fbpx
¿La confesión de Flynn podría dar un nuevo giro al caso contra Trump?

¿La confesión de Flynn podría dar un nuevo giro al caso contra Trump?

ALGO PROBABLE

Todavía falta por determinar el alcance de estas pruebas y qué tan cercanas a Trump son las personas que están comprometidas. Pero ya se sabe que Flynn lo estaba. Y que son las primeras pruebas palpables que se presentan en este caso.

(Mayo 18, 2019 – Javier Brassesco). Un expediente judicial que se hizo público el jueves contiene una noticia que es una bomba: el ex asesor de seguridad Michael Flynn, quien se confesó culpable de haber mentido al FBI sobre el “Rusiagate”, había informado a la oficina del fiscal especial Robert Mueller que tiene pruebas palpables de que personas relacionadas con Donald Trump y el Congreso intentaron influir en la investigación que se realizaba sobre ese caso.

Pruebas palpables. Ya no se trata de que este dijo que aquel hizo o de que un amigo me asegura que este señor se reunió con aquel. Estas pruebas son grabaciones telefónicas que comprometen a Trump y que forman parte del informe de Mueller sobre el caso, aunque hasta ahora están censuradas.

Pero por primera vez en la historia un juez de distrito (Emmet Sullivan) ordenó al Departamento de Justicia que debe hacer públicas partes censuradas de un informe. En este caso, todo lo que está relacionado con Flynn deberá hacerse del conocimiento público el 31 de mayo en el sitio web de la corte.

Estas pruebas consisten en la transcripción de una llamada entre el embajador ruso Sergei Kislyak a finales de 2016 y el propio Flynn y un mensaje de voz de noviembre de 2017 en el que el abogado de Trump le recordaba al abogado de Flynn la estima que éste le tenía al asesor de seguridad, justo cuando Flynn evaluaba colaborar con la investigación federal.

Existen otros contactos entre Flynn y sus abogados con personas relacionadas con el gobierno de Trump, pero éstas todavía no son del conocimiento público.

Nuestra validación

El Watergate (el escándalo que llevó a la renuncia de Richard Nixon) se convirtió en el Watergate solo cuando un ex asesor de Nixon, Alexander Butterfield, le dijo al comité que investigaba el caso que había micrófonos (“listening devices”) que probaban el espionaje sistemático que llevaba a cabo la administración de Nixon contra sus rivales políticos. Ocurrió en menos de dos minutos, pero eso cambió la historia.

Las grabaciones telefónicas que se harán públicas a finales de este mes otra son la primera prueba palpable de obstrucción a la justicia, un cargo por el que se puede intentar un juicio político (impeachment) al presidente. Y otra vez son aportadas por un asesor del Presidente, por un ex funcionario público.

Tal vez por todo esto Trump se aseguró siempre de enviar mensajes de apoyo y respaldo a Flynn, haciéndole saber que la presidencia estaba de su lado.

Todavía falta por determinar el alcance de estas pruebas y qué tan cercanas a Trump son las personas que están comprometidas. Pero ya se sabe que Flynn lo estaba. Y que son las primeras pruebas palpables que se presentan en este caso.


Imagen inicial: Foto del U.S. Air Force tomada por Susan A. Romano.

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

9 + 15 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Está el «dinero sucio» del chavismo mitigando el efecto de las sanciones?

¿Está el «dinero sucio» del chavismo mitigando el efecto de las sanciones?

Altamente probable.

¿Por qué las sanciones no han logrado la salida del régimen? Por el dinero producto de actividades ilegales. Un estudio acusiosamente investigado muestra la verdadera magnitud, no solo del inmenso conglomerado delictivo del chavismo, sino de los daños materiales y humanos causados, muchos de ellos irreversibles y otros que tomarán décadas en revertirse.

(Mayo 17, 2019 – Fernando Nunez-Noda). Si usted se pregunta porqué las sanciones impuestas por EE.UU. y otros países tardan tanto en surtir efecto, quizá aquí tengamos una respuesta. Como reporta el Washington Post:

Cuando se les pidió que explicaran por qué sus esfuerzos por derrocar al presidente venezolano, Nicolás Maduro, se han quedado cortos, los funcionarios de la administración de Trump suelen citar la influencia siniestra de Cuba y Rusia (…) De lo que no hablan tanto es un factor posiblemente más importante: el “Cartel de los Soles”.
.
Ese término colorido se refiere a la red de tráfico de drogas que cada año transporta cientos de toneladas de cocaína colombiana desde los aeródromos venezolanos a América Central y el Caribe para su distribución final en los Estados Unidos y Europa, y eso incluye a algunos de los funcionarios de mayor rango en el Régimen de maduro. Estos hombres [se aferran al poder] porque, a pesar de la implosión económica de Venezuela, todavía están cosechando millones, y es probable que sean encarcelados en Venezuela o los Estados Unidos si se alejan.

Estas conclusiones, y otras, se derivan de un estudio para la National Defense University con sede en Washington, presentado por IBI Consultants. El informe puede descargarse en este vínculo, del cual mostramos un mapa genérico de crímenes de esta red cuyo epicentro es el chavismo:

Una transnacional del delito

El informe muestra una verdadera integración horizontal y vertical de actividades ilegales. Entre ellas:

Relacionadas a PDVSA (la empresa pública venezolana de petróleo): Implica «falsificación de ventas petroleras», no solo con la empresa venezolana, sino con muchas otras en la que PDVSA es socia (PDV Caribe, Alba Petróleos en El Salvador y Albanisa en Nicaragua).

Por ejemplo, Alba Petróleos informó que no recibió ni vendió petróleo entre 2010 y 2017, y sin embargo esta subsidiaria salvadoreña registra ingresos de $1,2 mil millones. Dinero que jamás entró en el Tesoro público.

En Nicaragua la cantidad robada oscila entre $4 y $6 mil millones. Y así hubo cientos de operaciones más pequeñas que pasaron debajo del radar, pero dilapidaron al país a quienes debieron servir. Ningún poder legislativo registró y consolidó estos ingresos en las arcas nacionales.

 

Resto del Artículo: Otras Actividades Criminales y Efectos en la Población

Compra de activos fijos cíclicos: Tomemos como ejemplo el caso de Raul Gorrín, dueño del canal de TV Globovision, quien fue acusado de conspiración para violar la Ley (estadounidense) de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA), y de las cuales se declaró culpable. Consistía en “un sistema de cambio de moneda extranjera en el que la divisa bolivariana venezolana se negociaba por un precio fijo en dólares significativamente más alto que el tipo de cambio oficial. El esquema lavó entre $1,2 y $2,4 mil millones”. El dinero pasaba por Estados Unidos y, antes que pudieran investigar, llegaba a Suiza.

Y esto es solo uno de los muchos ejemplos.

Minería ilegal: Sobre todo para extraer oro ilegalmente. Dice el informe: “Solo en 2018, el estado venezolano vendió 73,2 toneladas de oro en Turquía y los Emiratos Árabes Unidos, con parte del oro terminando tan lejos como Uganda. Dado que las reservas de oro del Banco Central venezolano aumentaron 11 toneladas en 2018, a pesar de la venta masiva en curso, es probable que una cantidad significativa de la mercancía fue minada ilegalmente por grupos disidentes de las FARC y el ELN.” Lo que se mina y no se registra, es de uso exclusivo y secreto del chavismo.

Proyectos ficticios o sobrevaluados fueron también responsables de desviar miles de millones de dólares.

Otras fechorías, documentadas en el informe incluyen:

  • Proyectos de Infraestructura Falsificados.
  • Transferencias de banco a banco.
  • Proyectos de Infraestructura Falsificados.

Efectos

Para terminar,  citaremos un par de párrafos de las conclusiones de la investigación, sobre las consecuencias concretas y la falacia o, en todo caso, sobreestimación de las sanciones de EE.UU. y otros países:

«Impacto humano y económico

“Los costos humanos de las acciones de la «Empresa Criminal Conjunta Bolivariana» (sic, «Bolivarian Joint Criminal Enterprise» son inmensos, pero al menos hasta cierto punto medibles. En 2018, la tasa de inflación de Venezuela superó el millón por ciento y el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que esta tasa se elevará más allá del 10 millones por ciento (10.000.000%) para el final de 2019. Además, un estudio venezolano que cubría 2017 estimó que el ciudadano de ese país en ese año, perdió en promedio 24,1 libras (10,8 kg) debido a la escasez de alimentos del país. Baje el PDF del estudio de Encovi.

“Finalmente, la Comisión de Derechos Humanos (IAHCR) estimó que solo el 20% de los medicamentos necesarios todavía era fácilmente accesible para los venezolanos en 2018. La falta sistémica de medicinas es solo uno de los abusos a los DD.HH. cometidos por el régimen de Maduro.”

“Algunas personas han culpado a las amplias y crecientes sanciones de los Estados Unidos contra empresas estatales de Venezuela y asociadas por la catástrofe humanitaria.

“Sin embargo, los efectos de estas acciones en el promedio venezolano probablemente han sido marginales. (…) Una estimación encontró que entre septiembre de 2017 y septiembre de 2018, las sanciones de los Estados Unidos resultaron en aproximadamente $6 mil millones en pérdidas venezolanas.

“Si bien son significativas, estas pérdidas son marginales comparadas con los costos explorados en esta sección.»

Solo en deuda, el estudio fija la responsabilidad del chavismo como empresa delictiva en más de $100 mil millones que no generaron ni beneficio, ni alimentos, medicinas o infraestructuras para el país.

El informe menciona a los 3,7 millones de venezolanos que han emigrado (mucho antes de las sanciones) como una prueba del colapso económico, así como pérdidas globales, desde que Maduro es presidente, que suman unos $500 mil millones.

Más que impericia, clientelismo o corrupción interna, es la actividad delictiva del chavismo la que mantiene en pie financiero a un régimen que ya es indivisble de esta infraestructura criminal que lo sustenta.


Imagen inicial: VK con insumos de PIxabay.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

7 + 11 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Podrá Trump, ahora sí, construir el muro?

¿Podrá Trump, ahora sí, construir el muro?

Aunque ha habido algunos desarrolles menores, no hay masa crítica -ni económica, ni política- para que Trump construya su ansiado muro.

(Mayo 16, 2019 – Javier Brassesco). A pesar de que el debate sobre la construcción de un muro fronterizo provocó el cierre de gobierno más largo en la historia de Estados Unidos, Trump sigue insistiendo en esta idea, y asegura que lo construirá.

El Pentágono acaba de adjudicar 646 millones de dólares para un muro fronterizo, y al mismo tiempo se ha anunciado una iniciativa privada de recaudación de fondos para emprender esta obra que ya ha recolectado más de 20 millones de dólares. ¿Quiere decir entonces que el muro finalmente se construirá?

Una obra monumental

No, no es tan sencillo. Estamos hablando de una obra gigantesca cuyo costo ni siquiera se conoce a ciencia cierta, pero que oscila entre 25 mil y 40 mil millones de dólares. Una obra así no puede llevarse adelante sin la aprobación del Congreso, y los demócratas controlan la Cámara de Representantes desde el 3 de enero de este año.

Los fondos que acaba de adjudicar el Pentágono son solo para el diseño y construcción de un muro para reemplazar el que ya existe en una zona de Tucson, Arizona. Ni siquiera dio a conocer la longitud.

El muro que ha propuesto Trump implica la construcción de 1.870 kilómetros de muro para reemplazar estructuras que ya existen en la frontera (construidas sobre todo durante la administración Clinton) y 1.400 kilómetros de muro nuevo. El cálculo del coste en la última propuesta presentada al Congreso es de 33 mil millones de dólares. El dinero que adjudicó el Pentágono es menos del 2% de esa cifra. Y lo que se ha recolectado por iniciativa privada no constituye ni el 0,01% de los fondos que se necesitan.

Trump ha dicho que México lo pagará, y a pesar de todo insiste en esta idea. Incluso llegó a afirmar que ya México estaba pagando por él gracias al nuevo TLCAN. Pero la reestructuración de este tratado aún no está vigente (igual no está nada claro cómo México pagaría por el muro a través del TLCAN): en noviembre los presidentes de Estados Unidos, Canadá y México firmaron la reestructuración de este acuerdo comercial, pero no ha sido ratificado aún por el Congreso de Estados Unidos.

El presidente no se ha dado por vencido, y en marzo presentó una propuesta de presupuesto que reduce los gastos de varios programas públicos para dedicar 8.600 millones a su propuesta de muro fronterizo. Y en su visita a Texas el mes pasado volvió a tocar el tema.

Pero el Congreso lo máximo que ha ofrecido en materia de seguridad fronteriza son 1.300 millones de dólares para mejorar la vigilancia o el cercado ya existente. Ni siquiera con una Cámara de Representantes controlada por su partido pudo Trump hacer que su idea se materializara.

En el corto plazo no vemos posible que se comience a construir el muro que prometió Trump. En 2020 habrá elecciones presidenciales y la Cámara de Representantes se renovará en su totalidad, y ahí puede comenzar (o no) una nueva historia.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

15 + 13 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Autorizará EE.UU. la opción militar en Venezuela?

¿Autorizará EE.UU. la opción militar en Venezuela?

No hay indicadores claros sobre nuevas acciones a corto plazo del gobierno de Estados Unidos. Las declaraciones y contra-declaraciones son norma en la administración Trump.

Pero respecto a una acción militar concreta, las opciones están sobre la mesa. Solo que no sabemos aún cuáles serán.

(Mayo 14, 2019 – Redacción). El Washington Post publicó el miércoles 8 de mayo un reportaje en donde se afirma que Trump está molesto por la forma en que sus funcionarios han manejado el caso Venezuela, pues le hicieron ver que salir de Maduro iba a ser mucho más fácil. Siente que subestimaron a su adversario.

Según la nota del Post, que tiene como fuente a funcionarios de la administración y consejeros de la Casa Blanca que prefirieron mantener el anonimato, la principal insatisfacción de Trump por la agresiva estrategia que no ha traído ningún resultado se centra sobre todo en John Bolton, consejero de seguridad nacional, quien siempre ha mantenido una retórica intervencionista que va en contra de la política de Trump, quien ha retirado tropas de Afganistán e Irak afirmando que Estados Unidos no debe ser el policía del mundo.

Trump se habría quejado de que Bolton lo quiere llevar “a una guerra”, según un alto funcionario, y aunque oficialmente la política de Estados Unidos no ha cambiado hacia Venezuela oficialmente tras la jornada del pasado 30 de abril en el país caribeño, cuando Juan Guaidó acompañado de algunos militares hizo un llamado a salir del régimen de Maduro, lo cierto es que esos sucesos han terminado de convencer a Trump de que éste es “un hueso duro de roer”. Todo lo anterior según el artículo del WP.

Según el reporte, el presidente está incómodo porque siente que Bolton lo ha puesto contra la pared, en una zona que no es cómoda, y que sus tuits llamando a los militares venezolanos a que se vuelvan contra Maduro y a que éste se retire tranquilo a una playa cubana han provocado expectativas que no son realistas.

A la hora de una intervención militar, Trump parece más inclinado a favorecer este tipo de acción en Irán, que desde su punto de vista sí representa una amenaza para las tropas estadounidenses desplegadas en Oriente Medio y además respalda su creencia de que Barack Obama fue demasiado ingenuo con esta nación islámica. Pero una escalada contra Venezuela no es algo que le resulta cómodo, pues «las palomas» de Washington (los políticos que se oponen a las opciones militares) consideran que el país suramericano no representa una amenaza directa para Estados Unidos.

La actitud de Trump hacia Venezuela también habría cambiado tras una conversación telefónica de más de una hora con el presidente ruso Vladimir Putin: “Putin no quiere involucrarse demasiado con Venezuela y quiere que cosas buenas le sucedan a ese país, igual que nosotros. Queremos que dejen entrar la ayuda humanitaria”. Putin también le dijo que no está vendiendo armas nuevas a Venezuela sino solo cumpliendo contratos ya firmados, y desestimó la importancia de las inversiones rusas en ese país.

Es una declaración que va contra lo que ha declarado no solo Bolton sino también su secretario de Estado, Mike Pompeo (en estos momentos en Rusia para reuniones con su par ruso Sergey Lavrov y con Vladimir Putin), quienes han acusado a Rusia de sostener a Maduro. Recordemos que Pompeo dijo a la Cadena Fox a principios de mayo: «La acción militar es posible. Si eso es lo que se necesita, eso es lo que Estados Unidos hará«.

Pero según dos funcionarios mencionados por el Washington Pos, Trump no estaría inclinado a favorecer ningún tipo de intervención militar en Venezuela.

La Casa Blanca, sin embargo, ha solicitado que le presenten planes militares que no impliquen una invasión, pero utilizar armas como los misiles Tomahawk presentan un alto riesgo de matar civiles. La opción militar mientras Maduro permanezca en el poder es reforzar las tropas en países vecinos o incluso enviar a la Armada cerca de las costas venezolanas como demostración de fuerza.

No hay horizonte claro, todavía…

Fue el propio Trump quien a mediados de febrero habló del  “primer hemisferio libre en la historia” como un objetivo tras el derrocamiento de las dictaduras de Venezuela, Cuba y Nicaragua. También ha dicho repetidas veces que «todas las opciones están sobre la mesa», un eufemismo que significa la no exclusión de la opción militar, usualmente como último recurso. Esta frase se ha repetido varias veces desde el alto gobierno. En el video, la declaración que dio antes de su discurso en la Asamblea General de la ONU en septiembre de 2018:

Después de que el Post publicara esta nota, Trump escribió además un tuit en Mayo 8 por la noche (que fue luego incluido en la versión digital del reportaje original) en donde afirma que Estados Unidos acompañará a Venezuela en su lucha por salir de Maduro “el tiempo que sea necesario”.

Todo lo que se dice en la nota del Post es verosímil: la política de Trump ha estado inclinada más al retiro de tropas que a la intervención, la retórica del “halcón” Bolton ha causado incomodidad a Estados Unidos por la falta de resultados y Putin puede haber manipulado a su colega.

La actitud de la dictadura madurista, que el pasado 8 de mayo encarceló al vicepresidente de la Asamblea Nacional, podría reforzar además la teoría de que están apostando a que Estados Unidos no intervendría militarmente.

Pero Trump tiene una lógica muy particular. Es un presidente impredecible. Se ha caracterizado por decir y desdecirse. Además, es un maestro en crear confusión entres su rivales, de modo que tampoco se descarta que estas declaraciones y contradeclaraciones sean parte de alguna dinámica convenido formal o informalmente entre sus voceros.

De modo que, aunque la posibilidad de una intervención militar en el corto plazo luce improbable para algunos analistas, y que se ensayarán todas las opciones para evitarla, es muy posible que Estados Unidos esté dispuesto a medidas intermedias: entrenamiento y dotación militar a Colombia, uso de su infraestructura militar para logística, transporte y dotación armamentística de, por ejemplo, Colombia y Brasil. También misiones de reconocimiento e inteligencia militar.

El Embajador de Venezuela en EE.UU., Carlos Vecchio por instrucciones del presidente (i) Juan Guaidó pidió una reunión con el Comando Sur para «para avanzar en temas de cooperación y planificación técnica y estratégica, con el objetivo de detener el sufrimiento del pueblo venezolano y restablecer la democracia.»

Claro, para el chavismo la intervención tiene un valor propagandístico poderoso. Para ellos, la intervención militar va. En Telesur se afirma que:

El jefe del Comando Sur, Craig Faller, se mostró dispuesto a reunirse con el enviado de Guaidó. El jueves pasado le expresó en un tuit al diputado opositor, quien se autoproclamó presidente interino venezolano, que “cuando me invite @jguaido y el gobierno legítimo de #VENEZUELA, vamos hablar sobre nuestro apoyo (…) Estamos listos!”.

Nuestra validación

Algunos analistas piensan que Trump esté apostando al mediano plazo, esperando que el régimen de Maduro caiga por su propio peso. Lo ha dicho el influyente senador Marco Rubio: muchas de las sanciones comienzan ahora a surtir efecto, y hay muchas divisiones en el entorno madurista. Su afirmación en su último tuit (“el tiempo que sea necesario”) parece apuntar en ese sentido.

Esto no será una gran noticia a quienes mueren de mengua en Venezuela y no pueden darse el lujo de la espera. Pero los tiempos de la historia, se ha dicho muchas veces, suelen ser mucho más largos que el tiempo de los individuos.

Nuestra conclusión es que no podemos determinar aún las intenciones concretas (las generales están claras) a corto plazo del gobierno de Estados Unidos. Las diferencias de criterio de Bolton y Trump no parecen ser un obstáculo para seguir la escalada diplomática y el daño al chavismo que sin duda infringen las sanciones. Pero respecto a una acción militar concreta, así como todas las opciones están sobre la mesa, también sobre la mesa está la necesidad de negociar políticamente con el Congreso y, sobre todo, el partido Demócrata.

Dejamos una K amarilla que significa: las respuestas conclusivas sobre una acción militar también están sobre la mesa. Pero aún no sabemos cuáles son.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

13 + 3 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

El informe de Mueller, el resumen de Barr, la ira demócrata ¿Qué está pasando?

El informe de Mueller, el resumen de Barr, la ira demócrata ¿Qué está pasando?

El informe de Robert Mueller es todo para algunos y casi nada para otros.

(Mayo 6, 2019 – Javier Brassesco).

Después de casi dos años de investigación, el público pudo por fin pudo conocer el pasado 24 de marzo las conclusiones del informe del fiscal especial Robert Mueller sobre la posible colusión del equipo de campaña de Trump con el gobierno ruso para influir en las elecciones presidenciales de 2016. El resultado fue un triunfo para el presidente, y así lo gritó Trump a los cuatro vientos. Pero el tiempo ha pasado y las cosas no resultaron ser tan sencillas.

Solo un resumen. Primero que nada hay que dejar claro que lo que el público pudo conocer fue un resumen de 4 páginas sobre un documento original que tiene casi 400. El resumen fue redactado por el fiscal general William Barr, un republicano de línea dura que ocupa ese cargo desde diciembre tras el sorpresivo despido de Jeff Sessions. Barr y Mueller, por cierto, son amigos, al punto que este último ha asistido a las bodas de los hijos de Barr.

La carta de Mueller. El 27 de marzo Mueller envió una carta a Barr (aunque esto no fue hecho público hasta casi un mes después) en donde se queja de que en su resumen tergiversó la naturaleza del informe, pues “no capturó completamente el contexto, la naturaleza y la sustancia” del mismo. En su resumen Barr habría así minimizado deliberadamente estas pruebas presentadas en el informe original. Mueller aclara que no puede pronunciarse sobre si Trump obstruyó la justicia, pero que presentó evidencia al respecto y sugirió una investigación al respecto por parte del Congreso. Tras la publicación del resumen de Barr, afirmó Mueller, “existe una confusión pública sobre los aspectos oficiales de nuestra investigación”.

Habla Barr. El fiscal general se presentó ante el Congreso dos veces (10 y 18 de abril) y afirmó que no tenía conocimiento de ninguna crítica de Mueller contra su informe, a pesar de que había ya recibido la mencionada carta y de que el 4 de abril el New York Times y el Washington Post habían reportado la inconformidad del equipo de Mueller ante el resumen de Barr. Ante el Senado la pasada semana dijo que la carta de Mueller era “maliciosa” (snitty) y probablemente escrita no por el propio Mueller sino por gente a su cargo.

-Molestia en las filas demócratas. A mediados de abril Barr publica el informe casi completo (pues contiene partes clasificadas que no pueden hacerse públicas), y los demócratas insisten en que en su resumen original tergiversó la naturaleza del mismo. La presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, lo acusó de mentir. El senador Dick Durbin de “lavar” el informe y de actuar como el abogado de Trump y no como el fiscal de la nación. El congresista demócrata Adam Schiff dice que Barr debe renunciar.

-La parcialidad viene de antes. La parcialidad de Barr en favor de Trump ha sido señalada en múltiples ocasiones, y en favor de este argumento suele citarse el hecho de que el año pasado, sin que nadie se lo solicitara y cuando aún no ocupaba el cargo que hoy detenta, ya había escrito un informe para el Departamento de Justicia en contra de la investigación que por entonces llevaba a cabo Mueller.

Un deseo común. Demócratas y republicanos coinciden en algo: quieren que se haga público el informe completo. La Cámara de Representantes aprobó la semana pasada por 420 votos a favor (¡y cero en contra!) una moción expresando el deseo de que Barr les entregue el informe completo para que ellos determinen qué puede ser mostrado al público.

Barr deja su silla vacía. Barr se negó a atender la última citación del Congreso para el pasado jueves y no se presentó. Ante una silla vacía, el congresista Jerry Nadler dijo que el propio sistema, “que nos permite tener un presidente y no un dictador”, es lo que está en juego.

 -Trum satisfecho. Trump por su parte siempre ha alabado el trabajo de Barr y el fin de semana escribió un par de tweets en donde afirma que Mueller no debería testificar ante el Congreso.

-Lo que viene. Los demócratas han anunciado que seguirán investigando si Trump obstruyó la justicia en el caso de la investigación sobre la trama rusa, que sería un motivo para intentar un impeachment, lo cual luce improbable en la práctica con un senado controlado por los republicanos. En cuanto a Barr, tras su negativa a atender una citación del Congreso, Nadler anunció que el comité que preside podría activar un poco común procedimiento de agravio contra la institución, y eso podría acarrearle sanciones al fiscal general.


Imagen inicial: VK

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

1 + 12 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.