MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Las “ciudades flotantes” que han aparecido en diversas zonas de China no son reales, por supuesto, pero tampoco parecen ser fabricaciones sino producto de un extraordinario proceso natural. Eso sí, edificios en el cielo no son.

Javier Brassesco

(Mayo 11, 2018). Desde que hace siete años se publicara un video en YouTube sobre una ciudad china que de pronto aparecía “flotando” en el horizonte, las redes sociales se han visto inundadas con versiones y explicaciones de estas ciudades flotantes, que siempre aparecen en China. Cuando otras dos ciudades fantasma aparecieron en octubre de 2015, una en la ciudad de Foshan, en la provincia meridional de Cantón, y otra en la provincia de Jiangxi, hasta se habló de que eran una especie de portales hacia otra dimensión:

 

Se llegó a afirmar asimismo que era una evidencia del proyecto Rayo Azul de la NASA, mediante el cual se tomará por asalto el planeta.

CNN se ocupó del caso en su momento y llegó a contabilizar unos 4 millones de artículos y publicaciones sobre el tema. Sin embargo, extrañaba de que apenas existiera un video sobre este evento, a pesar de que la ciudad fue visible durante media hora.

Tampoco habían aparecido testigos presenciales del fenómeno, y ellos no habían podido certificar la legitimidad del video, algo que tampoco pudieron hacer las autoridades chinas.

Todo ello apunta a que se trata de un video falso. Pero, no tan de prisa, que también hay una explicación científica: los rayos de luz se tuercen debido al aire extremadamente denso que queda atrapado por capas alternas de calor y frío, provocando un espejismo que hace que los observadores confundan la verdadera ubicación de objetos distantes.

La revista Muy Interesante también abordó el fenómeno:

Ahí se intenta una explicación similar, echando mano de un inusual espejismo llamado “fata morgana”, que se forma por inversiones de la temperatura y en donde la luz refleja un objeto distante:

Cuando el sol calienta la atmósfera sobre el mar, crea una gradiente de temperaturas: cerca de la superficie hay una temperatura más baja porque el agua enfría el aire, pero arriba de la superficie hay una capa más caliente. Cuando la luz – que no siempre viaja en línea recta- choca con el límite entre las dos capas que tienen una temperatura distinta (y por tanto diferentes densidades), se dobla y viaja a través de la nueva capa en un ángulo distinto. A esto se llama refracción.

Este efecto de refracción incluso puede trabajar con la curvatura de la Tierra cuando las condiciones son apropiadas, por lo que las imágenes fata morgana pueden ser barcos o ciudades más allá del horizonte.

¿Tiene información sobre esta noticia?

15 + 14 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Comentario de Facebook