fbpx
Lo que dijo Mueller, lo que respondió Trump

Lo que dijo Mueller, lo que respondió Trump

Sin duda, Mueller y Trump no están de acuerdo sobre puntos cruciales del informe del primero: si hay o no una puerta al impeachment, la no determinación de que hubo delito y posibilidades futuras de juicio político. 

(Junio 1, 2019 – Javier Brassesco). El fiscal especial Robert Mueller realizó este miércoles su primera declaración pública en dos años, alentando (según varios analistas) a quienes quieren realizar un juicio político (impeachment) al presidente Donald Trump, quien rápidamente le respondió, en una conferencia de prensa y también por Twitter.

La intervención de Mueller apenas duró nueve minutos y no aceptó preguntas por parte de los periodistas. Dijo también que no emitiría otros mensajes públicos y que en cualquier comparecencia ante el Senado no podría ir más allá de lo que dice en su informe, que ya fue hecho público (aunque el 12% del mismo está censurado al público general, bien por seguridad, privacidad o para no entorpecer investigaciones en curso).

Aquí resumimos lo que dijo Mueller:

Evitó exonerar a Trump de obstrucción a la justicia, y aseguró que no realizó una acusación en ese sentido porque esa “no era una opción”, pues la tradición jurídica estadounidense estipula que no se puede imputar a un presidente en ejercicio.

-“Un presidente no puede ser imputado por un delito federal mientras esté en el cargo. La oficina del fiscal especial es parte del Departamento de Justicia y su regulación está limitada por esa política. Acusar al presidente no era una opción”.

Habló del impeachment (juicio político) pero sin mencionar la palabra: “La Constitución requiere de un proceso distinto del sistema de justicia penal para acusar a un presidente en ejercicio por una acción indebida”.

-La vía para procesar a un presidente, afirmó, pasa por el Senado, pero “si nosotros hubiéramos tenido confianza en que el presidente no cometió delito, lo habríamos dicho. Sin embargo, no pudimos determinarlo”.

Aquí las respuestas de Trump:

-Aseguró que no puede sufrir un impeachment porque no fue acusado de ningún crimen: “No puedo imaginar que ninguna corte permita algo así”.

-Insiste en que no puede ser acusado de obstrucción a la justicia si ya fue declarado inocente del delito principal, que era colusión con Rusia para intervenir en las elecciones presidenciales de 2016, en las que resultó electo.

-Aseguró que, al contrario de él, Clinton sí fue hallado culpable por un “fiscal especial”.

-“Rusia no ayudó a que yo fuera elegido”.

…Y aquí algo de fact-checking:

Las declaraciones de Mueller contradicen lo que ha afirmado el fiscal general William Barr (a quien se le acusa de ser muy cercano a Trump) en el sentido de que la doctrina de no imputabilidad contra un presidente activo no había influido en la decisión del fiscal especial de no realizar una acusación.

En 1998 el fiscal Kenneth Starr presentó 11 cargos contra Bill Clinton, incluyendo perjurio, obstrucción a la justicia y abuso de poder, lo que permitió abrir un proceso de destitución contra el presidente. El detalle es que Starr como fiscal independiente (y no “fiscal especial”, como dijo Trump, un matiz crucial)  tenía claramente esa facultad. Mueller es “fiscal especial” y responde al Departamento de Justicia.

-Al contrario de lo que afirma Trump, un delito estatutario (“statutory crime”) no es requisito indispensable para llevar adelante un impeachment, y esto lo saben hasta los estudiantes de Derecho.

-Que haya sido librado del delito de colusión con Rusia, en efecto el motivo principal que originó la investigación de la oficina del fiscal especial, no significa que no pueda ser juzgado por obstrucción a la justicia, el propio Mueller ya lo ha explicado.

Trump volvió a afirmar que Rusia no ayudó a que fuera elegido. En el informe de Mueller se afirma exactamente lo contrario.


Imagen inicial: Composición de VK con fotos de WikiCommons

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

11 + 3 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

El informe de Mueller, el resumen de Barr, la ira demócrata ¿Qué está pasando?

El informe de Mueller, el resumen de Barr, la ira demócrata ¿Qué está pasando?

El informe de Robert Mueller es todo para algunos y casi nada para otros.

(Mayo 6, 2019 – Javier Brassesco).

Después de casi dos años de investigación, el público pudo por fin pudo conocer el pasado 24 de marzo las conclusiones del informe del fiscal especial Robert Mueller sobre la posible colusión del equipo de campaña de Trump con el gobierno ruso para influir en las elecciones presidenciales de 2016. El resultado fue un triunfo para el presidente, y así lo gritó Trump a los cuatro vientos. Pero el tiempo ha pasado y las cosas no resultaron ser tan sencillas.

Solo un resumen. Primero que nada hay que dejar claro que lo que el público pudo conocer fue un resumen de 4 páginas sobre un documento original que tiene casi 400. El resumen fue redactado por el fiscal general William Barr, un republicano de línea dura que ocupa ese cargo desde diciembre tras el sorpresivo despido de Jeff Sessions. Barr y Mueller, por cierto, son amigos, al punto que este último ha asistido a las bodas de los hijos de Barr.

La carta de Mueller. El 27 de marzo Mueller envió una carta a Barr (aunque esto no fue hecho público hasta casi un mes después) en donde se queja de que en su resumen tergiversó la naturaleza del informe, pues “no capturó completamente el contexto, la naturaleza y la sustancia” del mismo. En su resumen Barr habría así minimizado deliberadamente estas pruebas presentadas en el informe original. Mueller aclara que no puede pronunciarse sobre si Trump obstruyó la justicia, pero que presentó evidencia al respecto y sugirió una investigación al respecto por parte del Congreso. Tras la publicación del resumen de Barr, afirmó Mueller, “existe una confusión pública sobre los aspectos oficiales de nuestra investigación”.

Habla Barr. El fiscal general se presentó ante el Congreso dos veces (10 y 18 de abril) y afirmó que no tenía conocimiento de ninguna crítica de Mueller contra su informe, a pesar de que había ya recibido la mencionada carta y de que el 4 de abril el New York Times y el Washington Post habían reportado la inconformidad del equipo de Mueller ante el resumen de Barr. Ante el Senado la pasada semana dijo que la carta de Mueller era “maliciosa” (snitty) y probablemente escrita no por el propio Mueller sino por gente a su cargo.

-Molestia en las filas demócratas. A mediados de abril Barr publica el informe casi completo (pues contiene partes clasificadas que no pueden hacerse públicas), y los demócratas insisten en que en su resumen original tergiversó la naturaleza del mismo. La presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, lo acusó de mentir. El senador Dick Durbin de “lavar” el informe y de actuar como el abogado de Trump y no como el fiscal de la nación. El congresista demócrata Adam Schiff dice que Barr debe renunciar.

-La parcialidad viene de antes. La parcialidad de Barr en favor de Trump ha sido señalada en múltiples ocasiones, y en favor de este argumento suele citarse el hecho de que el año pasado, sin que nadie se lo solicitara y cuando aún no ocupaba el cargo que hoy detenta, ya había escrito un informe para el Departamento de Justicia en contra de la investigación que por entonces llevaba a cabo Mueller.

Un deseo común. Demócratas y republicanos coinciden en algo: quieren que se haga público el informe completo. La Cámara de Representantes aprobó la semana pasada por 420 votos a favor (¡y cero en contra!) una moción expresando el deseo de que Barr les entregue el informe completo para que ellos determinen qué puede ser mostrado al público.

Barr deja su silla vacía. Barr se negó a atender la última citación del Congreso para el pasado jueves y no se presentó. Ante una silla vacía, el congresista Jerry Nadler dijo que el propio sistema, “que nos permite tener un presidente y no un dictador”, es lo que está en juego.

 -Trum satisfecho. Trump por su parte siempre ha alabado el trabajo de Barr y el fin de semana escribió un par de tweets en donde afirma que Mueller no debería testificar ante el Congreso.

-Lo que viene. Los demócratas han anunciado que seguirán investigando si Trump obstruyó la justicia en el caso de la investigación sobre la trama rusa, que sería un motivo para intentar un impeachment, lo cual luce improbable en la práctica con un senado controlado por los republicanos. En cuanto a Barr, tras su negativa a atender una citación del Congreso, Nadler anunció que el comité que preside podría activar un poco común procedimiento de agravio contra la institución, y eso podría acarrearle sanciones al fiscal general.


Imagen inicial: VK

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

14 + 10 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Fue una victoria para Trump el informe de Mueller?

¿Fue una victoria para Trump el informe de Mueller?

INICIO  MAPA  CONTACTO

Aunque ciertamente el informe no es todo lo contundente que Trump expresó en su tuit, es indiscutible que representa una gran victoria política para el republicano, pues el mismo ha sido una sombra constante sobre su gestión en los últimos dos años.

(Marzo 25, 2019 – Javier Brassesco). Después de 22 meses de espera, finalmente el fiscal Robert Mueller presentó los resultados de su investigación sobre la posible colusión del equipo de campaña de Donald Trump con Rusia para influir en la campaña presidencial, sobre lo cual no encontró pruebas. Trump celebró estos resultados, hechos públicos este domingo, como una victoria total, pero… ¿Es así? ¿Es la presentación de este informe una victoria total de Trump? Aunque Trump asegura que está probado que no hubo colusión ni obstrucción y habla de una “total exoneración”, lo cierto es que el informe de Mueller deja abierta la posibilidad de que Trump haya incurrido en una obstrucción a la justicia. El informe de Mueller no lo exonera de este delito, simplemente aclara que no pudo llegar a una conclusión. La segunda parte de este documento se dedica a investigar si Trump intentó obstaculizar la investigación del FBI sobre las relaciones entre su comité de campaña y Rusia, y textualmente se dice que “si bien este informe no concluye que el presidente cometiera delito, tampoco lo exonera”. El fiscal general William Barr dijo que las pruebas no son suficientes para establecer que Trump hubiese obstruido esta investigación. Barr prometió que hará público otra parte del informe, aunque no dijo cuándo. En total 19 abogados y 40 agentes del FBI trabajaron en esta investigación que duró 22 meses y de la que todos los analistas destacan su secretismo, pues apenas tuvo filtraciones a pesar de que todos los medios de comunicación estaban detrás de ella.  Se emitieron en el marco de la misma más de 2.800 citaciones y más de 500 órdenes de registro.

Nuestra validación

Aunque ciertamente el informe no es todo lo contundente que Trump expresó en su tuit, es indiscutible que representa una gran victoria política para el republicano, pues el mismo ha sido una sombra constante sobre su gestión en los últimos dos años. No se consiguieron pruebas relacionadas con el aspecto más importante de la investigación (¿Colusionó con Rusia su comité de campaña para favorecerlo electoralmente?), y en cuanto al otro cargo por el cual se le investigó no se lograron recabar pruebas suficientes como para iniciar un proceso de acusación. La injerencia rusa existió para favorecer a Trump, pero no se pudo demostrar que nadie relacionado con su campaña se coordinara o se asociara con Rusia en este sentido, “a pesar de las múltiples ofertas de personas vinculadas con Rusia por ayudar a la campaña de Trump”, según explicó Barr. De la investigación también salieron a la luz otras irregularidades, y así la fiscalía de Nueva York implicó a Trump en el delito de financiamiento ilegal de su campaña: el pago a dos mujeres para que callaran el romance que tuvo con ellas. Pero comparado con las otras dos investigaciones (colusión con Rusia y obstrucción a la justicia), esto es algo menor. El impeachment con que tal vez soñaron muchos demócratas luce hoy mucho más lejano.

Imagen inicial: VK con insumos de Wikicommons.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

15 + 1 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Podría Robert Mueller interrogar a Trump?

¿Podría Robert Mueller interrogar a Trump?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Los contactos entre Mueller y los abogados del presidente han cesado y las posibilidades de un interrogatorio directo parecen escasas. Y si no es por su propia iniciativa, la única manera en que Trump tendría que rendir cuentas ante un juez o fiscal especial es mediante un impeachment. Una posibilidad realmente lejana en un Senado controlado por los republicanos.

Javier Brassesco

(Diciembre 20, 2018). El fiscal especial Robert Mueller ha hecho público su deseo de entrevistar personalmente (cara a cara y no por escrito) a Donald Trump, pero el abogado del presidente declaró este domingo que esa entrevista se haría “sobre su cadáver”.

En el marco de la investigación de la posible colusión entre el equipo de campaña de Donald Trump y Rusia para interferir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, Mueller incluso ofreció reducir el número de preguntas relacionadas con la obstrucción a la justicia a cambio de que Trump accediese a esa entrevista, pero Trump siempre se ha negado, insistiendo en que esa investigación es una “cacería de brujas”.

¿Es posible que esta entrevista tenga lugar finalmente?

La molestia de Trump

El posible encuentro entre Mueller y Trump parecía posible hace unos meses. El propio Giuliani, que ahora se niega tajantemente a dicho encuentro, llegó a declarar en julio que se estaba negociando.

“Él siempre ha estado interesado en testificar, somos nosotros (el equipo de abogados), los de mayor reserva al respecto”, dijo.

Los abogados habían ofrecido que el presidente respondería por escrito, pero Mueller insistía en que el interrogatorio o entrevista fuese cara a cara.

Pero el presidente se molestó cuando se enteró de que el fiscal tenía interés en investigar la posible obstrucción a la justicia por parte de Trump.

Posibilidad que se aleja

A partir de entonces, y tras una andanada de tuits a principios de agosto por parte de Trump contra Mueller y solicitando al fiscal general Jeff Sessions que cerrara esta investigación, los contactos entre Mueller y los abogados del presidente cesaron y las posibilidades de un interrogatorio directo parecen escasas.

Y si no es por su propia iniciativa, la única manera en que Trump tendría que rendir cuentas ante un juez, o en este caso un fiscal especial, es mediante un impeachment. Y esa posibilidad parece lejana al menos por ahora, con un Senado controlado por los republicanos.


Imagen inicial: VK.

Artículos Relacionados

Artículos Populares


¿Tiene información sobre esta noticia?

13 + 15 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Los fiscales federales implican por primera vez a Trump en ilícitos electorales?

¿Los fiscales federales implican por primera vez a Trump en ilícitos electorales?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Los fiscales han implicado a Donald Trump en dos escándalos sexuales, pero nada todavía sobre colusión con Rusia. ¿Impeachment? Nada en el horizonte todavía.

(Diciembre 17, 2018). El ex abogado y antigua mano derecha de Donald Trump, Michael Cohen, fue sentenciado este miércoles a tres años de prisión, pero los cargos que se le imputan salpican directamente a quien hoy ostenta el cargo de presidente de Estados Unidos.

Los fiscales federales que siguen esta causa implican por primera vez a Trump en los pagos ilegales para silenciar dos posibles escándalos sexuales (con Karen McDougal y Stormy Daniels) en que estaba involucrado.

Estos fiscales presentaron el viernes un escrito al juzgado en el que se afirma que Trump le ordenó a Cohen que realizara estos pagos, por lo que el Departamento de Justicia hace suya la acusación del abogado.

El pago que se realizó a estas dos mujeres es ilegal  porque se hizo para proteger la imagen de un candidato presidencial y excedían los 2.700 dólares.

Por primera vez los propios fiscales (en este caso del distrito sur de Nueva York) involucran a Trump en la violación de normas de la campaña electoral. Cohen confesó que todo fue dirigido y planeado por el “individuo 1”, que en otros lugares del documento se identifica como el propio Donald Trump.

Según el escrito el ex abogado de Trump orquestó “pagos ilegales y secretos para silenciar a dos mujeres que de otra manera habrían hecho públicas sus relaciones extramatrimoniales con el individuo número 1”.

Cohen declaró hace ya varios meses que realizó estos pagos en nombre de Trump, pero que ahora lo haya asumido la fiscalía, como consta en el documento que para el caso presentó, es algo mucho más grave.

Una de tres acusaciones

En el marco de la investigación que dirige el fiscal especial Robert  Mueller existen fundamentalmente tres acusaciones que podrían afectar a Trump.

La más grave es también la más difícil de demostrar: la posible colusión entre Rusia y el comité de campaña de Trump para influir en las elecciones presidenciales de 2016. Se ha probado que al menos 16 miembros del entorno de Trump tuvieron contactos con funcionarios rusos, pero aún no se ha encontrado el vínculo directo con el presidente.

Otra es la posible obstrucción a la justicia, es decir, cualquier intento de Trump de frenar el caso, como podría ser por ejemplo la destitución del entonces director del FBI, James Comey, en mayo de 2017.

Por ahora la única que ha tomado cuerpo en la forma de un señalamiento directo de la fiscalía es la de incurrir en violaciones de las leyes de campaña, un delito federal de financiamiento ilegal.

¿Impeachment?

El propio congresista demócrata Jerrold Nadler, quien probablemente dirigirá la comisión de Justicia de la Cámara de Representantes, pone en duda que este delito pueda ser suficiente para proceder a un impeachment (como no se puede juzgar a un presidente en ejercicio, la única manera en que Trump pudiese rendir cuentas ante un juez es mediante este procedimiento).

Además de eso, el impeachment debería ser aprobado primero por la Cámara de Representantes y luego por el Congreso, donde los republicanos siguen teniendo mayoría.

Así que un impeachment por esta causa luce más que improbable. Otra cosa es si se probara la colusión con Rusia o la obstrucción a la justicia.

Referencias


Imagen inicial: Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

10 + 4 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.