fbpx

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

  • Venezuela experimenta un colapso económico generalizado y una quiebra de su -otrora pujante- industria petrolera.

  • Su producción cayó 30% en 2017, según cifras de la propia PDVSA. Aunque ha subido recientemente, el precio que Venezuela necesitaría para cubrir las necesidades presupuestarias en US$ es tan alto que es sencillamente inlograble.

  • Aquí tienen una idea: se estima imposible en las condiciones actuales un precio por barril cercano a $100. ¡Venezuela necesitaría más del doble de ese precio!

(Junio 27, 2018). El colapso económico de Venezuela ha sido noticia mundial los últimos años. Pocos países han caído tan aparatosamente de la prosperidad a la mendacidad: para 2018, inflación mayor a 13.000% para este año (la mayor del mundo), una moneda otrora fuerte que entre 2017 y principios de 2019 pasó de menos de 5K BsF por US$ a más de 80K BsF por $. Una contracción del PIB per cápita mayor a 40% entre 2013 y 2017, la mayor del mundo. Un índice de escasez superior a 75% y la destrucción de más de la mitad del aparato productivo privado en los 19 años de chavismo.

Las penurias no terminan allí: largas filas para comprar alimentos, el mayor índice delictivo del hemisferio occidental, infraestructura deteriorada y una situación sanitaria que ya puede calificarse de crisis humanitaria. Pero hay un factor mucho más grave: la quiebra de PDVSA, una empresa de clase mundial hace dos décadas, ahora convertida en una triste sombra de lo que fue. En 2017 tuvo una caída de casi 30% en su producción petrolera, de 629.000 barriles (de cerca de 2.000.000 de barriles al día a menos de 1.800.000 según fuentes independientes). Lo peor es que según la mismísima PDVSA, la caída fue mayor: de poco más de 2.200.000 de b/d a 1.600.000.

Y el precio ha aumentado. Venezuela ha hecho todo el lobby posible en OPEP para que se  coordinen acciones para que suban el precio y en su caso particular, que no aumente la producción. Pero como Arabia Saudita misma, líder de producción del cartel, le ha convenido inundar el mercado con petróleo para salir de sus inventarios y EE.UU. se ha convertido (casi) en el principal productor del mundo (con el shale oil) hacen inviable que el precio suba a niveles anteriores a 2013, cuando superó los $100 por barril.

Un experto entrevista por BBC lo explica:

En medio de una gran crisis política, la industria petrolera de Venezuela sufrió un declive de un tercio de los volúmenes de bombeo en un periodo de dos años.

Francisco Monaldi, experto venezolano en políticas energéticas latinoamericanas de la Universidad Rice, en Houston, e investigador no residente del Centro de Políticas Globales de la Universidad de Columbia, le dice a BBC Mundo que Venezuela redujo su producción seis veces más de lo previsto por la OPEP.

«La velocidad de la caída ha sido mucho mayor de lo esperada por el mercado y hay preocupación porque siga cayendo aceleradamente».

Según Amrita Sen, analista jefe de petróleo de la consultora Energy Aspects, Venezuela todavía produce 1,4 millones de barriles al día, «y dado que existe poca capacidad extra en otras partes, cualquier pérdida puede provocar un alza de precios».

«Venezuela contribuyó al aumento de precios porque perdió un millón de barriles diarios en poco más de un año», agrega.


¿Qué precio del barril necesitaría Venezuela para cubrir su déficit?

Statista hace un análisis de la relación déficit fiscal/precio petrolero necesario para

Los últimos 12 meses han sido testigos de un repunte en los precios del petróleo. Después de tocar fondo en alrededor de 40 dólares en junio de 2017, el precio del barril Brent casi se ha duplicado desde entonces. Los principales exportadores de crudo se reunirán mañana en Viena para discutir sus próximas estrategias y objetivos de precios, pero sus posiciones iniciales son bastante diferentes.

Según el análisis de Bloomberg, esta infografía revela que existe una gran brecha entre los precios del barril que cada país encontraría satisfactorios para sus necesidades presupuestarias nacionales. Mientras tanto, aquellos con industrias extractivas más sólidas, como Rusia o Kazajstán, desean aumentar la perforación. Los países donde la producción se ha visto afectada por inestabilidades políticas como Libia o Venezuela preferirían mantener las cuotas de exportación tal como están por ahora.

 

En medio de desacuerdos previos entre Irán y Arabia Saudita, parece que se alcanzará un acuerdo para aumentar la producción, aunque solo ligeramente. La dependencia del petróleo es clave para definir los intereses de cada país: Venezuela e Irán son especialmente reacios a inducir una caída de los precios. Las nuevas sanciones de EE. UU. sobre las exportaciones de crudo iraní después de que Donald Trump decidió cancelar el acuerdo nuclear también están dando forma a la posición del país y su beligerancia hacia las estrategias de los miembros de la OPEP.

No obstante, el precio del petróleo que necesita Venezuela para cubrir su desastre es inviable desde cualquier perspectiva.

Nuestra validación

No hay escenario posible en el que los precios petroleros puedan llegar a $100 por barril. ¡Venezuela necesita un precio de $223 para cubrir su bancarrota! La mayoría de los expertos y observadores independientes solo ven una solución: un cambio del régimen socialista, estatista y aislacionista por un gobierno que abra el mercado, reintroduzca y fortalezca la empresa privada y diversifique la economía.

Hasta entonces la distancia entre la realidad del mercado petrolero y las necesidades fiscales venezolanas no hará otra cosa que aumentar.

 


Imagen inicial: VK.

REFERENCIAS

¿Tiene información sobre esta noticia?

11 + 14 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook