fbpx
INICIO  MAPA  CONTACTO

Al menos $35 mil millones en petróleo se estima que Venezuela le ha regalado a Cuba en 20 años de “convenios”. Eso es provecho en una sola dirección.

(Marzo 20, 2019 – Fernando Nunez-Noda, especial para La Patilla). El presidente (I) Juan Guaidó anunció el 11 de marzo pasado la “suspensión de los envíos de petróleo a Cuba y dijo que solicitará la ayuda de otros países para hacer cumplir la medida.” Por supuesto que el régimen de Maduro y toda la órbita de aliados no tardó en tachar la medida como un intento de ahogar a Cuba.

La Agencia Alemana DW publicó el 13 de febrero bajo el título: “¿Qué será de Cuba y Nicaragua sin el petróleo venezolano?” un análisis donde cita que: “El petróleo de Venezuela cubre la mayor parte el suministro de energía de Cuba. Reemplazar ese suministro hundiría al país en una profunda crisis”, explica Bert Hoffmann, director del Instituto GIGA para Estudios Latinoamericanos.

Lo anterior es cierto. Lo que es interesante examinar son las razones que alegan los afectados. Maduro lo ha dicho hasta la saciedad: “Trump quiere el petróleo y las riquezas de Venezuela” en lo que la retórica revolucionaria llama una “locura imperial”. Voceros de otras dictaduras, como la cubana, rusa o nicaragüense han repetido la misma narrativa.

No obstante, vale la pena revisar algunas cifras para desmontar esta retórica: en 2013, año en que Nicolás Maduro comenzó su primer período, el PIB venezolano ascendió a $542 mil millones y el ingreso per cápita estaba en $18.607. Apenas 5 años después el PIB caía a $331 mil millones, un desplome de casi 40%. Ese deterioro, pues, ocurrió sin sanciones a Venezuela, con Estados Unidos activamente comprando petróleo a PDVSA, con ventas a clientes en todo el mundo.

Lo cierto es que, después de los chavistas en el poder, pocas cosas han causado tantos estragos en la economía venezolana como Cuba (o mejor dicho, la dictadura cubana). Demos un vistazo a la “venta” de petróleo:

“En octubre de 2000, Chávez y Castro firmaron el Convenio Integral de Cooperación bajo el cual Venezuela enviará diariamente 53.000 metros cúbicos de petróleo a Cuba y recibirá apoyo técnico en el país. Los campos de la educación, la salud, los deportes, la ciencia y la tecnología. (…) Gran parte de este petróleo obtenido de Venezuela está subvencionado.

¿Qué da Cuba a cambio? Seguimos: “Cuba envía a Venezuela aproximadamente entre 30.000 y 50.000 técnicos, incluyendo médicos, entrenadores deportivos, maestros e instructores de artes que ofrecen servicios sociales, a menudo en regiones pobres. En virtud del programa “Convenio de Atención a Pacientes” implementado en el año 2000, Venezuela envía a los pacientes y a sus familiares para recibir tratamiento médico en Cuba. ?

“En abril de 2005, los presidentes Chávez y Castro firmaron un acuerdo para aumentar el número de trabajadores de la salud en Venezuela a cambio de envíos de petróleo.”

El número de médicos y otros recursos humanos excedieron fácilmente los 100 mil individuos, sin contar otros recursos que infiltraron las FANB y otros cuerpos militares. ¿Qué provecho ha sacado Venezuela de esos recursos? Ninguno, si tomamos en cuenta que esos programas pudieron haberse hecho con personal venezolano, mucho mejor preparado en todas las áreas, especialmente la de salud.

Y no solo en Venezuela. En 2013 el ministro de Salud de Brasil, Alexandre Padilha dijo: “Descartamos buscar médicos cuyo tiempo de formación no sea reconocido en su propio país, como [sucede] en la ELAM (Escuela Latinoamericana de Medicina) en Cuba [que ofrece un curso especializado de apenas dos años centrado en atención primaria a la salud].”  Brasil también tuvo médicos cubanos hasta que fueron despedidos por Jair Bolsonaro.

Los “médicos” cubanos ni siquiera eran tales, sino una especie de enfermeros con estudios adicionales. Los “asesores” ayudaron con inteligencia policial, guerrilla comunicacional y optimizaron la represión con consecuencias funestas para las libertades ciudadanas.

Las causas del chavismo para no contratar médicos y enfermeros venezolanos fueron ideológicas. ¿Cómo darle trabajo a venezolanos que no simpatizaban con la “revolución”? Imposible. Igual con maestros y otros cargos innecesarios en un país como Venezuela con suficientes recursos humanos mejor preparados.

Pero otro detalle es que los recursos humanos cubanos solo cobraban una fracción de lo pagado. Este reportaje señala que “el Gobierno cubano se queda con hasta el 75% de los salarios que pagan los países de destino por los profesionales de la Isla. No obstante, la participación en estos programas es un alivio para los médicos, cuyo salario en Cuba no supera los 70 dólares al mes.”

¿No es esto una estafa abierta y clara? Con este esquema (que debería tratar la AN como la tropelía que es) la pérdida económica es inmensa.

La semana pasada “el diputado de la Asamblea Nacional Ángel Alvarado dio cifras impactantes con respecto a la entrega de petróleo, combustible y otros derivados a la República de Cuba en los últimos 20 años.” Dijo: “Venezuela ha regalado a Cuba más de US$ 35.000.000.000 en petróleo.”

La decisión de la Asamblea Nacional, propiciada por Juan Guaidó, de interrumpir los envíos petroleros a Cuba es una decisión sensata para proteger a Venezuela de uno de los mayores actos de corrupción que se han perpetrado en los últimos años.

__________________________________________________________
Especial para La Patilla, para la sección “Desmontaje de Fake News”.

Referencias


Imagen inicial: VK

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

15 + 2 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook