MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Cuestionado por su tibia respuesta a la intervención rusa en las elecciones estadounidenses en 2016, ahora se suma un reportaje de New York Times que revela que Facebook fue seleccionada por Vladimir Putin como vehículo para distribuir falsas noticias en esa campaña, dado que sus algoritmos favorecían el sensacionalismo. También revela que la compañía de Mark Zuckerberg desprestigió a activistas que se oponían a la red social que dirige.

Como toda investigación periodística de alto perfil, ha sido negada por la empresa pero sin duda ha hecho sonar las alarmas en Washington y, muy probablemente, estimular a que haya una nueva investigación oficial.

(Noviembre 1, 2018). Hasta hace muy poco Facebook era vista como la compañía ideal, como la empresa modelo, siempre atenta a las causas sociales, fomentando  el derecho a una información equilibrada y estableciendo alianzas con diferentes empresas de comunicación para combatir las fake news.

De la noche a la mañana eso cambió, y todo parece indicar que Facebook es una compañía tan terrenal como cualquiera, y a la hora de la verdad sacrificó muchos de sus principios y puso ante todo su crecimiento y su prestigio.

Al punto que en el programa que este viernes cerró la temporada del show “Real Time with Bill Maher” el asesor comunicacional Steve Schmidt, ligado al partido republicano, hizo unas declaraciones que eran impensables hace apenas una semana:

La pregunta sobre Facebook es ¿Es la peor cosa jamás inventada o solo la peor en los últimos 50 años? Es el vehículo que se ha utilizado para hacerle un verdadero daño a nuestras instituciones liberales, y tenemos el derecho en este país para evaluar a estas compañías y tomar una decisión sobre cuán grandes y cuán poderosas queremos que sean, cuánta información queremos que tengan sobre nosotros (…)

 

¿Qué pasó en tan poco tiempo para que Facebook fuese bajada de ese altar en donde parecía destinada a permanecer para siempre? Un reportaje del New York Times, eso pasó. La guindilla perfecta para rematar dos años de crisis interna.

Putin utiliza a Facebook para sus planes

Este periódico reveló en un extenso reportaje en el que estuvo trabajando durante seis meses que la compañía buscó minimizar el escándalo ruso, la campaña que Vladimir Putin había ordenado, utilizando a Facebook como plataforma (como “vehículo”, como dijo Schmidt), para favorecer a Donald Trump en las elecciones de noviembre de 2016.

Mark Zuckerberg (presidente y fundador) solo dio la cara en septiembre de 2017, cuando la utilización de Facebook por parte de agencias rusas para fomentar campañas de desinformación y atacar a Hillary Clinton ya era vox populi.

Tras las revelaciones del NYT, Zuckerberg se defendió, aunque reconoció que fueron demasiado lentos para detener la interferencia rusa: “Pero sugerir que no estábamos interesados en saber la verdad o esconder lo que sabíamos simplemente no es cierto”.

El ex jefe de seguridad de la compañía, Alex Stamos, afirmó en Twitter que nadie le había impedido investigar la campaña rusa, y reparte culpas por todos lados, incluyendo a los medios que publicaron rápidamente historias sobre los correos electrónicos de Clinton aunque sabían muy bien que provenían de fuentes de la inteligencia rusa. Aquí el hilo completo de lo que dijo en Twitter

Fake news: buenas cuando nos conviene

Pero existe en el reportaje del NYT otro elemento que no ha sido tan difundido y que es tal vez más escandaloso que lo referido a la trama rusa.

Lo más grave que se reveló en este trabajo es que Facebook contrató a una empresa de relaciones públicas muy cuestionada, Definers Public Affairs, para difundir el presunto turbio financiamiento de activistas contra la compañía (como la organización Freedom from Facebook) o para atacar a empresas rivales como Apple.

Esta empresa de relaciones públicas trabaja en el límite de la desinformación, y cuenta con una web, NTK Network, en donde se publican historias que en gran parte son réplicas de “noticias” con poco o ningún fundamento que aparecen en las páginas más conservadoras. Es decir: las fake news que en su discurso tanto combate la red social.

Zuckerberg afirmó que no conocía este contrato con Definers Public Affairs, y que se enteró leyendo el mencionado reportaje. “Esas son tácticas propias de Washington”, dijo, e inmediatamente procedió a cancelar toda relación con esta cuestionada empresa.

El futuro de Facebook

En la rueda de prensa que ofreció para defenderse de todos estos señalamientos, Zuckerberg anunció dos novedades que tienen que ver con la regulación de Facebook. Y esa es su oferta: regularse a sí mismo antes que lo haga el Congreso, tal vez su mayor temor.

Explicó que se cambiarían los algoritmos para que se deje de dar mayor importancia a las noticias sensacionalistas y provocadoras que, según está probado, es lo que más busca el usuario. Esto beneficia a las empresas (lo supieron los primeros tabloides, lo aprendió después la televisión) pero atenta contra la calidad del discurso público, educa “negativamente” a la audiencia y fomenta la polarización en la sociedad.

También habló de la creación de un Tribunal Supremo de Facebook que debatirá sobre el retiro de esta plataforma de contenido sospechoso. El mismo entrará en marcha el año que viene.


Imagen inicial: Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

4 + 3 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook