fbpx

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Junio 1 es el Día Mundial de la Leche y aprovechamos para desmontar algunos mitos del nutritivo y saludable líquido. Que el organismo no tiene herramientas para digerirla, que no previene enfermedades como la osteoporosis, que engorda o no previene enfermedades cardiovasculares… Ah y que la soya es un buen sustituto…

María Magdalena Ziegler

(Junio 1, 2018). Cada primero de Junio se celebra el Día Mundial de la Leche, por lo que es buen momento para revisar los mitos que se han tejido alrededor este alimento básico y omnipresente en nuestra dieta desde que venimos al mundo.

Los nutrientes en los lácteos en general son muchos y muy variados. Tenerlos presentes en nuestra dieta diaria es muy importante, pero son muchos los mitos que se han tejido alrededor de ellos y es bueno repasarlos para que cada quien pueda evaluar si consumir un poco de leche o no.

MITO 1: Para ninguna persona adulta es recomendable el consumo de leche de manera habitual, pues el organismo no tiene herramientas para digerirla.

Falso. Algunas personas son incapaces de procesar la lactosa (componente fundamental de los lácteos) y esto es una condición genéticamente determinada, pero otras, por el contrario, están dotados de la capacidad enzimática para digerirla sin problemas. Los nativos de los países nórdicos poseen una amplia tolerancia a la lactosa, reduciéndose a medida que geográficamente nos acercamos al Mediterráneo llegando allí a un 20%. Mientras que los nativos de África o Asia poseen una reducida tolerancia a los lácteos.

MITO 2: Ingerir lácteos no previene ni las caries ni contribuye a contrarrestar enfermedades como la osteoporosis.

La realidad es que la leche y los lácteos en general estimulan la secreción de saliva, lo que, al disminuir la acidez de la boca, hace que las bacterias de la placa dental tengan menos azúcares para metabolizar. En consecuencia, el riesgo de caries también disminuye. Por supuesto, el fósforo y el calcio presente en los lácteos también contribuye en la protección contra estas bacterias. Adicionalmente, la osteoporosis (tan padecida por las mujeres luego de los 50 años) puede combatirse con la ingesta de vitamina D y calcio, éste último presente en grandes cantidades en los lácteos. De modo que sí, tomar leche previene las caries y ayuda a paliar los efectos de la osteoporosis.

MITO 3: El consumo de leche aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Falso. Nuevos estudios han demostrado que el consumo de lácteos en general redundan en un mejor control de la presión arterial, disminuyendo incluso el riesgo de hipertensión. Se ha demostrado también que el consumo de lácteos ayuda en la prevención de enfermedades cardiovasculares en general.

MITO 4: La leche engorda.

Falso. Quienes toman leche regularmente son menos propensos a ser obesos. Otros lácteos como la mantequilla y los quesos, sin embargo, sí pueden incidir en los índices de obesidad desfavorablemente cuando su consumo es excesivo.  Por otro lado, hay evidencias concretas de que las personas que toman leche habitualmente pueden reducir hasta en un 10% el riesgo de sufrir de síndrome metabólico.

MITO 5: La soya es un excelente sustituto de la leche.

Falso. La leche de soya o la leche de almendras pueden ser deliciosas, pero no sustituyen a la leche de origen animal. Aun cuando estén enriquecidas con calcio y otros minerales, nunca llegarán a los niveles nutricionales de la leche de vaca, por ejemplo. Una porción de leche de soya podría contener unos 20mg de calcio, mientras que la misma porción de leche de vaca podría llegar a los 290mg del mismo mineral.

 MITO 6: La leche puede causar cáncer de mama y colon.

Falso. Hoy día existe evidencia suficiente para afirmar que la leche actúa beneficamente en la protección contra el cáncer de mama y colorrectal. La disminución del riesgo de este tipo de cáncer en las personas que consumen habitualmente leche y otros lácteos es muy claro.

La evidencia entonces alrededor de los mitos más comunes sobre el consumo de leche de origen animal demuestra que no es esencialmente nocivo para el ser humano. Aunque no todos respondemos a los componentes de este blanco líquido de la misma manera, es mejor no tildarla de perjudicial para nuestra salud de buenas a primeras.

 


Imagen principal: Pixabay.com.

¿Tiene información sobre esta noticia?

12 + 14 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook