fbpx

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Hay algo cierto en las noticias falsas: se difunden y comparten con mucha más rapidez que las ciertas. Son más espectaculares y llamativas (pero siguen siendo falsas). Conozca el informe que reveló no solo esto, sino la velocidad con la que logran estar frente a millones de usuarios con la entusiasta ayuda de ellos mismos.

Javier Brassesco

(Agosto13, 2018). Siempre han existido, pero las redes sociales las han potenciado al punto que todos nos topamos con ellas casi diariamente, muchas veces sin saberlo: se trata de las llamadas “fake news”, esas informaciones falsas que pululan en Whatsapp, en Facebook, en Google, en cualquier red de alcance masivo.

El propio presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha contribuido a poner este tema en el tapete: sus críticos los han señalado reiteradamente con el principal propagador de las mismas, y él se defendió atacando, pues incluso organizó un festival en donde se entregó los “Fake News Awards”, unos premios para reconocer las mejores noticias falsas de 2017.

Los gobiernos (sobre todo en Europa) intentan adaptar sus legislaciones a este nuevo fenómeno y desde los medios se realizan esfuerzos para verificar las noticias y rumores que corren en las redes.

El éxito que han tenido las fake news no es fruto de la casualidad: un minucioso y prolongado estudio realizado por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) entre los años 2006 y 2017 y divulgado por la revista Science este año, comprobó lo que muchos temían: las noticias falsas se divulgan con más rapidez que las verdaderas. Con mucha más rapidez.|

Los investigadores del MIT analizaron en total más de 126 mil artículos que fueron tuiteados por tres millones de personas entre 2006 y 2017, prestando especial atención a aquellos contenidos que lograban más retuits. Se encontraron con un hecho preocupante: las noticias falsas tenían 70% más probabilidad de ser retuiteadas, y su difusión alcanzaba por lo general entre mil y 100 mil personas, mientras que las informaciones verdaderas raramente superaban la barrera de los mil usuarios.

En el campo político fue donde más se encontraron fake news (hasta tres veces más que en otros), y la campaña presidencial estadounidense vio el auge de las mismas, con servidores rusos creando informaciones y esparciéndolas a través de bots.

Las fake news, y esta es la razón que explica su éxito, son mucho más atractivas que las noticias verdaderas, que normalmente tienen varios matices que les restan contundencia.

La revista Science publicó poco después otro artículo firmado por quince expertos en donde advierten sobre los efectos negativos que en la sociedad provocarían las fake news: divisiones en la población y el aumento del cinismo y la apatía en los ciudadanos. Y advierten que los divulgadores de fake news cada vez utilizan técnicas más sofisticadas.

Los grandes medios parecen haber entendido la magnitud del problema y por eso han realizado alianzas con algunas redes sociales y empiezan a conformar equipos de verificación de noticias (a mediados de este año, la universidad de Duke contabilizó 149 iniciativas en 53 países en favor de la verificación de información).

Los grandes medios han recuperado en parte la confianza perdida, como muestran las encuestas de Edelman y Gallup, y han aumentado las suscripciones digitales a medios emblemáticos como The New York Times y The Washington Post.

También el periodismo, según se desprende de un informe de Goldman, está recuperando la confianza en comparación a motores de búsqueda y redes sociales.

Pero es una dura tarea la que tienen los medios por delante, pues la información falsa no solo es más atractiva sino que da a los usuarios lo que la mayoría de éstos quieren oír o leer: noticias en blanco y negro que refuercen sus prejuicios. Además de los esfuerzos que realizan los medios en la verificación de noticias, también es importante que el usuario ponga de su parte y aprenda a separar la paja del trigo.

Referencias

Muy Interesante: La ciencia confirma que las ‘fake news’ se extienden más rápido que la verdad

El Mundo: La ciencia que hay detrás del éxito de las ‘fake news’

El estudio completo:

Science: The spread of true and false news online

 


Imagen inicial: VK.

¿Tiene información sobre esta noticia?

1 + 12 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook