MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

A partir de este artículo seguiremos diversos aspectos de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y su gobierno. La idea es verificar y validar las noticias que circundan su ejecución, logros, conflictos y controversias.

Respecto al caudillismo, hay signos. Entérese de cuáles son y a qué debemos estar atentos para evaluar el carácter autoritario, carismático o hegemónico del nuevo presidente mexicano. Estudiaremos su conducta y acciones de liderazgo; el ejercicio del poder ejecutivo y otros indicadores.

Javier Brassesco

(Julio 3, 2018). El PRI gobernó México durante 71 años seguidos entre 1929 y 2000), y fue llamado “la dictadura perfecta”  (la expresión es de Mario Vargas Llosa). Pero era una dictadura partidista, sin caudillos. En efecto, aunque el PRI contó con fuertes líderes como Lázaro Cárdenas o Miguel Alemán, éstos fueron siempre fieles a la línea del partido.

Morena, en cambio, es el partido de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), él lo fundó, él lo organizó y él lo dirige. Todos  los spots publicitarios de los candidatos de este partido a las nueve gobernaciones que estaban en juego en esta elección (Morena ganó seis de estas nueve, incluyendo México DF), contaban con una segunda parte en donde aparecía López Obrador.

Su propio carácter, siempre reacio a las críticas, y su tendencia a clasificar a la gente en quienes le siguen y quienes le adversan, pueden hacer pensar en un ejercicio caudillista.

También su visión de la historia corresponde al simplismo de un caudillo, como resalta el analista Fernando Dworak; “Santa Anna nos traicionó, los españoles y estadounidenses nos saquearon y el Porfiriato era el infierno. Solo de acuerdo con este discurso sobresimplificador pueden convivir como próceres un liberal como Benito Juárez y un estatista como Lázaro Cárdenas, por ejemplo. ¿Es un discurso atávico? Lo es”.

Sus críticos lo tachan además de mal perdedor, y recuerdan que en la elección de 2006, que perdió por 0,56% ante Felipe Calderón, desconoció los resultados y bloqueó la principal avenida de México DF, Paseo de la Reforma, por semanas. Hasta se autonombró “presidente legítimo de México” y se colocó una banda tricolor en el pecho. Quienes lo apoyan afirman hoy que hizo todo eso para aplacar a sus seguidores y evitar la violencia.

Dworak afirma incluso que AMLO es mucho más caudillista que izquierdista: “Es posible que dentro de unas décadas, cuando se escriba la historia, el tabasqueño no sea recordado como un político de izquierda sino como el último líder de masas del nacionalismo revolucionario”.

México tendrá un gobierno personalista, pero faltará ver hasta dónde puede llegar o hasta dónde lo dejan llegar: al fin y al cabo una dictadura (“abierta o encubierta” en las palabras de AMLO cuando en su discurso tras la victoria dijo que no apuesta a eso) en un país con una frontera terrestre con Estados Unidos no parece algo posible.

En el país existe además un tema tabú que ni siquiera López Obrador ha apoyado hasta ahora: la reelección, que fue una de las claves para la pacificación del país hace casi cien años luego de la sangrienta Revolución Mexicana. AMLO incluso manifestó claramente estar en contra de la reelección.

 

Conclusión

De caudillismo, hay signos. Estudiaremos su conducta y acciones de liderazgo; el ejercicio del poder ejecutivo y otros indicadores. Por los momentos partimos con una K amarilla con 50%. ¿Hacia arriba o hacia abajo? Veremos.

 


Imagen inicial: VK.

¿Tiene información sobre esta noticia?

6 + 13 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook