fbpx

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Los antecedentes del presidente mexicano lo llevan por el camino del populismo latinoamericano. Pero en su acción y discurso específicos de la campaña hizo todo lo posible por mostrarse como un estadista pragmático y moderado. ¿Signo de lo que vendrá o mero recurso para no levantar preocupaciones? No lo sabemos.

Ahora tiene el camino abierto y, aunque le otorgamos una K amarilla porque los indicios no señalan claramente una tendencia, estimamos que el populismo le será necesario para gobernar.  

Javier Brassesco

(Julio 14, 2018).

Es el principal señalamiento que sus adversarios le endilgan al tabasqueño: populista. Verifikado ya realizó un trabajo al respecto y llamaba la atención en el hecho de que en su programa de gobierno no hay demasiados indicios de populismo, y una y otra vez ha asegurado que respetará la autonomía del Banco Central, mantendrá los equilibrios macroeconómicos, no aumentará los impuestos y tampoco la deuda pública, rescatará el campo y reducirá los sueldos de altos funcionarios.

Tal vez una excepción es su promesa de duplicar la pensión a los adultos mayores, y sus detractores se preguntan de dónde saldrá ese dinero. Él ha dicho simplemente que de lo que se ahorre con la lucha a la corrupción, lo cual no es más que una generalización imposible de cuantificar o analizar.

Pero en general en el programa de gobierno de AMLO no hay demasiadas propuestas concretas, y sus detractores afirman que dicho programa no es más que una fachada para, una vez conquistada la presidencia, proceder a la estatización de empresas y a la derogación de reformas energéticas y educativas para que el Estado tenga una mayor injerencia en estas áreas.

“Lamentablemente nunca ha sido claro”, se lamenta Dworak hablando sobre AMLO, y afirma que es muy difícil predecir cómo será su política social y económica.: “Ha centrado cualquier solución en torno a su figura y a su capacidad personal para resolver cualquier asunto”.

Y cree que para conocer quién es AMLO es imprescindible conocer su discurso de 2005 cuando el presidente Vicente Fox intentó levantarle la inmunidad procesal: en lugar de utilizar argumentos jurídicos que el grueso de la población no comprende, habló de Fox como un títere de las mafias (esto de las mafias es un discurso que ha venido desde que se presentó en 1994 por primera vez, infructuosamente, a la gobernación de su natal Tabasco) y él la víctima de las mafias, todo mezclándolo con “anécdotas incomprobables y conspiraciones”.

Este discurso, dice Dworak, “debería ser obligatorio para todo estudiante de retórica política”:

 

“Ha sabido venderse como el hombre de la profecía del nacionalismo revolucionario, ostentando una honradez y pureza a toda prueba que lo hace ver como el paladín de la justicia social. Esto le ha permitido atacar desde una posición de autoridad…”.

 

 


Imagen inicial: VK.

¿Tiene información sobre esta noticia?

11 + 3 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook