fbpx

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

No hay nada oculto bajo el Sol, excepto algunas verdades sobre el bronceado y los rayos del astro rey en los feroces días de verano.

(Junio 2, 2018). Para la mayoría de las personas el Verano es sinónimo de sol y playa, o lo que es lo mismo, un bronceado espectacular que genere la enviada de todo aquel que nos mire. Pero alrededor de bronceado de Verano se tejen varios mitos que conviene despejar para que aproveches el sol como debe ser.

MITO 1: Estar ya bronceado evita el daño que pueda ocasionar el sol en la piel.

Falso. Una persona con la piel ya tostada por el sol no se libra de las reacciones que los temidos rayos UVA le puedan producir, como arrugas, envejecimiento, manchas y, sí, cáncer de piel. Esto es lo que afirma la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Recomienda esta institución que no se debe tomar el sol en Verano entre las 12 del mediodía y las 5 de la tarde, y que el factor mínimo de protección solar que debemos usar es de 30, re-aplicándose cada 2 ó 3 horas.

MITO 2: Todos los protectores solares protegen iguales.

Falso. Cada tipo de piel exige una protección solar específica, por ello los protectores solares de calidad vienen en distintas presentaciones para que podamos escoger cuál brinda mejor protección. En general, un protector solar que posea menos de 20 de FPS es considerado bajo, aunque ya ofrece una reducción de 95% de la radiación solar. Sin embargo, esto no es suficiente y los expertos recomiendan que se procure emplear un protector de al menos 50 FPS, con una reducción del 98% de la radiación solar.

MITO 3: Si estoy dentro del agua me protejo del sol.

Falso. El agua del mar o de la piscina actúa como una lupa sobre nuestra piel, lo que provoca que los efectos del sol sean más fuertes. Algunos estudios indican que la piel mojada absorbe 10% más de rayos solares.

MITO 4: En un día nublado no hay peligro de quemarse la piel en la playa.

Falso. Aunque ciertamente no se siente el calor del sol sobre la piel cuando está nublado, los efectos de la radiación UV hasta en un 80% sigue afectandonos. Por ello es indispensable protegerse contra los efectos del sol aun cuando no se asome en el firmamento.

MITO 5: Estar bronceado es signo de buena salud.

Falso. El color moreno que adquirimos luego de tumbarnos horas al sol no es sino una defensa de nuestro organismo contra los daños de los rayos UV. Aunque nuestro organismo necesita de una exposición moderada al sol para tener niveles aceptables de vitamina D, indispensable para hacer que el calcio se fije en nuestros huesos, no es necesario exponer nuestro cuerpo entero ni hacerlo por más de 15 minutos al día. En sí, el bronceado puede ser hermoso, pero no es sino la manera que tiene nuestra piel de responder a los daños provocados por el sol.

MITO 6: El acné se cura al exponernos al sol.

Falso. Aunque el sol tiende a generar una leve mejoría en las pieles con acné, ésta es una mejoría sólo parcial, pues el calor del sol seca los granitos. No obstante, activa también las glándulas sebáceas y los brotes de acné serán luego mucho peores. Adicionalmente, debemos tener presente que si estamos usando algún tratamiento contra el acné al exponernos al sol, es posible que éste aumente los efectos de los rayos ultravioleta sobre nuestra piel.

Así pues, aunque en el mar la vida es más sabrosa, conviene protegerse del sol y no buscar ese envidiable bronceado sin mediación de ciertas precauciones. A relajarse, pues, pero alertas.

 


Imágenes Pixabay.com.

¿Tiene información sobre esta noticia?

1 + 1 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook