2018 ¿Récord en detenciones de militares venezolanos?

2018 ¿Récord en detenciones de militares venezolanos?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

En Venezuela hay, al menos,163 militares tras las rejas, y de éstos 116 fueron encarcelados este año, lo que representa el 71% del total. Como otros presos civiles, estos militares están apresados en condiciones paupérrimas, muy alejados del debido proceso.

Esto hace a Nicolás Maduro, para efectos militares, el “encarcelador en jefe”.

(Noviembre 19, 2018). En Venezuela existen 163 militares tras las rejas, y de éstos 116 fueron encarcelados este año, lo que representa el 71% del total.

Además esos 116 militares que fueron puestos tras las rejas este año, es casi cuatro veces al total de uniformados que fueron encarcelados durante los 14 años del gobierno de Hugo Chávez.

En efecto, y hay que tomar en cuenta que enfrentó un golpe militar, en total el número de militares que fueron a prisión entre 1999 y 2012 fue de 31 efectivos.

Según un trabajo de Claudia Smolansky para Cronica Uno se trata de un récord para el país, pues ni siquiera durante la dictadura de Pérez Jiménez se vivió una situación semejante.

El número de uniformados presos casi supera al de presos políticos, que según la Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia se eleva a 197.

Traición a la patria, instigación a la rebelión y falta al decoro militar son los principales cargos que enfrentan estos funcionarios.

A muchos de estos militares, además, los mantienen en condiciones infrahumanas, según denunció recientemente la periodista especializada en esta fuente Sebastiana Barráez.

Esposas de nueve oficiales (entre ellos seis tenientes coroneles) detenidos el pasado 2 de marzo han denunciado además que han sido objeto de torturas, y que cuando fueron presentados al Tribunal Supremo de Control, tras pasar nueve días incomunicados, todos tenían heridas físicas.

Referencias


Imagen inicial: Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

10 + 10 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Se reunirán Maduro y Trump?

¿Se reunirán Maduro y Trump?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Es difícil pensar que Venezuela vaya a aceptar acceder a una mayor democratización solo para reunirse con Trump. Y ni pensar en celebrar nuevas elecciones supervisadas o cualquier cosa que ponga en duda la actual legitimidad del régimen. Y también es improbable que Estados Unidos se conforme con menos que eso.

No descartamos de plano la posibilidad de una reunión entre Trump y Maduro, pero le damos una K amarilla con tendencia a la baja. Es decir, casi falso con una mínima ventana de probabilidad.

Javier Brassesco

(Octubre 18, 2018). Reunirse con Donald Trump es algo que el presidente venezolano viene pidiendo desde que el primero fue electo presidente de Estados Unidos en noviembre de 2016.

Sin embargo, desde que asumió la presidencia en enero de 2017 Donald Trump mostró un discurso abiertamente frontal contra el régimen venezolano, que arreció durante la etapa de protestas (abril-julio de 2017) antigubernamentales que tuvieron lugar en el país caribeño.

El distanciamiento se hizo mayor una vez que en agosto de 2017 Estados Unidos impusiera por primera vez sanciones contra el gobierno de Maduro.

Sin embargo, Maduro volvería a pedir reunirse con Trump vía Twitter el 19 de febrero de 2018, llamando a “iniciar un diálogo”

Durante la última Asamblea General de las Naciones Unidas, Trump pareció abrir una puerta cuando dijo que haría lo posible por ayudar al pueblo venezolano y que no descartaba la posibilidad de un encuentro con su par venezolano, aunque a renglón seguido afirmó que “todas las opciones” estaban abiertas para Venezuela.

Finalmente, la Casa Blanca desmintió que hubiese nada pautado.

De todas formas Maduro viajó de urgencia a Nueva York y se hizo presente en la ONU, y en su discurso afirmó, una vez más, que estaba dispuesto a reunirse con Trump pese a las diferencias “abismales” que les separan

Ahora este miércoles, desde fuentes cercanas a Estados Unidos, se menciona esta posibilidad. ¿Es de verdad posible una reunión entre Trump y Maduro?

Si y solo si

La versión de un alto funcionario de la administración Trump que habría asomado la posibilidad de una reunión fue dada a conocer por la agencia de noticias EFE, esto es, una fuente confiable. Los medios que la replicaron comparten esta fuente primigenia.

Este funcionario, que pidió el anonimato, dijo en una reducida reunión con algunos medios de comunicación que “Si el gobierno venezolano desea hablar con el gobierno de Estados Unidos necesita mostrar tangiblemente pasos y reformas democráticas”.

¿Cuáles serían estos “pasos y reformas democráticas”? ¿Bastaría con la liberación de algunos presos políticos, por ejemplo? ¿O con el establecimiento de un canal humanitario? ¿O serían necesarias además unas nuevas elecciones monitoreadas por organismos internacionales para asegurar su pulcritud? No se sabe, pues apenas se trata de una idea que acaba de ser lanzada y ni siquiera de manera oficial.

Pero no es ocioso preguntarse hasta dónde llegan las exigencias de Estados Unidos. La propia legitimidad de Maduro (electo en unas elecciones controladas por el gobierno y donde no participó ninguno de los principales partidos de oposición) es puesta en duda por muchos países. Incluso España, país que se suponía suavizaría la línea de la administración anterior de Mariano Rajoy, acaba de anunciar por boca de su canciller que solo reconoce la legitimidad de Maduro hasta el 10 de enero de 2019, cuando se vence su primer período.

Es difícil pensar que Venezuela vaya a aceptar acceder a una mayor democratización solo para reunirse con Trump. Y ni pensar en celebrar nuevas elecciones o cualquier cosa que ponga en duda la actual legitimidad del régimen. Y también es improbable que Estados Unidos se conforme con menos que eso.

No descartamos de plano la posibilidad de una reunión entre Trump y Maduro, pero le damos una K amarilla con tendencia a la baja.

 


Imagen inicial: Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

8 + 12 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿España propuso levantar las sanciones a Venezuela a cambio del diálogo?

¿España propuso levantar las sanciones a Venezuela a cambio del diálogo?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

No es correcto decir que Joseph Borrell pidió “cambiar diálogo por sanciones”, tal y como publicaron tantos medios de comunicación.  Por su parte, Federica Mogherini, Alta Representante de la Unión Europea para la Política Exterior, confirmó que no hay ninguna intención de levantar las sanciones al régimen de Nicolás Maduro.

(Septiembre 15, 2018). Fue más que un rumor y no se expandió solo por las redes: varios portales de noticias vienen asegurando desde el fin de semana que el gobierno español propondría ante la Unión Europea levantar las sanciones económicas que pesan sobre el régimen venezolano a cambio de un proceso de diálogo entre las partes en conflicto.

La propuesta sería hecha por el gobierno español a través de su canciller Josep Borrell ante el consejo de ministros de Asuntos Exteriores de la UE que se celebró este lunes.

Dice la noticia, replicada por varios medios, que el gobierno español se mantendría firme en la exigencia de mejorar la situación de los derechos humanos en Venezuela, así como en el fortalecimiento de su democracia, pero que haría énfasis en el diálogo como la vía para superar la crisis, lo que sería un giro completo con respecto a la política que hacia Venezuela mantuvo el gobierno de Mariano Rajoy.

Esta posición sería además contraria a la que ha adoptado la administración de Donald Trump, que ha apostado por el endurecimiento de las sanciones.

Si hay alguien interesado en ese levantamiento de sanciones de Venezuela es José Luis Zapatero, ex presidente español muy cercano al régimen chavista. Desde hace años ha sido el promotor de mesas de diálogo entre el régimen y la oposición que a nada han llegado. Según Rafael Ramírez, ex presidente de PDVSA:

“(…) Hasta Zapatero ha recibido contratos petroleros”. El ex funcionario del gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez explicó que Zapatero presuntamente funge como representante de empresarios españoles que recibieron un contrato en la Faja Petrolífera del Orinoco.

De ser cierto, explicaría mucho sobre el afán de Zapatero por convocar diálogos como estrategia dilatoria.

Pero, volviendo al punto ¿Es cierto lo publicado en tantos medios? ¿Suavizará el gobierno que encabeza Pedro Sánchez la línea dura por la que apostó Rajoy para Venezuela?

Borrell aclara

En la rueda de prensa posterior a este consejo de cancilleres, Borrell tuvo que salirle al paso a este rumor y aclaró que la UE “no abandonará” las sanciones a Venezuela.

Aseguró que no se trataba de cambiar la política que hacia ese país mantiene la UE, sino de intentar “no una mediación” sino más bien una “facilitación” del diálogo y que se busque una “solución pactada democráticamente”.

Para él el diálogo es necesario porque en Venezuela “la tensión social no puede aguantar más”.

Así que no es correcto decir que Borrell pidió “cambiar diálogo por sanciones”, tal y como publicaron tantos medios de comunicación. Borrell dijo que el gobierno español buscaría facilitar el diálogo en Venezuela entre los principales actores políticos, sí, pero en ningún momento dijo que éste podría ser utilizado como una moneda de cambio ni habló de levantar sanciones.

Por su parte, Federica Mogherini, Alta Representante de la Unión Europea para la Política Exterior, confirmó que no hay ninguna intención de levantar las sanciones al régimen de Nicolás Maduro.

Sanciones que en el caso de la Unión Europea, vale la pena aclararlo, no consisten más que en un embargo de armas  y equipos de represión interna, la prohibición a las empresas europeas a financiar actividades militares del gobierno venezolano y una lista negra que hasta ahora cuenta con 18 funcionarios. Pero no son sanciones financieras, no tienen mayor efecto sobre la economía venezolana.

Videos

 

 


Imagen inicial: VK.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

15 + 7 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿9 de cada 10 venezolanos son pobres según la ONU?

¿9 de cada 10 venezolanos son pobres según la ONU?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

El empobrecimiento de Venezuela, luego de ser uno de los países más ricos de América Latina y en tan poco tiempo, es un fenómeno inédito en el subcontinente. Todos los indicadores han retrocedido bajo los dos regímenes autoritarios del chavismo.

(Septiembre 22, 2018). A casi dos décadas de gobierno chavista, Venezuela ha pasado de ser uno de los países más ricos de América Latina a uno de los más pobres, a juzgar por las cifras aportadas por la ONU en un reciente informe. ABC de España lo reseña en la tecla de Ludmila Vinogradoff:

Una amplia mayoría de los venezolanos vive en la pobreza, al menos el 87% de la población, mientras que el 61% ya cayó al nivel de la miseria extrema. Y en cuanto al futuro generacional, el 55% de los niños menores de cinco años sufre de malnutrición y desnutrición, que tiene un impacto negativo e irreversible en su retraso y crecimiento.

 

(…) «Una sola enfermera tiene que ocuparse de 80 pacientes en un día», explicó Valencia, y denunció que «16.000 enfermos renales tienen su vida amenazada porque se han clausurado los centros de diálisis; 5.000 pacientes hemofílicos no reciben tratamiento de coagulación; 33.000 enfermos de párkinson no obtienen medicinas, y 80.000 seropositivos no perciben tratamientos antiretrovirales desde 2017», detalló Valencia.

 

Añadió que en los últimos años el número de muertos a causa del sida o enfermedades relacionadas aumentó de 1.600 al año hasta las 5.000 personas. Señaló que 55.000 personas enfermas de cáncer no reciben quimioterapia o las medicinas necesarias y que la mayoría de los centros de tratamiento del cáncer han clausurado.

 

También hubo denuncias sobre la vuelta de enfermedades que se habían erradicado:

Valencia también afirmó que se están presentando brotes de enfermedades ya erradicadas como el sarampión (más de 4.000 casos) o la malaria (500.000), y que las cifras de infectados creciendo.

 

(…) La denuncia de la pobreza en Venezuela la hizo el director de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y a la Vida (Codevida), Francisco Valencia, junto a otros representantes de la ONG y del Centro de Derechos Humanos (CDH) de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) ante las Naciones Unidas.

 

En el acto fue organizado por la ONG defensora de las libertades fundamentales Human Rights Watch y llevado a cabo en paralelo a la trigésimo novena sesión regular del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Otros estudios revelan la alarmante escalada de la pobreza crítica:

La Encuesta sobre Condiciones de Vida en Venezuela (Encovi) realizada por las principales universidades del país y presentada este miércoles en Caracas reveló que la pobreza extrema aumentó en el país de 23,6 % a 61,2 % en cuatro años y casi 10 % tan solo entre 2016 y 2017.

La pobreza crítica se refiere a “aquellos hogares cuyos ingresos no les dan para pagar, al menos, el costo de alimentación, es decir, aquellos hogares en los que la sobrevivencia biológica de sus miembros se encuentra comprometida”.

 


Imagen inicial: VK.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

2 + 7 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Las sanciones provocaron la crisis económica en Venezuela?

¿Las sanciones provocaron la crisis económica en Venezuela?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Venezuela lleva cuatro años seguidos en recesión económica y con una inflación que ha ido aumentando de forma exponencial. A finales de ese cuarto año de crisis es que llegan las primeras sanciones financieras por parte de Estados Unidos, y son impuestas por la elección de una Asamblea Constituyente que en la práctica usurpó las funciones de una Asamblea Nacional.

Estas medidas tienen un alcance limitado: Venezuela no puede renegociar ni emitir deuda pública en bancos estadounidenses, pero sí en bancos rusos, chinos o incluso europeos (las sanciones de la Unión Europea no son financieras).

Venezuela puede seguir importando y exportando y el mercado petrolero no ha sido afectado con ninguna sanción. No tiene ningún sentido la afirmación de que las sanciones (que además son muy limitadas, como hemos visto) han provocado la crisis económica de Venezuela. Las mismas fueron impuestas cuando el país llevaba ya cuatro años en crisis.

Javier Brassesco

(Septiembre 18, 2018). Desde el gobierno venezolano se ha vuelto rutinaria la afirmación de que la crisis económica que atraviesa el país se debe a las sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea.

Para analizar esa afirmación, iremos por partes. Primero que nada hay que determinar cuándo comenzó la llamada “crisis económica” de Venezuela.

La recesión económica venezolana comenzó a principios de 2014, cuando ya en el primer trimestre el BCV registró (la información la dio a finales de ese año) una caída de la economía por el orden del 4,8%. La caída se mantendría y en el segundo trimestre sería de 4,9%. Ese año de 2014 la inflación, que en 2013 cerró en 56%, llegó a 68%.

Desde entonces todos los índices económicos no harían sino empeorar para 2015, cuando la inflación saltó de repente a 181%, una cifra sin parangón en toda la historia venezolana, pues solo una vez había pasado de 100% (en 1996, cuando se ubicó en 103%). En 2015, además, el PIB se contrajo en un 5,7% (el PIB del sector petrolero decreció 0,9% y la economía no petrolera 5,6%).

Para 2016 ya el Banco Central de Venezuela dejó de emitir datos oficiales, pero se supo que la inflación que este organismo reportó al Fondo Monetario Internacional fue de 274%, si bien economistas independientes hablaron de 550%. La caída del PIB fue la peor desde 2003 (año del paro petrolero), con una contracción de 18,6%

En 2017 la inflación continuó desbocada y la firma financiera Ecoanalítica (pues el BCV sigue sin dar datos oficiales) la calculó en 2.735%

La caída del PIB fue de 9,5%. Con eso se completaban cuatro años de contracción económica continuada, desde 2014 a 2017.

Y llegan las sanciones

Es en este panorama de crisis económica aparecen en abril de 2017 unas protestas a nivel nacional contra el gobierno que en cuatro meses dejaron un saldo de entre 135 y 157 muertos.

La represión a estas protestas es lo que provoca la aparición de las primeras sanciones por parte de Estados Unidos, pero éstas fueron dirigidas a funcionarios del régimen, no tenían ningún impacto en la economía. Las primeras sanciones financieras impuestas a la nación son realizadas en agosto de 2017 tras la elección de una Asamblea Constituyente oficialista calificada como fraudulenta por Estados Unidos y muchos países de la región.

Es decir, las sanciones financieras, que prohibían renegociar o emitir deuda pública, fueron impuestas tras cuatro años seguidos de recesión económica.

Diputado y economista José Guerra: “Venezuela puede emitir deuda en Rusia, en China, incluso en Europa”. Foto: Wikicommons.

El economista y diputado José Guerra, consultado por Verifikado, aclara además que este impedimento aplica solo para bancos estadounidenses: “Venezuela puede emitir deuda en Rusia, en China, incluso en Europa”.

¿En Europa? ¿Y qué pasa con las sanciones de la Unión Europea? En efecto, la Unión Europea aprobó en noviembre de 2017 un conjunto de sanciones pero las mismas no consisten más que en un embargo de armas y equipos de represión interna, la prohibición a las empresas europeas a financiar actividades militares venezolanas y la creación de una lista negra  para sanciones a futuro a los responsables de violaciones a los derechos humanos.

Hasta ahora, esa lista cuenta con 18 funcionarios del gobierno de Maduro, incluyendo a su vicepresidenta Delcy Rodríguez y a Diosdado Cabello, hombre fuerte del régimen.

Pero no son sanciones financieras las que impuso la Unión Europea, no tienen ningún efecto sobre la economía venezolana.

Guerra aclara además que no se ha realizado un embargo al petróleo venezolano: “No se ha tocado el petróleo, ninguna sanción habla del petróleo”.  El diputado cree que las medidas han agravado la crisis pero en ningún caso la provocaron.

Aclara que incluso el gobierno podría solicitar créditos de organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial, que las sanciones no se lo impiden, pues el brazo de Estados Unidos no es tan largo.

Sin embargo, aquí el gobierno de Maduro se encuentra con un problema causado por el propio régimen: “Para tener acceso al financiamiento del Fondo Monetario Internacional, éste exige el artículo IV de su convenio constitutivo la revisión y supervisión de las políticas económicas del país que solicita una ayuda, y hace ya diez años que Venezuela no permite que el FMI pueda supervisar sus políticas económicas”.

Nuestra validación

Venezuela lleva cuatro años seguidos (2018 será el quinto) en recesión económica (con crecimiento negativo y contracción del PIB) y con una inflación que ha ido aumentando de forma exponencial. A finales de ese cuarto año de crisis es que llegan las primeras sanciones financieras por parte de Estados Unidos, y las mismas son impuestas por la elección de una Asamblea Constituyente que en la práctica usurpó todas las funciones de una Asamblea Nacional que ya estaba en funciones y era dominada por la oposición.

Estas medidas tienen un alcance limitado (aunque ciertamente importante) pues Venezuela no puede renegociar ni emitir deuda pública en bancos estadounidenses, pero sí en bancos rusos, chinos o incluso europeos (las sanciones de la Unión Europea no son financieras).

Venezuela puede seguir importando y exportando y el mercado petrolero no ha sido afectado con ninguna sanción.

No tiene ningún sentido la afirmación de que las sanciones (que además son muy limitadas, como hemos visto) han provocado la crisis económica de Venezuela; las mismas fueron impuestas cuando el país llevaba ya cuatro años en crisis.

 


Imagen inicial: VK.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

14 + 12 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.