fbpx
INICIO  MAPA  CONTACTO

Al mejor cazador se le va la liebre. Esta vez le tocó a El País de España que atacó el problema con decisión y honestidad intelectual.

(Marzo 18, 2019 – Javier Brassesco). Los grandes medios de comunicación no son inmunes a la propagación de fake news. Recientemente vimos el escándalo que se desató en la revista más prestigiosa de Europa occidental, Der Spiegel, cuando se descubrió que varios de sus reportajes habían sido fabricados por un periodista, y hasta The New York Times ha incurrido en ligerezas e inconsistencias, como sucedió recientemente en un artículo que hablaba de los camiones de ayuda humanitaria que fueron incendiados al entrar a territorio venezolano.

Ahora le toca el turno a El País, el principal periódico de España y tal vez el más respetado de los que se editan en lengua española.

Apenas un día antes de que fuese anunciado el regreso de Zinedine Zidane como director técnico del Real Madrid el pasado lunes 11, el diario publicó un artículo en donde se aseguraba que el francés había rechazado esa propuesta.

Como se puede ver en dicha nota, la misma adolece de un defecto básico: en ningún momento se cita fuente alguna. Y sin embargo la “noticia” fue publicada, y eso se le pasó no solo al periodista sino a todos los que debían corregirla y darle el visto bueno.

El País hace mea culpa

Pero si hay algo que se le debe reconocer al medio español es que dio la cara a través del defensor del lector, Carlos Yárnoz. Éste reconoce que pocas cosas hacen más daño a la credibilidad de un periódico como “tener en los quioscos una noticia impresa con un titular que los hechos desmienten el mismo día”.

Yárnoz aprovechó para pedir disculpas por otra nota publicada en ese medio hace dos semanas y cuyo titular rezaba: “Un sector del supremo duda de que el procés encaje en el tipo penal de rebelión”.

Aquí se menciona como fuente a “un sector del Supremo”, pero es muy extraño que algunos miembros del alto tribunal español (son 75 en total) se atrevan a hablar de un caso que no está cerrado y cuando aún faltan por testificar testigos clave.

Aquí el defensor del lector llama la atención por el abuso de fuentes anónimas. En este caso tal vez el periodista debió ser más preciso: de qué sala es este sector del supremo (civil, penal o militar) o de qué tendencia son (los de la organización Jueces para la Democracia son progresistas, los de la Asociación Profesional para la Magistratura son conservadores y los de Francisco de Vitoria no suelen tener una tendencia ideológica marcada).

En casos delicados (como este último o incluso el de Zidane) pueden utilizarse fuentes anónimas, pero Yárnoz llama la atención que incluso se utiliza este recurso en temas menos comprometidos. Y pone como ejemplo un artículo publicado a principios de marzo titulado “Arranca la batalla electoral por los 99 escaños de la España vacía”, en donde frases totalmente anodinas permanecen anónimas y simplemente se dice “resume un diputado”, o “sentencian desde Ciudadanos”.

La credibilidad es el activo principal de un medio como El País y precisamente “es la credibilidad lo que está en juego y por eso no podemos jugar con ella”, concluye el defensor del lector.

Visiones y opiniones


Imagen inicial: VK

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

1 + 15 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook