fbpx
¿Qué ha hecho la prensa para merecer un comeback? (Univision)

¿Qué ha hecho la prensa para merecer un comeback? (Univision)

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

El mejor combustible del periodismo ha venido de su peor enemigo: las noticias falsas. Las fake news han tenido un impacto tan grande que se da por cierto que influyeron decisivamente en las elecciones de 2016 en EEUU y en el Brexit, dos improbables ganadores que lograron su objetivo. Pero también han empujado a millones de vuelta a la prensa profesional.

Un artículo de nuestro director en Univision Noticias. 

Fernando Nunez-Noda
Publicado originalmente en su columna de Univision Noticias

(Agosto 24, 2018). En el artículo pasado mostramos cómo la prensa reconocida, corporativa pero también “grass-root” siempre que sea profesional, ha pasado del suelo histórico a una altura considerable (de 32 a 37% en los últimos 2 años) en la confianza pública.

 

A eso agregamos el informe In News We Trust, de Censuswide que se centra específicamente en las noticias falsas de la prensa y la publicidad. La novedad es que tales noticias falsas empujaron a los lectores hacia los sitios web tradicionales de información. Quienes están seguro de ello constituyen el 36% y los que dicen que probablemente sí, 43%. Entre ambos acumulan 79%.

 

Esto presagia un regreso hacia los medios institucionales y reconocidos. El consumo de noticias en redes sociales, según esta medición, solo alcanza 11%. ¿Tendencia pasajera o vuelta a la sensatez? El tiempo lo dirá.

 

Ahora ¿qué han hecho o están haciendo los medios profesionales para ganar de vuelta el corazón y la atención del público estadounidense? ¿Qué factores externos han ayudado en este retorno? Recordemos que usamos las categorías de Edelman: el Público Informado (niveles económico y educativo topes) es 15% de los ciudadanos y la Población General, el 85% restante.

 

Los medios de comunicación más respetados tardaron en asumir el golpe, porque el público general y algo del informado se volcaron a las plataformas (los social media y buscadores) y llegaron a confundir tales plataformas con medios.

 

Es decir, un agregador tipo Facebook o Twitter (e incluso un buscador como Google) en el que los usuarios comparten contenido, no es un medio noticioso. Univision Noticias o USA Today sí. Simplemente da vitrina a mensajes producidos o reproducidos por humanos (a veces robots), bajo una cuenta o como resultado de una búsqueda. Eso no es un medio noticioso.

 

Cuando la población en general e incluso mucho público informado se volcó a las plataformas, por su rapidez y heterogeneidad, las noticias falsas y los contenidos de baja calidad se colaron en todos los estratos.

 

Eso ha tenido consecuencias en el terreno de la confianza en el periodismo versus las plataformas (social media o motores de búsqueda). Como se ve en el cuadro siguiente, en 2012 medios y plataformas inspiraban prácticamente la misma confianza: 53% y 52%. En 2018 los medios saltaron 5 puntos a 59% y las plataformas bajaron 2 puntos 51%.

 

Por otra parte, la confianza en las plataformas bajó dos puntos entre 2012 y 2018.

 

También, debe decirse, “retorna el experto” como llama Edelman al hecho de que la experiencia profesional gana credibilidad y demanda. En el último año los periodistas han aumentado 12 puntos su credibilidad mientras que los CEOS (directores ejecutivos de empresas) solo 7 puntos. El periodista se hace más necesario en este afán de informarse fructíferamente, porque es un experto validador de lo que ocurre y sus diversos grados de certeza.

 

Los medios como árbitros de conductas o prefencias políticas son una aberración de las funciones informativas; pero “árbitros” de lo que está confirmado y garantes de la neutralidad de esa confirmación, son factores que han hecho a millones retornar a su tutela.

 

Fake News

Pero, paradójicamente, el mejor combustible del periodismo y la prensa ha venido de su peor enemigo: las noticias falsas. Sí, las fake news han tenido un impacto tan grande que se da por cierto que influyeron decisivamente en las elecciones de 2016 en EE.UU. y en el Brexit, dos improbables ganadores que lograron su objetivo.

 

Pero su impacto ha motivado conductas autoreguladoras: empujaron a los lectores hacia los sitios web tradicionales de información. Según In News We Trust: Quienes están seguro de ello constituyen el 36% y los que dicen que probablemente sí, 43%. Entre ambos acumulan 79%.

 

Pero ese empujón no ha sido suficiente para lograr el “comeback”. También han sumado diversos proyectos, coaliciones y experimentos que combinan medios, plataformas e incluso la participación de las audiencias, pero de forma controlada y gerenciada.

 

La Universidad de Duke “contabilizó unas 149 iniciativas en 53 países en favor de la verificación de noticias, y Facebook se ha asociado con 25 organizaciones en 14 países para combatir las fake news.”

 

Se ha agilizado la investigación y desarrollo de tecnologías que automaticen el combate a la desinformación y los contenidos problemáticos. Facebook mismo ha desarrollado sistemas y contratado a miles de analistas para la detección y descarte de esta información dudosa. Google ha destinado $300 millones para estos mismos fines y Youtube, filial de la anterior, ha puesto en marcha su propio sistema para filtrar falsos emisores.

 

Muy notable fue Verificado de México, una iniciativa mutiempresarial que nació específicamente para combatir noticias falsas en la pasada elección de Julio 1, 2018. “Verificado publicó “400 notas y medio centenar de videos, que fueron difundidos no sólo en Verificado.mx(con 5 millones de visitas), sino también por más de 80 aliados.”

 

“Comprova”, en Brasil, es otra coalición que conecta a 24 medios de comunicación que se unieron para combatir la epidemia de noticias falsas.

 

Facebook, en nombre de Whatsapp, ha convocado un concurso de ideas para confrontar la crecida de desinformación que inunda esa red de mensajería. Son ejemplos.

 

Quien firma este artículo dirige un factchecker en español basado en algoritmos.

La tarea es difícil porque el “enemigo” es monumental, terco y muy atractivo. En “ un estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts (el prestigioso MIT), que analizó 126 mil rumores que llegaron a 3 millones de personas, la información falsa, que suele ser espectacular y llamativa, se extiende mucho más rápido que la verdadera: hasta seis veces más rápido.”

 

Además de eso, está la exacerbación de lo emocional (que tiene más poder que lo racional), el afán protagónico de muchos que comparten y otros motores humanos de los que hemos hablado en esta columna. Es la gente, al final, la que inclina la balanza a uno u otro lado.

 

Que el público informado y parte del general vuelvan a los medios profesionales noticiosos no significa que la batalla esté consolidada y menos ganada. Es un logro importante, pero debe probar su continuidad e incluso fortalecimiento.

 

Los datos parecen indicar que, en efecto, el público ha entendido el valor de una fuente de noticias conocida, reconocida y confiable en vez de la multiplicidad de fuentes que pulula en los medios online. Las noticias falsas, pues, podrían estar dándose un “tiro en su propio pie” porque comienzan a empujar a la gente a buscar pocas pero creíbles opciones de información verificada y profesionalmente producida.

 

Hay que observar cuidadosamente qué pasa en el corto plazo, porque esto se mide en meses. Por los momentos celebremos el comeback y hagamos lo posible porque sea duradero.

 


Publicado originalmente en Univision Noticias. Imagen inicial: Composición de FNN.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

14 + 8 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Galería de #FakeClassics: Desde rumores hasta leyendas urbanas

Galería de #FakeClassics: Desde rumores hasta leyendas urbanas

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Lo publicado recientemente sobre rumores, matrices de opinión, leyendas urbanas, hoaxes, falsas atribuciones y otras formas clásicas de los #fake.

¿Tiene información sobre esta noticia?

7 + 9 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

El Siervo de Dios no será cinematografiado #Venezuela

El Siervo de Dios no será cinematografiado #Venezuela

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Recurrentemente circula un video auténtico del que se afirma que registra la única aparición filmada de José Gregorio Hernández, beato venezolano que espera turno para la santificación en el Vaticano. Se afirma que tal registro data de 1919, año de la muerte Hernández o pocos años antes.

Eso sí, que sea auténtica la película no significa que quien aparece sea El Siervo de Dios. Lea el análisis y la respuesta.

(Junio 3, 2018). Ha circulado en Venezuela, en video, una película de Bolívar Films que se anuncia como la única existente donde aparece José Gregorio Hernández, beato venezolano candidato a la santidad en El Vaticano. Si es así constituiría un valiosísimo documento histórico. Para conocer mejor a José Gregorio Hernández haga clic aquí

Se ha difundido por portales y cuentas de Twitter, como la de @SuNoticiero que tiene 618 mil seguidores. Lo curioso es que se anuncia como pueden apreciar en el tuit respectivo.

Es decir sin “aparece supuestamente” o “alguien que podría ser”… Se da por sentado que es el Siervo de Dios. José Gregorio Hernández murió el 29 de junio de 1919. Fue atropellado por uno de los 12 automóviles que había en Caracas, un Essex 1918 fabricado en EUA.

De ser cierta, la cinta que registra al Venerable -si fuera él- se habría filmado en 1919 o antes.

Haga clic en las imágenes para ampliarla.

Pues no es José Gregorio Hernández. Hay indicios de que el video no es falso, ni fabricado, sino erróneamente atribuido. Veamos:

1) El individuo en cuestión no se parece a José Gregorio (como se le llama comúnmente). Es más relleno, incluso más joven que en las fotos cercanas a su muerte de las que disponemos.

2) La calidad del video no corresponde a una cámara de 1919 y menos de una anterior.

3) La usuaria de Twitter Anjele Martinez (@anjele_), dedicada a investigaciones religiosas, le dice a un usuario que distribuye la falsa atribución:

Los autos que aparecen en el clip son definitivamente posteriores a 1919 y se ve al fondo de quienes entran a un evento, que son numerosos, algo muy poco probable en la Caracas de 1919.

 

Por otro lado, la dama identifica al caballero como Pedro Itriago Chacín, funcionario de Eleazar López Contreras, quien tendría 24 años en 1919 y no lo parece en el video.

4) Hay otros argumentos:

  • Bolívar Films se fundó en 1940, lo cual no prueba que no tuvieran un clip de 1919, pero lo hacen muy dudable.
  • La moda de las damas y los caballeros es definitivamente de los años 1930s.
  • Hernández no usaba bastón.

Nuestra validación

El video es auténtico pero el personaje que aparece NO es José Gregorio Hernández sino Pedro Itriago Chacín, funcionario del gobierno del entonces presidente Eleazar López Contreras. No es falso el video, ni fabricado, simplemente el personaje en cuestión ha sido equívocadamente confundido con el llamado Siervo de Dios. No sabemos si por error o deliberadamente. De cualquier forma, no lo es.

 


Imagen inicial: VK.

¿Tiene información sobre esta noticia?

4 + 3 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Es el croissant realmente francés?

¿Es el croissant realmente francés?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Oh là là! Parece que hay que buscar la receta original en un país vecino pero ni siquiera fronterizo y la iniciativa de una reina que perdió la cabeza.

Maria Magdalena Ziegler

(Mayo 8, 2018). No, sentimos destrozar sus fantasías. Es Austríaco, vienés para ser más exactos y su verdadero nombre es “kipfel”.

Seguramente todos han comido un rico croissant en una pastelería que se autodenomina francesa. Quizás habrán bendecido al francés que creyeron le habría inventado. En todo caso, no hay duda que es el integrante más popular de la bollería francesa y es una lástima que al final no sea eso, francés.

La verdadera historia

Hace menos de 200 años, en París, comer un croissant era una verdadera exquisitez. Se podía comer en las pastelerías más exclusivas de las zonas más lujosas de la ciudad luz.

Aunque algunos sugieren que es posible que la desdichada reina María Antonieta introdujera el kipfel en Francia como un modo de tener cerca algunos de los platillos que más añoraba de Viena, esto es poco probable. Según señala el historiador Jim Chevalier, la más sólida evidencia histórica de ingreso del kipfel a Francia se encuentra en las manos de un emprendedor vienés de nombre August Zang.

Zang habría abierto una pastelería vienesa en París hacia 1838 y realizó una estupenda campaña de marketing de sus productos en prensa y adornando bellamente sus vitrinas. En poco tiempo, los parisinos se agolpaban a las puerta de la pastelería de Zang. Dos años más tarde París tenía más de una docena de pastelerías de estilo vienés, sirviendo claro el kipfel.

Pero los franceses decidieron darle un toque especial al extranjero kipfel y lo prepararon con pasta de hojaldre. Nacía así la quintaesencia de la pastelería francesa. Ese delicioso bollito que se deshace en la boca y deja volar las migajitas por todas partes al morderlo. Se le bautizó entonces como “croissant” debido a su forma de luna creciente.

El ascenso de una estrella

Foto: Pixabay.

No será hasta 1915 que el pastelero francés Sylvain Claudius Goy se dio a la tarea de escribir la receta del croissant, especificando algunas técnicas para hacer de la masa algo más crujiente y esponjosa. Esta receta es hoy la base del moderno croissant.

Durante la primera mitad del siglo XX el croissant se hizo muy popular en toda Francia y es entonces cuando asume plenamente su nueva nacionalidad a los ojos del mundo. Pero no será hasta después de la Segunda Guerra Mundial que la industria de los alimentos le difundirá por el mundo y hallaremos este panecito en todas las mesas.

¿Hay algo más francés que un croissant? Pues probablemente sólo el famoso beso francés, que dicho sea de paso tampoco es originario de Francia sino de la India, referido en el mismísimo Kama Sutra (siglo V a.C.). Pero eso es harina de otro costal.

 


Imagen inicial: Pixabay.com.

¿Tiene información sobre esta noticia?

6 + 7 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Cómo enfrentar las noticias falsas (Un micromanual)

Cómo enfrentar las noticias falsas (Un micromanual)

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Fernando Nunez-Noda

(Mayo 5, 2018). El poder para combatir la información falsa está en cada ciudadano, pero hay poderosos factores dentro y fuera de nosotros que hacen la tarea más difícil de lo que creemos. Comparto esta pequeña colección de anotaciones que a un servidor, en particular, le ha resultado útil y efectiva.

Primero lo primero

Visite Verificado.com a ver si hemos trabajado esa información. Si no, pues adeante con las siguientes recomendaciones.

 

Mi ego se cree más que yo

Éste es un principio ridículamente simple de expresar pero nada sencillo de aplicar: Hay que aplacar el ego. Muchas veces el afán de figuración de nosotros los usuarios, hace que rebotemos cualquier cosa que nos llegue sin mirar a los lados. Hay una compulsividad implícita en el acto de compartir información: es fácil, nos da cierta notoriedad y -casi siempre de buena fe- creemos estar haciendo un bien público.

Pues no. Al menos 50% de la información en internet y redes es falsa. Otras mediciones y opiniones elevan ese porcentaje. Cuando me llega información defectuosa de una persona (o sospechosa de serlo) pierdo confianza en ella hasta nuevo aviso. Toda información posterior viene con un sello de duda muy difícil de levantar. No cedan a la tentación de dar un “tubazo” porque pueden dárselo a su propia credibilidad… y eso no puede ser bueno para ningún ego.

NOTA: Tampoco se vale eso de “La mandé para ver si alguien lo confirmaba o negaba”. Si no va acompañado de una explícita advertencia, la mayoría lo tomará como una noticia auténtica y la cadena seguirá incólume. D hecho, aún con advertencia se suele tomar como un dato cierto.

 

Dudo luego existo

Es bueno crearse una directriz mental y actitudinal en forma de algoritmo: “Al ver una pieza de información cuya veracidad no puedo determinar → ¡Espera y revisa!”.  

Es decir, duden todo, absolutamente todo que no venga de una fuente de comprobada confiabilidad. Con disciplina, con rigor. E incluso al mejor cazador se le puede ir la liebre. Asi que guarden un resquicio de duda también para las “buenas fuentes”.

 

ABC de la verificación

Cuál es la fuente. ¿Es anónima? ¿Dicen que se lo dijeron? Si se lo envió alguien conocido pregúntele. Si antes de ese alguien conocido hay anonimato es casi son seguridad falso. Si las fuentes son blogs desconocidos, amateurs, que solo copian información de otras fuentes y tienen una marcada tendencia a buscar clics a toda costa… estamos en terrenos desconfiables.

Grados de confianza a los medios. Seguro usted lo hace sin pensarlo mucho. La forma más sencilla sería cotejar los diagnósticos y predicciones que hace un medio contra los resultados. Si expone lo que en la práctica ocurre y si permite predecir con un buen grado de asertividad, el medio merece nuestra confianza. ¿Es profesional o amateur? ¿Cómo se compara con otros medios similares? ¿Coinciden los datos provistos, es reconocido por la comunidad, se sabe quién escribe, quién ilustra, toma las fotos o videos? ¿Produce o cura su propio contenido?

Un medio de calidad identifica quiénes lo dirigen y qué staff tiene. Genera contenido propio, de agencias o colaboradores identificados. Las noticias que difunde contestan las 5 preguntas claves: qué ocurrió , cuándo y dónde, quiénes están involucrados y por qué. Puede o no incluir un cómo. La noticia debe tener fuentes: testigos, organizaciones que atienden el caso, el mismo que la reporta; y todo esto de forma verificable.

Google. Copie el texto de la “información” y péguelo en el buscador. Vaya a Google News y coloque las palabras claves, por ejemplo: Kim Jong-un misil Mar de JapónSi hay diversas fuentes reconocidas o de calidad que lo mencionan, resaltando los mismos datos, hay allí una validación. Chequee la fecha, que a veces es una noticia vieja revivida por alguien que no lo sabía.

Buscar en redes. Repita las búsquedas en Facebook, Twitter, Whatsapp, foros tipo Reddit. Si encuentra una noticia débil en referencias, repetida exactamente igual en blogs o posts de social media, es muy probable que sea una noticia tendenciosa o deficiente falsamente amplificada. Mejor no compartirla hasta comprobarla.

Una lista de emisores confiables.  Visite cuentas de social media de reconocida confiabilidad (tome en cuenta que hasta ellos se pueden equivocar, pero no todos a la vez), solo para ver si la han compartido o comentado. Pregúnteles o llame a un amigo.

Imágenes. En Google Chrome uno coloca el cursor sobre una foto, clic en el botón derecho del ratón y en el menú que aparece haga clic en “Buscar foto en Google”. Le dirá todas las apariciones de la foto que registra el buscador. Podrá verificar si corresponde a lo que dicen que es y la fecha de publicación.

 

Si todo falla

Pregúntenos por esta vía o a contacto@verifikado.com. Por lo menos lo aguantaremos de compartir la información dudosa hasta que verifiquemos.


Fernando Nunez-Noda es el Director de VerifiKado.

¿Tiene información sobre esta noticia?

12 + 10 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.