fbpx
¿Estamos cerca de encontrar una cura del cáncer?

¿Estamos cerca de encontrar una cura del cáncer?

Improbable, aunque con avances significativos. Es difícil que un político prometa algo en su justa dimensión, mencionando su factibilidad o limitaciones. Caso al punto: la cura del cáncer. ¿Es posible? Sí, pero no como se promete, una solución definitiva que lo erradique del todo. Veamos qué dicen dos candidatos importantes en la carrera presidencial y cómo lo ven los científicos especializados en combatir la enfermedad.

(Junio 29, 2019 – Javier Brassesco). En su discurso al arrancar la campaña por la reelección, el presidente Donald Trump prometió que encontraría una cura contra el cáncer si logra concretar un segundo período. Y también Joe Biden, quien encabeza las encuestas entre los 20 precandidatos demócratas y que tuvo un hijo que murió por esa enfermedad, realizó una promesa parecida.

Veamos lo que dijo cada uno de ellos en esta materia:

Trump: “Inventaremos la cura para muchos, muchos problemas, muchas, muchas enfermedades, entre ellas el cáncer y otras”.

Biden: “Les prometo que si soy elegido presidente verán la cosa más importante que va a cambiar Estados Unidos. Vamos a curar el cáncer”.

¿Es esto posible? ¿Están los científicos a punto de encontrar una cura para la que hoy es la segunda causa de muerte entre los estadounidenses?

Un viejo sueño

Hace más de 45 años Richard Nixon firmó la Ley Nacional contra el Cáncer (National Cancer Act), que daría origen al Instituto Nacional del Cáncer y asignaba 1.600 millones de dólares a la investigación para combatir esta enfermedad. La idea de encontrar curas al cáncer no es entonces nada nueva.

Pero si hay algo que no debería reducirse a una promesa política es justamente la idea de que pronto podremos encontrar una cura contra “el cáncer”.

El problema es que el cáncer no es una sola enfermedad, por más que para nombrarlo utilicemos una palabra única. El cáncer en realidad consiste en una variedad de enfermedades relacionadas, o si se quiere una enfermedad con múltiples facetas.

Hablar de una cura no es algo que se pueda siquiera sostener, como para el portal Politifact declaró el investigador de Harvard Edward Giovanucci.

Para empezar cada cáncer muta de forma distinta, por lo que podría decirse que cada cáncer es único, como único es cada organismo. La terapia que necesitará un tipo de linfoma en cierto organismo no es la misma que requerirá ese mismo linfoma en otro. Tampoco es seguro que ese tratamiento sirva todo el tiempo, pues existen mutaciones de esta enfermedad a lo largo de su desarrollo.

Ya existen tratamientos

Todo esto no quiere decir que no existan avances en esta materia en los últimos años. Al contrario, en realidad hay muchos avances.

El ex presidente Jimmy Carter, por ejemplo está vivo gracias a un medicamento llamado Keytruda, que prepara al sistema inmunológico para atacar tumores. Pero no todos los organismos son iguales ni responden de la misma forma, por no hablar de los efectos secundarios, un tema que por sí solo daría para escribir muchos artículos más.

Hay muchos tipos de cáncer (sobre todo los relacionados con los senos o el colon) que pueden ser curados si son detectados a tiempo. Pero casi 28 millones de estadounidenses no tienen seguro médico, y la tendencia es al alza: esa cifra creció en 700 mil durante el año pasado.

Y aun los que tienen seguro enfrentan el problema de que muchas veces éste no cubre la totalidad de los gastos, que son muy enormes si incluimos la faceta de la prevención, esencial en una enfermedad como esta. Y también los costos de ciertas terapias e inmunoterapias están fuera del alcance de la gran mayoría de la población.

Los expertos siempre hablan de la importancia de la prevención, pero esto requiere una inversión en campañas para reducir el índice de tabaquismo y la obesidad, así como para aumentar el acceso a comida nutritiva.

Es decir, se necesita una inversión importante, voluntad política y una infraestructura de salud más robusta. Pero no es tan fácil de lograr ni se puede reducir a una simple promesa.

Más fácil es decir que en cinco años tendremos una cura contra el cáncer. Lamentablemente, la realidad es más compleja que el discurso de muchos políticos.

Porqué no hay una sola "cura del cáncer" (clic para abrir)

Tomado de PolitiFact:

El cáncer es multifacético y singularmente complejo; no es tanto una enfermedad como una clase de enfermedades relacionadas.

«‘Una cura’ no es un concepto sostenible», dijo Edward Giovannucci, profesor asociado de la Escuela de Medicina de Harvard. «Creo que una analogía es «curar una enfermedad infecciosa». Nadie diría esto nunca».

Por un lado, los cánceres individuales mutan de manera diferente. Y esas mutaciones diferentes no siempre responden a los mismos medicamentos. Eso significa que la mejor terapia para el linfoma de una persona podría no funcionar para otra persona.

Y existe un potencial constante para el desarrollo de nuevas mutaciones de cáncer, lo que significa que, de alguna manera, también existe una necesidad constante de nuevos tratamientos.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

10 + 1 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Se multiplican los ataques de Trump a Fox News?

¿Se multiplican los ataques de Trump a Fox News?

Luego de una larga luna de miel de Trump con Fox ¿Ha llegado a su fin? A juzgar por los últimos intercambios, parece que sí.

(Junio 28, 2019 – Javier Brassesco). La cadena Fox News, la principal de Estados Unidos con acceso a más de 80 millones de hogares, ha sido una aliada tradicional de Donald Trump, y sus estudios suelen ser los escogidos por el presidente cuando quiere ofrecer una entrevista.

La cadena conservadora, indiscutible líder en audiencia, ha sido señalada en muchas ocasiones de soslayar noticias que perjudican a Trump, y en general es vista como un medio de comunicación alineado con la actual administración.

Aunque cuando era precandidato Trump tuvo un fuerte altercado con una de sus presentadoras, Megyn Kelly (quien ya no trabaja en la cadena), en sus primeros dos años como presidente vivió una larga luna de miel con Fox.

…Y llegaron los ataques

Pero al comenzar 2019 sucedió lo impensable: Trump criticó a dos periodistas de esa cadena por “no entender” su política fronteriza. El ataque fue tan inesperado que incluso Trump comenzó su tweet diciendo “Nunca creí que iba a decir esto pero…”

Era la primera vez en dos años de gobierno que Trump, muy proclive a descalificar medios de comunicación, atacaba a su cadena favorita.

Pero menos de dos meses después volvió a las andadas, y esta vez (mediados de marzo de este año) le tocó el turno a otros tres periodistas de la cadena. Dijo que los presentadores de Fox Arthel Neville y Leland Vittert parecían entrenados por CNN, en donde deberían estar trabajando, junto a Shepard Smith, “el presentador con menor rating” de Fox.

En abril arremetió contra la cadena por haber realizado un programa con Bernie Sanders: “Es muy raro ver al loco de Bernie en Fox News”, afirmó entonces.

Al mes siguiente (mayo), durante un rally en Pensilvania, se preguntó qué estaba pasando con Fox, que según él estaba cubriendo más actos demócratas que republicanos: “¿Qué está pasando con Fox, por cierto? (…) Alguien me va a tener que explicar todo este asunto de Fox”

Y hace apenas una semana el presentador de Fox Bret Baier fue acusado por el presidente de promover las fake news, un señalamiento que en muchas ocasiones ha lanzado contra medios como CNN o The New York Times.

Lo que molestó a Trump es que Fox publicó unas encuestas en donde el actual presidente aparece por detrás de varios precandidatos demócratas, en especial Joe Biden.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

3 + 4 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Un desliz de Bolton?

¿Un desliz de Bolton?

Una declaración que ha quedado como un gaffe que no refleja las magnitudes del intercambio ruso-chavista.

(Junio 27, 2019 – Javier Brassesco). En un solitario tuit del pasado 16 de junio John Bolton, asesor de seguridad de Donald Trump, afirmó que en mayo Nicolás Maduro le había pagado a Rusia 209 millones de dólares por un contrato de defensa “para comprar su apoyo”.

El asunto no volvió a ser mencionado, ni por Bolton ni por ningún otro funcionario, y al mismo tiempo Rusia lo desmintió a través de su embajador en Venezuela, Vladimir Zaemski, quien dijo que esa información era ficticia.

Un miembro del Consejo de la Federación (una especie de Senado en Rusia), Frants Klintsévich, resaltó que la cantidad expresada por Bolton equivale al 0,075% del presupuesto federal ruso. “Eso lo único que causa es risa”.

Nuestra validación

El pasado abril, Rusia anunció que un pago de intereses de deuda programado para ese mes por parte del régimen de Maduro podría realizarse en mayo sin consecuencias financieras. La cantidad de la que se habló entonces era de alrededor de cien millones de dólares. La deuda total de Venezuela con Rusia, según cifras oficiales, es de 3 mil millones de dólares.

Quizá ese es el pago al que se refiere Bolton, pero es difícil saberlo porque, como ya dijimos, el asesor de seguridad jamás volvió a mencionar ese tema aparte de ese escueto tuit.

Lo que sí parece una ligereza es afirmar que dicha cantidad es “para comprar el apoyo de Rusia”. Como afirma el economista y analista político Juan Carlos Zapata:

“(…) La verdad, quién es capaz de imaginar que la potencia Rusia pueda ser comprada por 209 millones de dólares. Bolton pierde la perspectiva y se desboca. Los intereses de Rosneft en Venezuela, y los nuevos contratos que se supone van a ser firmados para la explotación de gas, superan la magra cifra con la que Bolton señala que Maduro compra la voluntad de Rusia.

Lo peor es que Bolton sabe que a Rusia no la compran con 200 millones de dólares. Porque la estrategia de Vladímir Putin de apoyo a Nicolás Maduro es más compleja que un contrato de defensa tan escuálido (…)”.

 


Imagen inicial: WikiCommons.

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

15 + 2 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Verificando lo que dijo Trump al arrancar su campaña

Verificando lo que dijo Trump al arrancar su campaña

Una revisión de las principales declaraciones de Trump en el inicio de su campaña por la reelección.

(Junio 26, 2019 – Javier Brassesco). Con un rally en Orlando y un discurso de una hora y veinte minutos, Donald Trump arrancó su campaña para optar a la reelección en las elecciones de diciembre de 2020.

Los portales de verificación de noticias Politifact y factcheck.org realizaron un análisis de sus principales afirmaciones. Aquí un resumen:

-“La comunidad afroamericana tiene los números de desempleo más bajos en la historia de nuestro país”.

Cierto. Los últimos números del Buró para las Estadísticas de Trabajo ubican el desempleo entre los afroamericanos en 6,2%, lo que es 1,5 puntos menor a la cifra que existía cuando Trump asumió la presidencia. Y es el más bajo en la historia desde que en 1972 se comenzó a medir el desempleo por sectores.

-“Los salarios están creciendo a su mayor ritmo en décadas”

Falso. Desde que asumió la presidencia hace 30 meses los salarios han subido un total de 1,14%, pero en los últimos 30 meses de la administración de Obama subieron 2,93%.

-“Gracias a lo que hemos hecho hoy somos el principal productor de energía”.
No por “lo que hemos hecho”. En efecto, Estados Unidos es el mayor productor de gas natural y de petróleo. Pero lo es desde antes de Trump: pasó a ser el principal productor de gas natural en 2009 y de petróleo desde 2013.

-El presupuesto militar es “el más alto de la historia”

Es falso si hacemos ajuste por inflación. En el año fiscal 2018 se invirtieron 700 mil millones en defensa y 716 mil este año fiscal. Al hacer el ajuste por inflación, en 1945, cuando EEUU invirtió el equivalente a 950 mil millones de dólares en esta materia.

-“Implementamos el mayor corte de impuestos de la historia”.

Falso. Es una afirmación que Trump ha repetido muchas veces, pero al menos tres reducciones anteriores fueron mayores.

-“Estamos entre los países que tienen el aire y el agua más pura”

Exagerado. En el índice de Desarrollo Medioambiental, de las universidades de Yale y Columbia, Estados Unidos se ubica en el lugar 27. En la pureza del aire se ubica en el puesto 10, y en el agua 29. En este último ítem Estados Unidos está en los últimos lugares entre los principales países desarrollados.

-“Para finales de este año se habrán construido 600 millas del muro fronterizo”.

Inexacto. Trump ha tratado de llevar adelante su iniciativa de un muro fronterizo, pero una y otra vez se ha chocado contra el Congreso. En las últimas semanas ha venido repitiendo esta cifra de las 600 millas de muro que se construirán este año, pero en realidad se trata en su gran mayoría de barreras fronterizas que ya existen y que serán reemplazadas.

Obama no hizo las nominaciones de jueces que debía hacer.

Cierto, pero no fue culpa de Obama. Trump se quejó de que cuando asumió la presidencia se enteró de que había 139 nominaciones de jueces pendientes. En realidad eran 112, y a finales de 2017 esa cifra había crecido a 144. Lo que sucede es que en los últimos dos años de Obama el Senado, dominado por los republicanos, rechazó la gran mayoría de los nominados propuestos por el presidente. De hecho de esas 112 nominaciones pendientes que heredó Trump había 59 que ya habían sido abordadas por Obama pero esperaban confirmación del Senado.

-“18 demócratas enojados”.

Son 13, y los dirigía un republicano. Refiriéndose a la investigación de la trama rusa que dirigió el fiscal especial Robert Mueller, Trump dijo que “nombraron a 18 demócratas muy enojados para tratar de derribar este increíble movimiento”. De los 17 investigadores que trabajaron en este informe, 13 se habían registrado en algún momento como demócratas, pero estaban dirigidos por un republicano, el propio Mueller.


Imagen inicial: Wiki Commons.

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

8 + 12 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Ayuda México a contener la inmigración ilegal hacia Estados Unidos?

¿Ayuda México a contener la inmigración ilegal hacia Estados Unidos?

Tendencia a ser falso.

Hasta ahora ha habido pasos hacia adelante y hacia atrás, aunque más hacia atrás. Sin duda se ha manifestado una voluntad de colaborar por parte del gobierno de AMLO, pero las acciones han sido ambiguas y no contundentes.

(Junio 26, 2019 – Javier Brassesco). Hace menos de tres meses, Donald Trump afirmó que México, al igual que Honduras, El Salvador y Guatemala, no estaba haciendo “NADA” para ayudar a contener el flujo de migrantes ilegales hacia Estados Unidos.

Sin embargo, su discurso cambió drásticamente tras un acuerdo que se alcanzó con las autoridades mexicanas, y así la semana pasada afirmó que en esta materia México estaba haciendo más que los propios demócratas.

También afirmó que existe una especie de acuerdo secreto y que lo más importante no ha sido dado a conocer, y cuando algunos periodistas le dijeron que en ese acuerdo no había nada nuevo, mostró una hoja doblada que según él era el acuerdo: “Este es el acuerdo que dicen que no tengo (…) dejaré que México haga el anuncio en el momento adecuado”, afirmó. Horas antes había asegurado que lo más importante del acuerdo aún no se había revelado.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard lo desmintió y afirmó que todos los puntos del acuerdo se han hecho públicos. Y que en las negociaciones México se negó a ser catalogado como “tercer país seguro”.

¿Ayuda México o no ayuda a la hora de contener el flujo de migrantes ilegales hacia Estados Unidos por su frontera norte? ¿En qué consiste el acuerdo entre los dos países? ¿Qué es un “tercer país seguro”? Veamos.

Esfuerzos mexicanos

Según datos de la Secretaría de la Gobernación de México, las autoridades enviaron a sus países de origen a unas 37 mil personas que intentaban ingresar a Estados Unidos por la frontera sur entre enero y abril de este año. En todo 2018 esa cifra fue de 110 mil y 78 mil en 2017.

En 2014 se presentó un auge de menores de edad que, escapando de la violencia relacionada con pandillas armadas en Centroamérica, intentaban ingresar a Estados Unidos a través de México. El entonces presidente Barack Obama buscó ayuda con los gobernantes de México y Guatemala para afrontar este problema, y así ese año México lanzó el programa Frontera Sur.

Desde entonces se han inaugurado 12 bases navales en ríos mexicanos, un programa de vigilancia don drones y tres cordones de seguridad de un total de 160 kilómetros entre las fronteras de México con Guatemala y Belice.

Es decir, México ha atendido este problema, pero las causas que subyacen a este fenómeno (miseria, violencia, falta de oportunidades) siguen existiendo y los inmigrantes cada vez toman caminos más arriesgados o forman caravanas de decenas y decenas de personas como protección.

Tercer país seguro

En la convención sobre el Estatuto para Refugiados (1951) se acuñó el término de “tercer país seguro”, que implica que un país puede negarse a conceder asilo a una persona y remitirla a este otro país. Así, quienes quieran migrar hacia Estados Unidos desde Centroamérica, primero deberían solicitar asilo en México.

Desde 2002 Estados Unidos tiene este acuerdo con Canadá, y se firmó para evitar que a quienes se les niegue el asilo en el primer país lo intenten en el segundo. Esto disminuyó de manera importante el flujo de migrantes desde Estados Unidos hacia Canadá.

El canciller mexicano destacó que Estados Unidos tiene la pretensión de firmar con México un acuerdo semejante, a lo que el país azteca hasta ahora se ha negado.

El acuerdo

El acuerdo que acaban de firmar México y Estados Unidos da un primer plazo de 45 días a las autoridades mexicanas para que implementen acciones para contener la migración hacia Estados Unidos desde Centroamérica. Cumplido ese lapso Estados Unidos hará una evaluación, y habrá una nueva negociación pasados otros 45 días.

Cumplido el primer lapso, el peor escenario es que comience una guerra comercial entre Estados Unidos y México, pues ya varias veces Trump ha amenazado con imponer aranceles a los productos mexicanos que ingresan a Estados Unidos. México probablemente respondería de manera similar, lo que dispararía los precios de muchos productos y provocaría la escasez de otros.

El acuerdo habla sobre un esfuerzo conjunto para contener la inmigración ilegal en general, con pocos puntos concretos, lo que ha llevado a muchos analistas a afirmar que se trata más de una declaración de buenas intenciones que otra cosa.

Sobre si existe algo de este acuerdo que aún no se ha hecho público, Ebrard lo descartó de plano, si bien Trump insiste en que es así.


Imagen inicial: VK

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

3 + 2 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿El grupo de precandidatos demócratas es el más numeroso y diverso de la historia?

¿El grupo de precandidatos demócratas es el más numeroso y diverso de la historia?

En efecto no solo es el más numeroso, sino el que exhibe la mayor cantidad de distintos orígenes étnicos, religiosos y de orientación sexual.

(Junio 24, 2019 – Javier Brassesco). Son tantos los precandidatos que aspiran a la nominación del partido Demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre de 2020 que el primer debate tendrá que dividirse en dos partes, y se llevará a cabo en Miami este miércoles y este jueves.

Se trata no solo del grupo más numeroso de precandidatos para cualquiera de los dos partidos, sino también el más diverso: entre los 20 políticos que aspiran a la nominación hay seis mujeres, por ejemplo, cuando el máximo histórico había sido de dos.

Pero además nos encontramos con un precandidato de origen asiático, otro abiertamente gay y casado y una mujer que profesa la religión hinduista.

Algunos podrían pensar que este panorama es alentador en aras de la inclusión y la diversidad, pero lo cierto es que para el partido Demócrata no lo es tanto, al menos por lo momentos: no existe entre estas 20 personas ningún claro favorito, nadie que por ahora le pueda hacer contrapeso a la figura de Trump, un líder impopular, es cierto, pero fuerte y con arrastre entre sus seguidores.

Ya para el tercer debate (el DNC quiere celebrar más de diez), a celebrarse en septiembre, solo podrán participar aquellos aspirantes con al menos 2% de apoyo en al menos cuatro encuestas nacionales. Solo ahí empezaremos a ver si se comience a delinear algún contendiente que pueda competir con Trump.

Quién es quién

Aquí un rápido vistazo a los 20 precandidatos demócratas para el debate que será transmitido en horario estelar este miércoles y jueves por las cadenas NBC, Telemundo y MSNBC:

Michael Bennet: senador por Colorado, 54 años.

Joe Biden: fue senador por Delaware por más de 35 años antes de ser elegido vicepresidente de Barack Obama en 2008. 76 años.

Bill de Blasio: alcalde de Nueva York, 58 años.

Cory Booker: actual senador y ex alcalde de Newark (Nueva Jersey), 50 años.

Pete Buttigieg: ex oficial de inteligencia naval que sirvió en Afganistán y actual alcalde de su pueblo natal, South Bend (Indiana), 37 años.

Julián Castro: fue alcalde de San Antonio (Texas) por tres periodos seguidos, es nieto de un inmigrante mexicano y fue secretario de Vivienda de Obama, 44 años. 

John Delaney: millonario y ex congresista por Maryland, fue el primero en anunciar que competiría por la candidatura demócrata, en julio de 2017.

Tulsi Gabbard: congresista por Hawaii, ha sido muy crítica de la intervención militar de Estados Unidos en el extranjero, 38 años.

Kirsten Gillibrand: senadora por Nueva York desde 2009, 52 años.

Kamala Harris: senadora por California, 54 años.

John Hickenlooper: geólogo, ex gobernador de Colorado y ex alcalde de Denver, 67 años.

Jay Inslee: actual gobernador de Washington, 68 años.

Amy Kloubuchar: en 2006 fue la primera mujer de Minnesota electa como senadora. Antes de eso fue abogada corporativa, 59 años.

Beto O’Rourke: político muy popular en Texas, al punto que en las últimas elecciones le planteó una dura pelea al actual gobernador (Ted Cruz) en un estado muy republicano. 46 años.

Tim Ryan: congresista de Ohio, ha escrito libros sobre la necesidad de una cobertura sanitaria integral, 45 años.

Bernie Sanders: ex alcalde de Burlington (Vermont), congresista desde 1990 y senador desde 2007, 76 años.

Eric Swalwell: congresista por California desde 2013, 38 años.

Elizabeth Warren: política y académica, 70 años.

Marianne Williamson: autora de libros de autoayuda y asesora espiritual de Oprah Winfrey, 66 años.

Andrew Yang: empresario neoyorquino, 44 años.


Imagen inicial: Con insumos de Spectrum News.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

10 + 7 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.