fbpx
¿Se recupera la prensa gracias a las noticias falsas?

¿Se recupera la prensa gracias a las noticias falsas?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Sorpresa, sorpresa, la gente está volviendo a la prensa reconocida huyendo de las noticias falsas. Otra novedad: Son los millenials los que lideran el movimiento.

(Agosto 6, 2018). La prensa estadounidense ha transitado una etapa tumultuosa que empezó su escalada en 2016, cuando llegó a tener el más bajo índice de confianza en la Encuesta Gallup (32%), además de ataques del Presidente, políticos de todo el país e incluso de buena parte de su audiencia. Publicamos dos trabajos al respecto:

A partir de 2016, pues, la prensa se reagrupó y, poco a poco, fue enfrentando fenómenos como la “posverdad”, el caos informacional de las redes sociales y, por supuesto, las noticias falsas. Las preguntas son: ¿Ha logrado recuperarse? ¿Cuál ha sido la respuesta del público? ¿Están ganado la batalla las noticias falsas?

El informe In News We Trust, realizado por Censuswide para estudiar el impacto y las consecuencias negativas y positivas de las noticias falsas en la prensa. Démosle un vistazo:

El trabajo reúne respuestas de 16.000 consumidores de 8 países (Brasil, México, EEUU, Reino Unido, Francia, España, Alemania e Italia) y analiza las actividades y tendencias sobre el consumo de noticias y la publicidad y el impacto que tienen las noticias falsas.

La mitad de los encuestados consume noticias entre 1 y 5 veces al día:

De los medios por los que se consumen noticias, los más confiables son la televisión (30%) y medios online (18%).

Como puede observarse, los social media tienen un bajo porcentaje de confiabilidad (11%). No obstante, los medios que prefiere la gente para consumir noticias son las publicaciones online (33%), la TV (31%) y los social media (20%).

La atención de la gente al consumir noticias se reparte principalmente en Impresos (65%) y medios online (60%).

El primer hallazgo es altamente relevante: Las noticias falsas empujaron a los lectores hacia los sitios web tradicionales de información. Quienes están seguro de ello constituyen el 36% y los que dicen que probablemente sí, 43%. Entre ambos acumulan 79%.

Por edades, los millenials (de 16 a 34 años) son el grupo más proclive a buscar fuentes de noticias confiables con 84%. Le siguen los de 35 a 54 con 77%.

Estos datos parecen indicar que, en efecto, el público ha entendido el valor de una fuente de noticias conocida, reconocida y confiable en vez de la multiplicidad de fuentes que pulula en los medios online. Las noticias falsas, pues, podrían estar dándose un “tiro en su propio pie” porque están empujando a la gente a buscar pocas pero confiables opciones de información vrificada y profesionalmente producidas.


Imagen inicial: Pixabay.


¿Tiene información sobre esta noticia?

3 + 8 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Galería de #FakeClassics: Desde rumores hasta leyendas urbanas

Galería de #FakeClassics: Desde rumores hasta leyendas urbanas

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Lo publicado recientemente sobre rumores, matrices de opinión, leyendas urbanas, hoaxes, falsas atribuciones y otras formas clásicas de los #fake.

¿Tiene información sobre esta noticia?

10 + 3 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Compró un grupo ruso 3.000 anuncios de Facebook para influir en las elecciones de 2016?

¿Compró un grupo ruso 3.000 anuncios de Facebook para influir en las elecciones de 2016?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Eso es lo que revelaron legisladores demócratas, según declararon, “para crear caos político y herir la democracia estadounidense” en la campaña presidencial de 2016. La mayoría de estos hallazgos vienen de la investigación del Fiscal Especial Robert Mueller.

(Mayo 10, 2018). Reporta EFE:

Legisladores demócratas del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de EE.UU. revelaron hoy más de 3.000 anuncios de Facebook comprados por un grupo ruso “para crear caos político y herir la democracia estadounidense”, según los congresistas.

 

Estos anuncios, publicados en Facebook entre 2015 y 2017, fueron pagados por la empresa Internet Research Agency, con sede en San Petersburgo (Rusia), acusada por el fiscal especial Robert Mueller de lanzar una “guerra informativa” contra los últimos comicios estadounidenses de noviembre de 2016.

Ejemplos:

La actividad desplegada tuvo un amplio rango:

Páginas de Facebook creadas por rusos que abarcan todo el espectro político, desde “Blacktivist”, en defensa de los derechos de la comunidad afroamericana, hasta “Heart of Texas”, destinada a reunir a gente con mentalidad conservadora, compraron miles de anuncios en esa red social.

 

Otra página, llamada “Ejército de Jesús”, que tenía como imagen de perfil a Jesús luchando contra Satán, animó a los votantes a elegir un presidente con “moral piadosa”, según recogieron los medios estadounidenses.

 

(…)  Los legisladores señalaron que los anuncios revelados hoy tuvieron una efectividad y alcance distinto en cada caso, desde centenares de visualizaciones hasta más de un millón.

 

Hasta septiembre, cuando identificó 470 cuentas que compraron 3.000 anuncios por más de 100.000 dólares en un período de dos años, Facebook negó reiteradamente que los rusos explotaran su plataforma.

La mayoría de estos hallazgos vienen de la investigación del Fiscal Especial Robert Mueller.


Imagen inicial: VK.

¿Tiene información sobre esta noticia?

1 + 8 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Cómo enfrentar las noticias falsas (Un micromanual)

Cómo enfrentar las noticias falsas (Un micromanual)

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Fernando Nunez-Noda

(Mayo 5, 2018). El poder para combatir la información falsa está en cada ciudadano, pero hay poderosos factores dentro y fuera de nosotros que hacen la tarea más difícil de lo que creemos. Comparto esta pequeña colección de anotaciones que a un servidor, en particular, le ha resultado útil y efectiva.

Primero lo primero

Visite Verificado.com a ver si hemos trabajado esa información. Si no, pues adeante con las siguientes recomendaciones.

 

Mi ego se cree más que yo

Éste es un principio ridículamente simple de expresar pero nada sencillo de aplicar: Hay que aplacar el ego. Muchas veces el afán de figuración de nosotros los usuarios, hace que rebotemos cualquier cosa que nos llegue sin mirar a los lados. Hay una compulsividad implícita en el acto de compartir información: es fácil, nos da cierta notoriedad y -casi siempre de buena fe- creemos estar haciendo un bien público.

Pues no. Al menos 50% de la información en internet y redes es falsa. Otras mediciones y opiniones elevan ese porcentaje. Cuando me llega información defectuosa de una persona (o sospechosa de serlo) pierdo confianza en ella hasta nuevo aviso. Toda información posterior viene con un sello de duda muy difícil de levantar. No cedan a la tentación de dar un “tubazo” porque pueden dárselo a su propia credibilidad… y eso no puede ser bueno para ningún ego.

NOTA: Tampoco se vale eso de “La mandé para ver si alguien lo confirmaba o negaba”. Si no va acompañado de una explícita advertencia, la mayoría lo tomará como una noticia auténtica y la cadena seguirá incólume. D hecho, aún con advertencia se suele tomar como un dato cierto.

 

Dudo luego existo

Es bueno crearse una directriz mental y actitudinal en forma de algoritmo: “Al ver una pieza de información cuya veracidad no puedo determinar → ¡Espera y revisa!”.  

Es decir, duden todo, absolutamente todo que no venga de una fuente de comprobada confiabilidad. Con disciplina, con rigor. E incluso al mejor cazador se le puede ir la liebre. Asi que guarden un resquicio de duda también para las “buenas fuentes”.

 

ABC de la verificación

Cuál es la fuente. ¿Es anónima? ¿Dicen que se lo dijeron? Si se lo envió alguien conocido pregúntele. Si antes de ese alguien conocido hay anonimato es casi son seguridad falso. Si las fuentes son blogs desconocidos, amateurs, que solo copian información de otras fuentes y tienen una marcada tendencia a buscar clics a toda costa… estamos en terrenos desconfiables.

Grados de confianza a los medios. Seguro usted lo hace sin pensarlo mucho. La forma más sencilla sería cotejar los diagnósticos y predicciones que hace un medio contra los resultados. Si expone lo que en la práctica ocurre y si permite predecir con un buen grado de asertividad, el medio merece nuestra confianza. ¿Es profesional o amateur? ¿Cómo se compara con otros medios similares? ¿Coinciden los datos provistos, es reconocido por la comunidad, se sabe quién escribe, quién ilustra, toma las fotos o videos? ¿Produce o cura su propio contenido?

Un medio de calidad identifica quiénes lo dirigen y qué staff tiene. Genera contenido propio, de agencias o colaboradores identificados. Las noticias que difunde contestan las 5 preguntas claves: qué ocurrió , cuándo y dónde, quiénes están involucrados y por qué. Puede o no incluir un cómo. La noticia debe tener fuentes: testigos, organizaciones que atienden el caso, el mismo que la reporta; y todo esto de forma verificable.

Google. Copie el texto de la “información” y péguelo en el buscador. Vaya a Google News y coloque las palabras claves, por ejemplo: Kim Jong-un misil Mar de JapónSi hay diversas fuentes reconocidas o de calidad que lo mencionan, resaltando los mismos datos, hay allí una validación. Chequee la fecha, que a veces es una noticia vieja revivida por alguien que no lo sabía.

Buscar en redes. Repita las búsquedas en Facebook, Twitter, Whatsapp, foros tipo Reddit. Si encuentra una noticia débil en referencias, repetida exactamente igual en blogs o posts de social media, es muy probable que sea una noticia tendenciosa o deficiente falsamente amplificada. Mejor no compartirla hasta comprobarla.

Una lista de emisores confiables.  Visite cuentas de social media de reconocida confiabilidad (tome en cuenta que hasta ellos se pueden equivocar, pero no todos a la vez), solo para ver si la han compartido o comentado. Pregúnteles o llame a un amigo.

Imágenes. En Google Chrome uno coloca el cursor sobre una foto, clic en el botón derecho del ratón y en el menú que aparece haga clic en “Buscar foto en Google”. Le dirá todas las apariciones de la foto que registra el buscador. Podrá verificar si corresponde a lo que dicen que es y la fecha de publicación.

 

Si todo falla

Pregúntenos por esta vía o a contacto@verifikado.com. Por lo menos lo aguantaremos de compartir la información dudosa hasta que verifiquemos.


Fernando Nunez-Noda es el Director de VerifiKado.

¿Tiene información sobre esta noticia?

2 + 5 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Fueron las “fake news” factor clave en el triunfo de Donald Trump?

¿Fueron las “fake news” factor clave en el triunfo de Donald Trump?

MENÚ: INICIO — POSTS — CONTACTO

Indeterminado. Hay indicios muy sólidos de que la ola de noticias falsas, de todas las fuentes y tipos, influyó en la decisión de voto de muchos lectores. •No obstante, la influencia medida ocurre en un porcentaje minoritario que parece haber tenido ya una preferencia clara (Trump) y decide, de una forma u otra, creer lo falso. No hay evidencia hasta el momento de que las noticias falsas hayan influido en una mayoría determinante. Algunos científicos sociales creen que sí pero falta evidencia más concluyente.

(Abril 12, 2018). No hay respuesta concluyente hasta ahora, a pesar de que se han conducido varios estudios. Se sabe que tuvieron impacto, pero no se ha medido su alcance y su repercusión real. A continuación algunos hallazgos hasta ahora, sobre todo de un reporte de NPR:

 Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, se refirió al asunto al testitifcar ayer ante un Comité Senatorial, y se refirió a los recursos informáticos que se usaron en la campaña presidencial de 2016 para generar noticias falsas y otros elementos que distorsionaron el panorama noticioso:

“[Está] claro ahora que no hicimos lo suficiente para evitar que estas herramientas se usen también para causar daños. Eso se aplica a noticias falsas, interferencia extranjera en elecciones y discursos de odio (…). Fue mi error, y lo siento. Empecé Facebook, lo administro, y soy responsable de lo que sucede aquí “.

 Una investigación Redes sociales y noticias falsas en la elección de 2016 de la Universidad de Stanford en California señala:

Después de las elecciones de 2016, una preocupación específica ha sido el efecto de las “noticias falsas”, como se ha denominado, circulado en las redes sociales. La evidencia muestra que:

1) 62% de los adultos estadounidenses recibe noticias en las redes sociales.

2) Las noticias falsas populares fueron más ampliamente compartidas en Facebook que las noticias ciertas populares.

3) Muchas personas que ven noticias falsas informan que las creen; y

4) Las noticias falsas más discutidas tienden a favorecer a Donald Trump sobre Hillary Clinton.

Juntando estos hechos, varios comentaristas han sugerido que Donald Trump no habría sido elegido presidente si no fuera por la influencia de las noticias falsas.

 Seguimos con NPR:

Y otro estudio sugiere que Facebook fue un conducto importante para esta noticia. Cuantas más personas usaban Facebook, más noticias falsas consumían, [como se ha descubierto en otras investigaciones].

Más de una cuarta parte de los adultos en edad de votar visitaron al menos un sitio web de noticias falsas apoyando a Clinton o Trump en las últimas semanas de la campaña de 2016, según las estimaciones de Guess y sus coautores. Esa información fue extraída de una muestra de más de 2.500 datos de tráfico web de los estadounidenses recopilados (con consentimiento) de octubre a noviembre de 2016.

 Sigue con que:

Según un estudio de Princeton’s Guess y sus coautores, se estima que solo el 10% de los estadounidenses representa casi el 60% de las visitas a sitios de noticias falsos. No solo eso, sino que ese 10% es el 10% de las personas con las “dietas de información más conservadoras”.

Eso sugiere que, al menos en lo que respecta a la lectura de artículos de fake news, las noticias falsas pueden haber servido en gran medida para influir en los votantes ya decididos. Se podría suponer razonablemente que una de cada diez conservadores, que leen las noticias falsas, probablemente nunca votarían por Clinton.

Luego:

Tal vez un cuarto de los estadounidenses vieron una historia falsa… ¿pero se mantuvo? Un estudio de principios de 2017 arrojó dudas sobre esto. En él, investigadores de NYU y Stanford presentaron a la gente una serie de titulares de noticias falsas, así como una serie de titulares de noticias falsos falsos (es decir, titulares que los investigadores inventaron).

(…)  Ese resultado podría significar que una gran parte de los estadounidenses está tan determinado en sus creencias que se convencen fácilmente de las falsedades, como escribió Neil Irwin, del New York Times: “Esa es una fuerte indicación de lo que está pasando con los consumidores de noticias falsas. Puede ser menos que la información falsa de fuentes de noticias dudosas esté dando forma a su visión del mundo. Más bien, algunas personas (aproximadamente el 8% de la población adulta, si tomamos los datos de la encuesta al pie de la letra) están dispuestas a creer cualquier cosa que suene plausible y se ajuste a sus ideas preconcebidas sobre los héroes y villanos en la política “.

El resto del artículo NPR.

Conclusiones

  • Hay indicios muy sólidos de que la ola de noticias falsas, de todas las fuentes y tipos, influyó en la decisión de voto de muchos lectores.
  • No obstante, la influencia medida ocurre en un porcentaje minoritario que parece haber tenido ya una preferencia clara (Trump) y decide, de una forma u otra, creer lo falso.
  • No hay evidencia hasta el momento de que las noticias falsas hayan influido en una mayoría determinante. Algunos científicos sociales creen que sí.
  • Será cuestión de esperar a el o los estudios definitivos al respecto.
  • Las investigaciones del Fiscal  Robert Mueller, sobre la injerencia rusa en las elecciones del 2016, pueden arrojar luces al respecto. Siguen en marcha y quizá traigan sorpresas.
  • Por los momentos, las evidencias no dicen o desdicen la injerencia determinante de las fake news en las elecciones.
Más Información

El siguiente gráfico de Statista (en inglés) corresponde a un trabajo de la Monmouth University. Se le preguntó a la muestra si consideraba que las noticias falsas son plantadas en EE.UU. por agentes extranjeros. 66% piensa que sí en los medios conocidos y 71% en las redes sociales. Solo 12% y 7% respectivamente creen que tal cosa no ocurrió.


Imagen principal hecha con insumos de Pixabay.com.

¿Tiene información sobre esta noticia?

2 + 4 =

(Puede ser confidencial)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.