fbpx

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Un pacto no solo no es inviable por las diferencias entre ambos, sino que muy probablemente sería contraproducente. Incluso sumando las preferencias de ambos en las encuestas  llegan a 44%. Muchos analistas advierten que una alianza lo que haría es disparar el voto por AMLO.

Javier Brassesco

(Junio 22, 2018). A menos de dos semanas de las elecciones mexicanas (1 de julio), una encuestadora que acertó con precisión los resultados de 2000 y 2012 (De Las Heras-Demotecnia) publicó un estudio según el cual López Obrador tiene el 50% de las preferencias y el resto está dividido sobre todo entre los candidatos del PAN, Ricardo Anaya (25%), y del PRI, José Antonio Meade (19%).

Un pacto entre sus dos seguidores, pertenecientes a los dos principales partidos políticos mexicanos, parecería probable como último recurso para frenar a AMLO y todos los riesgos que éste representa.

En un momento de la campaña eso parecía posible, e incluso AMLO llegó a denunciar esa posibilidad, pero hoy ya es demasiado tarde.

Al margen de si esa sería una estrategia correcta (muchos analistas piensan que incluso sería contraproducente), lo cierto es que las diferencias entre Anaya y Meade lucen insalvables, al punto que sobre todo emplean su tiempo a insultarse mutuamente: la verdadera carrera la están librando a ver quién ocupa el segundo lugar. “Vulgar ladrón” le dijo Meade a Anaya este mismo mes, y Anaya le respondió tildándole de cínico y corrupto

 

Anaya está cuestionado por la polémica venta de una propiedad y la fiscalía lo investiga por triangulación de recursos, aunque no se han presentado cargos formales. Muchos mexicanos le critican la expedita actuación de la Fiscalía en este caso cuando se arrastran tantas investigaciones de corrupción sobre el presidente Enrique Peña Nieto y su esposa.

Por eso Anaya ha dicho que de resultar electo conformará una Fiscalía especial para investigar a Peña Nieto.

No parece tener mucho sentido este ataque entre el PRI y el PAN que sobre todo favorece a AMLO, pero lo que sucede es que la presidencia ya parecen darla por perdida pero tratan de mantener el mayor poder dentro de lo posible.

Y es que las elecciones del domingo 1 de julio no son solo presidenciales: se elegirán 17.600 funcionarios en los tres niveles de gobierno, incluyendo el parlamento en su totalidad y 8 gobernaciones, además de la jefatura de gobierno de la ciudad más grande de América Latina: México DF.

Para la columnista Martha Anaya (sin parentesco con el candidato del PAN), el PRI lo que está tratando es de controlar daños y quiere dejar a Anaya en el tercer lugar como sea: “En 2000, cuando el PRI pierde el poder, se sostuvo gracias al poder local que retuvo. Lo mismo hacen ahora”.

En efecto, tras 71 años en el poder, el PRI lo perdió en 2000 y luego perdió las elecciones e 2006, pero pudo volver en 2012. Algo similar intentan hacer ahora: la presidencia ya la están dando por perdida prácticamente y entonces quieren obtener como sea el segundo lugar y mantener la mayor parte posible de cuotas de poder.

Nuestra validación

Un pacto entre Anaya y Meade no solo no es posible por las diferencias entre ambos, sino que muy probablemente sería contraproducente. Incluso sumando las preferencias de ambos en las encuestas  llegan a 44% a duras penas, y muchos analistas advierten que una alianza lo que haría es disparar el voto por AMLO.

El PAN y sobre todo el PRI están preparándose más bien para lograr sobrevivir fuera del gobierno, dando como inevitable un triunfo de AMLO en su tercer intento de llegar a la presidencia.

 


Imagen inicial: fotos de sitios web oficiales de ambos candidatos.

¿Tiene información sobre esta noticia?

14 + 7 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook