fbpx

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Un ex nuncio apostólico y un poderoso medio de comunicación estadounidense se han sumado a las voces que piden que Francisco I dimita ante la poca contundencia de su respuesta a las acusaciones de abuso sexual que plagan a la Iglesia. Que lo haga es otra cosa, pero se estima que las peticiones continúen.

(Agosto 28, 2018). Los casos de abuso sexual en la Iglesia Católica han desbordado la opinión pública y salpicado al Papa Francisco I mismo. CNN reporta (los destacados son nuestros):

Un exembajador del Vaticano en Washington pidió la renuncia del papa Francisco por su manejo de las acusaciones de abuso sexual contra un destacado cardenal en 2013. En una declaración vista por CNN el domingo, el exarzobispo Carlo Maria Vigano dice que hace cinco años habló con el papa sobre las acusaciones de abuso sexual en contra del cardenal estadounidense Theodore McCarrick, pero que el pontífice no hizo nada al respecto.

 

«Él (el papa Francisco) supo al menos desde el 23 de junio de 2013 que McCarrick era un depredador en serie», dijo Vigano en una extensa declaración con fecha del 22 de agosto. Y añadió: «Aunque sabía que se trataba de un hombre corrupto, lo protegió hasta el final». «Fue hasta que se vio obligado por el reporte de abuso de un menor, nuevamente con base en la atención mediática, que él tomó medidas (respecto a McCarrick) para salvar su imagen en los medios», continuó Vigano.

 

Una fuente cercana a Vigano confirmó que la carta es genuina. CNN no ha recibido hasta ahora respuesta del Vaticano.

Una fuente cercana a Vigano -puntualizó CNN- confirmó que la carta es genuina. La renuncia de McCarrick, de 88 años, por un viejo caso de abuso sexual, no ha mitigado el escándalo. Al final de su viaje a Irlanda, el 26 de agosto, el Papa evadió las preguntas sobre la carta y le pidió a la gente que juzgara por sí misma al leerla.

Pero luego vino una verdadera bomba mediática:

El Washington Post pidió en sus páginas no solo que Wuerl, el arzobispo de su ciudad, se retire por la gestión de los abusos clericales, sino también la renuncia del propio Francisco. El sorprendente pedido del diario ha dividido aguas entre los líderes católicos, entre quienes el argentino Jorge Bergoglio, el Papa, tiene detractores profundos. Ellos le endilgan que “la prensa mundana”, los medios de comunicación que celebraron su “aire fresco” a las costumbres vaticanas, “lo han abandonado”. Y destacan este pedido como si coincidieran con el origen del pedido de dimisión, que es el ocultamiento de los casos de abusos sexuales en el que hay involucrados entre el 4 y el 7% de sus religiosos.

 

Los medios católicos que se enfrentan a Francisco están subrayando que The Washington Post “se ha distinguido en la alabanza a Francisco y sus nuevos aires’, por lo que el hecho de que pida su renuncia adquiere mayor importancia”, tal como lo señaló Info Vaticana.

Dijo el Washington Post: “Este horror tiene autoría, y entre los muchos nombres del escándalo se encuentra el de Wuerl. Y con el ‘mea non-culpa’ de “todo el mundo tiene la culpa” del Papa Francisco del lunes, su nombre también está en la lista. Wuerl tiene que dimitir. Y la iglesia estaría mejor con dos papas retirados y un nuevo hombre absolutamente dedicado a apoyar a los reformadores, no a suprimirlos”.

Una nota de Reuters, difundida por RT, señala (subrayados nuestros):

El papa Francisco ha reconocido que ha pensado en la posibilidad de «despedirse» como líder de la Iglesia católica. Lo ha revelado durante la homilía de este martes 15 de mayo.

 

Al respecto, el papa ha recordado la manera en que San Pablo pensaba en el momento en que debía encomendar su grey al cuidado de otros y dijo que todos los obispos deben tomar esa decisión.

 

«Cuando leo esto, pienso en mí, porque soy obispo y tendré que despedirme», ha admitido Francisco. Sin embargo, la oficina de comunicación del Vaticano no ha difundido el texto completo de la reflexión del papa este martes.

 

Francisco, de 81 años de edad, ha recordado también que, con su renuncia al cargo, su antecesor, el papa Benedicto XVI, «abrió una puerta» para que los líderes del Vaticano pudieran abandonar la jefatura de la Iglesia de Roma.

 

El actual papa también ha asegurado que no tiene previsto un pontificado largo, pero no ha dicho explícitamente que vaya a renunciar.

Conclusión

Lo único cierto hasta ahora es que hay llamados a la renuncia del Papa por encubrimiento o poca acción antes las graves acusaciones de abuso sexual en iglesias desde EE.UU., hasta Australia, pasando por Chile. Que vaya a ocurrir dependerá de la complicación del escándalo, las nuevas peticiones de renuncia y quién las haga, sí como la opinión pública católica y no católica.

Se puede afirmar que el Papa no ha sido contundente en su denuncia y combate del abuso sexual, de modo que crece su desprestigio en la opinión pública de países como Estados Unidos. Que los crecientes llamados de renuncia tengan eco dependerán, peus, de muchos factores a la vez, factores que poco a poco asoman la cabeza y hablan con voz propia.

 


Imagen inicial: VK.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

12 + 2 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook