Luis Vicente León, ni dijo que no votaba ni apoya a Henri Falcón

Luis Vicente León, ni dijo que no votaba ni apoya a Henri Falcón

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Circulan dos rumores sobre el Presidente de Datanálisis: un escrito apócrifo donde confiesa que no va a a votar y un reporte de su apoyo al candidato presidencial Henri Falcón. El primero falso, el segundo también.

(Mayo 11, 2018). Varios usuarios de VerifiKado nos han preguntado si un texto atribuido a Luis Vicente León, Presidente de la empresa encuestadora Datanálisis, en el que confiesa su voluntad de no votar en la elecciones presidenciales pautadas para Mayo 20, 2018, es auténtico. A eso se suman peticiones de que confirmemos si un supuesto apoyo suyo al candidato Henri Falcón es cierto.

Respecto a lo primero, el siguiente post de Facebook muestra el texto atribuido a LVL:

La “confesión” no es falsamente atribuida a LVL y él mismo lo negó en el tuit siguiente, citando un ejemplo del texto apócrifo, pero el tuit que cita fue borrado. Ésta puede ser una de las fuentes de confusión, dado que la referencia que da fue eliminada.

Por otro lado, el Presidente de Datanálisis participó en un evento donde declara lo contrario.

Lo dicho por LVL en ese evento:

Durante un foro denominado “¿Votar o no votar? Los barrios se pronuncian”, León indicó que no será un proceso fácil de realizar puesto que, solo 30% de los venezolanos están dispuestos a votar.

“Hay otro 30% que esta dispuesto. Ese dispuesto es irregular, a lo mejor que si a lo mejor que no. Lo que si es claro es que la particiapcion electoral define el resultado”, dijo el presidente de la consultora.

A su juicio es importante la participación de los partidos políticos en la elecciones. “Todos son importantes. Lo que no es verdad es que tú puedes sustituir el trabajo de la comunidad venezolana y su búsqueda de soluciones por ninguna comunidad internacional. Nadie más va hacer lo que no hagas tú”, agregó.

¿Apoya a Henri Falcón?

Otro rumor, menos intenso, sobre el cual nuestros usuarios nos han preguntado es el supuesto apoyo de LVL al candidato Henri Falcón. Pues no es cierto. En ningún lado ha dicho tal cosa. Muy probablemente las fotos del foro al que asistió, en las que se ve junto a Jesús Chúo Torrealba, quien sí apoya a Falcón, causaron confusión y fueron usados para falsificar la noticia o asumirla por error.

En conclusión

Ambas atribuciones son falsas. Luis Vicente León no es autor de ese texto donde alguien confiesa que no vota y tampoco a manifestado apoyo por Henri Falcón o candidato alguno a las Presidenciales de 2018 en Venezuela.

¿Tiene información sobre esta noticia?

11 + 3 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Cómo enfrentar las noticias falsas (Un micromanual)

Cómo enfrentar las noticias falsas (Un micromanual)

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Fernando Nunez-Noda

(Mayo 5, 2018). El poder para combatir la información falsa está en cada ciudadano, pero hay poderosos factores dentro y fuera de nosotros que hacen la tarea más difícil de lo que creemos. Comparto esta pequeña colección de anotaciones que a un servidor, en particular, le ha resultado útil y efectiva.

Primero lo primero

Visite Verificado.com a ver si hemos trabajado esa información. Si no, pues adeante con las siguientes recomendaciones.

 

Mi ego se cree más que yo

Éste es un principio ridículamente simple de expresar pero nada sencillo de aplicar: Hay que aplacar el ego. Muchas veces el afán de figuración de nosotros los usuarios, hace que rebotemos cualquier cosa que nos llegue sin mirar a los lados. Hay una compulsividad implícita en el acto de compartir información: es fácil, nos da cierta notoriedad y -casi siempre de buena fe- creemos estar haciendo un bien público.

Pues no. Al menos 50% de la información en internet y redes es falsa. Otras mediciones y opiniones elevan ese porcentaje. Cuando me llega información defectuosa de una persona (o sospechosa de serlo) pierdo confianza en ella hasta nuevo aviso. Toda información posterior viene con un sello de duda muy difícil de levantar. No cedan a la tentación de dar un “tubazo” porque pueden dárselo a su propia credibilidad… y eso no puede ser bueno para ningún ego.

NOTA: Tampoco se vale eso de “La mandé para ver si alguien lo confirmaba o negaba”. Si no va acompañado de una explícita advertencia, la mayoría lo tomará como una noticia auténtica y la cadena seguirá incólume. D hecho, aún con advertencia se suele tomar como un dato cierto.

 

Dudo luego existo

Es bueno crearse una directriz mental y actitudinal en forma de algoritmo: “Al ver una pieza de información cuya veracidad no puedo determinar → ¡Espera y revisa!”.  

Es decir, duden todo, absolutamente todo que no venga de una fuente de comprobada confiabilidad. Con disciplina, con rigor. E incluso al mejor cazador se le puede ir la liebre. Asi que guarden un resquicio de duda también para las “buenas fuentes”.

 

ABC de la verificación

Cuál es la fuente. ¿Es anónima? ¿Dicen que se lo dijeron? Si se lo envió alguien conocido pregúntele. Si antes de ese alguien conocido hay anonimato es casi son seguridad falso. Si las fuentes son blogs desconocidos, amateurs, que solo copian información de otras fuentes y tienen una marcada tendencia a buscar clics a toda costa… estamos en terrenos desconfiables.

Grados de confianza a los medios. Seguro usted lo hace sin pensarlo mucho. La forma más sencilla sería cotejar los diagnósticos y predicciones que hace un medio contra los resultados. Si expone lo que en la práctica ocurre y si permite predecir con un buen grado de asertividad, el medio merece nuestra confianza. ¿Es profesional o amateur? ¿Cómo se compara con otros medios similares? ¿Coinciden los datos provistos, es reconocido por la comunidad, se sabe quién escribe, quién ilustra, toma las fotos o videos? ¿Produce o cura su propio contenido?

Un medio de calidad identifica quiénes lo dirigen y qué staff tiene. Genera contenido propio, de agencias o colaboradores identificados. Las noticias que difunde contestan las 5 preguntas claves: qué ocurrió , cuándo y dónde, quiénes están involucrados y por qué. Puede o no incluir un cómo. La noticia debe tener fuentes: testigos, organizaciones que atienden el caso, el mismo que la reporta; y todo esto de forma verificable.

Google. Copie el texto de la “información” y péguelo en el buscador. Vaya a Google News y coloque las palabras claves, por ejemplo: Kim Jong-un misil Mar de JapónSi hay diversas fuentes reconocidas o de calidad que lo mencionan, resaltando los mismos datos, hay allí una validación. Chequee la fecha, que a veces es una noticia vieja revivida por alguien que no lo sabía.

Buscar en redes. Repita las búsquedas en Facebook, Twitter, Whatsapp, foros tipo Reddit. Si encuentra una noticia débil en referencias, repetida exactamente igual en blogs o posts de social media, es muy probable que sea una noticia tendenciosa o deficiente falsamente amplificada. Mejor no compartirla hasta comprobarla.

Una lista de emisores confiables.  Visite cuentas de social media de reconocida confiabilidad (tome en cuenta que hasta ellos se pueden equivocar, pero no todos a la vez), solo para ver si la han compartido o comentado. Pregúnteles o llame a un amigo.

Imágenes. En Google Chrome uno coloca el cursor sobre una foto, clic en el botón derecho del ratón y en el menú que aparece haga clic en “Buscar foto en Google”. Le dirá todas las apariciones de la foto que registra el buscador. Podrá verificar si corresponde a lo que dicen que es y la fecha de publicación.

 

Si todo falla

Pregúntenos por esta vía o a contacto@verifikado.com. Por lo menos lo aguantaremos de compartir la información dudosa hasta que verifiquemos.


Fernando Nunez-Noda es el Director de VerifiKado.

¿Tiene información sobre esta noticia?

10 + 13 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

“Navegamos en mares de los fake news” (Entrevista)

“Navegamos en mares de los fake news” (Entrevista)

MENÚ: INICIO — POSTS — CONTACTO

(Abril 23, 2018). La revista en línea Actualy.es, con sede en España, entrevistó a nuestro Director Fernando Nunez-Noda sobre Verifikado, de la mano del periodista Omar Pineda. Los invitamos a hacer un recorrido por las premisas y visión de este proyecto periodístico

OMAR PINEDA

Para el periodista y escritor Fernando Núñez-Noda la redefinición y supervivencia del periodismo pasan por hacerle frente al fenómeno de la posverdad que, más que una tendencia, constituye “un arma en las guerras políticas”, capaz de generar disputas entre países. A fin de impedir que este vicio se cuele en el oficio, el analista de la información y exprofesor en la Escuela de Comunicación Social de UCAB, acaba de crear el portal www.verifiKado.com 

La mañana del 15 de enero de este año los venezolanos se vieron sorprendidos por una transmisión en vivo por twitter: el inspector del Cicpc, Oscar Pérez, alertaba que efectivos de la Policía Nacional Bolivariana y de la Guardia Nacional, junto a civiles armados de los colectivos del 23 de Enero, habían descubierto su escondite en el km 16 de El Junquito y los tenían rodeados. Desesperado Pérez denunciaba que pese a transmitir su deseo de rendirse, les disparaban a mansalva a la casa donde él y su equipo permanecían. Este hecho sin embargo generó confusión en las redes. Hubo quienes calificaron la transmisión como una fake news, mientras otros le daban total crédito y abogaban por salvar las vidas de Oscar Pérez y sus compañeros, quienes luego se sabría que fueron asesinados a mansalva.

Este suceso puso en los focos la importancia de valorar una información, fenómeno que hoy cobra fuerza por la cantidad de noticias falsas que circulan a diario en redes sociales y que son divulgadas sin verificación. Es un hecho real: el fenómeno de las noticias falsas se ha instalado en el periodismo provocando un gran daño al oficio. Es por ello que, desde Florida, EEUU, donde reside un periodista venezolano y exprofesor de Comunicación Social de la UCAB se ha visto obligado a crear un portal que sirva de herramienta a los periodistas y lectores para verificar cuándo una información no pasa de ser un bulo.

—¿Qué inspiró la creación de VerifiKado?
—En la llegada del siglo XXI coincidieron dos eventos claves para esta historia: el resurgimiento de la Guerra Fría Este-Oeste y la masificación de internet en el mundo. Se reavivó una lucha ideológica creída caduca. Muchas democracias dieron un paso atrás frente al autoritarismo y el populismo, sobre todo de izquierda. Por su parte, Internet cambió el mundo informacional en todas las áreas y niveles. En la comunicación masiva permitió lo impensable para millones de personas: ser audiencias, interlocutores, emisores o conversadores, todo a la vez, global y local. Pero a la vez produjo un caos informacional; es decir, millones de personas produciendo o compartiendo información, en todas direcciones y grados de calidad. El periodismo ha recibido una carga difícil de manejar: millones de emisores que actúan como periodistas. Entre BBC y un blog amateur hay literalmente decenas de miles de medios, mensajes, comunidades, foros, blogs, vblogs, portales. Todas las combinaciones de emisor y receptor se cruzan, hay literalmente demasiado. Por eso el periodismo, la curaduría del periodismo, lejos de decrecer, tiene la oportunidad gloriosa de salvaguardar lo veraz y enseñar cómo reconocer y actuar en consecuencia con noticias falsas y todas sus variantes.

—¿Se trata de un ajuste de cuentas con reporteros tendenciosos o es un club de periodistas para debatir sobre los alcances de las falsas noticias, bulos o fake news?
—Algo de ambos habrá. Pero nuestra premisa es sencilla: verificamos y validamos información noticiosa que circula por internet, especialmente por redes sociales. Usamos un algoritmo que relaciona la noticia circulante con todos los elementos verificados o verificables que consigamos en nuestras pesquisas, eso nos da un grado de certeza medido del 1 al 100. Por ejemplo, de 1 a 35% se considera una información falsa. De 36 a 74% se mantiene indeterminada hasta encontrar más insumos. Y de 75 a 100% se declara cierta. Nuestro ámbito, por los momentos, es el mundo de habla hispana en EEUU. (nuestra sede), de Hispanoamérica y España, así como cualquier grupo o individuo hispanohablante del mundo. En un año o menos, abriremos nuestra sección en inglés. No producimos noticias, ni reportajes y mucho menos opinión. Solo verificamos información pública que circula intensivamente por las redes hispanas y las cuantificamos, para poder luego hacerles seguimiento. Reducimos la opinión al mínimo, aunque a veces es necesario especular sobre posibles causas y efectos. Tampoco pretendemos publicar rankings de periodistas, voceros o medios. Los tendremos, pero como insumo privado. Sin mencionar a los “reporteros tendenciosos” es posible que citemos los trabajos o piezas que analizamos y refutamos. Pero en general vamos directo a la información y no a sus factores periféricos. No queremos ser vistos como unos calificadores del trabajo de otros.

—¿Son hoy las redes sociales el germen donde nacen y circulan los bulos periodísticos?
—Sin duda. Más de 3 mil millones de personas usan al menos una red social. Internet y los dispositivos móviles lo permiten. Son el escenario de la opinión pública y cubren todas las variedades: publicaciones, disertaciones, conversaciones, broadcast, medios… you name it! Hacia internet se ha movido la industria completa de las comunicaciones, o al menos todos los actores tienen un pie allí. Millones ahora pueden ser, además de lectores o espectadores: editores, escritores, fotógrafos, videógrafos, periodistas o seudoperiodistas, infociudadanos, community managers… la lista es larga. Lo que observamos detrás del mundo interconectado y el ciudadano empoderado es un gran caos donde se mezclan y confunden lo profesional y lo aficionado; lo verdadero y lo falso.

A veces lo falso ocurre por error del emisor o del receptor, ya eso suma mucho al caos. Pongo un ejemplo: un líder político con buena intención muestra la foto de una violación de DD.HH. en su país hace un mes. Resulta que la foto es de otro continente hace tres años. Otro ejemplo: una revista satírica hace una extraordinaria imitación de la primera plana de un diario, la gente la comparte como auténtica… no hay mala intención pero sí caos, porque lo falso es esencialmente caos en el sistema informacional público. Pero ocurre que en ocasiones lo falso se fabrica, a propósito, con una agenda. La guerra por la hegemonía internacional (EEUU., Europa, Rusia, China, el G8, los No Alienados) y las batallas políticas regionales o locales han tomado internet como terreno de batalla para lograr hegemonía o eficiencia en la “guerra ideológica”.

En este contexto y sobre todo por el uso de laboratorios de guerra informativa y psicológica, la información noticiosa falsa es un arma ofensiva clave. La información falsa tiene muchas ventajas: es fácil de producir, todo lo que no tiene lo inventa; anticipa qué efectos quiere lograr; se adapta a cualquier formato; apela a las emociones que mueven a los receptores, es decir, no son neutrales sino vienen con una intención empaquetada. Suele ser sorprendente, digna de compartir. No hay campaña de guerra sucia que no incluya noticias falsas para que las crea su rival. Lo del Papa apoyando a Trump, cuyo origen se trazó hacia Rusia, fue un empujón clave para éste y una piedra más en el camino de Hillary Clinton. Por cierto, a la candidata demócrata la bombardearon con campañas de #fakenews pero también de “medias verdades”. Por ejemplo, una reunión que sí ocurrió donde afirmaban que la Clinton había dicho algo que no dijo. Mientras la candidata se agotaba combatiendo estos fuegos, ya media audiencia estaba convencida que algo raro había ocurrido. Y es que la información falsa es componente esencial de la llamada “post-verdad”. En nuestro Pequeño Diccionario de Noticias Falsas en VerifiKado decimos: “POST-VERDAD. Wikipedia la define como “(también llamada política “post-factual” o “política post-realidad”) es una cultura política en la que el debate se enmarca [en las] emociones (…) y en [el rechazo a] las refutaciones fácticas. La post-verdad [relega] la verdad a una preocupación de importancia secundaria en relación con la apelación a la emoción.” Típico de regímenes, movimientos o líderes autoritarios es un conjunto de contenidos, valores e interpretaciones que no se validan por la ciencia o los hechos forenses, sino por la autoridad de quien las emite”. En la post-verdad las noticias falsas, bulos y demás tienen, por así decirlo, la complicidad de las audiencias. Diversos estudios de públicos revelan que buena parte de quienes creen una historia falsa lo hacen a sabiendas de que es total o parcialmente falsa. Por ejemplo, muchas personas que creyeron que el Papa había apoyado a Trump, negaron la veracidad del desmentido papal y otros simplemente siguieron afirmándolo así no lo creyeran. La noticia falsa es un arma en las guerras políticas. En Venezuela la situación es aún más patente. El régimen venezolano tiene una política informativa en la cual la noticia falsa es componente rutinario sobre gestiones, “logros”, explicación de hechos y reporte de las acciones de los rivales. Los laboratorios de factura cubana con la tradición de la KGB y la Stasi, tienen en el G2 una fábrica permanente de bulos, rumores, matrices de opinión y campañas completas de información manipulada, tendenciosa o simplemente falsa. La amenaza contra la democracia y la libertad está más que clara. En Venezuela no hay libertad de expresión excepto en internet y por eso que quieren llenarlo de información tendenciosa o falsa. Y a eso se suman muchas agendas, por ejemplo, medios ajenos a la lucha ideológica que simplemente quieren ganar dinero monetizando el amarillismo, la caza de clics y los hoaxes. Es increíble el sensacionalismo que este afán de clics produce.

Lo demás es caos: personas que comparten parodias o noticias parodiadas como reales; administradores de grupos cuyo criterio para compartir piezas de internet es que existan; gente empoderada al ser seguida y compartida, solo eso… Ahí va la idea. De modo que hay peligros reales que nos llevaron a crear VerifiKado: la perversión de la libertad de expresión, las pésimas decisiones que se toman a partir de información falsa, el triunfo de agendas antidemocráticas, la mercantilización de la falsedad y la pérdida de respeto y credibilidad del periodismo. Prácticamente no hay defensas de la ciudadanía contra este bombardeo. Allí tiene un rol clave e histórico el buen periodismo. Nosotros queremos estar en esa vanguardia. VerifiKado lucha por mantener lo veraz como un importante pilar de la libertad y de la prosperidad.

—¿Qué diferencia una fake news de los tubazos a veces sin comprobar que excitaba al viejo periodismo?
—El “tubazo”, preciso o impreciso, es honesto en su conexión con hechos y no fabricaciones. De alguna manera, quiere ser veraz. En cambio la noticia falsa es casi siempre un engaño, una agenda de hacer creer. El bulo, el hoax, constituye un tercio de las noticias que analizamos. Otro tercio de los #fakenews tiene anomalías de datos o de presentación aunque sin intención de ser falsas. Y el tercio restante contiene noticias ciertas que no se creen. En esos mares navegamos.

—Describa cinco elementos que permitan advertir la presencia de una falsa noticia?
—Rescato 5 elementos comunes: a. Al buscarla en Google no aparece. Viene por redes y grupos (Whatsapp, newsgroups, cadenas) pero no por las autopistas periodísticas de las agencias y los medios profesionales. b. Cuando aparece en Google días después, suele estar publicada en medios desconocidos, desde blogs con decenas de usuarios hasta “portales” con miles. Una revisión aleatoria de esos blogs nos muestra: a) Uniformidad en el contenido y b) Una matriz de opinión implícita. c. Como lo dicho es falso se puede hacer más espectacular, de modo que siempre tiene un toque de sensacionalismo. d. Lo que afirma no se corresponde con hechos conocidos o no es corroborado por fuentes confiables. Pero lo disfraza bien con información cierta de relleno. e. El contenido suele no coincidir con los títulos y sumarios. En grande la promesa. En pequeño la agenda. f. Hay falsificación de “media”: fotos retocadas, mal atribuidas, intervenidas, videos falseados, etc. Si uno pone atención encontrará disonancias.

Lea el resto de la entrevista en Actualy.es


Omar Pineda es periodista venezolano.
Escribe desde Barcelona.
En Twitter: @Omapin

 

¿Tiene información sobre esta noticia?

15 + 5 =

(Puede ser confidencial)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Si hay rumor de golpe quiere decir que no habrá golpe

Si hay rumor de golpe quiere decir que no habrá golpe

MENÚ: INICIO — POSTS — CONTACTO

Editores de VK

(Abril 13, 2018) De nuevo cruzan las redes venezolanas, en y fuera del país, los rumores, tubazos y lo “que me dijo el amigo de un familiar que está adentro” sobre un golpe de estado que siempre viene pero nunca llega.

¿Quiere usted, estimado lector, seguir con este juego de golpes? A muchas personas la difusión de rumores infundados, o basados solo en el testimonio de alguien que no conoce, les otorga algo de poder, la importancia momentánea de alguien que sabe algo que otros no.

Sin embargo, esa difusión de rumores de golpe tiene un lado oscuro y negativo: casi con seguridad el rumor falso no beneficia en absoluto la agenda política de quien lo comparte y, al comprobarse falso, devalúa la credibilidad de su emisor.

La razón más importante es la más sencilla

Sí, sin duda terriblemente básica: Si hay rumores de golpe no puede haber un golpe en marcha. El intento de golpe del 11A de 1992 llegó sin aviso y tomó por sorpresa incluso a los altos mandos militares del gobierno. El del 27 de noviembre de ese mismo año, aunque con un gobierno más alerta, también sorprendió.

Todo lo ocurrido el 11 de abril de 2002, que devino en la salida fugaz y regreso de Hugo Chávez, haya sido preparado o producto de las circunstancias, también tomó al régimen chavista por sorpresa. Las acciones de Óscar Pérez y su grupo fueron sorpresivas y no anticipadas. ¿Nos dicen algo estos ejemplos? En general los puntos clave podrían ser:

– A los que van a ejecutar un golpe, asonada, putsch, rebelión miltar, etc, les interesa la confidencialidad para no ser detenidos en los preparativos y para contar con el elemento sorpresa al ejecutarlo. Nada se valora más que ese secreto.

– A quien afecte el golpe y lo pueda detener, si llega a saber de éste, tampoco le conviene que ruede en la calle porque alerta a los perpetradores. De modo que si se entera lo mantendrá en el máximo secreto.

– Ahora, no todo rumor de golpe es falso. Puede haberse filtrado genuinamente. Poco probable pero no imposible. Si la información de un golpe en marcha se filtra y se hace pública, la intentona se suspende. Nadie en su sano juicio seguiría con planes golpistas si el secreto rueda por las redes como río desbocado.

Mucha gente se defiende diciendo que antes de cada intento de golpe en el pasado hubo muchos rumores. En realidad, siempre hay rumores de golpe. Si coinciden con un intento real es pura coincidencia.

¿A quiénes benefician estos rumores?

En Venezuela, sin duda, al régimen de Nicolás Maduro, apoyado por la poderosa maquinaria de espionaje y propaganda cubana. Los rumores mantienen a la población opositora en vilo, ocupados y distraídos. Esa distracción es clave para desviar la atención de asuntos que sí requerirían la atención opositora pero no la tienen.

Si el rumor fabricado toma fuerza, genera expectativas y, al no cumplirse, produce desazón y desánimo en la oposición. Hace ver como todopoderoso a un régimen que “derrota” el golpe que él mismo inventó.

Conclusión

Si usted recibe el rumor de un golpe haga lo contrario que de costumbre: dúdelo y no lo comparta, ponga el ego en suspenso, recuerde que si lo difunde y prueba ser falso su credibilidad se debilitará.

Si lo difunde, lo más probable es que esté jugando para la agenda de otros. Y no se preocupe porque si en efecto ocurre un golpe de verdad, usted será el último en enterarse.

 

 


Imágenes producidas por VK con insumos de Pixabay.com.

EJEMPLOS

¿Tiene información sobre esta noticia?

7 + 3 =

(Puede ser confidencial)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Murió Rodrigo Londoño “Timochenko”?

¿Murió Rodrigo Londoño “Timochenko”?

MENÚ: INICIO — POSTS — CONTACTO

Indeterminado, 36%.  No hay información oficial al respecto. Se sabe que está en Cuba, lo cual significa que circularán muchos bulos y rumores pero nada concluyente hasta que haya declaraciones oficiales difundidas por medios confiables. a un punto de ser considerado falso.

(Abril 10, 2018). Circulan por redes bulos, hoaxes y posts anunciando la supuesta muerte de Rodrigo Londoño alias “Timochenko”, ex líder del grupo guerrillero FARC, ahora presidente del partido FARC y ex candidato presidencial. Hasta el momento de publicación (10:49 am EST) no hay información oficial o extraoficial confiable sobre tal deceso.

Un artículo en el blog Las 2 Orillas señala que “Varias cuentas en Twitter, empezaron a esparcieron el rumor del fallecimiento de Rodrigo Londoño, Timochenko. El run run tomó alguna fuerza, y la oficina de prensa del partido de la FARC negó todo lo sucedido, y aclararon que estaba en su casa a las afueras de la capital.” Esto no ha sido verificado porque tal nota no está en el sitio oficial de las FARC, ni en la prensa colombiana.

Lo más cercano a una “fe de vida” es un tuit de ayer Abril 9, 2018, con fotos del ex guerrillero y un mensaje. No hay evidencia de que sean fotos recientes pero, sin duda, corresponden al mencionado Londoño. Parece que en grupos bajo la esfera cubana es costumbre anunciar muertes de algunos de sus líderes, largos suspensos y reapariciones muy noticiosas. Nuestra mejor recomendación es ignorar estos rumores, no difundirlos sin antes consultar VerifiKado o medios de alta confiabilidad, oficinas de prensa de la organización a la que pertenece el supuesto fallecido u despachos oficiales del gobierno.

Hasta que no haya un desmentido oficial mantendremos el rumor en K amarilla con tendencia a la baja, es decir, a que el deceso del ex guerrillero es falso.

RUMORES

¿Tiene información sobre esta noticia?

12 + 6 =

(Puede ser confidencial)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.