Fake news sobre ciencia (Recopilación)

Fake news sobre ciencia (Recopilación)

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

La ciencia es un campo fértil para los productores de noticias falsas, bulos y leyendas urbanas. Aquí les dejamos una recopilación de ejemplos, algunos ciertos, casi todos falsos, que usan la ciencia para dar apariencia de credibilidad a historias que la propia ciencia desmonta fácilmente (si se aplica).

(Septiembre 17, 2018). La ciencia suele ser críptica y compleja para muchos, por eso los creadores de noticias falsas y leyendas urbanas se aprovechan de este distanciamiento para generar todo tipo de bulos. Aquí les dejamos ejemplos que hemos analizado y desmontado:

 


Imagen inicial: Composición de VK.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

14 + 4 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Se ha descubierto qué arma se usó el ataque sónico a la Embajada de EE.UU. en Cuba?

¿Se ha descubierto qué arma se usó el ataque sónico a la Embajada de EE.UU. en Cuba?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Nuestra validación es que la posibilidad de microondas es la más plausible, aunque no definitiva. 70 puntos, esa K amarilla está muy cerca del umbral hacia la certeza (75) y tiene tendencia al alza. Falta todavía un pronunciamiento concluyente y consensual de los científicos. 

(Septiembre 6, 2018). El de la Embajada estadounidense en Cuba en uno de los casos más extraños y misteriosos de los últimos años. En julio de 2015 se (re)inauguró el servicio diplomático en la isla antillana, una iniciativa de la Administración Obama.

Pero en 2016 comenzó a ocurrir una cadena de eventos que los observadores y científicos: el staff de la embajada y sus familiares comenzaron a mostrar síntomas muy extraños, como dolores de cabeza, mareos e insomnio. ¿La causa? Sonidos de alta frecuencia, difíciles de describir, una especie de “sonidos agudos, como zumbidos, zumbidos o pulido de metales”, como reporta LIve Science.

La causa de estos síntomas ha desconcertado a los expertos durante más de un año, pero ahora, las secretas “armas de microondas” están emergiendo como las principales sospechosas, según The New York Times. El problema es que, aunque todos están de acuerdo en que las microondas, extrañamente, pueden hacer que la gente escuche sonidos, dista mucho de estar resuelto si podrían causar el tipo de daño experimentado por los estadounidenses en Cuba.

 

“No está ni siquiera cerca de una teoría plausible”, dijo Kenneth Foster, profesor de bioingeniería en la Universidad de Pensilvania.

 

En marzo de 2018 un estudio, hecho a 21 de los 24 individuos que se creen expuestos a los sonidos, confirmó síntomas como problemas de balance, jaquecas, pérdida de la audición, de sueño y de concentración.

Ha habido una larga lista de posibles culpables, desde “armas sónicas hasta histeria masiva”. El FBI, incluso, consideró la posibilidad del efecto de ciertos insectos (cicadas u otros).

..

¿Qué piensan los expertos?

Explican en Live Science:

Sin embargo, varios científicos piensan que las microondas son las más probables culpables. El caso, como sostiene el investigador bioelectromagnético James Lin, profesor emérito de la Universidad de Illinois en Chicago, se basa en el descubrimiento de 1961 de que las personas pueden oír las microondas.
..

(…) La gente puede escuchar microondas que se enfocan en un rayo y pulsan rápidamente, un fenómeno descubierto en 1961 por un biólogo llamado Allan Frey. Funciona así: cada pequeño pulso de microondas, que dura 10 microsegundos más o menos, golpea los tejidos de la cabeza y los calienta en una cantidad infinitesimal, alrededor de una millonésima de grado Celsius. Los científicos han calculado matemáticamente este número, en lugar de medirlo directamente.

..

Estos micropulsos son bastante diferentes de las ondas casi continuas que calientan los alimentos en un horno de microondas, dijo. El cambio de temperatura extremadamente rápido, pero muy rápido que generan, expande el agua en los tejidos de la cabeza lo suficiente como para generar vibraciones, una onda acústica. Esta onda acústica viaja a través del tejido blando hacia el hueso más denso, que transmite la onda al oído interno. A partir de ahí, la onda de sonido se transforma en un impulso nervioso, de la misma manera que los sonidos acústicos típicos.

..

(…) Lin dijo que un haz de microondas lo suficientemente intenso, enfocado por un plato de radar, podría generar una onda acústica dentro de la cabeza lo suficientemente grande como para dañar el tejido cerebral o el oído interno.

....

“Para mí, en base a toda la información reportada, no creo que haya otra manera de que pueda suceder”, dijo Lin. “Las personas están en la misma habitación, [y] algunas personas no lo escuchan, algunas personas lo escuchan. ¿Cómo lo atacaría? Tiene que ser un rayo de microondas”.

No obstante

Señala Kenneth Foster:

“Tendría que aumentar la intensidad de cualquier cosa que haya experimentado con siete u ocho órdenes de magnitud, y luego el sujeto se convertiría en humo”, dijo Foster, quien investigó la posibilidad de que las armas de microondas comenzaran en la Marina de EE. UU. en los 1970s. El calor generado por los pulsos de microondas sería simplemente demasiado intenso, dijo.
….

Los militares han intentado desarrollar dispositivos de microondas para generar sonidos desagradables o irritantes a lo largo de los años, dijo Foster, pero no hay forma de obtener sonidos lo suficientemente intensos como para dañar físicamente a alguien con presiones sonoras excesivas sin dañarlo físicamente con el calor. Los militares tienen una arma electromagnética llamada Sistema de Negación Activa, que usa ondas de escala milimétrica en pulsos más largos para transmitir calor a los objetivos a distancia. Estas ondas calientan el agua en los tejidos, creando una sensación de ardor, pero el calor penetra solo una fracción de milímetro en la piel y se disipa rápidamente cuando el objetivo escapa del haz. El sistema fue utilizado brevemente por los militares de los EE. UU. En Afganistán en 2010, pero resultó difícil de manejar para el combate.

..
Nuestra validación es que la posibilidad de microondas es la más plausible, aunque no definitiva. 70 puntos, muy cerca del umbral hacia la certeza (75). Falta todavía un pronunciamiento concluyente y consensual de los científicos.

 


Imagen inicial: Composición sobre foto de la Embajada de EE.UU. en La Habana, Cuba.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

4 + 13 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Cinco mitos sobre el cerebro

Cinco mitos sobre el cerebro

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Del cerebro humano, la estructura más compleja conocida, se conoce poco pero, encima de eso, hay muchos mitos que se repiten día a día aún cuando han sido refutados por la ciencia. Aquí tenemos cinco de los más comunes.

(Agosto 20, 2018). El cerebro humano es uno de las “máquinas” más complejas que conocemos: solo el “neocortex” la región más superficial tiene tantas neuronas como una galaxia promedio: 100 mil millones. Hay muchas cosas que ignoramos sobre este órgano maravilloso, pero también cantidad de presunciones incorrectas que se toman normalmente por  ciertas.

Aquí hay una lista de la edición de septiembre de 2018 del Reader′s Digest:

1. Usamos 10% de nuestro cerebro

K roja Falso. Quizá una de las concepciones equivocadas sobre el cerebro más comunes y repetidas. Pero el Dr. Rawan Tarawnet, de la división de Neurología Cognitiva de la Universidad de Ohio State señala que “mientras no todas las regiones del cerebro están activas al mismo tiempo, todas esas regiones son usadas hasta cierto punto a lo largo del día, dependiendo de qué estemos haciendo”.

2. Tenemos cinco sentidos

K roja  Incompleto. Sí, tenemos cinco sentidos: visión, oído, olfato, tacto y gusto, pero no son los únicos. Los neurólogos han ampliado la lista: el “equilibriocepción” o balance, regulado por el sistema vestibular en el oído interno. Otro es el “propiocepción”, es decir, la capacidad de saber dónde está nuestro cuerpo en el espacio y no andar tumbando cosas al caminar. Tres más que incluyen nuestros del dolor, de temperatura y del paso del tiempo. Incluso hay sentidos internos que nos avisan del hambre, la sed o la necesidad de dormir.

3. La amnesia nos hace olvidar quiénes somos

K roja  No es así. Dice la ciencia que “en vez de perder la identidad de uno mismo, la amnesia en realidad hace perder la habilidad de recordar el pasado (“amnesia retrógrada”) o la habilidad de aprender nueva información (“amnesia anterógrada”). Y “un estudio en el Reino Unido encontró que los amnésicos pueden también tener problemas imaginando escenarios futuros (tales como si disfrutarían una fiesta) porque son usualmente basados en experiencias pasadas.”

4. Hay gente de “cerebro-derecho” y otros de “cerebro-izquierdo”

K roja  No. Que uno de los dos lados del cerebro domina nuestra conducta (derecho= lado intuitivo-artístico e izquierdo= lógico-racional) es un mito. Quizá viene de experimentos que se hicieron en los 1960s a quienes, por tratamiento de la época, se le habían cortado la conexión entre las dos mitades del cerebro como tratamiento a la epilepsia severa. Pero nuestros cerebros funcionan como una unidad, usando recursos de todas sus partes. Tomemos el lenguaje, por ejemplo, para entenderlo y expresarlo usamos recursos del hemisferio izquierdo, pero para procesos como la entonación, el ritmo y la fuerza el hemisferio derecho es el indicado.

5. Los cascos no evitan las concusiones 

K roja  No. La “concusión” o “traumatismo craneoencefálico leve” es la pérdida temporal de la conciencia seguida de un breve período de amnesia, producto de un golpe. Se dice que el uso de un casco las previenen pero no es así. Dentro de una cabeza con casco el traumatismo produce el mismo movimiento violento de la masa encefálica, pero el casco si previene la fractura de cráneo que sí hiere el cerebro de forma muy violenta. Así que sigue en pie la recomendación de usar casco al rodar en motocicleta o durante cualquier actividad física que pueda implicar una caída a alta velocidad.

 


Imagen inicial: Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

2 + 12 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Hay 1.000 billones de toneladas de diamantes a 150 km de usted

Hay 1.000 billones de toneladas de diamantes a 150 km de usted

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Un reciente estudio multidisciplinario detectó el más grande yacimiento de diamantes jamás imaginado, unas mil billones de toneladas (como media luna de piedras preciosas) a apenas poco más de 100 kilómetros.

Ahora, como nada es perfecto, lea el artículo para entender porqué este hallazgo solo puede hacernos más ricos en conocimientos, no en dinero.

 

(Julio 19, 2018). Los diamantes son muy costos porque son escasos. Esas piedras preciosas no se consiguen fácilmente, además de que en general, son monopolizadas por unos pocos extractores y distribuidores. Son, pues, las joyas más preciadas del mundo y, por lo costosas, las más difíciles de adquirir.

Por eso le preguntamos ¿qué haría usted si científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y de la Universidad de Penn State le dicen que los diamantes son 1.000 veces más comunes de lo que creíamos? Sí, a apenas 150 kilómetros de usted hay, incrustados en la piedra milenaria, unos 1.000 billones de toneladas de estas gemas invaluables, listas para ser convertidas en collares, diademas, anillos. CNN lo reporta:

Un nuevo estudio realizado por un equipo interdisciplinario de investigadores empleó la tecnología sísmica (la misma que mide los terremotos) para estimar que mil billones de toneladas de diamantes se encuentran en las profundidades de la superficie de la Tierra.

 

Eso es 1.000.000.000.000.000. Esto es, 1015.

Eso equivale a poco más de la mitad de la masa de la Luna. No obstante… hay un pequeño (gran) problema.

¿Cuál es el problema?

Los diamantes están bajo la tierra, a una distancia de entre 144 y 220 kilómetros. Parece poco, pero es mucho si consideramos lo difícil que es taladrar rocas de distintas densidades una distancia tan larga:

Los depósitos se ubican entre 144 y 240 kilómetros por debajo de la superficie de la Tierra, mucho más profundo de lo que la maquinaria minera actual permite llegar. La mina Mir Diamond en Rusia, por ejemplo, es el segundo hoyo más grande hecho por el hombre y solo tiene unos 500 metros de profundidad.

(…) En lo profundo de la tierra hay cratones, masas de roca con forma de montañas invertidas. Por lo general, son más fríos y menos densos que la roca circundante y producen ondas de sonido más rápidas.

(…) Pero los científicos observaron que las ondas se volvían aún más rápidas cuando se movían a través del fondo de las cratones.

Así dedujeron que eran grandes yacimientos de diamantes en el fondo de la corteza terrestre. Bueno, “grandes” comparados a los que conocemos en la corteza terrestre, pero apenas “1% al 2% del cratón.”

Luego, el equipo multiplicó este porcentaje por el volumen total de raíces cratónicas en la Tierra, estimadas mediante un mapeo completo de formaciones rocosas nuevas y antiguas. Resultó ser un trillón de toneladas. Eso es al menos 1.000 veces más diamantes de lo que los científicos esperaban.

En este link están los detalles de la investigación, en inglés, para los curiosos.

La conclusión de los investigadores es clara: a pesar de que, relativamente, parecen distancias cortas (de 144 a 220 kilómetros hacia el centro de la Tierra) es imposible con la maquinaria y tecnología presentes, llegar siquiera a 5% de esa distancia. De modo que pasarán muchas generaciones antes de que estemos en capacidad de acceder a tan fabulosos tesoros y quizá cuando se logre… los diamantes serán lo que menos necesitemos. ¿Quién sabe?

Y disculpen si creamos algunas expectativas…

 


Imagen inicial: VK.

¿Tiene información sobre esta noticia?

15 + 13 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Realmente usamos sólo 10% del cerebro?

¿Realmente usamos sólo 10% del cerebro?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Éste es un mito clásico. Pero nos subestimemos. Usar solo 10% de la capacidad de un órgano tan activo y necesitado de energía sería un desperdicio evolutivo. Averigüe, en pocas palabras, cómo y porqué. 

María Magdalena Ziegler

(Junio 10, 2018). El cerebro, ese órgano enigmático que ha traído de cabeza a más de uno durantes siglos tratando de entender cómo funciona y de qué es responsable: si es el culpable de que sintamos el amor o la furia, o sencillamente el hogar de nuestra inteligencia. ¿Pero realmente lo usamos tan poco?

Falso. Usamos el 100% de nuestro cerebro todo el tiempo. De lo contrario, sencillamente estaríamos muertos.

Esta falsa creencia en que sólo las personas muy inteligente, los genios, son los únicos que usan más del 10% de su cerebro se ha extendido ampliamente sin basamento científico alguno. La verdad es que empleamos siempre el 100% de nuestras capacidades cerebrales. ¡Incluso cuando dormimos!

Si usáramos sólo el 10% de nuestro cerebro, tendríamos:

Un cerebro grande e inútil, como el que cabría suponer que tendríamos en el caso de ser cierto el mito del 10% del cerebro, es un lastre desde el punto de vista evolutivo. A ningún animal le interesa tener un órgano superdesarrollado que no usa todo lo que debería: más que una potencialidad, es un problema.

Así pues, Barry Gordon de la Escuela de Medicina Johns Hopkins, nos indica que:

Utilizamos virtualmente cada parte del cerebro, y que [la mayor parte] del cerebro está activo casi todo el tiempo. Pongámoslo de esta manera: el cerebro representa el tres por ciento del peso del cuerpo y utiliza el 20 por ciento de su energía.

Es absurdo que un órgano que consuma tales cantidades de energía, trabaje sólo al 10% de su capacidad. Seguramente la confusión radica en que el 10% de las células del cerebro son neuronas, mientras que:

El otro 90% son células gliales, que encapsulan y brindan apoyo a las neuronas, pero cuya función sigue siendo ampliamente desconocida. En última instancia, no es que usamos el 10 por ciento de nuestro cerebro, simplemente que solo entendemos alrededor de un 10% su funcionamiento.

Así que no crea que porque no es Einstein no usa su cerebro a plena capacidad. Allí no radica el asunto de la genialidad. El problema es que aún no se ha descubierto ese lugar de residencia. Pero lo que sí es seguro es que nuestro cerebro funciona completamente todo el tiempo.

 


Imagen inicial: Pixabay.

¿Tiene información sobre esta noticia?

4 + 14 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.