MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Aunque parezca insólito hay que aclararlo: el ser humano pisó la Luna por primera vez hace 49 años, un 20 de julio de 1969. Hay una lluvia -no de meteoritos- sino de teorías conspiratorias que especulan que ése y otros alunizajes fueron simulaciones hechas en la Tierra.

Pero aún queda suficiente sensatez (y ciencia) para probar que aquel evento de trascendencia incomparable sí ocurrió, tal cual lo cuentan los libros de historia.

María Magdalena Ziegler

(Julio 20, 2018). Hoy se cumplen 49 años del primer alunizaje de la historia humana. Se entiende como uno de los más importantes logros de la historia humana, la primera vez que seres de este tercer planeta del Sistema Solar pisaban un cuerpo celeste fuera de su hogar. No obstante, para algunos ese evento fue un mito o, a los sumo, un montaje.

A lo largo de los años, pues, se ha especulado si verdaderamente el hombre llegó a la Luna a bordo del famoso Apolo 11 el 20 de Julio de 1969. Las teorías de conspiración se han dado bocado con este evento, sobre todo porque se presta para ello dado que las comprobaciones resultan fuera del alcance de la mayoría. Después de todo, no todos trabajan en la NASA. Pero, ¿realmente llegó el hombre a la Luna cuando se dice que lo hizo?

Neil Armstrong posa para la posteridad. Foto: NASA.

Sí, Neil Amstrong puso pie en nuestro satélite natural el 20 de Julio de 1969, siendo de este modo el primer hombre en pisar la Luna en la historia de la humanidad.

Entonces, ¿qué decimos de todos los argumentos que se esgrimen para desestimar tal logro, para hacerlo parecer un montaje holliwoodense? Pues miremos algunos de los mitos más frecuentemente esparcidos sobre este evento.

TEORÍA 1: Gracias al avanzado Telescopio Espacial Hubble podemos escudriñar la luna y los científicos no han encontrado los objetos que dejaron los astronautas en 1969.

EXPLICACIÓN: Ningún telescopio en la Tierra tiene ese tipo de poder de resolución. Si logramos ver algo sobre la superficie lunar ha de ser como mínimo, del tamaño de una casa.

TEORÍA 2: La bandera que se plantó en la superficie lunar ondea con el viento, lo cual es imposible, porque en la Luna no hay atmósfera.

EXPLICACIÓN: La bandera no ondea sino como reacción cuando Neil Armstrong o Buzz Aldrin la tocan. Cuando la fricción que se produce al tocarla cesa, el movimiento de la bandera se detiene. De haber viento, el movimiento no cesaría.

TEORIA 3: Es imposible que el hombre llegara a la Luna pues un cinturón letal de radioactividad en el espacio los habría matado.

EXPLICACIÓN: Aunque ese cinturón de radioactividad existe y se le denomina Cinturón Van Allen, sus emisiones no son letales para un ser humano a menos que éste se exponga a sus efectos por muchos días. La radiación percibida por los tres tripulantes del Apolo 11 al pasar por este cinturón fue el equivalente a la que recibirían si se tomaran una placa de rayos X. Además, hubo 5 misiones posteriores a la Luna hasta 1972 y tampoco hubo problemas.

Esto que ven en la fotografía es “Matriz Retrorreflectora de Láser Lunar”, un espejo reflector capaz de devolver una emisión láser lo suficientemente potente a su punto de partida en la Tierra. El profesor de física de la Universidad de Maryland Carroll Alley fue el investigador principal del proyecto durante los años de Apolo, y sigue su progreso hoy. “Usando estos espejos”, explica Alley, “podemos ‘hacer ping’ a la luna con pulsos de láser y medir la distancia Tierra-Luna con mucha precisión. Esta es una forma maravillosa de aprender sobre la órbita lunar y probar las teorías de la gravedad”. Pero si el hombre no hubiera llegado a la Luna sería imposible enviar tales “pings” porque la superficie lunar jamás produciría semejante reflexión.  Foto: NASA.

TEORÍA 4: El cielo se ve extremadamente negro en las fotografías, no hay ni una sola estrella en el firmamento.

EXPLICACIÓN:  Esto se debe a que la superficie lunar refleja la luz solar. El resplandor hace que sea difícil ver estrellas.

TEORÍA 5: Las famosas huellas sobre la arena lunar necesitarían una superficie con cierta humedad para formarse y en la Luna no hay agua.

EXPLICACIÓN: El polvo lunar es de tamaño diferente al de la Tierra, no se parece a nuestra arena y no necesita humedad para sostener una forma (como una huella) en su superficie. Si camináramos sobre talco de bebé obtendríamos un resultado similar al de la superficie lunar.

Finalmente, como pruebas de que el hombre sí llegó a la Luna están las muestras de rocas lunares, los reflectores instalados en la superficie por Armstrong y Aldrin y que aun están en funcionamiento y los geófonos que envían constantemente datos a la Tierra sobre los movimientos sísmicos lunares. Además gracias a el Lunar Reconnossaince Orbiter-LRO pueden verse los lugares de alunizaje de todas las misiones Apolo.

Un pequeño paso para un hombre, sin duda, que permitió un salto enorme para la humanidad. No lo minimicemos con teorías locas y con poca (o ninguna) base científica.

 


Imágenes inicial: NASA.

¿Tiene información sobre esta noticia?

11 + 9 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook