fbpx

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

40%. Primero, la medida aplica a EE.UU. Segundo, cesa un tipo de neutralidad que antes no podía fijar tarifas variables de acuerdo con velocidades de conexión mayores o menores. Ahora sí. Aunque en VerifiKado somos partidarios de la neutralidad de internet en casi todo sentido, no creemos que esta decisión cambie sustancialmente a la red.

La “neutralidad” más importante, la de las ideas y voluntades, sigue intacta. De modo que el impacto se irá -a nuestro juicio- autoregulando. Por eso una K amarilla con tendencia a la baja, porque cada vez la autorregulación debería hacer que la red volviera a condiciones previas a la abolición de la neutralidad. 

(Junio 12, 2018). La noticia se esperaba porque es la entrada en funcionamiento de una nueva normativa legal aprobada a finales del año pasado. Lo cuenta Digital Trends:

La ley de Neutralidad de la Red ya no está vigente a partir de hoy. ¿Qué significa para ti?

El fallo de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) en contra de la Neutralidad de la Red, entró en vigencia oficialmente el lunes 11 de junio en los Estados Unidos, poniendo fin a tres años de medidas de protección de Internet que fueron consolidadas durante la pasada gestión presidencial. Sin embargo, legisladores estatales y gobiernos locales están trabajando en medidas laterales para lograr que, en un futuro, la mayoría de los ciudadanos estadounidenses puedan disfrutar nuevamente de los beneficios que proporcionaba esta ley.

CNN lo lamentó más bien:

El adiós a la neutralidad en internet

Una nueva era en la regulación de internet arrancó este 11 de junio. Fueron derogadas las protecciones de la era Obama, el principio de “neutralidad de la red” se modificó. Lo que abre el camino para que empresas proveedoras puedan ofrecer servicios de transmisión más o menos rápidos, según el pago de los usuarios.

Para Univision Houston tendrá un impacto esencialmente económico:

Desde este lunes los proveedores de internet tendrán la capacidad de detener, bloquear o acelerar el tráfico a ciertas páginas o portales y podrán realizarle más cobros a los usuarios para acceder estos sitios.

Luego, la neutralidad entendida como la “neutralidad de los recursos de conexión” dejó de existir como requsito para los llamados ISP (Internet Service Providers), los que contratamos para conectarnos a la red (Comcast, AT&T, Sprint). Habrá usuarios que recibirán data más rápida de un servidor porque pagan mayor tarifa. Igual, en cierta forma, al negocio de acceso hacia internet que ofrece conexiones más rápidas por un precio.

Las consecuencias más inmediata serían, no solo nuevos menús de servicios con recursos escalables de velocidad, sino un pequeño aumento global de los costos de acceso. No obstante, el mercado de internet de EE.UU., que influye directamente en buena parte del mundo, tiene a nuestro juicio suficientes recursos, mercado y creatividad para mantener un grado razonable de buena conexión para los que paguen menos. Por ejemplo, una ciudad que ofrece wifi gratis en sus espacios, quizá incrementa sus costos pero no necesariamente los traslada al cliente.

Si hay buen servicio, público necesitado de conectarse (siempre habrá) y competencia, los costos deberían mantenerse en la escala de lo razonable o lo absorbible por el bolsillo del usuario. El mercado, pues, se autoregularía.

¿Qué alegan quienes la defienden?

Razones económicas, sin duda, sobre todo al principio. Alguien tiene que pagar los accesos más rápidos, los canales más abiertos. Fernando Núñez-Noda, Director de VerifiKado trató el tema en su columna de Univision:

Tienen sus razones. Ese acceso cuesta dinero y aunque lo pagan los subscritores de servicios como Xfinity de Comcast o U-verse de AT&T, habían pasado a un estatus de servicio público, de infraestructura. De esa forma las tarifas y formas de servicio estaban regulados por el gobierno.

Porque más allá de los servicios comerciales, internet era visto por la ley como una utilidad pública, como la luz eléctrica o el agua en las tuberías, solo que esencialmente en manos privadas. ¿Es justo que el gobierno restrinja el desarrollo de una empresa privada porque es de utilidad pública? Algo falla allí.
Esta cantidad, dicen los proveedores y una mayoría del FCC parece apoyarlos, no podría recogerse o completarse si el gobierno le ata las manos a los proveedores, además de ser una intromisión en la libre empresa. Así lo afirman y algunos observadores le dan la razón.

Ajit Pai, Chairman de la FCC, lo dice así: “¿Qué es responsable del fenomenal desarrollo de Internet? Ciertamente no fue una regulación gubernamental de mano dura. Todo lo contrario: en los albores del internet comercial, el presidente Clinton y un congreso republicano acordaron que la política de Estados Unidos sería ‘preservar el mercado libre, vibrante y competitivo, que existe actualmente para internet… sin restricciones de regulaciones federales o estatales. ’ Esta política bipartidista funcionó.”

Hay una opinión que debe tomarse en cuenta:

Vinton Cerf, uno de los creadores de Internet, y Tim Berners-Lee , el inventor de la Web, son férreos defensores de la neutralidad. Pero Bob Kahn, el coautor de los protocolos de Internet, se opone a la neutralidad. ¿Cómo puede ser? ¿No es lógico evitar la discriminación arbitraria? ¿Acaso la neutralidad no nivela la cancha para que cualquier nuevo emprendedor pueda prosperar e innovar sin pedir permiso ni pagar peajes? Por supuesto que sí. El problema es que no existe una única definición de neutralidad. Kahn habla de discriminar paquetes para mejorar la calidad del servicio, algo que Internet hace por diseño. Cerf habla de discriminación arbitraria (por ejemplo, para que el proveedor de conexión gane más dinero o privilegie sus propios servicios). Ambos tienen razón, porque cada uno habla de una neutralidad diferente.

Nuestra validación

Aunque somos fieles a la idea de una red neutral que evolucione hacia una utilidad pública (como se piensa que pueda llegar a ser internet en las próximas décadas, como el alumbrado o el servicio de aguas servidas), a pesar de ello, no vemos el fin de la neutralidad del acceso a recursos en línea como algo paralizante o desacelerador del crecimiento y evolución de internet. Tendrá su costo entre los que no puedan pagar, pero no afectará a la red como un todo.

El libre mercado que caracteriza a internet buscará los camimos para compensar: nuevas tecnologias, por ejemplo, o la mencionada mutación a utilidad pública. Internet ha probado ser crowdsourcing, adaptable, mutante. Los costos que suban bajarán con nuevos servicios y mayores capacidades.

Y lo esencial: la “neutralidad” más importante se mantiene intacta: la de las ideas y la expresión libre de pensamientos, ideas o propuestas. Ésa es la neutralidad que no debe perderse: internet ha de favorecer y dar cobijo a la libertad de pensamiento, con las limitaciones que impone la ley, nada más. De resto, el mundo y el mercado se adaptarán a este nuevo cambio de reglas.

 


Imagen inicial: FNN, usada con autorización.

REFERENCIAS

¿Tiene información sobre esta noticia?

13 + 13 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook