fbpx
¿Un tercio de los guatemaltecos tiene planes de emigrar a EEUU?

¿Un tercio de los guatemaltecos tiene planes de emigrar a EEUU?

La encuesta existe pero el senador la lee de forma incorrecta.

(Julio 1, 2019 – Javier Brassesco). El senador republicano por Wisconsin Ron Johnson afirmó en una entrevista a CNN que existe una encuesta que indica que un tercio de los guatemaltecos tiene planes de emigrar a Estados Unidos, y que eso es casi 6 millones de personas (a partir del minuto 6.28):

En su blog, el senador afirma que en dicha encuesta “39,2% de los entrevistados (todos guatemaltecos mayores de edad) tienen planes de emigrar, y 85% de éstos lo haría a EEUU”. De ahí es que el senador saca su cifra de que un tercio de los guatemaltecos tiene planes de emigrar a Estados Unidos.

La encuesta existe, pero Johnson la lee de manera incorrecta. Fue llevada a cabo por un grupo de investigación de Guatemala y la universidad de Vanderbilt entre enero y marzo de este año y se entrevistó a 1.596 personas en toda Guatemala, una muestra representativa del país.

En realidad 25,3% de los entrevistados respondió que tenía planes de emigrar (sin indicar a dónde lo haría), lo cual es mucho menor a la cifra de 39,2% que cita Johnson.

¿De dónde sacó Johnson entonces esa cifra de 39,2%? Pues resulta que a todos los que respondieron afirmativamente a esta primera cuestión, se les preguntó luego qué tan probable era que en los próximos tres años ya estuviesen viviendo en otro país, y ahí el 39,2% respondió que era “muy probable”.

La cifra de 39,2% es entonces parte de ese 25% inicial que dijo tener planes de emigrar, pero no representa a la totalidad de la población en Guatemala.

Que el 25% de la población de un país tenga planes de emigrar es ciertamente una cifra muy alta. Pero no es el 39,2% que citó Johnson, y por lo tanto tampoco es cierto que un tercio de los habitantes de ese país tenga planeado emigrar hacia Estados Unidos.

El grupo de investigación de la universidad de Vanderbilt también le corrigió la plana a Prensa Libre, que repitió lo mismo que había dicho Johnson:


Imagen inicial: WikiCommons.

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

3 + 9 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿30% de las ensambladoras de automóviles de EEUU se han mudado a México?

¿30% de las ensambladoras de automóviles de EEUU se han mudado a México?

La producción de automóviles en México ha crecido y la de EE.UU. ha decrecido, pero no ha sido porque se hayan desmantelado operaciones en el norte y se hayan trasladado al sur, como afirma el presidente.

(Julio 26, 2019 – Javier Brassesco). En varias ocasiones Donald Trump ha señalado que Estados Unidos ha perdido 30% del negocio automovilístico en favor de México.

Lo dijo en Twitter:

Lo afirmó en CNBC en una entrevista:

“Ellos tomaron 30% de nuestras ensambladoras. Se mudaron a México, todo el personal fue despedido. Estas compañías volverían a Estados Unidos si impusiésemos un impuesto o un arancel de 25%”. Y lo volvió a repetir en un discurso el mes pasado (minuto 17:55):

“México tomó 30% de nuestro negocio automovilístico. No sé si lo sabían o no, ellos tienen plantas automovilísticas que nunca habían tenido. 30%, tal vez más, de nuestras plantas. No los culpo, no culpo a nadie, culpo a nuestros pasados líderes”.

Ni un solo traslado

La fabricación de automóviles se ha doblado en México en menos de veinte años, pasando de alrededor de un millón de unidades en el año 2000 a los dos millones que produce actualmente. Estados Unidos, por su parte, marcha en la dirección contraria, pues en el año 2000 producía unas cinco millones de unidades y hoy fabrica alrededor de tres.

Y de las 13 plantas para la fabricación de automóviles que se han abierto en América del Norte desde 2009, nueve lo han hecho en territorio mexicano y solo cuatro en Estados Unidos.

Sin embargo, el Centro para la Investigación Automovilística (Center for Automotive Research),  asegura que ni una sola planta ha mudado sus operaciones de Estados Unidos a México, como lo afirmó Trump en CNBC.

En un momento Ford anunció que movería la producción del Ford Focus de Michigan a México, pero finalmente fue mudado a China, algo que Trump criticó en su momento. Pero la planta de Michigan no fue cerrada, sino que se reacondicionó para comenzar a producir nuevos modelos del Ranger y la Bronco. Y hoy el Focus está descontinuado.

Así que si bien es cierto que el negocio automovilístico mexicano ha crecido mientras que el estadounidense decrece, es falso que ninguna planta ensambladora de automóviles se haya mudado de Estados Unidos a México en los últimos años.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

14 + 15 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Cifras de la inmigración ilegales y el escándalo de los centros de detención

Cifras de la inmigración ilegales y el escándalo de los centros de detención

Cifras y datos sobre los centros de detención en la frontera mexicana-estadounidense, que han generado una gran polémica en la opinión pública. ¿Cuántos inmigrantes ilegales atiende? ¿Viene la mayoría de México? ¿Son ciertos los reclamos de condiciones muy por debajo de lo necesario? ¿Es un problema orgánico o provocado?

(Julio 5, 2019 – Javier Brassesco). El propio Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) publicó un informe este martes en donde se alerta por las condiciones extremas en las que permanecen detenidos miles de inmigrantes ilegales en comisarías fronterizas.

Las fotos muestran un hacinamiento extremo, y uno de los funcionarios citados alerta que estamos en presencia de una “bomba de tiempo”.

El propósito del informe, según se afirma en el documento, es hacer que se conozca la gravedad del problema. Aquí algunas cifras y datos sobre estos centros de detención y sobre la inmigración ilegal en general.

-El DHS realizó una inspección el 10 de junio y para entonces la Patrulla Fronteriza tenía detenidos en cinco centros a unos 8 mil inmigrantes ilegales, entre ellos 2.669 menores de edad. Solo se trata de las comisarías de Rio Grande, al sur y este de Texas. Pero también se han denunciado condiciones de hacinamiento en la zona de El Paso.

-De estos 8 mil, 3.400 habían estado detenidos más de las 72 horas que establece la ley como límite para que sean procesados. Unos 1.500 estaban allí desde hace más de diez días. Había 50 niños menores de siete años y sin acompañantes que llevaban más de dos semanas esperando ser transferidos al sistema de servicios sociales.

-Estos lugares de detención son simplemente comisarías, no lugares habilitados especialmente para albergar a grandes cantidades de personas. Eso explica el hacinamiento que se puede ver en las fotos publicadas por el propio DHS.

-Las fotos han causado mucha conmoción porque no se conocía con detalle sobre esta situación: en estos centros de detención los periodistas tienen prohibida la entrada.

El jefe de Seguridad Nacional, Keven McAleenan ordenó además una investigación por mensajes “perturbadores e inexcusables” por parte de agentes fronterizos hacia estos inmigrantes en mensajes de Facebook.

La inmigración ilegal se dispara con Trump

-Las cifras de la inmigración ilegal están aún muy lejos del récord histórico del año 2000, cuando se procesaron 1,6 millones de detenciones, pero han subido de manera significativa en los últimos dos años.

-El pasado año fiscal fueron detenidas 521 mil personas en la frontera (casi el doble que el anterior), y este año ya van 594 mil y faltan cuatro meses para cerrar el año fiscal.

-Solo en febrero de este año se calcula que unas 76 mil personas sin papeles intentaron traspasar la frontera entre México y Estados Unidos, lo que duplica al año anterior.

Más de 90% de estos inmigrantes que cruzaron o intentaron cruzar la frontera en febrero provienen de Guatemala.

-Según cifras del gobierno mexicano, éste ha enviado a sus países de origen a unas 37 mil personas que intentaban  ingresar a Estados Unidos entre enero y abril de esta año. Durante todo 2018 fue de 110 mil y de 78 mil en 2017.

El Congreso aprobó la semana pasada 4.500 millones de dólares para atender esta situación, pero no está claro si los mismos serán destinados a mejorar las condiciones de estos centros, como quieren los demócratas, o a reforzar las fuerzas de seguridad.

Algunos analistas afirman que el gobierno bloquea el sistema a propósito para incrementar la sensación de caos en la frontera y poder tomar medidas drásticas.

-Ante el escándalo que provocó la publicación del informe del DHS, Trump dijo que “si los inmigrantes no están contentos en los centros de detención, que no vengan”. Trump ha intentado presionar para que se adopten leyes más severas contra la inmigración ilegal.


Imagen inicial: Google Images, búsqueda bajo “immigration detention centers”.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

9 + 14 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Ayuda México a contener la inmigración ilegal hacia Estados Unidos?

¿Ayuda México a contener la inmigración ilegal hacia Estados Unidos?

Tendencia a ser falso.

Hasta ahora ha habido pasos hacia adelante y hacia atrás, aunque más hacia atrás. Sin duda se ha manifestado una voluntad de colaborar por parte del gobierno de AMLO, pero las acciones han sido ambiguas y no contundentes.

(Junio 26, 2019 – Javier Brassesco). Hace menos de tres meses, Donald Trump afirmó que México, al igual que Honduras, El Salvador y Guatemala, no estaba haciendo “NADA” para ayudar a contener el flujo de migrantes ilegales hacia Estados Unidos.

Sin embargo, su discurso cambió drásticamente tras un acuerdo que se alcanzó con las autoridades mexicanas, y así la semana pasada afirmó que en esta materia México estaba haciendo más que los propios demócratas.

También afirmó que existe una especie de acuerdo secreto y que lo más importante no ha sido dado a conocer, y cuando algunos periodistas le dijeron que en ese acuerdo no había nada nuevo, mostró una hoja doblada que según él era el acuerdo: “Este es el acuerdo que dicen que no tengo (…) dejaré que México haga el anuncio en el momento adecuado”, afirmó. Horas antes había asegurado que lo más importante del acuerdo aún no se había revelado.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard lo desmintió y afirmó que todos los puntos del acuerdo se han hecho públicos. Y que en las negociaciones México se negó a ser catalogado como “tercer país seguro”.

¿Ayuda México o no ayuda a la hora de contener el flujo de migrantes ilegales hacia Estados Unidos por su frontera norte? ¿En qué consiste el acuerdo entre los dos países? ¿Qué es un “tercer país seguro”? Veamos.

Esfuerzos mexicanos

Según datos de la Secretaría de la Gobernación de México, las autoridades enviaron a sus países de origen a unas 37 mil personas que intentaban ingresar a Estados Unidos por la frontera sur entre enero y abril de este año. En todo 2018 esa cifra fue de 110 mil y 78 mil en 2017.

En 2014 se presentó un auge de menores de edad que, escapando de la violencia relacionada con pandillas armadas en Centroamérica, intentaban ingresar a Estados Unidos a través de México. El entonces presidente Barack Obama buscó ayuda con los gobernantes de México y Guatemala para afrontar este problema, y así ese año México lanzó el programa Frontera Sur.

Desde entonces se han inaugurado 12 bases navales en ríos mexicanos, un programa de vigilancia don drones y tres cordones de seguridad de un total de 160 kilómetros entre las fronteras de México con Guatemala y Belice.

Es decir, México ha atendido este problema, pero las causas que subyacen a este fenómeno (miseria, violencia, falta de oportunidades) siguen existiendo y los inmigrantes cada vez toman caminos más arriesgados o forman caravanas de decenas y decenas de personas como protección.

Tercer país seguro

En la convención sobre el Estatuto para Refugiados (1951) se acuñó el término de “tercer país seguro”, que implica que un país puede negarse a conceder asilo a una persona y remitirla a este otro país. Así, quienes quieran migrar hacia Estados Unidos desde Centroamérica, primero deberían solicitar asilo en México.

Desde 2002 Estados Unidos tiene este acuerdo con Canadá, y se firmó para evitar que a quienes se les niegue el asilo en el primer país lo intenten en el segundo. Esto disminuyó de manera importante el flujo de migrantes desde Estados Unidos hacia Canadá.

El canciller mexicano destacó que Estados Unidos tiene la pretensión de firmar con México un acuerdo semejante, a lo que el país azteca hasta ahora se ha negado.

El acuerdo

El acuerdo que acaban de firmar México y Estados Unidos da un primer plazo de 45 días a las autoridades mexicanas para que implementen acciones para contener la migración hacia Estados Unidos desde Centroamérica. Cumplido ese lapso Estados Unidos hará una evaluación, y habrá una nueva negociación pasados otros 45 días.

Cumplido el primer lapso, el peor escenario es que comience una guerra comercial entre Estados Unidos y México, pues ya varias veces Trump ha amenazado con imponer aranceles a los productos mexicanos que ingresan a Estados Unidos. México probablemente respondería de manera similar, lo que dispararía los precios de muchos productos y provocaría la escasez de otros.

El acuerdo habla sobre un esfuerzo conjunto para contener la inmigración ilegal en general, con pocos puntos concretos, lo que ha llevado a muchos analistas a afirmar que se trata más de una declaración de buenas intenciones que otra cosa.

Sobre si existe algo de este acuerdo que aún no se ha hecho público, Ebrard lo descartó de plano, si bien Trump insiste en que es así.


Imagen inicial: VK

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

3 + 5 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Podrá Trump, ahora sí, construir el muro?

¿Podrá Trump, ahora sí, construir el muro?

Aunque ha habido algunos desarrolles menores, no hay masa crítica -ni económica, ni política- para que Trump construya su ansiado muro.

(Mayo 16, 2019 – Javier Brassesco). A pesar de que el debate sobre la construcción de un muro fronterizo provocó el cierre de gobierno más largo en la historia de Estados Unidos, Trump sigue insistiendo en esta idea, y asegura que lo construirá.

El Pentágono acaba de adjudicar 646 millones de dólares para un muro fronterizo, y al mismo tiempo se ha anunciado una iniciativa privada de recaudación de fondos para emprender esta obra que ya ha recolectado más de 20 millones de dólares. ¿Quiere decir entonces que el muro finalmente se construirá?

Una obra monumental

No, no es tan sencillo. Estamos hablando de una obra gigantesca cuyo costo ni siquiera se conoce a ciencia cierta, pero que oscila entre 25 mil y 40 mil millones de dólares. Una obra así no puede llevarse adelante sin la aprobación del Congreso, y los demócratas controlan la Cámara de Representantes desde el 3 de enero de este año.

Los fondos que acaba de adjudicar el Pentágono son solo para el diseño y construcción de un muro para reemplazar el que ya existe en una zona de Tucson, Arizona. Ni siquiera dio a conocer la longitud.

El muro que ha propuesto Trump implica la construcción de 1.870 kilómetros de muro para reemplazar estructuras que ya existen en la frontera (construidas sobre todo durante la administración Clinton) y 1.400 kilómetros de muro nuevo. El cálculo del coste en la última propuesta presentada al Congreso es de 33 mil millones de dólares. El dinero que adjudicó el Pentágono es menos del 2% de esa cifra. Y lo que se ha recolectado por iniciativa privada no constituye ni el 0,01% de los fondos que se necesitan.

Trump ha dicho que México lo pagará, y a pesar de todo insiste en esta idea. Incluso llegó a afirmar que ya México estaba pagando por él gracias al nuevo TLCAN. Pero la reestructuración de este tratado aún no está vigente (igual no está nada claro cómo México pagaría por el muro a través del TLCAN): en noviembre los presidentes de Estados Unidos, Canadá y México firmaron la reestructuración de este acuerdo comercial, pero no ha sido ratificado aún por el Congreso de Estados Unidos.

El presidente no se ha dado por vencido, y en marzo presentó una propuesta de presupuesto que reduce los gastos de varios programas públicos para dedicar 8.600 millones a su propuesta de muro fronterizo. Y en su visita a Texas el mes pasado volvió a tocar el tema.

Pero el Congreso lo máximo que ha ofrecido en materia de seguridad fronteriza son 1.300 millones de dólares para mejorar la vigilancia o el cercado ya existente. Ni siquiera con una Cámara de Representantes controlada por su partido pudo Trump hacer que su idea se materializara.

En el corto plazo no vemos posible que se comience a construir el muro que prometió Trump. En 2020 habrá elecciones presidenciales y la Cámara de Representantes se renovará en su totalidad, y ahí puede comenzar (o no) una nueva historia.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

15 + 11 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.