fbpx

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

No hay orden alguna del régimen venezolano para recoger el cobre, el bronce y otros metales valiosos para cambiarlos por divisas. La respuesta más simple es que se trata de la delincuencia común y de reacciones ante ésta por parte de instituciones como los cementerios público y privados.

Javier Brassesco

(Mayo 31, 2018). El robo masivo de lápidas de bronce en los cementerios es una de las nuevas aristas de la fuerte crisis económica que vive Venezuela. Por las redes circulan todo tipo de denuncias al respecto, e incluso se han creado cadenas en donde se dice que esta práctica se ha extendido por órdenes superiores: el gobierno habría mandado a recoger todo el cobre y bronce (que es una aleación de cobre y estaño) que sea posible para canjearlo por divisas. ¿Qué hay de cierto en este rumor?

Este video ha circulado mucho como prueba de que muchas placas en este cementerio (del Este, en Caracas) simplemente no están:

 

La matriz de opinión, vía posts de Facebook y mensajes de Whatsapp principalmente, fue que el gobierno venezolano había dado la orden de recoger el cobre de los cementerios (algunas especies lo amplían al cobre de cualquier monumento público) para fundirlo, venderlo y obtener divisas. Dos ejemplos:

 

Desde el cementerio del Este reconocen la desaparición de lápidas, pero niegan que sea una orden del gobierno:

 

En declaraciones para VerifiKado Nilda Silva, quien trabaja en el proyecto IAM Venezuela (Institutional Assets and Monuments, capítulo Venezuela) que documenta el patrimonio en riesgo en el país como parte de una iniciativa internacional), explicó que en este problema de la desaparición de lápidas, que según ella siempre ha existido pero se ha disparado en el último año, confluyen dos factores clave: la acentuación de la crisis económica y el aumento del precio del cobre.

Ella tampoco cree que exista ninguna orden específica desde las altas esferas del gobierno en torno al robo de lápidas: “Es vandalismo común, a veces vandalismo muy bien estructurado, pues hay desde mafias establecidas del cobre que tienen grandes fundidoras, hasta los robacables de toda la vida”. Recuerda Silva que recientemente Policaracas desmanteló una banda de profanadores de tumbas y éstos también tenían hasta 300 lápidas en su poder.

Y cuenta que casos semejantes han ocurrido en otros cementerios, con el de La Chinita (en Maracaibo, a finales de 2016).

El gobierno sí es responsable, y es responsable porque todo esto ocurre debido a las distorsiones económicas que han generado sus políticas. Pero de ahí a decir que hay una orden específica de saqueo de lápidas…. No, tampoco, no se trata de una conspiración, es algo más simple. Son las mafias devoradoras de cobre de siempre, que ahora tienen más necesidades y también más incentivos por el alto precio del cobre.

Y resalta que no se trata solo de las lápidas en cementerios, sino en general de cualquier placa  que tenga cobre o bronce: “Así desaparecieron, por ejemplo, los escudos de bronce de la plaza Bolívar de San Antonio del Táchira”.

Nuestra validación

Los robos de lápidas de bronce o cobre se han disparado en los últimos tiempos en Venezuela, y ello se debe a la fuerte crisis económica y al aumento del precio internacional del cobre. Aunque en muchas cadenas de internet se ha tratado de vincular este fenómeno a una orden específica del gobierno, lo cierto es que no se han presentado pruebas firmes al respecto.

 


Imagen principal: VK.

¿Tiene información sobre esta noticia?

3 + 6 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook