fbpx

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Aunque se sospecha que puede haberse presentado en otros países europeos, ha sido documentada solo en Suecia y, hasta ahora, tiene desconcertados a los médicos que la han tratado.

Javier Brassesco

(Julio 28, 2018). Cuando en abril de este año se anunciaron los ganadores del más prestigioso premio de fotografía periodística, el World Press Photo, llamó la atención la ganadora en la categoría People (Gente), en donde solo aparecen dos niñas durmiendo en dos camas: clic para ver la foto en grande.

¿Quiénes son esas niñas? ¿Por qué esa foto fue premiada, qué importancia periodística tiene? La imagen despertó el interés por una curiosísima enfermedad de la cual se han reportado más de mil casos desde la década del 90 y en donde destaca lo siguiente: todos han tenido lugar en Suecia.

Este país ha estado estudiando durante los últimos veinte años lo que ha bautizado como “Síndrome de la resignación”,  extraña condición que parece afectar solo a los hijos de quienes buscan asilo y que han presenciado fuertes escenas de violencia contra sus padres.  Solo entre 2003 y 2005 se conocieron unos 400 casos, aunque han disminuido en los últimos años (169 pacientes en 2015 y 2016, según las últimas cifras publicadas).

La mente de estos niños simplemente se desconecta del mundo y dejan de reaccionar, se sumen en un sueño profundo, cierran los ojos y se les debe colocar un pañal y alimentarlos por sonda. Y aunque eventualmente se recuperan, existe una niña bosnia de 9 años que tiene 2 años y medio en este estado.

No tiene ningún sentido aparente que un síndrome de este tipo esté confinado a un solo país;  lo más probable es que Suecia sea el único que se lo ha tomado en serio, reportando y estudiando estos casos. Igualmente es extraño que se hayan hecho públicos más de mil casos en Suecia y absolutamente ninguno fuera de este país.

A raíz de estas historias, que en gran parte fueron conocidas a gran escala gracias a esa premiada foto, se informó de trastornos parecidos que habían tenido lugar en los campos de concentración nazis, pero nada de eso está documentado. Reino Unido también habló de un trastorno similar a principios de los noventa, que llamó “síndrome de rechazo generalizado”, pero han existido poquísimos casos y ninguno había ocurrido entre los hijos de quienes buscaban asilo.

Incluso se llegó a afirmar que los niños fingían o que habían sido envenenados por sus padres para obtener el asilo, pero ninguna de estas hipótesis ha sido comprobada. Además ¿Cómo va a fingir un niño, que además está hospitalizado, durante meses y meses una condición semejante?

La pediatra Astrid Lindgren, de la universidad Karolinska (Estocolmo), afirma que hasta donde sabe no se ha reportado ningún caso fuera de Suecia, y dice que “la explicación más plausible es que hay ciertos factores socioculturales que son necesarios para que se desarrolle este trastorno”.

Igual queda la pregunta ¿Qué “factores socioculturales” son tan específicos de Suecia y solo de Suecia como para explicar la aparición de más de mil casos de un síndrome y ninguno en los países vecinos  (Finlandia y Noruega, por ejemplo)?

Lo único cierto, hasta ahora, es que hay casos reales confirmados por la ciencia.

 


Imagen inicial: Resultado de Google Images. Composición de VK.

¿Tiene información sobre esta noticia?

2 + 15 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook