fbpx

La entrega 9 del Desmontaje de fake news del chavismo, publicado en La Patilla  en mayo 19, 2019 trata dos casos de tendenciosidad noticiosa: el primero como magnificación de un evento intrascendente para transformarlo en una gran denuncia. El segundo como manipulación de un título para lograr un efecto que no se corresponde con los hechos.

La sección de desmontajes en La Patilla es producida por VerifiKado.

(Mayo 23, 2019 – Fernando Nunez-Noda). Veamos un ejemplo de cómo se crea una noticia que, o no ocurrió del todo o no tiene relevancia pero se magnifica para ajustarla a una narrativa política. Muy típico de laboratorios, el engrandecimiento artificial de un tópico o, si no, su mera invención.

Publica RT, la agencia noticiosa del régimen ruso que el jueves 9 de mayo “el USCG Cutter James, uno de los barcos con tecnología más avanzada de la Armada de los EE. UU., navegaba hacia las aguas territoriales de Venezuela cuando un bote patrullero [venezolano] fue enviado para advertirlo. El buque estadounidense (en la foto) se retiró después de la comunicación por radio.

Sigue RT con que: “La Marina venezolana emitió un comunicado [al día siguiente] en el que involucró a un barco de la Guardia Costera de Estados Unidos que se dirigía hacia La Guaira, el principal puerto del país latinoamericano.”

El reporte señala que la Marina venezolana ya “había visto el barco el día anterior cuando estaba en tránsito por la zona económica exclusiva de Venezuela, y envió un barco de patrulla para comenzar a monitorear sus maniobras.”

(Las “aguas territoriales” de un país alcanzan hasta 12 millas náuticas (unos 22,2 km) y luego sigue una «zona contigua», de 12 millas náuticas adicionales, en la cual un estado puede imponer un control limitado para prevenir la «infracción de sus leyes y regulaciones aduaneras, fiscales, de inmigración o sanitarias». Después de esas 24 millas náuticas, viene un “zona económica exclusiva” de 200 millas náuticas o 370 km.)

Según la denuncia, el USCG Cutter James estaba a 14 millas náuticas (26 km) de la costa venezolana cuando la Armada envió un barco patrulla a interceptarlo. El guardacostas estadounidense habría dado la vuelta y salido del mar territorial venezolano. 

Las evidencias presentadas son reportes de Marine Traffic, un portal de seguimiento de embarcaciones en todo el mundo; más declaraciones del régimen venezolano. Pero no hay coordenadas o indicaciones para poder confirmar el paso y la distancia al momento, sino capturas de pantalla como la siguiente que pueden ser fácilmente fabricadas pero que damos como cierta provisionalmente.

Marine Traffic, sin duda, ofrece una buena visualización de los buques pero en tiempo real, al menos en su interfaz pública. De resto habría que confiar en los medios de la órbita rusa. Algo que sugerimos vigorosamente no hacer.

Pero… ¿ocurrió o le importó a alguien?

Entonces fuimos a Google Search y Google News (el 16 de mayo a la 1:30am EST) y buscamos en inglés y español: “US CG JAMES”, el nombre del Guardacostas. Éstas son las marcas que daban la noticia ocurrida, según reportan, en mayo 9:

RT, agencia de noticias del régimen ruso,
Sputnik, portal noticioso ruso,
Venezuela Analysis, un medio que se define como “contra-narrativa para la cobertura de los medios de la Revolución Bolivariana”,
Black Hole Zoo, un portal independiente con acento en lo militar,
GlobalResearch.ca, que copia el mismo reporte de Venezuela Analysis junto a trozos ya publicados por RT,
AMN, un medio para el mundo árabe…

…y una docena de blogs y medios desconocidos, casi todos de la izquierda internacional, altamente confrontacionales con Estados Unidos, la Europa democrática y, por supuesto, el gobierno de Juan Guaidó y la oposición venezolana. Haga la prueba usted mismo estimado lector.

¿Por qué aseguramos que son de la órbita izquierdista? Porque copian, combinan y reescriben las mismas notas originales de RT y Sputnik, a veces con los mismos gráficos, citas y referencias. Lo demás son añadidos, adaptaciones y editorializaciones adicionales.

Por otro lado, no hay medios de peso internacional que hayan mencionado el evento. No están AP, Reuters, EFE ni otras grandes agencias, no portan por ahí BBC, Washington Post, NYT, CNN, El País, Le Monde, El Excelsior…

¿Porque no lo reseñan? Porque o no ocurrió tal violación marítima o, si en efecto sucedió, no tiene la menor relevancia. Y ya verán porqué.

Como en todo evento de propaganda, que en mayor o menor medida implica fabricación, el asunto se reduce a criterios. Uno criterio apoya al chavismo; y otro a la oposición y el gobierno interino de Venezuela. El régimen chavista considera que Nicolás Maduro es el presidente, la oposición no. La oposición reconoce a Juan Guaidó como presidente interino y +55 países democráticos del mundo también, mientras que casi todos los 17 que reconocen a Maduro son dictaduras.

Para quienes dan a Maduro como mandatario legítimo, el evento del US CG James podría ser una violación de la soberanía marítima de Venezuela. Pero para quienes reconocen a Guiadó no, porque el régimen de Maduro es ilegítimo y no representa al país.

No hubo, ni habrá nota de protesta del gobierno de Juan Guaidó a EE. UU. para una navegación dentro del área marítima del país. Menos aun cuando ha solicitado apoyo del Comando Sur de la Fuerzas Armadas de EE. UU. para la cooperación militar.  De modo que para el gobierno de Guaidó, los países e instituciones que lo reconocen, no hay conflicto alguno por el mencionado Guardacostas.

De hecho el Secretario de Estado Mike Pompeo lo dijo: “Creo que cualquier acción de los Estados Unidos en Venezuela, incluida la intervención militar, es legal”.

El “conflicto” es artificial, una matriz que se amplifica con medios pequeños, medianos y algunos grandes, de Rusia con amor.

Falsedad o intrascendencia

Ahora, digamos que no ocurrió o que fue hábilmente fabricado con medias verdades. Es perfectamente normal que un guardacostas entre en territorio de otro país, pero no sería para amenazar ni agredir. Si EE. UU. quiere intervenir navalmente en Venezuela no será con un guardacostas precisamente… para eso tiene 480 embarcaciones que incluyen los portaaviones más grandes del mundo y 3.700 aviones de la propia US Navy.

Por otro lado, recordemos que la mayor parte del espionaje y reconocimiento militares se hacen desde aviones espías que pueden volar muy alto o satélites geoestacionarios.

El barco estaría haciendo un reconocimiento y quizá se introdujo en la franja marítima de Venezuela. ¡Gran cosa! Más ocupado estaría el US CG James ayudando en la lucha contra el tráfico de drogas promovido por y desde la Venezuela chavista a través del Mar Caribe.

Conclusión

Se construye una “noticia” que perjudique al enemigo (EE. UU., el gobierno (i) de Guaidó) y beneficie al aliado (el régimen chavista). Se amplifica a través de una amplia red de medios conocidos algunos pocos, desconocidos la mayoría. Se proporcionan evidencias muchas veces imposibles o muy difíciles de corroborar. Se subsumen los hechos o fabricaciones en una narrativa de guerra y ¡voilà! tenemos un tópico para confrontar, movilizar o distraer.

Pero en este caso el intento falló de largo, como por más de 200 millas náuticas…

 __________________________________________

BONO: Los tomistas de la Embajada venezolana en Estados Unidos y un titular tendencioso

El 14 de mayo Telesur publicó una noticia sobre los invasores de la Embajada de Venezuela en Washington, miembros del colectivo “Code Pink” y lo titula “Policía de EE.UU. sigue apoyando asedio a embajada venezolana”.

Ese título es su propia refutación. La policía en el país del norte (una nación democrática con separación de poderes y límites claros de competencias) no es como las de Venezuela, que tienen claras parcialidades política y que, como las Fuerzas Armadas, son brazos armados del régimen chavista, con contadas excepciones.

En este sentido, la policía obedece órdenes de un alcalde, de un gobernador o emanadas por un tribunal, pero nunca generan ni ejecutan sus propias decisiones políticas. Están ahí para cumplir la Ley y, en este caso, el mandato es claro: Estados Unidos reconoce al de Juan Guaidó como el gobierno legítimo de Venezuela y éste nombro a Carlos Vecchio como su Embajador, el cual debe ocupar la sede correspondiente con su staff. La policía no hace otra cosa que cumplir órdenes basadas en el ordenamiento legal.

Eso le puede parecer muy extraño a un chavista, pero en el mundo desarrollado y buena parte del no desarrollado, es norma. El titular es incorrecto, tendencioso y, de principio a fin, falso.


Imagen inicial: Barco: Melissa Leake, US Navy y Embajada: WikiCommons.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

6 + 4 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook