MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Aunque es posible que un terremoto involucre dos fallas geológicas, no es el caso del ocurrido en Venezuela el pasado 21 de agosto.

(Agosto 23, 2018). Tras el terremoto de 7.3 grados de intensidad que se registró en la tarde de ayer al este de Venezuela, en las redes surgieron varias versiones, algunas avaladas por supuestos profesores del departamento de geología de la Universidad Central de Venezuela, según las cuales éstos estaban desconcertados porque en el terremoto se habrían “unido” las fallas de El Pilar y la de Boconó, algo que nunca había pasado.

Alertaban además que había que estar preparado para “una réplica rara” porque existía una “liberación de energía básica”.

Daniel Salcedo, ingeniero geólogo de la UCV, magister en mecánica de suelo e ingeniería de fundaciones, asegura que eso no tiene ningún fundamento, que se trata únicamente de personas que, haciéndose pasar por geólogos, quieren confundir y generar pánico en la población.

Explica que sí es posible que un terremoto involucre a dos fallas (aunque decir que se “unan” no sería correcto), al estar ubicado en la intersección de ambas, pero eso no implicaría ninguna réplica de especial magnitud ni una importante liberación de energía. Además que en dicha “noticia” se menciona la placa de Boconó, que no tuvo nada que ver en este temblor.  “¿A alguien le interesa de verdad saber la verdad sobre ese terremoto? Es fácil, consulten la página del USGS”, dice Salcedo.

Se refiere al Servicio Geológico de Estados Unidos. En efecto, allí está técnicamente explicado el temblor de ayer:

Se dice que:

El terremoto de magnitud 7,3 ocurrió como resultado de una falla reversa oblicua a una profundidad intermedia (unos 97 kilómetros). Hubo un deslizamiento bien de una falla inclinada que golpeó en dirección este-oeste o de una estructura hueca que impactó desde el sureste. En el lugar del terremoto la placa de Sudamérica se mueve hacia el oeste con respecto a la placa del Caribe a una velocidad de alrededor de 20 milímetros al año. La placa de Sudamérica comienza su subducción (deslizamiento) debajo de la placa del Caribe a unos 550 kilómetros al este del epicentro de este terremoto y alcanza profundidades cercanas a 150 kilómetros en áreas cercanas a este evento.

 

Este terremoto tuvo lugar cerca del límite sur de la zona de subducción del Caribe. A poca profundidad, esta es el lugar de transición en donde esta zona se transforma en el sistema de fallas San Sebastián-El Pilar. (…)

 

Aunque han existido 17 terremotos de magnitud 6 o más en esta región, los grandes terremotos son muy poco frecuentes. Este es el mayor terremoto registrado en un radio de 250 kilómetros a esta región en todo el siglo XX y lo que va de XXI.

Como se ve, ni siquiera se menciona la falla de Boconó ni se habla de la unión de dos fallas, y mucho menos de una eventual liberación de energía posterior.

 


Imagen inicial: Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

7 + 4 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook