MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Todo lo que sabemos hasta ahora de los paquetes-bomba dirigidos a personalidades demócratas o liberales: quiénes, en qué circunstancias, qué impacto producen en las próximas elecciones y otras consecuencias.

Últimos Desarrollos

 

(Octubre 26, 2018). Primero fue George Soros, luego Hillary Clinton y Barack Obama, ahora se informa que incluso Robert de NIro recibió uno: se trata de los paquetes bomba, una extraña noticia que tiene conmocionado a Estados Unidos.

El tema se ha convertido en trending topic, sobre todo a través del hashtag #MAGAbomber. Son las iniciales del lema de campaña de Trump, Make America Great Again, y aunque los demócratas lo pusieron a rodar, los republicanos también lo están utilizando.

¿Quiénes han recibido hasta ahora estos artefactos y cuándo?

Aunque en un principio la noticia no trascendió, la primera persona en recibir uno de estos paquetes fue el magnate George Soros el pasado lunes 22 de octubre a su residencia de la ciudad de Bedford, en el estado de Nueva York.

Pero luego se informó que también la excandidata presidencial Hillary Clinton (enviado a su residencia en Chapaqqua, Nueva York, e interceptado a última hora del martes), el expresidente Barack Obama (enviado a su oficina en Chicago e interceptado a primera hora del miércoles), la congresista Maxine Waters y las oficinas de CNN recibieron uno.

Este último iba dirigido a John Brennan, exdirector de la CIA (lo cual es extraño: Brennan es colaborador de NBC, no de CNN, si bien suele ser un invitado de esta cadena).

También el miércoles las oficinas de la congresista Debbie Wasserman Schultz en Sunrise, Florida, fueron evacuadas por la presencia de un “paquete sospechoso”.

El jueves aparecieron otros paquetes bomba, uno enviado a la residencia del exvicepresidente Joe Biden y otro a un restaurant que es propiedad de Robert de NIro, y también el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo haber recibido uno en su despacho.

CNN informó, pero luego desmintió, que había sido interceptado otro paquete que estaba destinado a la Casa Blanca.

¿Qué tienen en común todos estos destinatarios? O bien son connotados líderes demócratas (Clinton, Obama, Waters, Biden, Cuomo) o simpatizantes de este partido y abiertos críticos de Trump (Soros, De Niro). La cadena CNN también suele ser blanco de los ataques de Trump y en general se le identifica con el partido demócrata.

Hay un reporte en Florida, donde podría estar el origen de envío de algunos de los paquetes:

La Policía estadounidense registró este viernes 26 de octubre del 2018 una oficina de distribución de correo en el estado de Florida por la que se cree pasó alguno de los paquetes bomba que recibieron estos días varios opositores al Gobierno de Donald Trump, informaron las autoridades en Twitter. Una unidad de desactivación de bombas y otra de perros entrenados revisaron el edificio en Opa-Locka, según la Policía local. 

¿Alguno explotó, alguien resultó herido?

No. Se informó que un grupo de expertos detonó de manera controlada el artefacto enviado a la residencia del magnate George Soros, pero ninguno explotó y nadie ha resultado herido.

¿De qué tipo de explosivo se trata?

Del explosivo que se han dado más detalles es del que fue enviado a CNN, aunque se ha afirmado que todos los demás son parecidos a éste.

Se trata de bombas de tubo de fabricación casera, “improvisadas”,  y un polvo blanco que están estudiando para determinar si se trata de una sustancia tóxica.

John Miller, director del departamento antiterrorista de la policía de Nueva York, informó que al parecer la misma persona habría enviado los paquetes a Soros, Clinton, Obama y CNN. En cualquier caso, todos los que se han enviado tienen un envoltorio similar.

¿Qué ha dicho Trump?

En un principio Trump condenó con dureza el envío de estos paquetes bomba, y afirmó que la violencia política “no tiene lugar en Estados Unidos”. Aseguró que estaba en marcha una investigación federal para determinar responsabilidades en este caso y llamó a la unión de todos los estadounidenses.

Pero ya en la noche pasó a la ofensiva y acusó en un mitin en Wisconsin a los medios de comunicación de alentar estos atentados por haber creado un clima de odio a través de informaciones falsas.

¿Qué dicen demócratas, la CNN y los republicanos?

Los demócratas acusan a Trump de instigar el odio y propiciar este tipo de sucesos. Jeff Zucker, presidente de la cadena CNN, responsabilizó a esta administración por el atentado sufrido:

“Existe una falta total y completa de comprensión en la Casa Blanca sobre la gravedad de sus continuos ataques a los medios de comunicación. El presidente, y especialmente la secretario de Prensa de la Casa Blanca, deben entender que sus palabras importan. Hasta ahora, no han mostrado ninguna comprensión de eso”, dijo en un comunicado.

Por su parte muchos republicanos denuncian estos atentados como una estrategia desesperada de los demócratas para repuntar en las encuestas de cara a las elecciones de medio término que se celebrarán el próximo 6 de noviembre. Según ellos, se trataría de autoatentados, algo que en algunos casos sugieren y en otros afirman abiertamente, aunque no se han presentado pruebas en este sentido.

En esta cuenta, que tiene 168 mil seguidores, se llama la atención sobre el hecho de que ninguna bomba explotó, tenían servicio de detección de correo y todas fueron interceptadas

Y en este último tweet se afirma de manera burlona que “Hasta Christine Blasey Ford (quien recientemente acusó al hoy magistrado de la Corte Suprema Brett Kavanaugh de agresión sexual) tenía una historia más creíble”.

En el caso del paquete enviado a CNN (que es del que se han dado más detalles a la opinión pública) se señala que el nombre del destinatario está mal escrito, tiene el nombre genérico de un edificio y no de una oficina, Brennan no trabaja para CNN sino para NBC, tiene una pegatina de ISIS y fue enviado dos semanas antes de una elección en la que los demócratas “están perdiendo terreno”.

¿De verdad pierden terreno los demócratas de cara a las elecciones?

Esto es algo que muchos republicanos afirman: que los demócratas están desesperados porque pierden terreno de cara a las elecciones del 6 de noviembre, en donde se elegirá a una tercera parte del Senado y la totalidad de la Cámara Baja, además de 39 gobernaciones.

Verifikado ha seguido este tema de las elecciones y las proyecciones (ver abajo). Un trabajo fue publicado el 31 de agosto y otro el 8 de octubre, tomando datos de RealClearPolitics, que hace un compendio de todas las encuestas. La composición actual del Congreso es: en la Cámara Baja los republicanos cuentan con 241 escaños por 194 demócratas. En el Senado 51 senadores republicanos y 47 demócratas (dos independientes que suelen votar junto a estos últimos).

¿Es probable que los republicanos pierdan el control del Congreso en noviembre?

¿Estados Unidos tendrá un Congreso dividido tras las elecciones de medio término?

Veamos cómo estaban las cosas el 31 de agosto, el 8 de octubre y cómo están hoy:

El 31 de agosto. La proyección para la Cámara Baja era: Demócratas 199 congresistas asegurados contra 193 republicanos, y en 43 casos la situación era muy reñida y difícil de pronosticar. En el Senado (solo se elegirá una tercera parte del mismo), los republicanos tendrían asegurados 48 escaños por 45 demócratas, y 7 estarían por definir.

El 8 de octubre. En la Cámara Baja: demócratas 205, republicanos 198; 32 por definir. Senado: 48 republicanos, 44 demócratas; 8 por definir.

Hoy. Cámara Baja: 205 demócratas, 199 republicanos; 31 por definir. Senado: 50 republicanos, 44 demócratas; 6 por definir.

Se puede decir, sí, que los demócratas han bajado algo en las proyecciones, pero ha sido un retroceso mínimo.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

4 + 8 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook