¿Con el voto en blanco podrían quedar eliminados los candidatos en Colombia?

¿Con el voto en blanco podrían quedar eliminados los candidatos en Colombia?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Teóricamente sí. La ley electoral colombiana le da al voto en blanco valor numérico y efectos jurídicos. Si lograra una mayoría sobre los demás candidatos se repetirían las elecciones. Aunque el voto en blanco lideraba la intención de voto hace unos 4 meses, ya no es así y solo acumula 7%. 

(Mayo 27, 2018). Colombia es uno de los pocos países del mundo donde el voto blanco se contabiliza y tiene efectos jurídicos. Hasta tiene una casilla reservada en el tarjetón. Y en estas elecciones son dos casillas (pues una comunidad afro de El Cerrito, Valle del Cauca, inscribió al voto blanco como candidato).

En las elecciones presidenciales de hoy, si el voto blanco obtuviese la mitad más uno de los votos válidos, el proceso tendría que repetirse en los diez días siguientes a la declaratoria de resultados y ninguno de los seis candidatos podría presentarse nuevamente.  En esta segunda elección, en caso de que volviese a ganar el voto en blanco, ganaría el candidato que obtuviese más votos.

La sentencia C-490 de 2011 de la Corte Constitucional deja claro que el voto en blanco es “una expresión política de disentimiento, abstención o inconformidad con efectos políticos”, y lo define como “una valiosa expresión del disenso”.

El artículo 9 del acto legislativo 1 de 2009 establece que “Deberá repetirse  por una sola vez la votación para elegir miembros de una corporación pública, gobernador o alcalde o la primera vuelta de unas elecciones presidenciales cuando del total de votos válidos los votos en blanco constituyan la mayoría”.

En la segunda vuelta (que en caso necesario tendrá lugar el 17 de junio) no tiene efecto el voto en blanco, y simplemente ganaría el candidato que obtenga más sufragios.

En las elecciones locales de 2011, en la ciudad de Bello (departamento de Antioquia) ganó el voto en blanco con 56,7% de las papeletas contra el 43,3% que obtuvo el único candidato.

¿Tiene oportunidad el voto en blanco?

A principios de octubre de este año fue un tópico. CNN reportó sobre la primera “lluvia de encuestas” del 2018:

Esta lluvia de encuestas, la primera del año electoral, deja una fotografía de cómo están los apoyos a los candidatos: aunque los porcentajes para los candidatos varían según las encuestas, estas conservan una tendencia, liderada la mayoría de casos por el voto en blanco.

A finales de abril el  sondeo de  Guarumo-Ecoanalítica para el diario El Tiempo y la emisora W Radio  reveló que:

El candidato del uribista Centro Democrático, Iván Duque, lidera la intención de voto con el 36.6 por ciento seguido por el izquierdista Gustavo Petro, del movimiento Colombia Humana, con el 26.3 por ciento.

(…) El voto en blanco alcanzó el 7,3 por ciento, mientras que un 4,9 por ciento de los consultados no supo o no respondió a las preguntas.

El quinto sondeo prevé que Duque y Petro disputen la segunda vuelta, que de ser necesaria se realizará el 17 de junio.

A principios de mayo se publicó otra encuesta, del Centro Nacional de Consultoría y CM&: el voto en blanco tenía en 7%, igual que un candidato y por cncima de dos más. Pero ni de lejos suficiente para lograr una mayoría más uno.

En la práctica, pues, no es posible que gane el voto en blanco en las presidenciales de hoy. Están habilitados para votar 36 millones de colombianos, pero la abstención es siempre muy alta en este país, y en las urnas no se esperan más de 18 millones de votantes. Si votaran 18 millones de colombianos, el voto en blanco tendría que tener más de 9 millones de votos más uno y, si se mantiene su porcentaje de intención de voto, no pasaría de 630 mil votos. 


Imagen principal: VerifiKado.

 

Más sobre el voto en blanco

¿Tiene información sobre esta noticia?

2 + 11 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Hay posibilidad de fraude en Colombia?

¿Hay posibilidad de fraude en Colombia?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Con fuerte presencia de observadores internacionales y nacionales, y el afianzamiento del voto electrónico (que casi ha dejado en el olvido las denuncias de fraudes masivos), creemos que no existe la posibilidad de un fraude a través de la intervención del software (que ha sido probado por una comisión de expertos de la Unión Europea). A pesar de que se asoma la posibilidad de una segunda vuelta, “fraude masivo” para favorecer a un candidato que apenas pasa del 6% en la intención de voto no parece probable.

Javier  Brassesco

(Mayo 26, 2018). La campaña electoral en Colombia se ha visto empañada con las reiteradas denuncias del candidato izquierdista Gustavo Petro (quien marcha segundo en las encuestas a una distancia de entre 12 y 13,4 puntos del senador Iván Duque) de que el establishment está preparando un fraude masivo a través del software que se utilizará en los comicios presidenciales de este domingo.

Petro, un ex guerrillero del M-19 (movimiento que se desmovilizó en los 90) y ex alcalde de Bogotá (2012-2015), asegura que el beneficiado de este presunto fraude será Germán Vargas Lleras, quien marcha cuarto en las encuestas, con una intención de voto de solo 6,6% pero quien goza del apoyo del presidente Juan Manuel Santos, de quien Vargas Lleras fue vicepresidente hasta el año pasado. Santos le respondió (sin mencionarlo) que:

Petro denunció que el software que se utilizará presenta “altreraciones de algoritmos”, y basa su suspicacia en las irregularidades que la justicia colombiana detectó en las legislativas de 2014.

En efecto, en dichas elecciones se denunciaron irregularidades que tenían que ver sobre todo con la compra de votos y coacción a electores, pero que también incluyeron fallas electrónicas. Centro Democrático (partido de Álvaro Uribe que hoy apoya a Iván Duque) aseguró que la Registraduría no había “reportado” sus votos en 7.971 mesas.

El tercer candidato en las encuestas, Sergio Fajardo, del centroizquierdista Coalición Colombia, descartó por su parte la posibilidad de un fraude, aunque dijo que se pueden hacer observaciones y ser exigentes con la Registraduría Nacional (ente que organiza los comicios).

La desconfianza de los colombianos hacia su sistema electoral tiene profundas raíces, y muchos no olvidan que en las presidenciales de 1970 se fueron a dormir pensando que había ganado Gustavo Rojas Pinilla y al levantarse el presidente era Misael Pastrana Borrero. Más recientemente, en 2002, el procurador general de entonces, Edgardo Maya Villazón, declaró nula la elección del Senado, lo que en 2005 terminó provocando, después de muchas idas y venidas, la salida de algunos senadores, Piedad Córdoba entre ellos. En 2010 fueron hackeadas las páginas de la Registraduría, y el nombramiento del Congreso debió esperar tres meses.

En estas elecciones habrá una fuerte presencia de observadores internacionales. La comisión de expertos que envió la Unión Europea está en el país desde el 4 de mayo, y realizó una evaluación técnica global de todos los pasos del proceso. La Registraduría informó además que le realizaron pruebas técnicas al software de preconteo de los votos, y estuvieron presentes en los dos simulacros que se realizaron el 12 y el 19 de mayo.

Además la OEA dispondrá a 78 observadores que estarán en el terreno. También participará la Association of World Elections Bodies (A-WEB), el parlamento del Mercosur, el Parlamento Andino, la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore), y del propio país habrá 3 mil observadores de la Misión de Observación Electoral (MOE), 4 mil funcionarios de la Procuraduría General, Defensoría del Pueblo y delegados municipales, así como 5 mil empleados de la Fiscalía. Encima de todo habrá 32 delegados presidenciales, uno por departamento.

Nuestra validación

En Colombia los señalamientos de fraude se repiten elección tras elección. En las legislativas de este año, sin embargo, las denuncias registradas (que no fueron muchas: alrededor de 200) tuvieron que ver sobre todo con presiones al elector, funcionarios públicos haciendo campaña y en tercer lugar anomalías en la publicidad. Apenas hubo denuncias sobre irregularidades electrónicas.

Debido a la fuerte presencia de observadores internacionales y nacionales, y al afianzamiento del voto electrónico (que casi ha dejado en el olvido las denuncias de fraudes masivos), creemos que no existe la posibilidad de un fraude a través de la intervención del software, un software que además ya ha sido probado por una comisión de expertos de la Unión Europea. Los resultados en Colombia parecen ya cantados, con Duque y Petro en los dos primeros lugares pero sin obtener ninguno el 50% de los sufragios. Así, seguramente será necesario recurrir a una segunda vuelta el 17 de junio para saber quién será el presidente de Colombia para los próximos 4 años.

Un fraude masivo para favorecer a un candidato que apenas pasa del 6% en la intención de voto (es lo que asegura Petro que se está preparando) no parece probable.

 


Imagen principal: VK.

REFERENCIAS

¿Tiene información sobre esta noticia?

9 + 11 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Tiene la izquierda oportunidad real de imponerse en Colombia este domingo?

¿Tiene la izquierda oportunidad real de imponerse en Colombia este domingo?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

36%. Con oportunidad de pasar a una segunda vuelta, la probabilidad de Gustavo Petro de ganar la presidencia colombiana es, en este momento, escasa. Por los momentos, le asignamos una K amarilla con tendencia a la baja. Es decir, esperamos esta primera vuelta para definir una posición más definitiva, pero en general estimamos que su chance de ganar la presidencia permanecerá bajo.

Javier Brassesco

(Mayo 24, 2018). Por primera vez en su historia la izquierda colombiana cuenta con un candidato (Gustavo Petro) que según las encuestas este domingo forzará una segunda vuelta, la cual tendría que celebrarse el próximo 17 de junio. Pero aun en el caso de que lo consiga tiene Petro, un exguerrillero del M-19 y ex alcalde de Bogotá -2012-2015-, opciones reales de convertirse en el primer presidente de izquierda de la historia colombiana?

En las dos últimas encuestas de importancia aparece en primer lugar Iván Duque, senador del uribista Centro Democrático, quien aparece por encima de Petro con una ventaja de entre 12 y 13,4 puntos: Invamer Gallup establece que Duque tiene 41,5% contra 29,5%, mientras que Guarumo habla de 37,6 contra 24,2. En tercer lugar aparece el centrista Sergio Fajardo, con alrededor de 16% de la intención de voto. Estos números bastarían para forzar una segunda vuelta, pues ningún candidato supera el 50%.

Colombia vivió en marzo unas elecciones legislativas, así como una primarias de la derecha y de la izquierda, que también muestran indicios de lo que podría suceder este domingo: Centro Democrático, con 51 congresistas, sigue siendo la principal fuerza en el poder legislativo, y el ex presidente Álvaro Uribe (quien apoya a Iván Duque) fue el senador más votado. Pero también hay que decir que estas elecciones dieron como resultado uno de los congresos más fragmentados de los últimos tiempos.

En cuanto a las consultas interpartidarias (una especie de primarias), la participación en el evento de la derecha casi dobló en participación al de la izquierda: casi seis millones de votantes contra 3,3. Solo la votación de Duque, de casi 4 millones de votos, superó a todos los participantes de la primaria de la izquierda. Algunos analistas advierten sin embargo que la escasa participación en esta consulta se debió a que la ventaja de Petro en las encuestas era abrumadora sobre su adversario, Carlos Caicedo.

Existe otro elemento que conspira contra las aspiraciones de Petro, y es el colpaso económico del país vecino: Venezuela. El tema ha sido utilizado por Centro Democrático, como se puede ver en este cartel en Medellín:

Petro, por su parte, ha tratado de deslindarse del régimen venezolano:

Y afirmó que en las elecciones del domingo el madurismo cometió un fraude. Sin embargo, en este comunicado se muestra muy tibio con el régimen venezolano, diciendo que allí la democracia “enfrenta una crisis de legitimidad estructural” (llamar “democracia” a lo que vive Venezuela es estirar demasiado ese término) y vuelve a invocar la autodeterminación de los pueblos.

En cualquier caso, está claro que el votante colombiano verá a Petro más cerca del sistema venezolano que a Iván Duque, y muy pocos de los más de 36 millones de colombianos habilitados para votar este domingo quieren reconocerse en ese espejo.

 

Nuestra validación

Es muy probable que este domingo no resulte electo el presidente colombiano y sea necesario realizar una segunda vuelta tres semanas después. Allí deberían verse las caras Iván Duque y Gustavo Petro, y por primera vez un candidato izquierdista en Colombia estaría tan cerca del poder.

La probabilidad real de Petro de imponerse en esa segunda vuelta, sin embargo, es baja, si sabemos leer no solo las encuestas (en donde la distancia entre el primero –Duque- y el segundo –Petro- es mayor que entre el segundo y el tercero –Fajardo-) sino también los resultados de las elecciones legislativas de hace dos meses y medio. Si a eso le sumamos el colapso de la economía venezolana, cuyo régimen siempre será visto más afín a un izquierdista como Petro que a un derechista como Duque, no es difícil concluir que el chance real de Gustavo Petro de convertirse en presidente de Colombia es muy escaso.

 


Imagen principal: VK.

¿Tiene información sobre esta noticia?

12 + 12 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Coincidieron Falcón y Bertucci en razones para desconocer resultados de elecciones? #Venezuela

¿Coincidieron Falcón y Bertucci en razones para desconocer resultados de elecciones? #Venezuela

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

En esencia, ambos candidatos coincidieron en la violación del acuerdo de garantías y la compra de votos con dinero público. Eso hicieron al desconocer los resultados electorales del 20 de mayo de 2018.

Javier Brassesco / Redacción VK

(Mayo 22, 2018). “No reconocemos este proceso electoral como válido”, declaró Henri Falcón poco después de que el CNE anunciara la victoria de Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales de Venezuela en un cuestionado proceso que contó con la mayor abstención de su historia.

El otro candidato en estas elecciones, el pastor evangélico Javier Bertucci también expresó que “difícilmente se puede reconocer una elección en el que el acuerdo de garantías no fue respetado”. (Ver).

También Falcón basó su desconocimiento del proceso en el incumplimiento de este proceso de garantías, en el que las autoridades del Consejo Electoral y de la Fuerza Armada se comprometían a que se realizara una campaña equilibrada. Al respecto mencionó que su comando contabilizó al menos 13 mil puntos rojos, 87% de los cuales estaban cercanos a sitios de votación y que fueron utilizados para el “acarreo” de votantes, haciendo proselitismo político y realizando compra de votos aprovechando la extrema necesidad de la gente.

Bertucci también denunció la presencia de estos puntos rojos y habló de la “compra de conciencias” a las afueras de los centros de votación, intimidando al elector, ofreciéndole “dinero y comida” para que vote por el gobierno.

Para esto se utilizó el llamado carnet de la patria, según denunció Falcón, que debían escanear en estos puntos para certificar que habían votado y recibir luego una transferencia de dinero.

Afirmó que el propio Presidente anunció esta intención en cadena nacional al anunciar “bonos sorpresa” para quienes votaran. Y desde la propia cuenta de Twitter de este carnet de la patria se le dijo a Maduro que “no te fallamos”, lo que es casi una confesión de parte:

Falcón sugirió además la posibilidad de que incluso los resultados que anunció el CNE pudieran estar manipulados: “La abstención incrementa la eficacia de la trampa, mientras más abstención más posibilidades de control, de manejo absoluto, de un gobierno que está acostumbrado a esto, a la trampa, a la manipulación”.

Y desde el propio CNE, el rector Luis Emilio Rondón habló de un proceso ventajista y de incumplimiento del acuerdo electoral. (Ver).

En esencia, ambos candidatos coincidieron en la violación del acuerdo de garantías y la compra de votos con dinero público.

 


Imagen principal: VK.

 

REFERENCIAS

¿Tiene información sobre esta noticia?

11 + 1 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Venezuela vivió la mayor abstención  de su historia el 20 de mayo de 2018

Venezuela vivió la mayor abstención de su historia el 20 de mayo de 2018

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Con una abstención de 55% según cifras del Consejo Nacional Electoral de Venezuela (considerado no confiable por VK), ya ese porcentaje sería el mayor de la historia, superando la de 2000 (elección de la Asamblea Nacional Constituyente, con 43.4%). Estimamos, sin embargo, que el porcentaje de abstención es mayor que el anunciado y se irá develando a medida que fuentes independientes y confiables hagan sus análisis y den sus resultados, que podrían superar el 60%.

Javier Brassesco

(Mayo 8, 2018). Venezuela vivió ayer unas elecciones presidenciales atípicas y en donde no votó ni siquiera la mitad de la población: la rectora del Consejo Nacional Electoral Tibisay Lucena anunció que con 92,6% de las actas transmitidas, la participación había sido de “46% con una proyección del 48%”.

Sin embargo, la cifra del total de votos ofrecida es de 8.569.322 (5.823.728 para Maduro, 1.820.552 para Falcón y 925.042 para Bertucci). Si esos votos representan el 92,6% de las actas, quiere decir que el total de sufragios es de poco más de 9,2 millones.

Con un registro electoral en donde 20.526.978 personas están habilitadas para votar, el porcentaje de participación sería ligeramente inferior al 45% (44,8%, para ser exactos), es decir, una abstención cercana al 55%.

En cualquier caso, y esperando las cifras oficiales definitivas. la participación estaría entre el 45% y el 48%. En la tabla, el índice de participación de cada una de las elecciones desde que en el país se derrocó la dictadura de Pérez Jiménez el 23 de enero de 1958 (entre 1958 y 1998 el voto era obligatorio, si bien en la teoría esta obligatoriedad del voto se fue “relajando” con el tiempo).

Nuestra validación

Incluso tomando como ciertas las cifras ofrecidas por un CNE constantemente señalado como títere del gobierno, y en unas elecciones que fueron denunciadas como “plagadas de irregularidades” por los candidatos que se oponían a Maduro y en donde el 52% de no tuvo testigos, Venezuela vivió ayer las elecciones presidenciales con la mayor abstención de toda su historia.

Éste es un trabajo en progreso. Seguiremos investigando para develar la información precisa que complete esta realidad electoral en la que entra Venezuela.

¿Qué investigaremos?

  • Resultados más reales según fuentes independientes y confiables (para VK el CNE no es una fuente confiable).
  • Abstención real, que algunas fuentes independientes ya fijan en +70%.

 

REFERENCIAS

¿Tiene información sobre esta noticia?

2 + 4 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.