Lo que no dicen muchos asesores y expertos en Venezuela (Segunda Parte)

Lo que no dicen muchos asesores y expertos en Venezuela (Segunda Parte)

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Continuación en la que el autor advierte que muchas veces los diagnósticos y consejos de asesores y expertos en Venezuela, juegan más para sus intereses que para los de sus clientes. En esta entrega se refiere a la dolarización de la economía venezolana y la cruenta competencia entre hiperinflación o la devaluación.

Francisco A. Pellegrino

(Diciembre 2, 2018). ¿Hay realmente un proceso de dolarización de la economía venezolana?

[Los asesores económicos y encuestadores venezolanos dicen:] “En el 2019 serán más transacciones en dólares que en el 2018. Pueden incluso superar las transacciones en bolívares.” Con ello se sugiere que la hiperinflación está siendo acompañada por un fenómeno pronunciado de dolarización informal de la economía, que se manifiesta ya no con la conversión de los precios en bolívares de los bienes y servicios a la tasa de cambio “negro” en US dólares, sino en el hecho de cada vez más transacciones son realizadas directamente en dólares.

En los reportes de los” desayuneros” (porque en general dan estas declaraciones en desayunos ) que se han viralizado por Internet, se ofrecen algunos ejemplos de la dolarización “el sector seguros muy golpeado. No tiene sentido comprar seguros en Bs. Si es posible, comprar seguros (incluso para empleados) en dólares.” o “evaluar pagos a empleados: no a todos se les puede pagar o tratar igual. Los cargos más altos necesitarán compensación en dólares porque tienen pagos que hacer en dólares.” Además se resalta como “muy importante: las cosas en bolívares están muy caras comparadas con dólares. Evaluar si es más barato traer las cosas de afuera en lugar de comprar al proveedor local”.

Por todo lo anterior, y según mi opinión, la respuesta a la pregunta es sí, sí se esta aceleradamente substituyendo el bolívar por el dólar y el proceso va permeando paulatinamente a los diversos estratos socioeconómicos. Sin embargo, no ha alcanzado los sectores más pobres que requieren todavía de bolívares los que obtienen o de los subsidios, estructurados por la dictadura para perfeccionar los controles sociales, o de las remesas de familiares que han logrado irse al extranjero. Para los que reciben remesas o dependen de sus ahorros personales en dólares es entonces otra la pregunta de interés.

¿Quién está ganado la carrera de velocidad la hiperinflación o la devaluación?

En este punto se puede observar una franca contradicción en los textos de los desayuneros, entiéndase aquellos que difunden por las redes lo que supuestamente se dijo en las conferencias de las Cámaras empresariales. Por un lado se afirma “cada día se envían más divisas a Venezuela porque el $ avanza más rápido que la inflación” y por otro lado se puede leer “hay un gap muy fuerte entre la devaluación y la inflación. Cuidado con las estructuras de costos en dólares. Hace un año una familia de 4 personas vivía con 80$/mes. Hoy necesita 500.” Si la devaluación ha sido más rápida ¿por qué se requieren más dólares ahora para adquirir los mismos bienes?

Retomemos el ejercicio anterior y convirtamos a dólares el monto de la Canasta Alimentaria Familiar del CENDAS, utilizando la tasa Dolar Today de cada fin de mes. Si bien en el 2018 la página Dolar Today ha sido fuertemente atacada y en parte a decaído como referente en las operaciones para convertir informalmente dólares en bolívares o viceversa, es indispensable su uso aquí para que los montos puedan ser comparativos desde el 2016. Nuevamente, con Excel es una operación sencillísima.

Lo primero que resalta de la lectura de la tabla es que la CAF de septiembre del 2018 es la más elevada desde noviembre del 2016. Lo segundo es que desde la llegada de la hiperinflación la CAF subió de 74 a 234 dólares norteamericanos por lo que se puede estar posicionando una tendencia al crecimiento. En el gráfico a continuación se pueden observar otra variable adicional: las fuertes fluctuaciones mensuales debidas a la devaluación del bolívar.

La tendencia alcista de la CAF, expresada en US dólares, desde noviembre del 2017, que como hemos visto es la fecha en que se sitúa el comienzo de la hiperinflación en Venezuela por acuerdo general, pone de manifiesto que los precios de todos los bienes han subido a una velocidad más acelerada de cómo el bolívar se ha devaluado en los mercados informales frente al dólar. Me explico: para poder adquirir la CAF a los 73 dólares de noviembre del 2017, el Dolar Today al 30 de septiembre del 2018 debería haber sido de Bs.S. 314 por 1$ en vez de los 98 a los que se cotizaba para esa fecha.

Según mi opinión y hasta ahora, lo que en Venezuela llamamos dinero, a pesar de que éste haya perdido las principales cualidades para definirlo como tal (esto puede ser el objeto de otro artículo), pierde continua y aceleradamente su valor frente al dólar, pero lo hace de forma rezagada respecto del aumento hiperinflacionario de los precios de los bienes. De facto los precios de los bienes suben y con posterioridad el mercado informal de divisas reacciona subiendo el precio del dólar. Estas correcciones se pueden apreciar en el gráfico en forma de bajadas bruscas. “El cálculo del dólar a través de dos metodologías: tipo de cambio real es 650. Por inflación el tipo de cambio debería ser 1100. El $ a 275 es el bien más barato actualmente en Venezuela. Está muy estancado y en algún momento va a corregir.” Esto último parece más bien un adenda de los desayuneros.

Quienes más sufren el rezago de la devaluación en arropar la hiperinflación son aquellos que se han impuesto la responsabilidad de mantener con su trabajo en el exterior a familiares quedados atrapados en Venezuela. Este es un ejemplo: un joven que trabaja en una cafetería de Santa Cruz de Tenerife, para obtener el sustento de su esposa e hijita, enviaba 30 euros mensuales a su mamá, hermanos y hermanas en Acarigua. Ahora la remesa es de 100, lo que significa un golpe muy, muy fuerte para su presupuesto.

¿Qué otros consejos nos brindan, gratis, los asesores?

Algunos son de buen sentido y relativamente fáciles de practicar:

• “Considerar aumentar salarios semanalmente o en el peor de los casos, quincenalmente. Menos que eso, es perjudicial. Hacerlo todo bajo el nombre de bonos (para evitar pasivos laborales). Si puedes pagar semanalmente, mejor. Si se puede pagar un bono sorpresa, hacerlo. El factor sorpresa mejora el ambiente laboral y compromete al equipo.” Algunas organizaciones retribuyen a sus trabajadores con reconocimientos simbólicos pero muy motivacionales.

• “Los que aspiren recibir dinero del gobierno deben saber que corren un riesgo. Van a tener que abrir cuentas en Oriente Medio o Rusia. Al recibir fondos sospechosos, les pueden cerrar las cuentas de los bancos USA.” Este se explica solo.

• “La cobertura no es solo divisas. Cobertura es inventario, materia prima, insumos, etc. Muchas empresas van a tirar la toalla porque el ciclo recesivo es muy largo (5 años). Realizar un mapeo de proveedores e indagar a ver si van a seguir trabajando el año que viene para ver si se debe intensificar compra o buscar nuevos proveedores.” El canibalismo siempre ha dado resultado, en especial donde el Estado de Derecho ha sido substituido por la Dictadura del Darwinismo.

Otros son risibles y desaconsejables de manera rotunda, pero que cito a continuación para que se tenga una idea de quienes pueden estar detrás de la masificación de este tipo de textos y que yo denomino los desayuneros. Los desayuneros encapsulan el verdadero mensaje que desean transmitir en los resúmenes que llegan a la prensa de las Conferencias con los asesores de las Firmas para luego inoculárnoslos a través de las redes. Estos son unos ejemplos:

• “Los bancos están muy afectados por el tema del encaje legal + fijación de tasas. Aunque esas medidas contienen el $, les trae problemas de liquidez. Una excelente oportunidad es endeudamiento a través de papeles, tanto nacional como en el extranjero, si se dificulta acceder a créditos. Para emisiones de deuda local, Caja Caracas puede ayudarles.”

• “La Bolsa de Caracas es excelente opción para tener mayores rendimientos en Bs en corto plazo para en el futuro llevarlo a moneda dura. Vas a poder comprar más $. En este momento, la recomendación es ejecutar ganancias en la bolsa y comprar $. Cuando vuelva a estabilizarse el $, volver a la Bolsa de Valores.”

Finalmente dejo aquí el que de todas las sugerencias la que ha sido, según mi opinión, la más trágicómica de todas:

“Evaluar qué tan vulnerable y dependiente es tu empresa a los distintos riesgos que existen: fallas de luz, de agua, de internet, falta de gasolina. Hace falta comprar una planta? Almacenar combustible?” Yo añadiría: ¿Hace falta mudar a los empleados y sus familias para que vivan en el local del negocio para que no paguen el transporte? ¿Comprar una antena y unos teléfonos satelitales? ¿Qué posibilidades hay de taladrar en el sótano hasta conseguir agua para tus necesidades y luego construir un acueducto y venderla en dólares a tus vecinos?

Finalmente: Evaluar que tan sensato es marcharte de un país que funcione así.

 


Francisco A. Pellegrino es profesor (jubilado) de la Universidad Católica Andrés Bello, de Caracas, Venezuela, por 27 años de la Cátedra de Economía de la Comunicación Social, con diversas publicaciones en el tema. Fue miembro del Consejo Editorial de la revista Comunicación del Centro Gumilla.

NOTA EDITORIAL: VerifiKado no publica artículos de opinión, a menos que incluyan puntos interesantes sobre desinformación, noticias falsas, posverdad o cualquiera de los tipos de información problemática que desmontamos en este sitio web. Las opiniones expresadas en este artículo son enteramente potestad y responsabilidad de su autor.

Referencias


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

7 + 8 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

86% de los españoles tiene dificultades para distinguir las noticias verdaderas de las fake

86% de los españoles tiene dificultades para distinguir las noticias verdaderas de las fake

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Aunque seis de cada diez españoles creen ser capaces de distinguir las noticias verdaderas de las falsas, la realidad es que en este estudio apenas 14% pudo pasar con éxito la prueba. De Europa, siguen siendo los españoles los que tienden a creer más en noticias falsas, como confirma el primer estudio nacional hecho sobre el tema.

Javier Brassesco

(Noviembre 24, 2018). Aunque seis de cada diez españoles creen ser capaces de distinguir las noticias verdaderas de las falsas, la realidad es que en este estudio apenas 14% pudo pasar con éxito una prueba para demostrarlo.

El primer estudio sobre las fake news en España, realizado este año por Simple Lógica y un grupo de la universidad Complutense realizó varios descubrimientos interesantes sobre el fenómeno de las fake news.

Esta investigación confirma otra realizado por Ipsos Global Advisor en 27 países, el cual encontró que los españoles son los europeos que más creen en las fake news.

https://verifikado.com/los-espanoles-son-los-europeos-que-mas-creen-las-fake-news/ 

El 75,7% de los encuestados, por ejemplo, pensó que era verdadera la noticia (falsa) de que Amazon se preparaba para lanzar un supermercado robotizado. Y el 85% pensó que era falsa la noticia (verdadera) de que la leche de una especie de cucaracha es uno de los alimentos más nutritivos que existen, al punto de ser llamada “la comida del futuro”.

Los jóvenes distinguen mejor

Otro hallazgo interesante de este estudio es que los jóvenes españoles distinguen mejor que los mayores las noticias falsas de las verdaderas.

Los mayores de 55 años se equivocaron en el 92% de los casos, mientras que ese porcentaje bajaba hasta 78% cuando se trataba de jóvenes entre 16 y 24 años. No se encontró una diferencia notable entre hombres y mujeres.

El 60% reconoce haber creído alguna vez una fake news (este dato coincide con el mencionado estudio de Ipsos), aunque la mayoría afirmó que no tuvieron consecuencias en su vida. El 30% de estas personas afirmó que haber creído alguna fake news le ocasionó discusiones fuertes en el trabajo o en el ámbito familiar, y 18% confesó que le había ocasionado problemas emocionales.

¿Cuántas personas han fabricado fake news?

El 4% de las personas abordadas confesó haber fabricado alguna vez una noticia falsa, y la mitad de ellos dijeron que la distribuyeron en las redes sociales.

La inmensa mayoría (90%) asegura que lo hizo por diversión o porque creía que no hacía ningún daño. El 7% lo hizo por algún interés y el 3,5% para hacer daño a alguien.

Antonio Manzanero, director del grupo de la universidad Complutense que participó en este estudio, llama a las personas a estar siempre alertas ante las fake news, y recuerda que muchas veces las creemos porque son congruentes con nuestras expectativas, nuestras creencias y sobre todo nuestros prejuicios.


Imagen inicial: Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

2 + 8 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

EEUU: ¿Tuvo la prensa en 2018 una recuperación inesperada en la confianza del público?

EEUU: ¿Tuvo la prensa en 2018 una recuperación inesperada en la confianza del público?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

De un bajón récord en 2016 (32%), la confianza del público estadounidense en la prensa profesional tuvo una modesta pero auspiciosa recuperación en 2017, cuando saltó a 37%. Averigüe cuál es el porcentaje de 2018 que publicó recientemente la encuestadora Gallup. 

(Noviembre 17, 2018). En septiembre de 2016, la encuesta Gallup sobre Confianza en los Medios en EE.UU. arrojó que solo 32% de los estadounidenses manifestaba tal seguridad. El nivel más bajo desde que comenzó tal consulta en 1972. El año anterior, 2015, había alcanzado 40%.

No obstante, en 2017 subió auspiciosamente a 37%, una recuperación que hace honor a muchos esfuerzos de la gran prensa por reasumir un liderazgo extraviado. Para 2018 se esperaba que el resultado de la encuesta (hecha en septiembre de cada año) mostrara un recuperación modesta, alrededor de 40% pero el resultado es mucho más auspicioso.

Statista proporciona un reporte:

A menudo referidos como el “Cuarto Poder”, los medios de comunicación desempeñan un papel importante en cualquier sociedad democrática. Una prensa libre es esencial para responsabilizar a los gobiernos e informar al público, permitiendo así a los votantes participar en el debate político y tomar decisiones calificadas.

 

Los Estados Unidos también tienen una larga historia de prensa libre e independiente, con organizaciones como el New York Times, TIME o CNN reconocidas y respetadas en todo el mundo. Sin embargo, en los últimos años, los propios estadounidenses comenzaron a perder la fe en las organizaciones de medios de su país. Probablemente inspirado por un presidente que no oculta su aversión a la prensa, el porcentaje de adultos de los EE.UU. que tienen una gran cantidad o una buena cantidad de confianza en los medios masivos bajó a un mínimo histórico del 30% en 2016. Mientras el presidente Trump recientemente renovó su denuncia de los medios de comunicación como “el verdadero enemigo de la gente”, la visión pública de los medios de comunicación está mejorando gradualmente desde su punto más bajo en 2016.

 

Según la empresa de encuestas Gallup, el 45% de los adultos en los EE.UU. expresaron su confianza en los medios de comunicación en una encuesta de septiembre de 2018, marcando una mejora significativa con respecto al resultado de 2016 de la misma encuesta. Gallup informa que el nivel de confianza en los medios varía mucho según la preferencia política. Si bien los republicanos tradicionalmente han visto a los medios de comunicación más críticos que los demócratas, la divergencia entre ambos lados del espectro político nunca ha sido mayor en términos de cómo se considera a la prensa, una tendencia que refleja un clima político que parece más hostil y dividido que nunca.

Algunas razones para la recuperación

Una muy importante es la confusión y mezcla entre las “plataformas” y “medios noticiosos”. Nuestro Director, Fernando Nunez-Noda, lo desarrolla en un reciente artículo en Univision Noticias:

Los medios de comunicación más respetados tardaron en asumir el golpe, porque el público general y algo del informado se volcaron a las plataformas (los social media y buscadores) y llegaron a confundir tales plataformas con medios.

 

Es decir, un agregador tipo Facebook o Twitter (e incluso un buscador como Google) en el que los usuarios comparten contenido, no es un medio noticioso. Univision Noticias o USA Today sí. Simplemente da vitrina a mensajes producidos o reproducidos por humanos (a veces robots), bajo una cuenta o como resultado de una búsqueda. Eso no es un medio noticioso.

 

Cuando la población en general e incluso mucho público informado se volcó a las plataformas, por su rapidez y heterogeneidad, las noticias falsas y los contenidos de baja calidad se colaron en todos los estratos.

 

Eso ha tenido consecuencias en el terreno de la confianza en el periodismo versus las plataformas (social media o motores de búsqueda). Como se ve en el cuadro siguiente, en 2012 medios y plataformas inspiraban prácticamente la misma confianza: 53% y 52%. En 2018 los medios saltaron 5 puntos a 59% y las plataformas bajaron 2 puntos 51%.

 

Por otra parte, la confianza en las plataformas bajó dos puntos entre 2012 y 2018.

También, debe decirse, “retorna el experto” como llama Edelman al hecho de que la experiencia profesional gana credibilidad y demanda. En el último año los periodistas han aumentado 12 puntos su credibilidad mientras que los CEOS (directores ejecutivos de empresas) solo 7 puntos. El periodista se hace más necesario en este afán de informarse fructíferamente, porque es un experto validador de lo que ocurre y sus diversos grados de certeza.

 

Los medios como árbitros de conductas o prefencias políticas son una aberración de las funciones informativas; pero “árbitros” de lo que está confirmado y garantes de la neutralidad de esa confirmación, son factores que han hecho a millones retornar a su tutela.

 

Fake News

Pero, paradójicamente, el mejor combustible del periodismo y la prensa ha venido de su peor enemigo: las noticias falsas. Sí, las fake news han tenido un impacto tan grande que se da por cierto que influyeron decisivamente en las elecciones de 2016 en EE.UU. y en el Brexit, dos improbables ganadores que lograron su objetivo.

 

Pero su impacto ha motivado conductas autoreguladoras: empujaron a los lectores hacia los sitios web tradicionales de información. Según In News We Trust: Quienes están seguro de ello constituyen el 36% y los que dicen que probablemente sí, 43%. Entre ambos acumulan 79%.


Imagen inicial: Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

6 + 13 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Los fundamentalistas religiosos e individuos dogmáticos suelen creer más en noticias falsas?

¿Los fundamentalistas religiosos e individuos dogmáticos suelen creer más en noticias falsas?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Un minucioso estudio de la Universidad de Yale deja clara la correlación entre fanatismo religioso o dogmatismo político con la facilidad para aceptar noticias falsas sin la necesidad de confirmación propia o ajena.

(Octubre 30, 2018). Un estudio reciente ofrece evidencia de quiénes tienen más probabilidades de creer en noticias falsas: “los individuos propensos a las ideas equivocadas, los individuos dogmáticos y los fundamentalistas religiosos.” La investigación fue publicada en el Journal of Applied Research in Memory and Cognitionsugiere que “la incapacidad para detectar información falsa se relaciona con la falta de una actitud mental abierta.”

Algunas fragmentos, donde se cita lo explicado el autor del estudio, Michael V. Bronstein de la Universidad de Yale:

El auge de las redes sociales en línea ha generado una creciente preocupación por la propagación de rumores sin fundamento, la propaganda política engañosa y los artículos descaradamente falsos diseñados para crear tráfico web viral. Incluso el Ejército de los Estados Unidos se ha involucrado en esfuerzos para comprender y combatir la desinformación en el ciberespacio.

 

Algunas creencias falsas son relativamente inofensivas (p. Ej., Niños que creen en el hada de los dientes), mientras que otras pueden causar una angustia significativa (p. Ej., Creer incorrectamente que otros están tratando de lastimarte) o pueden ser potencialmente dañinas para la sociedad en general (p. Ej., falsas creencias sobre el calentamiento global o las vacunas) “.

 

La investigación sugiere que la vulnerabilidad a varios tipos diferentes de falsas creencias puede estar determinada (al menos en parte) por factores cognitivos similares. Por ejemplo, antes de nuestro estudio, la creencia en noticias falsas y la creencia en delirios se habían asociado por separado con una menor participación en el pensamiento analítico “, dijo Bronstein.

El primer gráfico muestra que a menor propensión al engaño o autoengaño, más atención a la precisión de la falsedad de una noticia. El segundo evidencia una correlación entre dogmatismo (religioso o político) y una menor precisión al detectar noticias falsas. El tercero muestra que a mayor fundamentalismo, menor precisión.

Bronstein explica que sospecharon de un posible mecanismo común entre “noticias falsas y delirios”, una correlación entre ambos.  Si se llegan a entender qué factores inciden en diferentes falsas creencias, el investigador estima que podríamos entender mejor las causas por las que ciertas personas “respaldan las falsas creencias y por qué a menudo persisten en estas creencias a pesar de la evidencia en su contra “.

Otras citas importantes:

«En dos experimentos con 948 participantes en total, Bronstein y sus colegas encontraron que las personas que obtuvieron calificaciones más altas en las medidas de delirio, dogmatismo, fundamentalismo religioso y que obtuvieron calificaciones más bajas en una prueba de pensamiento analítico, tenían más probabilidades de creer en los titulares de noticias falsas.”»

«”A los participantes se les presentaron 12 titulares de noticias falsos y 12 reales en orden aleatorio, y se les pidió que calificaran el grado en que creían que los titulares describían algo que realmente sucedió. Las noticias falsas incluían contenido tanto republicano como demócrata. Por ejemplo, un titular de noticias falsas decía: “Mike Pence: la terapia de conversión gay salvó mi matrimonio”.»

(…) «El pensamiento de mente abierta implica la búsqueda de explicaciones alternativas y el uso de evidencia para revisar las creencias. El pensamiento analítico implica la disposición de iniciar procesos de pensamiento deliberados para reflexionar sobre las intuiciones y los sentimientos viscerales.»

(…) «“Investigaciones anteriores han demostrado que las personas que se involucran en un pensamiento menos analítico pueden ser más propensas a creer noticias falsas. Nuestro estudio amplía este trabajo previo de dos maneras. Primero, muestra que las personas que se involucran en un pensamiento de mentalidad abierta menos activa también pueden tener más probabilidades de creer noticias falsas “, explicó Bronstein.»

(…) «”En consecuencia, fomentar el pensamiento de mente abierta y reflexiva en personas que tienden a no pensar de esta manera podría ser una forma más eficiente y efectiva de reducir la creencia en noticias falsas en la población general”, explicó Bronstein.»

(…) «”Sin embargo, vale la pena tener en cuenta que nuestra investigación demuestra una correlación entre el pensamiento de mente abierta / reflexiva reducida y la creencia en noticias falsas (y no necesariamente una relación causal). La investigación adicional que aclare si esta relación puede ser causal estaría justificada antes de implementar cualquier tipo de intervención dirigida “.»

El estudio “Belief in Fake News is Associated with Delusionality, Dogmatism, Religious Fundamentalism, and Reduced Analytic Thinking“, fue realizado por Michael V Bronstein, Gordon Pennycook, Adam Bear, David G.Rand y Tyrone D.Cannon.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

6 + 9 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Se mantiene fuerte el apoyo al movimiento #metoo?

¿Se mantiene fuerte el apoyo al movimiento #metoo?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Las acusaciones triviales o sin pruebas duras parecen estar causando un agotamiento en el público y afectando al movimiento en general. Basados en  los hallazgos de la investigación reseñada parece haber un agotamiento del momento del movimiento, aunque eso no signifique que sea una tendencia permanente o incambiable. Por los momentos, le damos una K roja.

(Octubre 16, 2018). Hace un año la actriz Alyssa Milano propició un movimiento en las redes (y eventualmente en las calles), motivado por el caso de acoso sexual de Harvey Weistein, el productor cinematográfico. Ella tuiteó: “If you’ve been sexually harassed or assaulted write ‘me too’ as a reply to this tweet. (Si has sido acosado o asaltado sexualmente, escribe metoo “yo también” como respuesta a este tuit.)”

En menos de un día la petición había logrado medio millón de respuestas con el hashtag “#MeToo” y muchas más en los días subsiguientes. El hashtag y la expresión fueron símbolos importantes en las protestas y acciones político-sociales para enfrentar el acoso sexual y proponer legislación más efectiva y contundente.

Pero una investigación de The Economist revela que, aunque las menciones de #metoo han superado las mismísimas de “sexual harassment” (acoso sexual) en EE.UU., en 2017 y lo que va de 2018:

Las encuestas sugieren que esta tormenta de acusaciones, confesiones y disparos de un año de duración ha hecho que los estadounidenses sean más escépticos sobre el acoso sexual. En la primera semana de noviembre de 2017, YouGov encuestó a 1,500 estadounidenses sobre sus actitudes al respecto, en nombre de The Economist. En la última semana de septiembre de 2018, nuevamente se realizó una encuesta similar. Cuando se trataba de preguntas sobre las consecuencias de la agresión sexual y la mala conducta, hubo un pequeño pero claro cambio contra las víctimas.

 

La proporción de adultos estadounidenses que respondieron que los hombres que acosaron sexualmente a las mujeres en el trabajo hace 20 años deberían mantener su trabajo ha aumentado del 28% al 36%. La proporción de personas que piensan que las mujeres que se quejan del acoso sexual causan más problemas de los que resuelven ha aumentado del 29% al 31%. Y el 18% de los estadounidenses ahora piensa que las falsas acusaciones de agresión sexual son un problema mayor que los ataques que no se denuncian o no se castigan, en comparación con el 13% de noviembre del año pasado. (Según el Centro Nacional de Recursos para la Violencia Sexual, una organización estadounidense sin fines de lucro, el 63% de las agresiones sexuales no se denuncian a la policía, mientras que entre el 2% y el 10% de los casos de agresiones se denuncian falsamente).

Los gráficos de The Economist (en inglés)  lo muestran claramente:

Algunos hallagos:

  1. Respecto a si Las acusaciones de acoso sexual son un problema mayor que los casos no reportados quienes respondieron pasaron de 13% en Nov. 2017 a 18% en Sep. 2018. Señala la percepción de incredulidad de muchas acusaciones que, en la práctica, no llegan a probarse o, del todo, a las cortes. Por supuesto, los porcentajes son mayores entre hombres y votantes de Trump, pero crecieron en menor medida también en votantes mujeres y de Clinton.
  2. El porcentaje de quienes creen que las mujeres que denuncian acoso sexual causan más problemas que los que solucionan pasó de 29% a 31%. Vale decir que el porcentaje de hombres y mujeres que afirman tal cosa es casi igual.
  3. La proporción de adultos estadounidenses que respondieron que los hombres que acosaron sexualmente a las mujeres en el trabajo hace 20 años deberían mantener su trabajo ha aumentado del 28% al 36%.”

Señala la publicación que:

Sorprendentemente, estos cambios en la opinión contra las víctimas han sido ligeramente más fuertes entre las mujeres que entre los hombres. En lugar de dividirse en líneas de género, la división #MeToo parece ser cada vez más partidista. En cada una de estas tres preguntas, la brecha entre los votantes de Trump y Clinton es al menos seis veces mayor que la de los géneros.

Las acusaciones triviales o sin pruebas duras parecen estar causando un agotamiento en el público y afectando al movimiento en general. Basados en  los hallazgos de la investigaciones damos por hecho que hay un agotamiento del momento del movimiento, aunque eso no signifique que sea una tendencia permanente o incambiable. Puede significar que bajará en intensidad o que, simplemente, espera algún caso de alto perfil que la eleve de nuevo. Por los momentos, le damos una K roja.

 


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

4 + 9 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.