fbpx

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

El café es una de las bebidas más consumidas en el mundo (2,25 mil millones de tazas diarias aproximadamente). Pero a su enorme aceptación y disfrute se cierne una leyenda negra (tan negra como un «espresso» o un «negrito») que aquí analizamos y desmontamos. ¡Feliz café!

María Magdalena Ziegler

(Junio 3, 2018). Mirar a un experto barista es siempre un placer, más aún cuando el aroma del café adorna el espectáculo. Resistirse a los encantos del café es muy difícil, pero no siempre esta deliciosa bebida está rodeada de buenas vibras. Algunos alegan que es nocivo para la salud, pero veamos qué hay de verdad en esa leyenda negra cafetera.

Resulta falso afirmar que el café es dañino para nuestra salud. Y así lo podemos comprobar revisando algunos mitos sobre el éste.  Falsas creencias se agolpan en más de una taza dañando la reputación de uno de los elixires más populares del mundo.

MITO 1: El café deshidrata.

Falso. Expertos británicos han estudiado los niveles de fluidos en personas luego de tomar las mismas cantidades de café y agua, siendo los resultados exactamente iguales. De hecho, la Dra. Halle Saperstein (del Henry Ford West Bloomfield Hospital, Michigan) considera que está bien si usted cuenta la cantidad de café ingerida durante el día como parte de la ingesta básica de fluidos. Seguramente este mito surge de la extraordinaria cualidad del café como diurético. Pero en n un estudio publicado en el Journal of Human Nutrition and Dietetics, se ha demostrado que no hay evidencia acerca de exceso de pérdida de fluidos debido al consumo de cafeína.

MITO 2: El café ayuda a eliminar los efectos del alcohol. 

Falso. Contrario a lo que todos pensamos después de haber bebido en exceso, el café no ayuda a contrarrestar los efectos del alcohol y a recobrar la sobriedad para poder manejar sin problemas. De hecho, el café hace mucho más difícil el que podamos reconocer en nosotros los efectos del licor. Un estudio publicado en el Journal of Behavioral Neuroscience demuestra que el golpe de alerta que nos llega luego de tomar café mientras estamos bajo los efectos del alcohol, tan sólo nos hace creer que hemos recobrado la sobriedad, cuando en realidad no es así. Esto, ni que decirlo, resulta un peligro, pues al estar completamente borrachos podemos reconocer que lo estamos, pero al ingerir café, disfrazamos nuestro estado y creamos en nosotros la ilusión de estar repuestos.

MITO 3: El café nos dispersa, nos pone nerviosos y no tiene efectos en la memoria y capacidad de concentración. 

Falso. La cafeína tiene efectos benéficos en nuestra capacidad de atención, concentración e incluso nuestro humor. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Nature, la cafeína mejora nuestro desempeño hasta 24 horas después de consumida, por lo que es posible concluir que ésta mejora sensiblemente la consolidación de la memoria de largo plazo en las personas y ayuda a consolidar su capacidad de concentración. Esto, por supuesto, no significa que mientras más café tomemos, mejor nuestro desempeño. Significa que la ingesta moderada de café puede redundar en una mejor atención y concentración. En todo caso, el café siempre será mucho más seguro que cualquier bebida energética.

MITO 4: El café es dañino para el corazón. 

Falso. El café es uno de los mejores elementos para ayudar a prevenir las obstrucción en las arterias. Sin embargo, la cafeína puede causar un incremento temporal de la presión arterial que es usualmente muy leve e imperceptible. Algunas personas con una alta presión arterial deberían tan sólo limitar su ingesta de café para evitar que la carga energética del café pueda desatar algunas palpitaciones.

MITO 5: El café no es terapéutico. 

Falso. El café es un excelente agente preventivo de la Diabetes tipo 2 debido a su carga de Magnesio y Cromo, que ayuda a nuestro cuerpo a manejar mejor la producción de insulina. Adicionalmente, el café es rico en antioxidantes los que contribuye en la prevención del daño nuestros tejidos, lo que lo ha llevado a ser miembro honorario de la lista de alimentos que ayudan en la prevención del cáncer. Y varios estudios han determinado que la ingesta de café está relacionada directamente con la reducción del riesgo de cáncer en de mama, en la próstata, el hígado y algunos tipos de cáncer de piel, entre otros.

En un balance final, podemos concluir que el café no es dañino para nuestra salud y que la leyenda negra que le cubre es más que falsa. Sus beneficios para nuestro organismos son amplios y nuestro cariño por él puede sentirse aliviado. No tenemos que odiarlo. Nuestro afecto por el café está a salvo.

 


Imagen principal: VK.

¿Tiene información sobre esta noticia?

15 + 1 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook