fbpx

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Aunque parece temprano para celebrarlo, ya hay números que respaldan una recuperación de la prensa en la confianza de las audiencias, sobre todo frente a plataformas como Facebook o Twitter.

Los esfuerzos incipientes parecen marcar un camino, no a la supresión de las noticias falsas por supuesto, pero sí a una regularización del equilibrio de certezas y los criterios de veracidad, al menos en el Público Informado.

Javier Brassesco

(Junio 13, 2018). Cadenas por Whatsapp que todos reenvían y nadie confirma, noticias falsas en internet, información manipulada a través de sitios web creados específicamente para eso y con fines inconfesables, campañas sucias aprovechando la impunidad que brindan las redes sociales, artículos que se le atribuyen falsamente a personajes célebres…

El impacto de las llamadas fake news o noticias falsas es tan grande que incluso muchos afirman que llegaron a influir en eventos tan importantes como la elección del presidente de Estados Unidos o el referéndum que llevó a Gran Bretaña a abandonar la Unión Europea, el llamado Brexit.

Los medios de comunicación más respetados tardaron en asumir el golpe, pero ahora parecen haber reordenado sus filas y el contraataque está dando sus primeros frutos: las encuestas de Edelman y Gallup muestran un repunte de la confianza del público en los medios tradicionales en Estados Unidos. Además han subido las suscripciones digitales a los dos principales periódicos de ese país, The New York Times y The Washington Post.

Periodismo vs Plataformas

Otro logro ha ocurrido en el terreno de la confianza en el periodismo versus las plataformas como Facebook o motores de búsqueda. Statista nos cuenta:

En general, los medios han perdido constantemente la confianza del usuario, sin embargo, según un informe de Goldman, el periodismo (es decir, los medios tradicionales y los medios solo en línea) está recuperando confianza en comparación con las plataformas, entendidas como motores de búsqueda y redes sociales (como Google, YouTube, Yahoo, Facebook, Twitter, y otros). La confianza en el periodismo aumentó cinco puntos año tras año, mientras que la confianza en las plataformas bajó dos puntos.

Sin embargo, un problema importante es que los límites entre estas formas de medios se están difuminando. “Algunas personas consideran que las plataformas son parte de ‘los medios’, incluidas las redes sociales (48 por ciento) y los motores de búsqueda (25 por ciento), junto con el periodismo (89 por ciento), que incluye editoriales y organizaciones de noticias. La confianza en la búsqueda social y la credibilidad de la comunicación entre iguales está contribuyendo a la disminución general de la confianza en los medios, según Edelman.


 
 

Fake News

Pero no ha sido producto del azar sino de varias iniciativas y esfuerzos que tienen tiempo vertebrándose, y no solo por parte de los medios de comunicación sino que también involucra a empresas tecnológicas y redes sociales (y aquí hay que destacar sobre todo a Facebook) en favor de un periodismo que esté apoyado en hechos ciertos y verificables.

La Universidad de Duke contabilizó unas 149 iniciativas en 53 países en favor de la verificación de noticias, y Facebook se ha asociado con 25 organizaciones en 14 países para combatir las fake news.

Muy notable fue Verificado de México, una iniciativa mutiempresarial que concluyó el día de ayer. Nacido “específicamente para [la pasada elección de Julio 1, 2018], un grupo de periodistas trabajamos (…) Durante cuatro meses, intentamos cumplir con los objetivos que nos trazamos para la campaña electoral de 2018: combatir las noticias falsas, revisar el discurso de los candidatos y generar contenido que sirviera para explicar las diferentes etapas del proceso electoral.” Verificado (ninguna relación con nuestra marca VerifiKado) publicó “400 notas y medio centenar de videos, que fueron difundidos no sólo en Verificado.mx (con 5 millones de visitas), sino también por más de 80 aliados.”

Otra de las más recientes iniciativas es “Comprova”, en Brasil, que aglomera a 24 medios de comunicación que se unieron para combatir las noticias falsas.

No es una tarea fácil la que tienen por delante, pues como demostró un estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts (el prestigioso MIT), que analizó 126 mil rumores que llegaron a 3 millones de personas, la información falsa, que suele ser más espectacular y llamativa, se extiende mucho más rápido que la verdadera: hasta seis veces más rápido.

Y no solo se está luchando contra el atractivo que tienen las noticias falsas sino contra una tendencia firmemente arraigada en el ser humano, que en muchas ocasiones cree lo que quiere creer, lo que le conviene, aquello que refuerza sus prejuicios.

El caos informativo que vivimos se aprovecha de todos estos miedos y prejuicios, y gente inescrupulosa utiliza la más moderna tecnología sacando ventaja de los miedos más atávicos del ser humano. En el mundo de la posverdad los hechos pasan a un segundo plano porque importan más los sentimientos, aquellas informaciones que nos brinden esperanza o tranquilidad. O que al menos entretenga, pues la verdad suele ser más aburrida.

Es lo que dijo alguien que nunca llegó a vivir este vértigo informativo, el escritor uruguayo Juan Carlos Onetti: “Los hechos son siempre vacíos, son recipientes que toman la forma del sentimiento que los llena”.

Los principales medios de comunicación, las grandes empresas tecnológicas y las redes sociales comienzan a unir esfuerzos para que los hechos no sean tan vacíos. Para que la verdad importe más que la posverdad.

 


Imagen inicial: VK.

¿Tiene información sobre esta noticia?

9 + 10 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook