fbpx
¿Podrá Trump, ahora sí, construir el muro?

¿Podrá Trump, ahora sí, construir el muro?

Aunque ha habido algunos desarrolles menores, no hay masa crítica -ni económica, ni política- para que Trump construya su ansiado muro.

(Mayo 16, 2019 – Javier Brassesco). A pesar de que el debate sobre la construcción de un muro fronterizo provocó el cierre de gobierno más largo en la historia de Estados Unidos, Trump sigue insistiendo en esta idea, y asegura que lo construirá.

El Pentágono acaba de adjudicar 646 millones de dólares para un muro fronterizo, y al mismo tiempo se ha anunciado una iniciativa privada de recaudación de fondos para emprender esta obra que ya ha recolectado más de 20 millones de dólares. ¿Quiere decir entonces que el muro finalmente se construirá?

Una obra monumental

No, no es tan sencillo. Estamos hablando de una obra gigantesca cuyo costo ni siquiera se conoce a ciencia cierta, pero que oscila entre 25 mil y 40 mil millones de dólares. Una obra así no puede llevarse adelante sin la aprobación del Congreso, y los demócratas controlan la Cámara de Representantes desde el 3 de enero de este año.

Los fondos que acaba de adjudicar el Pentágono son solo para el diseño y construcción de un muro para reemplazar el que ya existe en una zona de Tucson, Arizona. Ni siquiera dio a conocer la longitud.

El muro que ha propuesto Trump implica la construcción de 1.870 kilómetros de muro para reemplazar estructuras que ya existen en la frontera (construidas sobre todo durante la administración Clinton) y 1.400 kilómetros de muro nuevo. El cálculo del coste en la última propuesta presentada al Congreso es de 33 mil millones de dólares. El dinero que adjudicó el Pentágono es menos del 2% de esa cifra. Y lo que se ha recolectado por iniciativa privada no constituye ni el 0,01% de los fondos que se necesitan.

Trump ha dicho que México lo pagará, y a pesar de todo insiste en esta idea. Incluso llegó a afirmar que ya México estaba pagando por él gracias al nuevo TLCAN. Pero la reestructuración de este tratado aún no está vigente (igual no está nada claro cómo México pagaría por el muro a través del TLCAN): en noviembre los presidentes de Estados Unidos, Canadá y México firmaron la reestructuración de este acuerdo comercial, pero no ha sido ratificado aún por el Congreso de Estados Unidos.

El presidente no se ha dado por vencido, y en marzo presentó una propuesta de presupuesto que reduce los gastos de varios programas públicos para dedicar 8.600 millones a su propuesta de muro fronterizo. Y en su visita a Texas el mes pasado volvió a tocar el tema.

Pero el Congreso lo máximo que ha ofrecido en materia de seguridad fronteriza son 1.300 millones de dólares para mejorar la vigilancia o el cercado ya existente. Ni siquiera con una Cámara de Representantes controlada por su partido pudo Trump hacer que su idea se materializara.

En el corto plazo no vemos posible que se comience a construir el muro que prometió Trump. En 2020 habrá elecciones presidenciales y la Cámara de Representantes se renovará en su totalidad, y ahí puede comenzar (o no) una nueva historia.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

8 + 12 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿A los venezolanos les niegan “casi la mitad” de las solicitudes de asilo en EEUU?

¿A los venezolanos les niegan “casi la mitad” de las solicitudes de asilo en EEUU?

INICIO  MAPA  CONTACTO

Las razones van desde exceso de solicitudes hasta falta de pruebas para sustentar que un solicitante tiene su vida en riesgo.

Le ocurre a muchas otras nacionalidades, no tiene que ver con que sean venezolanos.

(Marzo 6 – Javier Brassesco). El partido Demócrata en Florida publicó a mediados del mes pasado un comunicado oficial en donde se acusa a Donald Trump de hipocresía, pues mientras dice que apoya al pueblo venezolano en su lucha contra el régimen dictatorial de Maduro, su política de línea dura en el tema migratorio ha hecho que hoy “casi la mitad” de los venezolanos que solicitan asilo sean rechazados y deportados.

El sitio de verificación de noticias Politifact intentó precisar cuánto de cierto hay en esa afirmación y encontró que no es un tema tan sencillo de zanjar. Esto es lo que hay de cierto en esta materia:

• La cifra que utilizan los demócratas es de un instituto con credibilidad como el Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC), de la Universidad de Siracusa, y aunque el dato es correcto es también incompleto, pues faltan los casos decididos por el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (U.S. Citizenship and Immigration Services). Politifact no pudo conseguir las cifras completas de solicitudes de asilo.

• Las cifras que maneja el TRAC al respecto son estas: en el año fiscal 2017 los casos de asilo que fueron negados a venezolanos fue de 51%, en 2018 45% y de 52% en lo que va de 2019. Estos son los números en que se apoyan los demócratas (que no son completos, como ya se explicó).

• Las cortes de inmigración de Miami y Orlando (donde han solicitado asilo la mayoría de venezolanos) tienen un índice de negación de asilo superior al promedio nacional.

• Tras realizar esta investigación, Politifact afirma que le quedó claro que conseguir asilo en Estados Unidos es cada vez más difícil, tanto para los venezolanos como para los ciudadanos de cualquier otra nacionalidad. Desde el segundo gobierno de Obama el porcentaje de casos de asilo aprobados ha ido en descenso. “La administración está más estricta, pero no creo que estén apuntando a los venezolanos en específico”, dice la abogada de inmigración Andrea Martini, citada por Politifact.

Hoy quienes solicitan asilo deben probar que fueron perseguidos en el pasado y que corren el riesgo de ser perseguidos en el futuro, y eso es un obstáculo muy grande, dice Martini. Muchos casos son negados porque las cortes no encuentran evidencia de que pueda existir una persecución futura al solicitante en su país de origen. Los casos de víctimas del hampa común, algo muy común en Venezuela, no aplican para estos casos.

El sistema para procesar estos casos está desbordado en Estados Unidos por la cantidad de solicitudes.

Más información sobre los asilos en EE.UU.

En un artículo del año pasado El País reseñó que:

Trump y los partidarios de la mano dura esgrimen que el sistema es demasiado generoso y que muchos de esos inmigrantes no llegan a presentarse a la vista judicial sobre asilo para quedarse viviendo como indocumentados en EE UU. Con esa doctrina en mente, el fiscal general, Jeff Sessions, anunció en junio que, en general, los casos de violencia doméstica o de pandillas ya no serían motivo para recibir amparo en EE UU. Los tribunales de inmigración dependen del Departamento de Justicia, por lo que Sessions sentó un precedente. Ahora, los solicitantes deben demostrar si el Gobierno de su país puede prevenir o no la violencia que dicen sufrir.

 

En el primer semestre de 2018, los tribunales determinaron que solo un 14,7% de las peticiones superaban el umbral de “miedo creíble”, según cifras oficiales obtenidas por investigadores de la Universidad de Syracuse. La tasa cayó a la mitad respecto a los últimos seis meses de 2017. Históricamente, un 80% de las peticiones superaba ese primer filtro pero en los últimos años solo un 20% de los solicitantes ha acabado recibiendo asilo, según estadísticas citadas por The New York Times.


Imagen inicial: Pixabay.

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

2 + 11 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Una de cada cinco personas acusadas de asesinato en EE.UU. es un inmigrante indocumentado?

¿Una de cada cinco personas acusadas de asesinato en EE.UU. es un inmigrante indocumentado?

MENÚ: INICIO  MAPA  CONTACTO

Nos llega la pregunta de un usuario, reflejada en el título de artículo. Las cifras proporcionadas por un congresista parecen corroborarlo, pero al analizarlas a fondo encontramos serias incongruencias.

(Febrero 20, 2019 – Javier Brassesco). Al defender la construcción del muro fronterizo que propone Donald Trump, el congresista republicano Matt Gaetz aseguró en una entrevista con CNN, que:

“Una de cada cinco personas que el gobierno federal acusa de asesinato es un inmigrante ilegal.”

Hay varias cosas que precisar en esta afirmación. Gaetz está tomando los datos del año fiscal 2016 sobre personas sentenciadas por asesinato (no acusadas) de la Comisión de Sentencias de Estados Unidos, y extrapolando esa cifra como si se tratara de una estadística más amplia.

En efecto, en el año fiscal 2016 el porcentaje de inmigrantes ilegales sentenciados por asesinato fue de 17,9% (estirando un poco la barra podría hablarse de “1 de cada 5”), pero también es verdad que ese año dicho porcentaje fue notablemente más alto que en 2015 (5,5%) o 2017 (6,9%), por ejemplo.

Al revisar los datos de la Comisión de Sentencias entre 2006 y 2017, vemos que 2016 fue con mucha diferencia el año en que el porcentaje de ilegales sentenciados por asesinato fue mayor.

Estos números varían mucho porque la muestra es bastante pequeña: 84 personas en 2016, 91 en 2015 y 72 en 2017. Lo que sucede es que la mayoría de los asesinatos son manejados a nivel estatal, y esta estadística de la Comisión de Sentencias es federal.

La información sobre el estatus legal (o incluso la nacionalidad) de quienes cometen crímenes es muy limitada. No existe una estadística sobre el número de delitos en que incurren quienes viven ilegalmente en Estados Unidos.

En cualquier caso, la afirmación de Gaetz no puede tomarse como cierta, pues está extrapolando los resultados de un organismo federal que presentó una muestra muy pequeña y “casualmente” utilizó el año (2016) en el que el porcentaje de crímenes cometidos por personas con estatus ilegal fueron más altos.


Imagen inicial: VK.

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

13 + 11 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿El club de golf de Trump contrató a inmigrantes ilegales?

¿El club de golf de Trump contrató a inmigrantes ilegales?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

The New York Times ha revelado información sobre la contratación de al menos dos trabajadores indocumentados en el club de golf de Donald Trump en New Jersey. No hay indicios de que el presidente conociera ambos casos. No obstante, genera preguntas sobre el cuidado de la empresa a la hora de asegurarse del estatus migratorio de sus empleados.

(Diciembre 8, 2018). Es muy conocida la aversión que le tiene el presidente Donald Trump a quienes han ingresado de manera ilegal a Estados Unidos, pero este jueves el New York Times reveló que uno de sus negocios más emblemáticos, el  club de golf de Bedminster (New Jersey), ha contratado a inmigrantes ilegales. Incluso hoy este club cuenta en su nómina de trabajadores con una trabajadora, Victorina Morales, que no tiene residencia legal en Estados Unidos, según reveló el periódico.  Morales, quien tiene nacionalidad guatemalteca, cruzó ilegalmente la frontera en 1999. Se trata de una trabajadora que fue muy cercana a Trump, pues es quien le arreglaba la cama cuando dormía allí, cosa que hacía de manera frecuente cuando no era presidente. Es empleada del club de Bedminster desde hace cinco años, y los documentos que presentó eran falsos.

¿Lo sabía Trump?

El rotativo aclara que no hay evidencia de que ni Trump ni los directivos del club estuviesen al tanto del estatus migratorio real de Morales.  Pero al menos dos supervisores la encubrieron para que conservara el puesto. El reportaje del NYT se centra sobre todo en dos trabajadoras ilegales. Además de Morales también se cuenta el caso de la costarricense Sandra Díaz, quien trabajó allí entre 2010 y 2013, aunque hoy ya tiene residencia legal. Ella asegura que durante su estadía en ese club presenció la contratación de “muchas personas sin papeles”. Morales, quien todavía trabaja allí, relató que tanto ella como otros trabajadores son trasladados por un empleado del club, pues no pueden obtener licencias de conducir legales. Dijo estar consciente de que puede ser despedida por ofrecer estas declaraciones al NYT. El periódico aseguró haber revisado sus recibos de pago para constatar que el club de golf de Bedminster es su actual empleador. También examinó sus documentos: una green card y una tarjeta de seguridad social que dijo haber comprado de manera fraudulenta. Aún se ha producido un comentario de la Casa Blanca sobre este reportaje y tampoco de su organización empresarial, que siempre se ha jactado de seguir minuciosos procesos a la hora de seleccionar a sus trabajadores. Y cuando inauguró un lujoso hotel en Washington durante la campaña presidencial, Trump se jactó de que sus negocios utilizaban un sistema de verificación electrónica a sus posibles empleados para descartar la contratación de ilegales. Se calcula que en Estados Unidos existen unos ocho millones de ilegales que forman parte del mercado laboral. Existe todo un negocio con el trabajo de los indocumentados, pues representan una mano de obra barata de la que muchos se aprovechan.

Imagen inicial: trumpnationalbedminster.com.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

14 + 5 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿La cantidad de inmigrantes indocumentados ha crecido en EE.UU? (Stats)

¿La cantidad de inmigrantes indocumentados ha crecido en EE.UU? (Stats)

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Dado que el tema de los inmigrantes no autorizados en EE.UU. ha sido recurrente de la Administración actual, cabría suponer que la cantidad de personas que viven en el país sin estatus legal ha aumentado sistemáticamente hasta 2016, año en el que Trump ganó la presidencia. Sin embargo, los datos cuentan otra historia. 

(Noviembre 30, 2018). Dado que el caso de los inmigrantes indocumentados o no autorizados en EE.UU., ha sido tema de primera plana en el país últimamente, es pertinente revisar las más recientes estadísticas al respecto. ¿Ha aumentado la cantidad de personas hacia 2016, año electoral en el que ganó la presidencia Donald Trump?

BBC ofrece un contexto:

Durante la campaña presidencial de 2016, Trump insinuó que la cifra de extranjeros no autorizados residiendo en ese país podría estar por encima de los 30 millones, un número que superaba ampliamente la estimación existente hasta la fecha de 12,2 millones.

 

De igual modo, en el reciente proceso para las elecciones de mitad de periodo el mandatario habló de «invasión» para referirse a la caravana de miles de migrantes -procedentes mayoritariamente de América Central- que cruzaban México con intención de buscar refugio y asilo en Estados Unidos.

Statista nos proporciona un reporte interesante:

La población de inmigrantes ilegales en los EE. UU. ha caído a su nivel más bajo en una década según un análisis del Centro de Investigación Pew con datos del gobierno de EE. UU. En 2007, se estimaba que 12,2 millones de inmigrantes ilegales vivían en los Estados Unidos y para 2016, que habían caído a alrededor de 10,7 millones. Esa tendencia se puede atribuir directamente a una fuerte caída en el número de mexicanos que cruzan la frontera sin autorizaciones.

 

En 2007, aproximadamente 7 millones de mexicanos que viven en los EE. UU. ilegalmente y ese número se redujo a 5,4 millones en 2016. A pesar de la disminución, México aún representa la mitad de la proporción de inmigrantes no autorizados en el país. La frontera entre los EE. UU. y México sigue siendo un importante punto de cruce para los inmigrantes de América Central y el número de personas de esa región que viven en los EE. UU. Aumentó ilegalmente en 375.000 entre 2007 y 2016.

 

Después de México, El Salvador y Guatemala representaron la segunda y más alta proporción de la población inmigrante no autorizada en 2016 con 7 y 5 por ciento, respectivamente.

En VerifiKado seguiremos este tema, tan de interés en el país. Sobre todo estaremos pendientes de las cifras de 2017 y las de este año, cuando salgan. Para ver si -como se espera- las cifras de inmigrantes no autorizados han seguido bajando o, por el contrario, se han incrementado. 

Referencias


Imagen inicial: Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

15 + 1 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.