fbpx
¿Una de cada cinco personas acusadas de asesinato en EE.UU. es un inmigrante indocumentado?

¿Una de cada cinco personas acusadas de asesinato en EE.UU. es un inmigrante indocumentado?

MENÚ: INICIO  MAPA  CONTACTO

Nos llega la pregunta de un usuario, reflejada en el título de artículo. Las cifras proporcionadas por un congresista parecen corroborarlo, pero al analizarlas a fondo encontramos serias incongruencias.

(Febrero 20, 2019 – Javier Brassesco). Al defender la construcción del muro fronterizo que propone Donald Trump, el congresista republicano Matt Gaetz aseguró en una entrevista con CNN, que:

“Una de cada cinco personas que el gobierno federal acusa de asesinato es un inmigrante ilegal.”

Hay varias cosas que precisar en esta afirmación. Gaetz está tomando los datos del año fiscal 2016 sobre personas sentenciadas por asesinato (no acusadas) de la Comisión de Sentencias de Estados Unidos, y extrapolando esa cifra como si se tratara de una estadística más amplia.

En efecto, en el año fiscal 2016 el porcentaje de inmigrantes ilegales sentenciados por asesinato fue de 17,9% (estirando un poco la barra podría hablarse de “1 de cada 5”), pero también es verdad que ese año dicho porcentaje fue notablemente más alto que en 2015 (5,5%) o 2017 (6,9%), por ejemplo.

Al revisar los datos de la Comisión de Sentencias entre 2006 y 2017, vemos que 2016 fue con mucha diferencia el año en que el porcentaje de ilegales sentenciados por asesinato fue mayor.

Estos números varían mucho porque la muestra es bastante pequeña: 84 personas en 2016, 91 en 2015 y 72 en 2017. Lo que sucede es que la mayoría de los asesinatos son manejados a nivel estatal, y esta estadística de la Comisión de Sentencias es federal.

La información sobre el estatus legal (o incluso la nacionalidad) de quienes cometen crímenes es muy limitada. No existe una estadística sobre el número de delitos en que incurren quienes viven ilegalmente en Estados Unidos.

En cualquier caso, la afirmación de Gaetz no puede tomarse como cierta, pues está extrapolando los resultados de un organismo federal que presentó una muestra muy pequeña y “casualmente” utilizó el año (2016) en el que el porcentaje de crímenes cometidos por personas con estatus ilegal fueron más altos.


Imagen inicial: VK.

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

4 + 10 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Las fake news y la ayuda humanitaria

Las fake news y la ayuda humanitaria

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

La llegada y distribución de ayuda humanitaria anunciada por el gobierno de Juan Guaidó ha sido objeto de una lluvia de desinformación por parte del régimen de Maduro.

(Febrero 14, 2019). El régimen de Nicolás Maduro está decidido a no dejar entrar la ayuda humanitaria que han ofrecido varios países, alegando que se trata de un show montado por Estados Unidos y con la complacencia de Colombia para “tratar de humillar a los venezolanos” (así lo dijo Maduro en una reciente entrevista a la BBC).

Freddy Bernal, designado “protector del estado Táchira” (una figura inventada por el chavismo para crear autoridades paralelas, toda vez que la gobernadora de ese estado pertenece a las filas de la oposición), llegó a decir incluso que la Cruz Roja recomendó no ingerir esos alimentos porque no habían pasado los controles sanitarios.

Esto es falso, pues la Cruz Roja no hizo tal afirmación; al contrario su presidente, Francesco Rocca, aseguró que la organización estaba lista para repartir esos alimentos en caso de que los dejaran ingresar a territorio venezolano.

Con respecto a la ayuda humanitaria se han producido muchas noticias falsas, y la propia vicepresidenta, Delcy Rodríguez, afirmó que era cancerígena, “un arma biológica”, si bien no aportó ninguna prueba.

En algunos casos se utilizan noticias verdaderas y se les cambia el título, como en este ejemplo:

También se han hecho fotomontajes de periódicos colombianos, con la noticia (falsa, claro) de que varias personas se intoxicaron en Cúcuta por ingerir estos alimentos de la ayuda humanitaria (Bernal se llegó a hacer eco de esta noticia, desmentida por el diario):

A los usuarios les recomendamos no distribuir ninguna información que no tenga un link a la noticia principal.

Laboratorios de desinformación

En Venezuela, con la agudización de la crisis, han aparecido en las últimas semanas varios indicios que sugieren la existencia de laboratorios de desinformación dirigidos por el régimen de Maduro.

No se trata solo de las ya mencionadas noticias falsas en torno a la ayuda humanitaria, sino que existe todo un ejército de “soldados digitales” tratando de influir en las redes sociales a favor de Maduro y buscando la división en la oposición.

El ataque viene sobre todo desde Twitter (también Facebook, aunque en menor medida), donde la propia empresa ha detectado muchas cuentas cuyos usuarios se hacen pasar por antichavistas pero en realidad buscan minar cualquier iniciativa opositora. Haciéndose pasar por opositores radicales, critican constantemente lo que proponen opositores como Capriles, Borges o Ramos Allup.

Twitter acaba de hacer pública una base de datos con 1.196 cuentas suspendidas en Venezuela desde donde se emitieron más de nueve millones de tweets en favor de Maduro. El análisis de actividad y contenido permitió demostrar que se trata de cuentas falsas utilizadas para la propaganda política. Es lo que Twitter llama “actividad maliciosa”, pues hay que enfatizar que en ningún caso se suspenden cuentas por el contenido en sí mismo.

209 de estas cuentas nunca habían escrito tuits, pues solo se dedicaban a hacer retuits. Más de la mitad habían tuiteado menos de 250 veces.

@ForoCandanga, con medio millón de seguidores, es la mayor de las suspendidas. En Instagram sigue activa.

Muchas de las cuentas de estos laboratorios chavistas y que siguen activas se describen a sí mismas como “antichavistas” o “anticastristas”. El usuario debe mirar con mucha suspicacia este tipo de cuentas.

Otra estrategia utilizada por el chavismo es la descalificación de muchos periodistas y defensores de los derechos humanos, y en esta campaña participan no solo tuiteros sino también funcionarios públicos de tan alto rango como Diosdado Cabello, presidente de la ANC, o el ministro Tarek El Aissami.

Referencias


Imagen inicial: USAIDCajas enviadas por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a Colombia para que sean distribuidas como ayuda humanitaria en Venezuela. 

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

12 + 12 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿La cantidad de inmigrantes indocumentados ha crecido en EE.UU? (Stats)

¿La cantidad de inmigrantes indocumentados ha crecido en EE.UU? (Stats)

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Dado que el tema de los inmigrantes no autorizados en EE.UU. ha sido recurrente de la Administración actual, cabría suponer que la cantidad de personas que viven en el país sin estatus legal ha aumentado sistemáticamente hasta 2016, año en el que Trump ganó la presidencia. Sin embargo, los datos cuentan otra historia. 

(Noviembre 30, 2018). Dado que el caso de los inmigrantes indocumentados o no autorizados en EE.UU., ha sido tema de primera plana en el país últimamente, es pertinente revisar las más recientes estadísticas al respecto. ¿Ha aumentado la cantidad de personas hacia 2016, año electoral en el que ganó la presidencia Donald Trump?

BBC ofrece un contexto:

Durante la campaña presidencial de 2016, Trump insinuó que la cifra de extranjeros no autorizados residiendo en ese país podría estar por encima de los 30 millones, un número que superaba ampliamente la estimación existente hasta la fecha de 12,2 millones.

 

De igual modo, en el reciente proceso para las elecciones de mitad de periodo el mandatario habló de «invasión» para referirse a la caravana de miles de migrantes -procedentes mayoritariamente de América Central- que cruzaban México con intención de buscar refugio y asilo en Estados Unidos.

Statista nos proporciona un reporte interesante:

La población de inmigrantes ilegales en los EE. UU. ha caído a su nivel más bajo en una década según un análisis del Centro de Investigación Pew con datos del gobierno de EE. UU. En 2007, se estimaba que 12,2 millones de inmigrantes ilegales vivían en los Estados Unidos y para 2016, que habían caído a alrededor de 10,7 millones. Esa tendencia se puede atribuir directamente a una fuerte caída en el número de mexicanos que cruzan la frontera sin autorizaciones.

 

En 2007, aproximadamente 7 millones de mexicanos que viven en los EE. UU. ilegalmente y ese número se redujo a 5,4 millones en 2016. A pesar de la disminución, México aún representa la mitad de la proporción de inmigrantes no autorizados en el país. La frontera entre los EE. UU. y México sigue siendo un importante punto de cruce para los inmigrantes de América Central y el número de personas de esa región que viven en los EE. UU. Aumentó ilegalmente en 375.000 entre 2007 y 2016.

 

Después de México, El Salvador y Guatemala representaron la segunda y más alta proporción de la población inmigrante no autorizada en 2016 con 7 y 5 por ciento, respectivamente.

En VerifiKado seguiremos este tema, tan de interés en el país. Sobre todo estaremos pendientes de las cifras de 2017 y las de este año, cuando salgan. Para ver si -como se espera- las cifras de inmigrantes no autorizados han seguido bajando o, por el contrario, se han incrementado. 

Referencias


Imagen inicial: Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

7 + 2 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

El nazismo y la caravana (o cómo la propaganda no tiene color político)

El nazismo y la caravana (o cómo la propaganda no tiene color político)

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Un artículo de opinión de Mariana Azpúrua, sobre cómo los principios de propaganda de Joseph Goebbels son universalmente usados por políticos de izquierda y derecha por igual. Y pone la caravana de inmigrantes centroamericanos como ejemplo de su aplicación en una democracia como la estadounidense.

Mariana Azpúrua

(Noviembre 20, 2018). ¿Alguna vez se han preguntado cómo fue posible que 65 millones de personas —unas más otras menos— estuvieran de acuerdo en el exterminio de 11 millones de congéneres por sus diferencias religiosas, raciales o culturales? No sólo que no se opusieran, sino que lo consideraran «justificado».

Mariana Azpúrua

Estos eventos, lo mismo que los pogromos* de la Rusia zarista o los genocidios** programados, han sido posibles gracias a la propaganda: una forma de comunicación que tiene como objetivo influir en la actitud de una comunidad respecto a alguna causa, presentando solamente un aspecto del argumento. La propaganda es usualmente repetida y difundida en una amplia variedad de medios, con el fin de obtener el resultado deseado, haciendo uso de estrategias psicológicas específicas que estimulen ideas definidas en un grupo objetivo.

El mayor propagandista de todos los tiempos, cuyos enunciados aún sigue todo aquel que desee alcanzar los logros del líder al cual impulsó con sus habilidades, fue Joseph Goebbels, ministro de propaganda nazi. Esos enunciados no pierden vigencia porque siempre logran el mismo efecto en las mentes sencillas. Aquí se los expongo:

1.- El enemigo único. La principal tarea de la propaganda alemana consistía en simplificar y concentrar la culpa en un ícono político, social o religioso particular y condensar a todos los enemigos efectivos y potenciales, bajo esa sola imagen. Darle un solo rostro al contrincante.

2.- El contagio. Bajo el principio anterior, las corrientes adversas debían agruparse bajo esa categoría única, de modo que el target de la ideología imperante fuese uno solo: «el enemigo», sin matices.

3. La transposición (proyección). Uno de los principios más efectivos a fines de distraer a la población frente a las malas noticias, fue adjudicar los errores propios al enemigo, acompañado de una constante negación de toda responsabilidad ante cualquier hecho adverso.

4. La desfiguración. La exageración y grandilocuencia del discurso nazi fue uno de sus fuertes en la persuasión de masas. Por más insignificante que fuese un acontecimiento, era convertido en trágico. La estrategia era desvirtuar los hechos y hacer constantes declaraciones a favor del régimen.

5. La vulgarización. Hablar como el pueblo. El régimen nacional socialista alemán se caracterizó por ser fundamentalmente populista; su discurso debía constituir un punto de identificación con la gente común. Llevarlo a las masas, implicaba rebajarlo a su nivel de comprensión usando la jerga con que estas se manejaban, para alcanzar a un mayor espectro de población.

6. La orquestación. Sin importar si el discurso fuera honesto o no, debía ser monolítico: no presentar divergencias, fisuras o dobles interpretaciones. Debía ser entonces fundamentalmente reiterativo. Para Joseph Goebbels «una mentira que se repite una y otra vez, acaba por convertirse en verdad».

7. La renovación. Distraer al público de los temas que más le aquejaban, como la escasez o el hambre, resultaba una prioridad para el régimen nacional socialista. Por ello una constante y desproporcionada emisión de información buscaba saturar las mentes de la gente y alejarlas de los problemas reales, además de sobrecoger al contrincante incapaz de abarcar todos los frentes.

8. La verosimilitud. Legitimar el discurso falso usando fragmentos de información verídica, muchas veces conectados entre sí de manera forzada.

9. El silenciamiento. Evitar los temas sobre los cuales no tenga respuesta, desvirtuar los aspectos favorables del rival e imponer una presencia absoluta y silenciadora en todos los medios de comunicación posibles.

10. La transfusión. Establecer en la población constante y manifiesta actitud de odio y resentimiento viscerales contra «el enemigo», dirigida desde los medios de comunicación.

11. La unanimidad. Convencer a las masas de que el gobierno y sus líderes gozan de absoluto, unánime e irrestricto apoyo. Esto de algún modo legitimaba la posición del régimen.

Joseph Goebbels

En un artículo anterior sobre «derechas e izquierdas», mencioné que ambas eran lo mismo disfrazadas de opuestos. Algunas personas me comentaron que no era posible porque el mismo hecho de que sus postulados fuesen contrarios, era lo que las diferenciaba y convencía a sus seguidores. Por supuesto que visto así, tienen toda la razón. El asunto es que, en realidad, el objetivo final de los partidos políticos es lograr acceso al poder para beneficio propio, no para establecer políticas de beneficio común usando una ideología que defiendan por creerla más acertada.

Prueba de ello, es que usan exactamente las mismas estrategias populistas anteriores, aplicadas al caso: quién haya seguido la retórica de Hugo Chávez en Venezuela al igual que —mucho más torpemente, su intelecto es limitado— la de su heredero actual, podrá reconocer el uso de estas tácticas. Pero si siguen con detenimiento el discurso de Donald Trump, verán que es el mismo, siendo que uno era supuestamente comunista y el otro un nacionalista conservador. ¿Cómo es posible? Analicemos cómo las tácticas de Goebbels aplican a cualquiera de los casos:

Imaginemos que se trata de un país del tercer mundo donde las diferencias económicas sean muy marcadas: los ricos disfrutan de todo, los pobres no tienen nada y dependen de los ricos para la subsistencia. La envidia y el resentimiento se nutren cada día que el pobre trabaja para el rico, siendo testigo de sus goces. En ese caso, la injusticia social es «el enemigo» y caldo de cultivo perfecto para el nacimiento de un «Robin Hood», por lo tanto el discurso de la desigualdad y la intención de «quitarle a ellos para darte a tí», es el que aplica.

El resultado es siempre igual: cuando el «mesías» llega al poder, toma lo que es de «los ricos» para sí mismo, sólo que al menos ahora todos están en la misma situación, de modo que la envidia y el resentimiento quedan satisfechos. Al que nunca tuvo nada le dan migajas para conservarlo fiel, mientras se acusa a cualquier otro de ser el responsable de la necesidad que el propio gobierno está causando con sus políticas. El «Robin Hood» o «mesías», era tan solo un dictador buscando hacerse con el poder.

Digamos ahora que el país objetivo de uno de estos megalómano-narcisistas (el perfil psicológico es idéntico) queriendo adueñarse de él, es uno de gran estabilidad económica donde la clase media es poderosa y las oportunidades de surgimiento buenas. Probablemente un país así sea blanco de migraciones constantes desde los países antes mencionados.

Es natural, porque las grandes migraciones son motivadas por la necesidad. El que está bien en su tierra, no emigra. Como ejemplo notable, las devastaciones que dejaron la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Civil española, trajeron a América la mayor parte de los europeos que ayudaron a construir el crisol de culturas que somos en la actualidad: italianos, portugueses, españoles, alemanes, vinieron con escasamente lo que llevaban puesto a refugiarse en los países que pensaron tenían mayor estabilidad económica y política, del mismo modo que los migrantes actuales.

En casos como éste la táctica ideal es el discurso nacionalista, porque el de la lucha de clases no tendría sentido. El pichón de dictador que quiera asumir el poder, convertirá una situación regular en «el enemigo» fantasma al cual hay que vencer, para lograr la mejoría de un mal que él mismo inventa. A diferencia del comunismo que pretende que el Estado debe ser el ente rector que repartirá los bienes entre todos por igual, el nacionalismo está orientado hacia el desarrollo y el mantenimiento de una identidad nacional basada en características compartidas, por lo tanto, el discurso del «mesías» predica la salvación de la Nación de «la invasión inmigrante que desvirtúa nuestra identidad y nos obliga a compartir nuestras riquezas».

Quienes hayan prestado atención a la campaña republicana de la Casa Blanca previa a las elecciones a gobernadores, senadores y congresistas, recordará que se hablaba incesantemente de «la caravana» de inmigrantes que viene desde Honduras hacia Estados Unidos. Fue material de campaña afirmar que había criminales en ella. Fue material de campaña insistir en llamarla: «invasión». Fue material de campaña hablar de «defensa de la soberanía» tanto como de que se enviarían 5.200 efectivos militares para contenerla, como si los que la forman estuviesen armados y fueran una horda mongola dispuesta a agredir a los que estamos de este lado. Fue material de campaña acusar a los demócratas de financiarla, a fin de que los ilegales votaran por ellos, cuando saben perfectamente que es del todo imposible que un ilegal pueda votar; ni siquiera un residente legal puede hacerlo porque es derecho exclusivo de los ciudadanos.

El régimen sabe que la caravana está formada por personas que vienen a pedir asilo de la forma regular: en un puerto de entrada fronterizo. Trump está claro en que ninguna de las cosas que afirmó son ciertas, sin embargo, acusa a quienes así lo expresan públicamente de: «fake news». Con el fin de disimular el objetivo real de influir la intención de voto repitiendo una mentira mil veces, modificó la ley por noventa días de modo que quien cruce por el río o el desierto y se entregue a una patrulla fronteriza, no tenga derecho a asilo, a sabiendas de que es lo que establece la ley llamada de «pies secos, pies mojados»: basta que estés dentro del territorio del país y pidas asilo a la autoridad competente. Lo mismo su insistencia en la construcción de un muro fronterizo: para los que desconocen la ley, les está protegiendo de la invasión de los «demonios ilegales».

Donald Trump se crece en la ignorancia de un gran porcentaje de la población. Sólo basta con observar que en los lugares donde la gente está mejor formada y educada, en estas «midterms elections», ganaron los demócratas aún en antiguos bastiones republicanos. Ganó la democracia, no el comunismo ni el socialismo, como quieren hacer ver para desvirtuar a su contrincante: el Partido Demócrata. Otro material de propaganda más, para envenenar la mente de los desinformados.

(…) Soy de tendencia liberal. Mi sentido común me indica el centro como zona de balance y punto de encuentro, nunca las puntas. Sin embargo, como comunicadora siento la obligación de darle el mayor alcance posible a esta información, porque tenemos dos años para combatir la amenaza que se cierne sobre este país de inmigrantes.

Trump ha estado intentando establecer el escenario ideal para lograr su reelección en 2020, usando el antiguo formato de Joseph Goebbels de socavar la realidad repitiendo una mentira mil veces. Colocando a sus aliados en posiciones de poder y toma de decisión. Devolviendo permisos de explotación a industrias que fueron eliminadas por el perjuicio que causan al ambiente y obtener así la buena pro de sus propietarios millonarios. Por eso llama públicamente «anti-americanos» a los periodistas que lo ponen en evidencia y combate a la prensa llamándola «enemiga del pueblo»; término que acuñó otro Joseph, esta vez Stalin. ¿Perciben el patrón? Usemos a nuestros representantes en el Congreso para combatir su estrategia y a los medios independientes y las redes sociales para exponerla.

El artículo original de Mariana Azpúrua


Mariana Azpúrua es comunicadora social, blogger y podcaster. Pueden visitar su sitio web en marianaspurua.com.

 * Linchamiento multitudinario, espontáneo o premeditado, de un grupo particular, étnico, religioso u otro, acompañado de la destrucción o el expolio de sus bienes.

** Forma de asesinato en masa perpetrado por un Estado u otro tipo de autoridad, con la intención de desaparecer a un grupo nacional, étnico, racial o religioso determinado.

NOTA EDITORIAL: VerifiKado no publica artículos de opinión, a menos que incluyan puntos interesantes sobre desinformación, noticias falss, posverdad o cualquiera de los tipos de información problemática que desmontamos en este sitio web. Las opiniones expresadas en este artículo son enteramente potestad y responsabilidad de su autora.

Referencias


Imagen inicial: Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

13 + 3 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Podrá Donald Trump construir el muro que prometió?

¿Podrá Donald Trump construir el muro que prometió?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Es muy poco probable que, ahora que los demócratas tienen mayoría en la Cámara de Representantes, muevan el proyecto de seguir con el muro fronterizo. En EE.UU. hay nueve distritos fronterizos con México: cinco en Texas, dos en Arizona, uno en Nuevo Mexico y uno en California. Ocho fueron ganados por candidatos demócratas en las últimas elecciones. 

No obstante, dado que es un símbolo político importante para la Administración Trump, los republicanos harán todos los esfuerzos posibles. No sabemos, pues, si prosperará algún tipo de acuerdo o si se logre el adelanto de al menos un trecho del mencionado muro. Lo damos como indeterminado porque sabemos que habrá voluntad de mover el tema en el Congreso, aunque no garantía de que prospere.

Javier Brassesco

(Octubre 31, 2018). Luego de que los demócratas obtuvieran la mayoría en la Cámara de Representantes por primera vez en ocho años, algunos medios señalaron que esa victoria significaba en la práctica el fin del muro fronterizo que Trump prometió construir en la frontera sur de Estados Unidos.

Para que una ley sea aprobada en Estados Unidos es necesario que cuente con el beneplácito de ambas cámaras: la de representantes y el Senado. Así las cosas, es de imaginar que una iniciativa como la construcción de este muro, a la que los demócratas se han opuesto en todo momento, parece rotundamente condenada al fracaso. Solo que las cosas no son tan simples.

¿Un nuevo muro o completar el existente?

Antes de examinar las probabilidades que tiene de Trump de avanzar en su idea de un muro fronterizo, es bueno aclarar que de hecho ya existe una gran porción de la frontera sur de Estados Unidos cubierta por un muro, y el mismo fue construido por Bill Clinton en los 90. Es decir, un gobierno demócrata. Y se levantó sin mucho escándalo, en medio de un programa de lucha contra la inmigración ilegal: la operación “Guardian”.

Estados Unidos y México comparten casi 3.200 kilómetros de frontera, y algo más de mil están cubiertos por algún tipo de valla, cerca, muro o reja metálica. Comienza en la playa de Tijuana y se extiende hacia el este atravesando ciudades como Tecate o Mexicali. En California, Arizona y Nuevo Mexico también hay porciones de la frontera cubiertas por alguna barrera.

Otro tercio de la frontera es vigilado por cámaras, sensores infrarrojos y más de 20 mil agentes fronterizos, y el resto presenta una barrera natural conformada por los agrestes desiertos de Sonora y Chihuahua y el Río Bravo (llamado río Grande en Estados Unidos).

¿Qué se ha hecho del muro de Trump?

Otra pregunta pertinente es cuánto logró avanzar Trump en casi dos años de mandato y con ambas cámaras a favor. Y la respuesta es: muy poco.

La verdad es que la idea de Trump no ha logrado nunca un entusiasmo unánime dentro de su partido, y lo máximo que logró fue la aprobación, en marzo de este año, de 1.600 millones de dólares para levantar este muro. Eso representa poco más del 5% del costo final de esta obra.

Es importante resaltar aquí que ese dinero fue aprobado también por los demócratas, quienes dieron el visto bueno al presupuesto para el año fiscal 2018 en donde estaba contemplada la referida cantidad para el muro de Trump.

Parte de este dinero debe destinarse a restaurar la verja que existe entre San Diego y Tijuana, y eso es en lo que se ha empleado hasta ahora. El resto se ha gastado en distintos prototipos que no terminan de adoptarse.

Previendo una victoria demócrata en la cámara baja, el líder de la mayoría republicana en esa cámara, Kevin McCarthy, introdujo, a solo tres semanas de las elecciones, un proyecto de ley que le garantizaría al presidente Trump más de 23 mil dólares para construir el prometido muro.

Sin embargo, el mismo no prosperó, lo que habla del poco entusiasmo que esta idea genera incluso en sus propias filas.

Y ahora con una cámara en contra…

Una de las primeras afirmaciones de Trump luego de las elecciones de medio término fue que los demócratas (con quien afirmó que habla todo el tiempo) “están de acuerdo en que el muro es necesario”, y que debería construirse de una vez y no en trozos.

Sin embargo, y esto no es tan extraño en las declaraciones de Trump, a renglón seguido aseguró que “Tal vez no podamos hacer un trato sobre el muro, es posible”.

En la Cámara de Representantes los demócratas, siendo minoría, se han opuesto en todo momento a la construcción de este muro, y solo accedieron a aprobar los referidos 1.600 millones de dólares para este fin.

Es muy poco probable que, ahora que son mayoría, cambien de idea. No importa lo que les prometan a cambio: ceder en esta materia sería catastrófico de cara a sus votantes pensando en las elecciones de 2020. El muro es sobre todo un símbolo.

Y ojo a este dato: en Estados Unidos hay nueve distritos fronterizos con México: cinco en Texas, dos en Arizona, uno en Nuevo Mexico y uno en California. Ocho fueron ganados por candidatos demócratas en las últimas elecciones.

Tal vez luego

Pero en 2020 habrá elecciones. No solo serán elecciones presidenciales (donde Trump buscará un segundo mandato), sino que la cámara de representantes se renovará en su totalidad, como pasa cada dos años.

Casi con seguridad se puede afirmar que no habrá avances significativos en la construcción de este muro fronterizo (en la finalización o continuación de este muro, deberíamos decir) en los próximos dos años.

Pero es difícil hacer un pronóstico en cuanto a lo que ocurrirá después de 2020. Es posible que esta iniciativa agarre por entonces un nuevo auge, cuando las circunstancias sean más propicias (un Trump reelecto, una cámara de representantes republicana, incidentes fronterizos que hagan que esta idea tome fuerza y gane nuevos adeptos). Pero también es posible que una de las principales promesas de campaña de Trump no deje nunca de ser más que eso: otra promesa de campaña.

Referencias


Imagen inicial: Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

6 + 12 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.