fbpx
¿Un desliz de Bolton?

¿Un desliz de Bolton?

Una declaración que ha quedado como un gaffe que no refleja las magnitudes del intercambio ruso-chavista.

(Junio 27, 2019 – Javier Brassesco). En un solitario tuit del pasado 16 de junio John Bolton, asesor de seguridad de Donald Trump, afirmó que en mayo Nicolás Maduro le había pagado a Rusia 209 millones de dólares por un contrato de defensa “para comprar su apoyo”.

El asunto no volvió a ser mencionado, ni por Bolton ni por ningún otro funcionario, y al mismo tiempo Rusia lo desmintió a través de su embajador en Venezuela, Vladimir Zaemski, quien dijo que esa información era ficticia.

Un miembro del Consejo de la Federación (una especie de Senado en Rusia), Frants Klintsévich, resaltó que la cantidad expresada por Bolton equivale al 0,075% del presupuesto federal ruso. “Eso lo único que causa es risa”.

Nuestra validación

El pasado abril, Rusia anunció que un pago de intereses de deuda programado para ese mes por parte del régimen de Maduro podría realizarse en mayo sin consecuencias financieras. La cantidad de la que se habló entonces era de alrededor de cien millones de dólares. La deuda total de Venezuela con Rusia, según cifras oficiales, es de 3 mil millones de dólares.

Quizá ese es el pago al que se refiere Bolton, pero es difícil saberlo porque, como ya dijimos, el asesor de seguridad jamás volvió a mencionar ese tema aparte de ese escueto tuit.

Lo que sí parece una ligereza es afirmar que dicha cantidad es “para comprar el apoyo de Rusia”. Como afirma el economista y analista político Juan Carlos Zapata:

“(…) La verdad, quién es capaz de imaginar que la potencia Rusia pueda ser comprada por 209 millones de dólares. Bolton pierde la perspectiva y se desboca. Los intereses de Rosneft en Venezuela, y los nuevos contratos que se supone van a ser firmados para la explotación de gas, superan la magra cifra con la que Bolton señala que Maduro compra la voluntad de Rusia.

Lo peor es que Bolton sabe que a Rusia no la compran con 200 millones de dólares. Porque la estrategia de Vladímir Putin de apoyo a Nicolás Maduro es más compleja que un contrato de defensa tan escuálido (…)”.

 


Imagen inicial: WikiCommons.

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

1 + 6 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Es la serie Chernobyl un acto de propaganda?

¿Es la serie Chernobyl un acto de propaganda?

La serie -que no es un documental sino una película argumental- está muy lejos de ser un acto de propaganda. Su espíritu es fiel a los acontecimientos, aún cuando haga adaptaciones y ajustes en personajes y situaciones que no se correspondan exactamente con los hechos registrados.

(Junio 10, 2019 – Javier Brassesco). Chernobyl, una de las miniseries más impactantes y exitosas de los últimos tiempos estrenó el domingo su quinto y último episodio.

La serie no cayó nada bien en los medios prosoviéticos, que ahora anuncian que Rusia contará su propia versión de los hechos. Según estos medios, Chernobyl es más un esfuerzo propagandístico que un documental, y allí se tuercen los hechos para hacer quedar mal a la Unión Soviética.

Komsomolskaya Prava (KP), el diario ruso más popular en Ucrania, sugiere que enemigos del centro ruso Rosatom metieron la mano en esta serie para poner en entredicho la capacidad de Rusia como potencia nuclear, y el diario ucraniano Argumenty i Fakty, con sede en Moscú, la tildó de “caricatura”.

El presentador del canal Rossia 24, Stanislav Natanzon, también se burló de la misma mostrando cómo se podían ver modernas ventanas antitormenta en los edificios de Pripyat (algo que solo se nota solo si agrandamos la imagen y prestamos atención). “Solo faltaron algunos osos y acordeones”, dice Natanzon, quien además sugiere que la serie se equivoca al sugerir que el temor de las autoridades rusas porque el mundo conociera el accidente provocó daños que pudieron evitarse.

Y que una prueba de que las autoridades rusas sí dieron a conocer detalles del accidente fue la publicación en KP de un artículo de Valery Legasov, quien lideraba el comité de investigación del accidente, reconociendo varios errores cometidos.

El canal ruso NTV anunció que hará su propia serie, y allí Estados Unidos será el villano, rescatando una versión que afirma que el día que estalló el Reactor 4 un agente de la CIA estaba presente en la planta.

¿Es verdad que esta serie es más un acto de propaganda que un intento de contar lo que sucedió?

Hablan los rusos

Veamos lo que de todo esto opinan dos periodistas independientes rusos del Moscow Times como lo son Ilya Shepelin y Leonid Bershidsky, quienes escribieron notas por separado de su visión sobre la serie.

Sobre Legasov, Shepelin recuerda que el artículo en donde cuestionaba el mal manejo de la crisis por las autoridades soviéticas fue escrito en 1987 (al año siguiente del accidente), pero en eso momento a los editores del KP no les gustó y no fue publicado. Para entonces la Academia de Ciencias se había negado a darle el título de Héroe Socialista de los Trabajadores (que sí le otorgaron a varios de los que trabajaron con él). Legasov se ahorcó (con esta escena comienza la serie) y solo dos semanas después de su suicidio KP publicó su artículo.

Sobre la teoría de que había un agente de la CIA en el momento del accidente, y que la agencia tenía infiltrada la planta nuclear, Shepelin dice que se trata de un mito urbano recurrente que nunca ha podido ser probado.

No cree que Chernobyl sea una serie propagandística, y rescata que hasta el retrato que hacen de un hombre típico del aparato como Scherbina es benigno, ordenando la evacuación de Pripyat (como en efecto sucedió) a pesar de que muchos se oponían porque contravenía los intereses del partido.

En general, Shepelin cree que lo que le molesta a los rusos es que haya sido Estados Unidos y no ellos los que primero contaron la historia. Y esto también para él resulta inexplicable: “¿Por qué en 33 años nunca contamos nosotros nuestra versión de los hechos?”.

Inexactitudes

Por su parte Leonid Bershidsky cree que la serie hace un esfuerzo por recrear los hechos tal y como sucedieron, pero en su visión se queda corta, sobre todo cuando la ven personas que vivieron esos hechos y han visitado posteriormente la zona de exclusión.

Aquí algunas objeciones que plantea, aun cuando recuerda que se trata de una película y no de un documental:

-Kiev y Moscú están demasiado lejos como para viajar en helicóptero, como hacen en la serie. En realidad la comitiva presidencial rusa viajó desde Moscú a Kiev en avión y desde allí en automóvil hasta Chernobyl.

La gente no se estaba llamando “camarada” todo el tiempo (y ésta es una objeción que también hacen varios usuarios ucranianos en el sitio IMDB), era un término que solo era común en las reuniones del Partido Comunista.

-No es nada realista que Boris Scherbina, vicepresidente del Consejo de Ministros, haya amenazado con arrojar desde un helicóptero a Valery Legasov, quien era un destacado químico miembro de la Academia Soviética de Ciencias.

-Tampoco Legasov vivía en ese apartamento miserable descrito en la película, y su única compañía no era un gato. Legasov se ahorcó, sí, por las consecuencias de la radiación en su cuerpo, pero su esposa y su hija cuidaron de él hasta el final.

Sin embargo, afirma que el “espíritu” de la película es fiel a lo que sucedió. Recuerda que tuvieron que pasar 48 horas de la explosión para que la Unión Soviética admitiera al mundo del accidente, y eso porque en Suecia ya estaban notando niveles inusuales de radiación. Pero todavía peor: Gorbachov esperó 18 días para hablar a sus compatriotas sobre Chernobyl, e incluso se realizaron los desfiles del 1 de mayo en varias ciudades cercanas (la explosión ocurrió en la madrugada del 26 de abril), cuando era ya sabido lo peligroso que resultaba para la gente estar en espacios abiertos.

Preguntas en el aire

La serie deja algunas interrogantes en el aire:

¿Quién fue Valery Khodemchuk? En la serie se habla de Khodemchuk como un operador de turno del reactor número 4 que lleva a cabo una prueba de seguridad en las bombas del reactor para la cual no estaba preparado. Fue encargado para realizar esta prueba por su superior, Anatoly Dyatlov. Khodemchuk fue en efecto uno de los 31 muertos (según cifras oficiales) por el accidente nuclear, pero no está nada claro ni cómo murió (su cuerpo no fue encontrado) ni su verdadera responsabilidad en la tragedia.

El puente de la muerte. En la serie se afirma que todos los quienes vieron la explosión desde un puente cercano en la ciudad de Pripyat murieron. Esto no está documentado, aunque ciertamente el puente existe y la carretera que atraviesa es conocida como “la carretera de la muerte”.

Las cintas de Legasov. Con altos niveles de radiación en su cuerpo, Legasov se ahorcó el día del segundo aniversario del accidente de Chernobyl, no sin antes dejar unas cintas grabadas contando su versión de lo que sucedió. Estas cintas fueron hechas públicas, pero siempre se dijo que antes de hacerlo fueron editadas y que las originales no son todavía conocidas.

Nuestra validación

Chernobyl puede tener muchas inexactitudes históricas, sobre todo evidentes para quienes vivieron esos sucesos. Ya el hecho de poner a actores hablando un inglés con acento ruso es algo que ha molestado a muchos espectadores.

Aun cuando sabemos que como película (no es un documental, hay que tenerlo claro) se puede tomar muchas licencias, está claro que pudo ser mejorada en aras de la precisión histórica.

Pero luego de leer la opinión de periodistas rusos independientes y de revisar los archivos históricos, queda claro que está muy lejos de ser un acto de propaganda, y que el espíritu de la serie es fiel a los acontecimientos.


Imagen inicial: HBO.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

8 + 6 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Rusia abandona Venezuela?

¿Rusia abandona Venezuela?

Por la respuesta rusa, parece claro que los asesores rusos no se han ido o se irán en el corto plazo. Aunque las fuentes que dijeron lo contrario parecen haber fallado, todavía quedan varias preguntas en el aire.

(Junio 5, 2019 – Javier Brassesco). Este domingo The Wall Street Journal, citando “una fuente cercana al Ministerio de Defensa”, publicó la información de que Rusia había reducido el número de especialistas de la empresa Rostec de “mil personas a varias decenas”.

En la nota del WSJ se afirma que la causa sería el atraso en los pagos por parte de la dictadura de Nicolás Maduro en los convenios que existen entre los dos países y porque la lucha de Maduro por permanecer en el poder se estaría perdiendo.

La noticia rápidamente fue replicada por otros medios e interpretada como el comienzo del fin del apoyo de Putin a Maduro, tal vez el más firme e importante con que cuenta el dictador venezolano en el exterior.

Al día siguiente (lunes por la tarde) el propio Donald Trump aseguró que Rusia les había informado (“Russia has informed us…”) que habían sacado a la mayor parte de su personal de Venezuela.

Rusia desmiente

Sin embargo, la información fue desmentida desde varios frentes por Rusia.

La empresa Rostec la desmintió en un boletín de prensa: “Los números sobre la presencia rusa en Venezuela han sido exageradas decenas de veces. La composición de la representación rusa no ha cambiado en años”.

El embajador ruso en Venezuela, Vladimir Zayemski, desmintió la afirmación de Trump: “Esta es otra ‘noticia’ que no se corresponde con la realidad. El trabajo se lleva a cabo según los compromisos existente”, según fue citado por RIA Novosti.

Incluso el Kremlin negó haber informado nada a Trump al respecto:

Versiones encontradas

¿Hizo Trump sus afirmaciones simplemente porque leyó la nota de WSJ, un medio conservador que siempre está entre los citados por el presidente? ¿Rusia accedió al retiro paulatino de su personal pero no quiere reconocerlo públicamente porque sería un signo de debilidad ante el mundo? ¿Qué tan buena es la fuente de WSJ en el Ministerio de Defensa ruso? Rostec afirma que WSJ tergiversó las cifras sobre la presencia rusa en Venezuela. El diario habla de mil personas ¿Quiere decir Rostec que la presencia militar en Venezuela nunca pasó de las pocas decenas? (es algo que le sugirió Putin a Trump cuando en conversación telefónica desestimó la importancia de la presencia militar rusa en Venezuela).

Preguntas todas muy difíciles de responder con certeza.


Imagen inicial: VK

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

14 + 5 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Armamento ruso en Venezuela (Expediente)

Armamento ruso en Venezuela (Expediente)

Desde el inicio del gobierno chavista en Venezuela, el armamento chino pero sobre todo ruso, han sido el pilar fundamental de la estrategia defensiva del régimen. En este expediente, lo último noticioso respecto a las capacidades militares venezolanas apalancadas por el régimen de Putin.

(Abril 15, 2019 -Redacción). En Abril 10 se publicaron imágenes satelitales de lanzacohetes en la base aérea Capitán Manuel Ríos, en Calabozo, estado Guárico, Venezuela. Esta actividad, monitoreada por EE.UU. y los aliados regionales, confirma lo que ya se sabe desde hace años: las armas rusas constituyen casi la totalidad del parque defensivo venezolano.

Comentan en un artículo de BBC:

La sombra del sistema antimisiles S-300

(…) Uno de esos equipos es el S-300, un sistema móvil de defensa antiaéreo con el que, de acuerdo con ISI, una firma especializada en recopilar y analizar imágenes satelitales para elaborar análisis de inteligencia, el ejército venezolano ha estado operando muy por encima de lo habitual en el mes de febrero.
.

Esta «actividad significativa», como la describe ISI, ha llevado a algunos observadores a pensar que la llegada del personal militar ruso podría estar relacionada con el mantenimiento o manejo de estos equipos.

.

El S-300 ha sido un elemento disuasorio muy activo en la guerra de Siria, en la que contribuyó a que las fuerzas del presidente Bashar el Assad, aliado de Rusia, acabaran imponiéndose.

Armando a Venezuela

El artículo de BBC explica que:

(…) Rusia fue, junto con China, el principal proveedor del armamento adquirido entonces. Y suministró durante años varios modelos de aviones y helicópteros, así como tanques y unidades de artillería.

.

La gran aportación rusa a la capacidad disuasoria venezolana fue la venta de los cazas Su-30Mk2, según los expertos, un aparato capaz de competir con los más avanzados aviones de combate estadounidenses gracias a su potencia de fuego, maniobrabilidad y prestaciones.

.

La industria militar rusa proveyó también de tanques y unidades artilleras.

Expediente

Aquí dejamos un expediente con artículos sobre este tema que incide en la seguridad regional latinoamericana:


Imagen inicial: Gobierno ruso.

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

8 + 8 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Coalición, invasión e intervención militar en Venezuela

Coalición, invasión e intervención militar en Venezuela

INICIO  MAPA  CONTACTO

Intervención, coalición e invasión son términos que suelen usarse indistintamente, pero hay clara diferencias que en muchos casos los hacen mutuamente excluyentes.

(Abril 4, 2019 – Javier Brassesco). En el caso venezolano muchos invocan la necesidad de una intervención militar para derrocar al régimen de Maduro, hoy aferrado al poder pese a tener en contra a casi todas las democracias del planeta. Pero otros hablan de invasión. Y los de más allá invocan una coalición. Veamos las diferencias entre cada término.

Intervención militar

En este mismo momento existe en Venezuela una intervención militar, solo que no la lidera Estados Unidos sino Rusia, y se ha llevado adelante con el beneplácito del régimen de Maduro. Incluso en la OTAN se iba a tratar este tema, según contó a EFE un alto representante diplomático de Estados Unidos, quien utilizó precisamente este término: intervención. En efecto, habló de “la intervención (de Rusia) en Siria y ahora su intervención en Venezuela”.

También se podría decir que Cuba tiene intervenida militarmente a Venezuela, pues se ha denunciado hasta la saciedad la presencia de agentes cubanos en puestos clave del anillo de seguridad de Maduro y los principales órganos de inteligencia: el Dgcim y el Sebin. Cuba, sin embargo, ha negado estas acusaciones.

Una intervención militar de Estados Unidos pudiera darse en la forma de bombardeos selectivos, por ejemplo, pero es una opción muy costosa para la población civil. En Libia se dio recientemente (2011) una intervención de este tipo, y si bien se puede decir que fue exitosa al terminar derrocando a Gadafi, lo cierto es que la misma no trajo la paz a este país. Además hay algo que no se dice mucho: fueron siete meses de bombardeos antes de que cayera el dictador.

Coalición militar

La coalición militar se refiere a la alianza de varios países para realizar una operación militar conjunta. A veces incluso puede tratarse de una misión de paz, como sucedió recientemente en Venezuela: el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio autorizó “si fuera necesario” la conformación de una coalición militar en misión de paz para ayudar a ingresar la ayuda humanitaria.

Pero esa vez quedó claro que eso de la coalición militar internacional depende justamente de la voluntad de los países extranjeros, no es potestad de Juan Guaidó, como muchos creen.

Pese a las excelentes relaciones que Estados Unidos mantiene con vecinos de Venezuela como Colombia y especialmente Brasil, esta es una opción que no parece muy probable en el cercano plazo.

El grupo de Lima,  cuyos integrantes rechazan de plano a Maduro, se ha pronunciado siempre en contra de la opción militar en el caso venezolano.

Invasión militar

La invasión militar es la entrada de fuerzas armadas de un país o una coalición de países en un territorio controlado por otra entidad geopolítica.

Como decíamos que es poco probable que se forme una coalición militar para llevar adelante una invasión, esta iniciativa caería entonces solo en las espaldas de Estados Unidos. ¿Qué tan probable es que la primera potencia mundial decida actuar en este sentido?

Para el tema venezolano parece haber coincidencia entre los dos grandes partidos del país y también la opinión pública. Sin embargo, y aunque seguramente sería una acción bastante rápida (las fuerzas armadas venezolanas no parecen tener la moral muy alta y es dudoso que se inmolen por alguien tan repudiado en lo interno como Maduro), involucraría la movilización de al menos cien mil marines. ¿Está dispuesto Trump a dar este paso?

Lo vemos muy difícil: Trump es una persona impredecible, pero hasta ahora se ha mostrado reticente a comprometer tropas estadounidenses en misiones en el exterior, e incluso ha retirado tropas de Siria y tiene planes para hacer lo mismo en Irak y Afganistán.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

12 + 13 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Hubo injerencia rusa en las elecciones presidenciales de EEUU 2016?

¿Hubo injerencia rusa en las elecciones presidenciales de EEUU 2016?

INICIO  MAPA  CONTACTO

Al menos 30 personas han sido acusados de delitos, y más de 20 son de nacionalidad rusa. Trece de ellos son agentes de inteligencia rusos, acusados de injerencia.

(Marzo 27, 2019 – Javier Brassesco). El informe del fiscal especial Robert Mueller, cuyos principales hallazgos se hicieron públicos este domingo tras una investigación de 22 meses, exonera a Trump y a su comité de campaña de colusión con Rusia para influir en las elecciones presidenciales de 2016.

Sin embargo, eso no quiere decir que no haya existido injerencia de Rusia en dichas elecciones. De hecho en el marco de esta investigación han sido acusados de delitos unas treinta personas, y más de veinte son de nacionalidad rusa. Trece de ellos son agentes de inteligencia rusos que han sido acusados de injerencia.

La primera parte del informe del fiscal trata sobre los resultados de la investigación que dirige Mueller en torno a los esfuerzos por parte de Rusia de interferir en las elecciones presidenciales de 2016 a favor de Trump, y documenta delitos que cometieron estas personas vinculadas al gobierno ruso.

El informe corrobora la injerencia

Pero ya los servicios de inteligencia se habían pronunciado en este sentido a principios de 2017, y el Senado estadounidense concluyó, a mediados de 2018,  que Putin había interferido en esas elecciones.

El informe de Mueller determinó que la injerencia rusa tuvo lugar principalmente a través de dos partes: la primera involucraba a la Agencia de Búsqueda por Internet (Internet Research Agency, IRA) para difundir fake news e inundar de éstas a las redes sociales; la segunda parte tuvo que ver con operaciones de hacking a gente relacionada con la campaña de Hillary Clinton.

Sin embargo, en la investigación no se encontró vinculación entre persona alguna del comité de campaña de Trump y el IRA, así como tampoco se les pudo relacionar con estos hackeos.

Hubo seis exasesores de Trump que fueron imputados en el marco de esta investigación, pero sus delitos son otros: fraude, perjurio o financiamiento ilegal de la campaña.

En cualquier caso, lo que queda aún más claro es que la injerencia rusa existió, que personas vinculadas con el gobierno ruso intentaron influir (o directamente influyeron) en la campaña presidencial de 2016 con el fin de perjudicar a Hillary Clinton y favorecer a Donald Trump.


Imagen inicial: VK

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

7 + 13 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.