACNUDH documentó el caso de seis personas asesinadas por el FAES por participar en protestas antigubernamentales durante 2019.

-La población indígena (que representa el 2,5% de la población) ha visto vulnerados sus derechos económicos y sociales y han perdido el control de sus tierras por la minería y la extracción de minerales. También son víctimas de represión selectiva por oponerse al régimen.

-El éxodo supera los cuatro millones para junio de 2019 causado sobre todo por violaciones a los derechos a la salud y la alimentación.

-Obstáculos para o legalizar la documentación, lo cual vulnera el derecho de los venezolanos a salir de su país e incluso a tener una identidad.

-Por último, en sus conclusiones se dice que “Existen motivos razonables para creer que se han cometido graves violaciones a los derechos políticos y sociales”. Y que el gobierno ha cometido “numerosas violaciones a los derechos humanos”.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

8 + 1 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Un desliz de Bolton?

¿Un desliz de Bolton?

Una declaración que ha quedado como un gaffe que no refleja las magnitudes del intercambio ruso-chavista.

(Junio 27, 2019 – Javier Brassesco). En un solitario tuit del pasado 16 de junio John Bolton, asesor de seguridad de Donald Trump, afirmó que en mayo Nicolás Maduro le había pagado a Rusia 209 millones de dólares por un contrato de defensa “para comprar su apoyo”.

El asunto no volvió a ser mencionado, ni por Bolton ni por ningún otro funcionario, y al mismo tiempo Rusia lo desmintió a través de su embajador en Venezuela, Vladimir Zaemski, quien dijo que esa información era ficticia.

Un miembro del Consejo de la Federación (una especie de Senado en Rusia), Frants Klintsévich, resaltó que la cantidad expresada por Bolton equivale al 0,075% del presupuesto federal ruso. “Eso lo único que causa es risa”.

Nuestra validación

El pasado abril, Rusia anunció que un pago de intereses de deuda programado para ese mes por parte del régimen de Maduro podría realizarse en mayo sin consecuencias financieras. La cantidad de la que se habló entonces era de alrededor de cien millones de dólares. La deuda total de Venezuela con Rusia, según cifras oficiales, es de 3 mil millones de dólares.

Quizá ese es el pago al que se refiere Bolton, pero es difícil saberlo porque, como ya dijimos, el asesor de seguridad jamás volvió a mencionar ese tema aparte de ese escueto tuit.

Lo que sí parece una ligereza es afirmar que dicha cantidad es “para comprar el apoyo de Rusia”. Como afirma el economista y analista político Juan Carlos Zapata:

“(…) La verdad, quién es capaz de imaginar que la potencia Rusia pueda ser comprada por 209 millones de dólares. Bolton pierde la perspectiva y se desboca. Los intereses de Rosneft en Venezuela, y los nuevos contratos que se supone van a ser firmados para la explotación de gas, superan la magra cifra con la que Bolton señala que Maduro compra la voluntad de Rusia.

Lo peor es que Bolton sabe que a Rusia no la compran con 200 millones de dólares. Porque la estrategia de Vladímir Putin de apoyo a Nicolás Maduro es más compleja que un contrato de defensa tan escuálido (…)”.

 


Imagen inicial: WikiCommons.

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

1 + 1 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.