fbpx

MENÚ: INICIO — POSTS — CONTACTO

No, no producen cáncer por más que lo haya oído o leído.

(Abril 29, 2018). Es una favorita en casi todas las revistas la lista de comidas, bebidas y sustancias que producen cáncer. Eso, extendido a la conversación en la calle y en las redes, termina incluyendo en ese grupo prácticamente todo lo que consumimos, directa o indirectamente: smog, tejidos sintéticos, ciertos vegetales, bebidas energéticas y un largo etcétera.

Por ejemplo: ¿Cuál de los siguientes aumenta el riesgo de cáncer: alcohol, alimentos genéticamente modificados o estrés? La revista LIveScience nos cuenta que “en una nueva encuesta del Reino Unido, las personas tienen dificultades para distinguir los factores de riesgo de cáncer reales de los falsos.” Señala que:

La encuesta preguntó a más de 1.300 personas seleccionadas al azar si ciertas cosas o comportamientos causaban cáncer. Los ítems incluían factores de riesgo reales y conocidos, como fumar, beber alcohol, estar infectado por el VPH y tener sobrepeso. Pero también incluyeron cosas y comportamientos que, aunque comúnmente se cree que son factores de riesgo, en realidad no lo son. Estos factores de riesgo “míticos” incluyen el estrés, los teléfonos celulares y los alimentos genéticamente modificados.
A continuación una lista de materiales y sustancias (con ayuda de la venerable revista RD) que la gente creen que producen la terrible enfermedad, pero que no la causan. Son, pues, acusados injustamente.
MICROONDAS. ¿Quién no ha escuchado que los hornos de microondas son una fuente de radiaciones malévolas que destruyen los tejidos y causan cáncer? La American Cancer Society explica: “Los hornos de microondas pueden cocinar alimentos, pero no modifican la estructura química o molecular”. Y ojo: “Los hornos de microondas están diseñados para que las microondas estén dentro del horno”, afirma el ACS. Cuando se usa según las instrucciones, no hay evidencia de que representen un riesgo para la salud de las personas.

BOTELLAS DE PLÁSTICO. A principios de este siglo “es posible que haya leído que el plástico contiene dietilhexil adipato (DEHA), un supuesto carcinógeno. Según la Sociedad Estadounidense del Cáncer, DEHA no siempre usa plástico para fabricar botellas de agua, e incluso si lo fuera, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE.UU. dice que respecto al DEHA “no se puede anticipar razonablemente que cause cáncer”. Del mismo modo, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) no menciona a DEHA como carcerígeno.”

AZÚCAR. El azúcar puede ser dañino para el cuerpo pero no causa cáncer. “Esto es cierto a pesar de la investigación que sugiere que las células cancerosas consumen más glucosa (azúcar en la sangre) que las células normales.” De hecho, necesitamos siempre algo de azúcar en la dieta, requerida para el sistema inmunológico, según Anton Bilchik, MD, jefe de medicina e investigación gastrointestinal en el John Wayne Cancer Institute.

AZÚCAR ARTIFICIAL. Los edulcorantes artificiales pueden ser dañinos para su salud al interferir con su metabolismo y aumentar el riesgo de diabetes tipo 2, presión arterial alta y enfermedad cardíaca. Pero el Instituto Nacional del Cáncer informa que investigaciones posteriores no confirmaron los hallazgos de un vínculo entre los edulcorantes artificiales y el cáncer de vejiga, cosa que se sospechó por algún tiempo.

TELÉFONOS CELULARES. Es una leyenda urbana muy extendida: que los dispositivos móviles, sobre todo teléfonos que ponemos muy cerca del cuerpo, causan cáncer. La Sociedad Americana del Cáncer explica que “el cáncer crece a través de mutaciones genéticas y los teléfonos celulares emiten un tipo de energía de baja frecuencia que no es capaz de dañar el ADN dentro de las células. Y aunque los investigadores continúan estudiando este posible vínculo, no hay hallazgos confiables que vinculen los teléfonos celulares y el riesgo de cáncer.”

E CIGARRETTES. Un estudio japonés de hace algunos años encontró que los cigarrillos electrónicos contienen más agentes cancerígenos que los cigarrillos de tabaco. Pero resulta que esa investigación fue muy mal realizada y ha sido descartada por la comunidad científica. En febrero de 2017, el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido citó un estudio que sugiere que el uso de cigarrillos electrónicos es mucho más seguro que los cigarrillos corrientes.

RAYOS X. Como su nombre lo indica, emite radiaciones pero la cantidad de radiación de una sola radiografía es relativamente pequeña”, dice Sailaja Kamaraju, MD, MS, profesora asistente de medicina en el Medical College of Wisconsin. “De hecho, la dosis de radiación de una sola radiografía es menor que la dosis promedio de radiación de fondo que recibirá en su oficina durante un año.” De modo que los rayos X no causan cáncer. Sin embargo, rechazar una radiografía sobre la base de esa creencia falsa “podría ponerlo en riesgo: un tumor perdido que puede diseminarse y volverse mortal, por ejemplo.”

¿Tiene información sobre esta noticia?

4 + 14 =

(Puede ser confidencial)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook