fbpx

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

70% con tendencia al alza. No encontramos suficientes evidencias para anticipar una estatización total de la banca, sino la continuación de un proceso selectivo de apropiación de los activos bancarios. Una estatización progresiva que dependería de necesidades financieras y políticas del régimen. No todavía pero cada vez más posible en el futuro.

Javier Brassesco

(Mayo 8, 2018). Tras la intervención de Banesco (el principal banco privado del país y en teoría por un lapso de 90 días), en Venezuela se han multiplicado los rumores que afirman que el gobierno de Nicolás Maduro se propone a estatizar toda la banca privada.

El propio Presidente ha alimentado estos rumores al decir cosas como que las siglas de Banesco significaban “Banco Nacional Socialista y Comunista de Venezuela”:

 

En la red circulan todo tipo de teorías al respecto, e incluso desde la página El Cooperante (uno de los tantos portales anónimos que han surgido en Venezuela) se anuncia que la estatización tanto de Banesco como del Provincial (el segundo banco privado del país) ya tiene fecha tentativa, y tendrá lugar poco después de las elecciones presidenciales del 20 de mayo:

Ya las alarmas están encendidas. Desde hace tiempo. ¿Cuánto cuesta un banco en Venezuela con el actual tipo de cambio libre? ¿Tal vez unos 3 millones de dólares, como la oferta que asomó Diosdado Cabello para la compra de Banesco? ¿Qué tan rentable es ser banquero en Venezuela con una hiperinflación de 8 mil 800 puntos anualizados y tipos de interés activos que no sobrepasan los 28 puntos? Tal vez poco o nada, si se de reconversión del patrimonio de bolívares a divisas se trata. Por algo la contracción real del crédito es abismal y algunos bancos limitan la apertura de cuentas.

Juan Carlos Escotet, sin embargo, lo negó de plano:

“La intervención administrativa de Banesco tendrá una duración de 90 días. No es un proceso de estatización, por lo tanto, los accionistas de Banesco mantenemos la propiedad del banco”,

Pero algunas personas, como el internacionalista Daniel Farías, afirman que Escotet “se está haciendo el tonto o es tonto”:

 

La estatización de la banca en Venezuela es un tema recurrente, incluso antes de que se nacionalizara el Banco de Venezuela, el principal banco del país, en 2009. O de que se interviniera el hoy desaparecido Banco Federal en 2010. Aquí un artículo del economista y hoy diputado José Guerra del año 2007 donde advertía sobre las intenciones de Chávez de nacionalizar la banca, pues “el nivel de gasto  público en que la administración de Hugo Chávez ha situado la economía venezolana requiere de infusiones permanentes y crecientes de liquidez:

Desde hace más de un año he venido advirtiendo que el plan económico y político de Hugo Chávez está incompleto si el Gobierno no toma el control del sistema bancario nacional. La razón es obvia: el nivel de gasto público en que la administración de Hugo Chávez ha situado la economía venezolana requiere de infusiones permanentes y crecientes de liquidez para lo cual los ingresos petroleros y no petroleros se han tornado absolutamente insuficientes.

 

Una consideración sobre las regulaciones que el Estado ha establecido al sector financiero sugiere que ya el control es lo suficientemente estricto y amplio.

El dirigente político de oposición Gustavo Azócar vuelve a reiterar estas intenciones a finales de 2016, casi diez años después, aunque ahora es Nicolás Maduro el que está frente al gobierno:

Nicolás Maduro tiene sobre su escritorio, desde hace varios meses, un decreto para estatizarlos bancos venezolanos. El proyecto se lo entregó Alfredo Serrano Mancilla, un marxista español que funge como director del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica, y quien está vinculado al partido Podemos de España. El hombre es amigo personal de Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero, y actúa como asesor económico del ex chofer del Metro de Caracas desde mediados de 2013.

El propio Hugo Chávez alimentó en vida estos rumores con su amenaza de estatizar la banca si no invertían en pequeños proyectos agrícolas y ganaderos. En esa ocasión (principios de 2012) la amenaza cayó sobre los tres principales bancos privados: Banesco, Mercantil y Provincial. Incluso nombró personalmente a Juan Carlos Escotet, presidente de Banesco Internacional: “Escotet, tú me dices, si tú no puedes, dame acá el banco, compadre, dame el banco ¿Cuánto cuesta tu banco? Y de una vez lo nacionalizamos”:

 

Y no fueron solo amenazas, pues desde la estatización del Banco de Venezuela el chavismo arrebató otras 13 entidades financieras a banqueros entre 2009 y 2018:

Para esa fecha, el chavismo ya había intervenido 12 bancos. Lo hizo de un golpe: el 31 de noviembre de 2009, el Gobierno venezolano optó por intervenir las entidades bancarias Canarias, BanPro, Confederado, Bolívar Banco, Banco Real, Central Banco Universal, Baninvest, BaNorte, Mi Casa EAP, InverUnión y Banco del Sol, por “aumento de capitales sin demostrar el origen de los mismos, transferencias de fondos de una institución a otra, negociaciones fraudulentas con el dinero de los ahorristas y escasez de liquidez para asumir sus responsabilidades”.

 

Siete meses después, el régimen echó mano a otro banco: el Banco Federal. Esa vez, el gobierno venezolano justificó su acción en supuestas irregularidades. Argumentó que los pasivos exigibles de la entidad financiera eran mayores a los activos liquidables; que no mantenían el saldo mínimo requerido por el Banco Central de Venezuela (BCV) y que incumplía los porcentajes mínimos de 12 por ciento del coeficiente de patrimonio activo y de ocho por ciento para el coeficiente de operaciones contingentes, que reflejan la insolvencia patrimonial del corporativo.

José Manuel Rotondaro, colaborador en la página Konzapata, especializada en economía,  afirma que “el gobierno no cesará hasta que todas las empresas privadas, incluyendo los bancos, estén bajo su control directo”.

Nuestra validación

La estatización de la banca privada en Venezuela es un rumor que viene circulando desde hace más de diez años, y lógicamente se disparó luego de que el gobierno interviniera Banesco la semana pasada. El propio Juan Carlos Escotet negó que lo de Banesco tuviera nada que ver con una estatización.

Pero al mismo tiempo es más que un rumor, pues no solo se estatizó en 2009 el principal banco del país, sino que desde entonces otras 13 entidades financieras han sido arrebatadas de manos de banqueros privados y tomadas por el gobierno. A eso hay que sumar las amenazas que en vida profirió Hugo Chávez contra los tres principales bancos del país y la reciente declaración de Maduro afirmando que las siglas de Banesco significan “Banco Nacional Socialista y Comunista de Venezuela”.

De modo que consideramos que no hay suficientes evidencias para anticipar una estatización total de la banca, sino la continuación de un proceso selectivo de apropiación de los activos bancarios. Es, pues, una forma de “no pero sí”. Una estatización progresiva que dependerá de necesidades financieras y políticas del régimen, fallas de la banca privada y relaciones del régimen con sus dueños y directivos.

Le damos un índice de certeza de 70% (bastante cerca del mínimo de certeza, 75%) con tendencia al alza, es decir, una K amarilla con una flecha que apunta hacia arriba. No todavía pero cada vez más posible en el futuro.

REFERENCIAS


Imagen inicial: VK.

¿Tiene información sobre esta noticia?

10 + 10 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook