fbpx
“Navegamos en mares de los fake news” (Entrevista)

“Navegamos en mares de los fake news” (Entrevista)

MENÚ: INICIO — POSTS — CONTACTO

(Abril 23, 2018). La revista en línea Actualy.es, con sede en España, entrevistó a nuestro Director Fernando Nunez-Noda sobre Verifikado, de la mano del periodista Omar Pineda. Los invitamos a hacer un recorrido por las premisas y visión de este proyecto periodístico

OMAR PINEDA

Para el periodista y escritor Fernando Núñez-Noda la redefinición y supervivencia del periodismo pasan por hacerle frente al fenómeno de la posverdad que, más que una tendencia, constituye “un arma en las guerras políticas”, capaz de generar disputas entre países. A fin de impedir que este vicio se cuele en el oficio, el analista de la información y exprofesor en la Escuela de Comunicación Social de UCAB, acaba de crear el portal www.verifiKado.com 

La mañana del 15 de enero de este año los venezolanos se vieron sorprendidos por una transmisión en vivo por twitter: el inspector del Cicpc, Oscar Pérez, alertaba que efectivos de la Policía Nacional Bolivariana y de la Guardia Nacional, junto a civiles armados de los colectivos del 23 de Enero, habían descubierto su escondite en el km 16 de El Junquito y los tenían rodeados. Desesperado Pérez denunciaba que pese a transmitir su deseo de rendirse, les disparaban a mansalva a la casa donde él y su equipo permanecían. Este hecho sin embargo generó confusión en las redes. Hubo quienes calificaron la transmisión como una fake news, mientras otros le daban total crédito y abogaban por salvar las vidas de Oscar Pérez y sus compañeros, quienes luego se sabría que fueron asesinados a mansalva.

Este suceso puso en los focos la importancia de valorar una información, fenómeno que hoy cobra fuerza por la cantidad de noticias falsas que circulan a diario en redes sociales y que son divulgadas sin verificación. Es un hecho real: el fenómeno de las noticias falsas se ha instalado en el periodismo provocando un gran daño al oficio. Es por ello que, desde Florida, EEUU, donde reside un periodista venezolano y exprofesor de Comunicación Social de la UCAB se ha visto obligado a crear un portal que sirva de herramienta a los periodistas y lectores para verificar cuándo una información no pasa de ser un bulo.

—¿Qué inspiró la creación de VerifiKado?
—En la llegada del siglo XXI coincidieron dos eventos claves para esta historia: el resurgimiento de la Guerra Fría Este-Oeste y la masificación de internet en el mundo. Se reavivó una lucha ideológica creída caduca. Muchas democracias dieron un paso atrás frente al autoritarismo y el populismo, sobre todo de izquierda. Por su parte, Internet cambió el mundo informacional en todas las áreas y niveles. En la comunicación masiva permitió lo impensable para millones de personas: ser audiencias, interlocutores, emisores o conversadores, todo a la vez, global y local. Pero a la vez produjo un caos informacional; es decir, millones de personas produciendo o compartiendo información, en todas direcciones y grados de calidad. El periodismo ha recibido una carga difícil de manejar: millones de emisores que actúan como periodistas. Entre BBC y un blog amateur hay literalmente decenas de miles de medios, mensajes, comunidades, foros, blogs, vblogs, portales. Todas las combinaciones de emisor y receptor se cruzan, hay literalmente demasiado. Por eso el periodismo, la curaduría del periodismo, lejos de decrecer, tiene la oportunidad gloriosa de salvaguardar lo veraz y enseñar cómo reconocer y actuar en consecuencia con noticias falsas y todas sus variantes.

—¿Se trata de un ajuste de cuentas con reporteros tendenciosos o es un club de periodistas para debatir sobre los alcances de las falsas noticias, bulos o fake news?
—Algo de ambos habrá. Pero nuestra premisa es sencilla: verificamos y validamos información noticiosa que circula por internet, especialmente por redes sociales. Usamos un algoritmo que relaciona la noticia circulante con todos los elementos verificados o verificables que consigamos en nuestras pesquisas, eso nos da un grado de certeza medido del 1 al 100. Por ejemplo, de 1 a 35% se considera una información falsa. De 36 a 74% se mantiene indeterminada hasta encontrar más insumos. Y de 75 a 100% se declara cierta. Nuestro ámbito, por los momentos, es el mundo de habla hispana en EEUU. (nuestra sede), de Hispanoamérica y España, así como cualquier grupo o individuo hispanohablante del mundo. En un año o menos, abriremos nuestra sección en inglés. No producimos noticias, ni reportajes y mucho menos opinión. Solo verificamos información pública que circula intensivamente por las redes hispanas y las cuantificamos, para poder luego hacerles seguimiento. Reducimos la opinión al mínimo, aunque a veces es necesario especular sobre posibles causas y efectos. Tampoco pretendemos publicar rankings de periodistas, voceros o medios. Los tendremos, pero como insumo privado. Sin mencionar a los “reporteros tendenciosos” es posible que citemos los trabajos o piezas que analizamos y refutamos. Pero en general vamos directo a la información y no a sus factores periféricos. No queremos ser vistos como unos calificadores del trabajo de otros.

—¿Son hoy las redes sociales el germen donde nacen y circulan los bulos periodísticos?
—Sin duda. Más de 3 mil millones de personas usan al menos una red social. Internet y los dispositivos móviles lo permiten. Son el escenario de la opinión pública y cubren todas las variedades: publicaciones, disertaciones, conversaciones, broadcast, medios… you name it! Hacia internet se ha movido la industria completa de las comunicaciones, o al menos todos los actores tienen un pie allí. Millones ahora pueden ser, además de lectores o espectadores: editores, escritores, fotógrafos, videógrafos, periodistas o seudoperiodistas, infociudadanos, community managers… la lista es larga. Lo que observamos detrás del mundo interconectado y el ciudadano empoderado es un gran caos donde se mezclan y confunden lo profesional y lo aficionado; lo verdadero y lo falso.

A veces lo falso ocurre por error del emisor o del receptor, ya eso suma mucho al caos. Pongo un ejemplo: un líder político con buena intención muestra la foto de una violación de DD.HH. en su país hace un mes. Resulta que la foto es de otro continente hace tres años. Otro ejemplo: una revista satírica hace una extraordinaria imitación de la primera plana de un diario, la gente la comparte como auténtica… no hay mala intención pero sí caos, porque lo falso es esencialmente caos en el sistema informacional público. Pero ocurre que en ocasiones lo falso se fabrica, a propósito, con una agenda. La guerra por la hegemonía internacional (EEUU., Europa, Rusia, China, el G8, los No Alienados) y las batallas políticas regionales o locales han tomado internet como terreno de batalla para lograr hegemonía o eficiencia en la “guerra ideológica”.

En este contexto y sobre todo por el uso de laboratorios de guerra informativa y psicológica, la información noticiosa falsa es un arma ofensiva clave. La información falsa tiene muchas ventajas: es fácil de producir, todo lo que no tiene lo inventa; anticipa qué efectos quiere lograr; se adapta a cualquier formato; apela a las emociones que mueven a los receptores, es decir, no son neutrales sino vienen con una intención empaquetada. Suele ser sorprendente, digna de compartir. No hay campaña de guerra sucia que no incluya noticias falsas para que las crea su rival. Lo del Papa apoyando a Trump, cuyo origen se trazó hacia Rusia, fue un empujón clave para éste y una piedra más en el camino de Hillary Clinton. Por cierto, a la candidata demócrata la bombardearon con campañas de #fakenews pero también de “medias verdades”. Por ejemplo, una reunión que sí ocurrió donde afirmaban que la Clinton había dicho algo que no dijo. Mientras la candidata se agotaba combatiendo estos fuegos, ya media audiencia estaba convencida que algo raro había ocurrido. Y es que la información falsa es componente esencial de la llamada “post-verdad”. En nuestro Pequeño Diccionario de Noticias Falsas en VerifiKado decimos: “POST-VERDAD. Wikipedia la define como “(también llamada política “post-factual” o “política post-realidad”) es una cultura política en la que el debate se enmarca [en las] emociones (…) y en [el rechazo a] las refutaciones fácticas. La post-verdad [relega] la verdad a una preocupación de importancia secundaria en relación con la apelación a la emoción.” Típico de regímenes, movimientos o líderes autoritarios es un conjunto de contenidos, valores e interpretaciones que no se validan por la ciencia o los hechos forenses, sino por la autoridad de quien las emite”. En la post-verdad las noticias falsas, bulos y demás tienen, por así decirlo, la complicidad de las audiencias. Diversos estudios de públicos revelan que buena parte de quienes creen una historia falsa lo hacen a sabiendas de que es total o parcialmente falsa. Por ejemplo, muchas personas que creyeron que el Papa había apoyado a Trump, negaron la veracidad del desmentido papal y otros simplemente siguieron afirmándolo así no lo creyeran. La noticia falsa es un arma en las guerras políticas. En Venezuela la situación es aún más patente. El régimen venezolano tiene una política informativa en la cual la noticia falsa es componente rutinario sobre gestiones, “logros”, explicación de hechos y reporte de las acciones de los rivales. Los laboratorios de factura cubana con la tradición de la KGB y la Stasi, tienen en el G2 una fábrica permanente de bulos, rumores, matrices de opinión y campañas completas de información manipulada, tendenciosa o simplemente falsa. La amenaza contra la democracia y la libertad está más que clara. En Venezuela no hay libertad de expresión excepto en internet y por eso que quieren llenarlo de información tendenciosa o falsa. Y a eso se suman muchas agendas, por ejemplo, medios ajenos a la lucha ideológica que simplemente quieren ganar dinero monetizando el amarillismo, la caza de clics y los hoaxes. Es increíble el sensacionalismo que este afán de clics produce.

Lo demás es caos: personas que comparten parodias o noticias parodiadas como reales; administradores de grupos cuyo criterio para compartir piezas de internet es que existan; gente empoderada al ser seguida y compartida, solo eso… Ahí va la idea. De modo que hay peligros reales que nos llevaron a crear VerifiKado: la perversión de la libertad de expresión, las pésimas decisiones que se toman a partir de información falsa, el triunfo de agendas antidemocráticas, la mercantilización de la falsedad y la pérdida de respeto y credibilidad del periodismo. Prácticamente no hay defensas de la ciudadanía contra este bombardeo. Allí tiene un rol clave e histórico el buen periodismo. Nosotros queremos estar en esa vanguardia. VerifiKado lucha por mantener lo veraz como un importante pilar de la libertad y de la prosperidad.

—¿Qué diferencia una fake news de los tubazos a veces sin comprobar que excitaba al viejo periodismo?
—El “tubazo”, preciso o impreciso, es honesto en su conexión con hechos y no fabricaciones. De alguna manera, quiere ser veraz. En cambio la noticia falsa es casi siempre un engaño, una agenda de hacer creer. El bulo, el hoax, constituye un tercio de las noticias que analizamos. Otro tercio de los #fakenews tiene anomalías de datos o de presentación aunque sin intención de ser falsas. Y el tercio restante contiene noticias ciertas que no se creen. En esos mares navegamos.

—Describa cinco elementos que permitan advertir la presencia de una falsa noticia?
—Rescato 5 elementos comunes: a. Al buscarla en Google no aparece. Viene por redes y grupos (Whatsapp, newsgroups, cadenas) pero no por las autopistas periodísticas de las agencias y los medios profesionales. b. Cuando aparece en Google días después, suele estar publicada en medios desconocidos, desde blogs con decenas de usuarios hasta “portales” con miles. Una revisión aleatoria de esos blogs nos muestra: a) Uniformidad en el contenido y b) Una matriz de opinión implícita. c. Como lo dicho es falso se puede hacer más espectacular, de modo que siempre tiene un toque de sensacionalismo. d. Lo que afirma no se corresponde con hechos conocidos o no es corroborado por fuentes confiables. Pero lo disfraza bien con información cierta de relleno. e. El contenido suele no coincidir con los títulos y sumarios. En grande la promesa. En pequeño la agenda. f. Hay falsificación de “media”: fotos retocadas, mal atribuidas, intervenidas, videos falseados, etc. Si uno pone atención encontrará disonancias.

Lea el resto de la entrevista en Actualy.es


Omar Pineda es periodista venezolano.
Escribe desde Barcelona.
En Twitter: @Omapin

 

¿Tiene información sobre esta noticia?

8 + 5 =

(Puede ser confidencial)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Preguntas claves sobre Siria (y sus respuestas) #Confirmadas

Preguntas claves sobre Siria (y sus respuestas) #Confirmadas

MENÚ: INICIO — POSTS — CONTACTO

(Abril 14, 2018). Como suele ocurrir en conflictos bélicos con acceso restringido a la prensa y vocería de cada lado de la contienda, lo veraz se mantiene elusivo. Aquí dejamos algunas preguntas que surgen al día siguiente del ataque de la coalición aliada a (según afirman) las instalaciones de armas químicas del régimen de Bashar al-Assad.

• El ataque de los aliados fue exitoso

Depende a quien se le pregunte y del prospecto que se pueda obtener.

El Pentágono respalda la afirmación del presidente Donald Trump de que los ataques con misiles contra Siria fueron “Misión cumplida”.

Trump usó la inquietante frase política “Misión cumplida” en un tuit el sábado por la mañana para elogiar el “ataque perfectamente ejecutado” contra Siria. En 2003, el presidente George W. Bush habló bajo una pancarta con la frase “Misión cumplida” cuando declaró que las principales operaciones de combate en Irak habían terminado, pero la guerra se prolongó durante años.

Según Siria el ataque de EE.UU. fue un fracaso, ya que 13 misiles fueron destruidos por el sistema antiaéreo ruso.

• Los EE.UU. está en Siria para salir de Bashar al-Assad

No es lo que dice EE.UU. Un análisis de The Atlantic señala que:

EE.UU. está en Siria principalmente debido a ISIS. En un evento reciente en Washington, el enviado de EE.UU. Brett McGurk dijo lo siguiente: “Estamos en Siria para luchar contra los ISIS. Esa es nuestra misión y nuestra misión no ha terminado, y vamos a completarla”.

Más recientemente, el Secretario de Defensa James Mattis le dijo al Congreso que EE.UU. no estaba allí para tomar partido en la guerra civil en general.

Pero también persigue otros intereses allí, incluida la influencia de Irán, y también castiga el uso de armas químicas. ‘Estados Unidos ha … perseguido [sus intereses] con diferente importancia con diferentes énfasis, en diferentes momentos’, dijo Phillips. “Y ésa es una de las razones por las cuales la política de EE. UU. no ha tenido éxito en gran medida”.

• Los rusos están difundiendo noticias falsas sobre Siria

Cierto. “El Pentágono dice que ya comenzó una “campaña de desinformación” sobre los ataques aéreos liderados por Estados Unidos en Siria. La portavoz del jefe del Pentágono, Dana White, dijo hoy que “ha habido un aumento del 2.000% en los trols rusos en las últimas 24 horas”.

• Trump no puede ordenar un ataque militar sin autorización del Congreso

Cierto pero con excepciones, que parecen haberse cumplido en este caso. Carlos Chirino, Editor Político de Univison explica:

La mañana del viernes 13 de abril, un centenar de congresistas de ambos partidos mandó una carta a Donald Trump pidiéndole que no emprendiera una acción militar contra Siria sin primero obtener la necesaria autorización del Congreso. El presidente la recibió, la leyó y menos de 12 horas después hizo exactamente lo contrario: lanzó un ataque con misiles contra objetivos sirios.

(…) Al hacer desde la Casa Blanca el anuncio de la acción militar contra Damasco, el presidente Donald Trump aseguró que la seguridad nacional estadounidense estaba amenazada. Washington considera que es su vital interés de seguridad nacional que EEUU evite la propagación de armas químicas, además de la necesidad de controlar la expansión del grupo extremista islámico ISIS (algo que de acuerdo con el presidente luce como una misión cumplida).

(…) El debate se centra (…) sobre la capacidad del presidente de actuar sin la aprobación del Congreso. (…) En este caso el presidente Trump apeló nuevamente a las facultades que la Constitución concede al presidente como comandante en jefe en el artículo 2, como dijo en una rueda de prensa la noche del viernes el secretario de Defensa James Matis.

(…)  La administración Trump podría justificar este nuevo uso de la fuerza limitado en virtud del derecho internacional basándose en los hechos concretos en Siria y apelando que se habían agotado otras vías.

El secretario Matis hizo referencia al primer ataque de abril de 2017 asegurando que el gobierno sirio “no entendió el mensaje” aunque no explicó por qué esta vez Bashaar al Asada si captaría lo que se le quiere decir.

El uso de esta figura es siempre polémico. Los expertos en leyes partidarios del poder presidencial argumentan que el artículo 2 confiere un poder constitucional sustancial para involucrar a las fuerzas militares en hostilidades, aunque otros sostienen que la Constitución no define con precisión el alcance de esos poderes.

Lo cierto es que el Congreso tiene el poder de decidir si ordenar una acción militar en la mayoría de los casos, la excepción: si hay una situación de emergencia en la que Estados Unidos sufre un repentino ataque y no hay tiempo para que el presidente solicite al Congreso autorización para actuar. Un aspecto que según algunos congresistas, incluido el republicano Rand Paul, no se ha dado en este caso.

LOS ACTORES DE LA GUERRA EN SIRIA (INGLÉS)

¿Tiene información sobre esta noticia?

1 + 12 =

(Puede ser confidencial)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Fueron las “fake news” factor clave en el triunfo de Donald Trump?

¿Fueron las “fake news” factor clave en el triunfo de Donald Trump?

MENÚ: INICIO — POSTS — CONTACTO

Indeterminado. Hay indicios muy sólidos de que la ola de noticias falsas, de todas las fuentes y tipos, influyó en la decisión de voto de muchos lectores. •No obstante, la influencia medida ocurre en un porcentaje minoritario que parece haber tenido ya una preferencia clara (Trump) y decide, de una forma u otra, creer lo falso. No hay evidencia hasta el momento de que las noticias falsas hayan influido en una mayoría determinante. Algunos científicos sociales creen que sí pero falta evidencia más concluyente.

(Abril 12, 2018). No hay respuesta concluyente hasta ahora, a pesar de que se han conducido varios estudios. Se sabe que tuvieron impacto, pero no se ha medido su alcance y su repercusión real. A continuación algunos hallazgos hasta ahora, sobre todo de un reporte de NPR:

 Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, se refirió al asunto al testitifcar ayer ante un Comité Senatorial, y se refirió a los recursos informáticos que se usaron en la campaña presidencial de 2016 para generar noticias falsas y otros elementos que distorsionaron el panorama noticioso:

“[Está] claro ahora que no hicimos lo suficiente para evitar que estas herramientas se usen también para causar daños. Eso se aplica a noticias falsas, interferencia extranjera en elecciones y discursos de odio (…). Fue mi error, y lo siento. Empecé Facebook, lo administro, y soy responsable de lo que sucede aquí “.

 Una investigación Redes sociales y noticias falsas en la elección de 2016 de la Universidad de Stanford en California señala:

Después de las elecciones de 2016, una preocupación específica ha sido el efecto de las “noticias falsas”, como se ha denominado, circulado en las redes sociales. La evidencia muestra que:

1) 62% de los adultos estadounidenses recibe noticias en las redes sociales.

2) Las noticias falsas populares fueron más ampliamente compartidas en Facebook que las noticias ciertas populares.

3) Muchas personas que ven noticias falsas informan que las creen; y

4) Las noticias falsas más discutidas tienden a favorecer a Donald Trump sobre Hillary Clinton.

Juntando estos hechos, varios comentaristas han sugerido que Donald Trump no habría sido elegido presidente si no fuera por la influencia de las noticias falsas.

 Seguimos con NPR:

Y otro estudio sugiere que Facebook fue un conducto importante para esta noticia. Cuantas más personas usaban Facebook, más noticias falsas consumían, [como se ha descubierto en otras investigaciones].

Más de una cuarta parte de los adultos en edad de votar visitaron al menos un sitio web de noticias falsas apoyando a Clinton o Trump en las últimas semanas de la campaña de 2016, según las estimaciones de Guess y sus coautores. Esa información fue extraída de una muestra de más de 2.500 datos de tráfico web de los estadounidenses recopilados (con consentimiento) de octubre a noviembre de 2016.

 Sigue con que:

Según un estudio de Princeton’s Guess y sus coautores, se estima que solo el 10% de los estadounidenses representa casi el 60% de las visitas a sitios de noticias falsos. No solo eso, sino que ese 10% es el 10% de las personas con las “dietas de información más conservadoras”.

Eso sugiere que, al menos en lo que respecta a la lectura de artículos de fake news, las noticias falsas pueden haber servido en gran medida para influir en los votantes ya decididos. Se podría suponer razonablemente que una de cada diez conservadores, que leen las noticias falsas, probablemente nunca votarían por Clinton.

Luego:

Tal vez un cuarto de los estadounidenses vieron una historia falsa… ¿pero se mantuvo? Un estudio de principios de 2017 arrojó dudas sobre esto. En él, investigadores de NYU y Stanford presentaron a la gente una serie de titulares de noticias falsas, así como una serie de titulares de noticias falsos falsos (es decir, titulares que los investigadores inventaron).

(…)  Ese resultado podría significar que una gran parte de los estadounidenses está tan determinado en sus creencias que se convencen fácilmente de las falsedades, como escribió Neil Irwin, del New York Times: “Esa es una fuerte indicación de lo que está pasando con los consumidores de noticias falsas. Puede ser menos que la información falsa de fuentes de noticias dudosas esté dando forma a su visión del mundo. Más bien, algunas personas (aproximadamente el 8% de la población adulta, si tomamos los datos de la encuesta al pie de la letra) están dispuestas a creer cualquier cosa que suene plausible y se ajuste a sus ideas preconcebidas sobre los héroes y villanos en la política “.

El resto del artículo NPR.

Conclusiones

  • Hay indicios muy sólidos de que la ola de noticias falsas, de todas las fuentes y tipos, influyó en la decisión de voto de muchos lectores.
  • No obstante, la influencia medida ocurre en un porcentaje minoritario que parece haber tenido ya una preferencia clara (Trump) y decide, de una forma u otra, creer lo falso.
  • No hay evidencia hasta el momento de que las noticias falsas hayan influido en una mayoría determinante. Algunos científicos sociales creen que sí.
  • Será cuestión de esperar a el o los estudios definitivos al respecto.
  • Las investigaciones del Fiscal  Robert Mueller, sobre la injerencia rusa en las elecciones del 2016, pueden arrojar luces al respecto. Siguen en marcha y quizá traigan sorpresas.
  • Por los momentos, las evidencias no dicen o desdicen la injerencia determinante de las fake news en las elecciones.
Más Información

El siguiente gráfico de Statista (en inglés) corresponde a un trabajo de la Monmouth University. Se le preguntó a la muestra si consideraba que las noticias falsas son plantadas en EE.UU. por agentes extranjeros. 66% piensa que sí en los medios conocidos y 71% en las redes sociales. Solo 12% y 7% respectivamente creen que tal cosa no ocurrió.


Imagen principal hecha con insumos de Pixabay.com.

¿Tiene información sobre esta noticia?

9 + 1 =

(Puede ser confidencial)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Las nuevas armas “invencibles” de Putin

Las nuevas armas “invencibles” de Putin

60%. Indeterminado con tendencia a certeza y en espera de más reacciones.

Las armas invencibles ¿demasiado pronto para sentir miedo?

Puntin durante el discurso. Foto: TV oficial rusa.

Vladimir Putin desafía a sus rivales con un arsenal que multiplica el poder balístico e incorpora tecnologías de ataque desde el mar y poderosos lasers. A 18 días de las elecciones, en su mensaje anual al Parlamento ruso, anunció la incorporación a su arsenal de seis nuevas armas que, según él, pueden alcanzar cualquier punto del globo y saltarse el famoso escudo antimisiles estadounidense. Este reavivamiento de la Guerra Fría ocurre en medio de un cruce de acusaciones de violaciones a los acuerdos nucleares entre EE.UU. y Rusia.

Por los momentos no hay confirmación del Pentágono, Secretaría de Defensa, Casa Blanca u otra institución de EE.UU., tampoco de la OTAN o de gobiernos aliados sobre la precisión del anuncio del premier ruso. No obstante, tampoco hay refutaciones al respecto. Las armas mencionadas por Putin (con información de BBC) son:

1. Sarmat: sistema pesado de misiles intercontinentales
También conocido como “Satán 2”.  Un reemplazo de los misiles Voyevoda de la era soviética, aunque con capacidades mucho mayores. Son difícil de interceptar por los sistemas de defensa antimisiles, tienen mayor rango y posee ojivas más poderosas.

2. Misil de crucero de propulsión nuclear de “alcance ilimitado” (sin nombre definido aún)
Un nuevo tipo de arma estratégica que no utiliza rutas de vuelo balísticas en su trayectoria, lo cual la hace imposible de seguir por los sistemas de defensa antimisiles.

3. Sistema basado en el océano con vehículos subacuáticos no tripulados de propulsión nuclear (sin nombre definido aún)
Para ser utilizado en el mar, Putin afirmó que “pueden operar a grandes profundidades y en el rango intercontinental a una velocidad que es varias veces mayor que la de los submarinos, los últimos torpedos o cualquier tipo de buques de superficie”.

4. Kinzhal: sistema de misiles hipersónicos de lanzamiento aéreo (“Daga”)
Kinzhal es la nueva “arma hipersónica” rusa. Según Putin es una plataforma de lanzamiento aérea hipersónica de alta precisión. Su rango de más de 2.000 km y su alta velocidad.

5. Avangard: sistema de misiles estratégico con unidad hipersónica planeadora
Según Putin, lo que distingue a este sistema es la capacidad de volar en la atmósfera a distancias intercontinentales a una velocidad hipersónica de más de Mach 20 (unos 24.696 kilómetros por hora), ejecutando maniobras laterales y verticales “de varios miles de kilómetros”, es decir, invulnerable a todos los sistemas de defensa antimisiles. Dijo no poder “mostrarle hoy cómo es realmente este sistema, su apariencia real. Les aseguro, sin embargo, que todo existe y funciona bien. ”

6. Sistema de armas láser (sin nombre definido aún)
Afirmó: “Esto ya no es una teoría o un plan, ni siquiera el comienzo de su producción. Se ha suministrado un sistema láser de combate a las tropas desde el año pasado”, pero tampoco ofreció más detalles o pruebas de su existencia.

No obstante, no ha habido pruebas ostensibles, ni confirmación expresa de occidente o de observadores internacionales hasta ahora. Dado el alto perfil de la declaración, es casi indudable que tales armamentos existen pero hace falta constatación de que se ajustan a las descripciones y alcances que Putin le da. Hasta ahora, solo ha habido reacciones políticas. Esperamos información más sustancial, pero todo parece indicar que esto es una K verde.

ANÁLISIS

QUÉ: Una declaración de Vladimir Putin donde describe seis armas calificadas por él como “invencibles”, que incluyen sistemas de misiles, cruceros marítimos y armas laser.
INVOLUCRADOS: Opinión pública mundial, aliados de Putin, potencias occidentales.
CUÁNDO: Jueves 1 de marzo de 2018. 
DÓNDE: En su mensaje anual a la Asamblea Federal (Parlamento) de Rusia.

QUIÉN LO DICE (FUENTES): Agencias y medios internacionales.
INTENCIÓN: Informar la operatividad de las armas como elemento en el balance de poder militar global.
EFECTO: En espera de declaraciones de países rivales de Rusia, especialmente EE.UU., la Unión Europea y la OTAN. La Casa Blanca, por los momentos, declaró que las nuevas armas violan los tratados anti proliferación nuclear.
PERSPECTIVAS DE TIEMPO:
En curso.

DE INTERÉS PARA: Todo el mundo.

¿Tiene información sobre esta noticia?

14 + 4 =

(Puede ser confidencial)



NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿EE.UU. invadirá Venezuela?

¿EE.UU. invadirá Venezuela?

Grado de certeza de 40%. Indeterminado por el momento, con tendencia a ser falso.

¿Invasión o Ejercicios Militares? ¿Maduro está asustado?

Rueda de prensa de Rex Tillerson con Juan Manuel Santos en Colombia, a principios de febrero. Foto: Departamento de Estado de EE.UU.

(Marzo 2018). No hay evidencia de la intención de una acción militar estadounidense. El video de Maduro es de agosto de 2017 y el resto está basado en declaraciones que sugieren una campaña propagandística del régimen venezolano.

A partir del lunes 12 de febrero comenzó a viralizarse en las redes un video en el que Nicolás Maduro le pide al Papa que interceda para evitar una invasión de Estados Unidos a Venezuela. Ese clamor de Maduro a Francisco I coincidió con unas declaraciones, ese mismo día, del Fiscal designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab en las que denunciaba que Colombia, en alianza con EE.UU. tenía intenciones de invadir y bombardear Venezuela.

Sendos despliegues fronterizos de Colombia y Brasil, más movimientos similares en Guyana reforzaron la matriz de una acción coordinada que encerraría al chavismo en sus propios linderos. Y todo a raíz de una gira de Rex Tillerson por Latinoamérica a principios de febrero de 2018 y otra del Jefe del Comando Sur de EE.UU. con autoridades colombianas en el país latinoamericano.

El jefe de las Fuerzas Armadas Colombianas, Alberto José Mejía, consideró la acusación chavista de que Colombia estaría involucrada en la intención de invadir como “ridícula”. EE.UU. no ha dado respuesta a las acusaciones del oficialismo venezolano.

El análisis de VerifiKado hasta ahora indica que el rumor no tiene sustento en declaraciones, documentos filtrados o acciones militares concretas. Por los momentos parece obedecer a una campaña del régimen venezolano a través de el Fiscal General designado por la ANC, el resurgimiento del video de Maduro y declaraciones laterales de aliados chavistas en la región.

ANÁLISIS

QUÉ: Rumor por posible invasión militar estadounidense con posible participación colombiana a Venezuela.
INVOLUCRADOS: FF.AA. de EE.UU., FF.AA. de Colombia, FF.AA. y Gobierno de Venezuela. Específicos: Rex Tillerson, Secretario de Estado de EE.UU. y Nicolás Maduro, Presidente de Venezuela.
CUÁNDO: 12 de febrero de 2018 cuando se viralizó el video de Maduro pidiendo ayuda al Papa Francisco.
DÓNDE: Dirección – Coordenadas –  Específicos (Sala, Casa, Oficina, Edificio, etc).

QUIÉN LO DICE (FUENTES): Medios y voceros no profesionales.
QUIÉN LO DICE (VOCEROS): Conversación de social media.
INTENCIÓN: Develar las intenciones de EE.UU. de realizar una acción militar en Venezuela, solo o con acompañamiento de aliados latinoamericanos.
EFECTO: Ninguna confirmación, posible matriz de opinión de laboratorio o producida por una viralización espontánea.
PERSPECTIVAS DE TIEMPO:
Se necesitan declaraciones más específicas de voceros autorizados o indicios más claros de una intenicón militar para con Venezuela.

DE INTERÉS PARA: Venezuela, Latinoamérica y EE.UU.

¿Tiene información sobre esta noticia?

9 + 5 =

(Puede ser confidencial)



NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.