fbpx
¿Trump aumentó su fortuna mediante el fraude y la evasión fiscal?

¿Trump aumentó su fortuna mediante el fraude y la evasión fiscal?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Por ahora se trata solo de la publicación de un reportaje de investigación, aunque del New York Times nada menos. Las pruebas tendrán que ser analizadas para obtener mayores certezas. Mientras tanto, le damos una K amarilla con 74 puntos (a solo un punto de la certeza).

(Octubre 3, 2018). Apoyándose en documentos confidenciales, declaraciones y registros financieros, el New York Times realizó una extensa investigación que arroja una inquietante conclusión: Donald Trump aumentó su fortuna a través de un esquema fraudulento para evadir impuestos.

La historia que siempre ha contado el hoy presidente de Estados Unidos es la siguiente: su padre, Fred Trump, un reconocido agente inmobiliario de Queens, le dio un millón de dólares y a partir de ahí forjó su fortuna, pagándole ese crédito a su padre con intereses.

Lo que afirman los investigadores del NYT no se parece en nada a este cuento de hadas. Según el periódico, Trump habría recibido de su padre al menos el equivalente a 413 millones de dólares de hoy.

Alguien podría aducir que eso no significa nada, al fin y al cabo su padre podía darle la cantidad de dinero que quería a su hijo, ¿no?. Pues no.

Según el artículo del NYT, ese dinero nunca fue declarado como recibido, y lo obtuvo como parte de un esquema fraudulento para evadir impuestos. Elaboró además una estrategia para rebajar el valor de los bienes de su familia en las declaraciones de impuestos, pues los mismos eran rebajados en su valor nominal al ser transferidos.

Los padres de Trump, Fred y Mary Trump, transfirieron en total más de mil millones de dólares a todos sus hijos, lo cual debió haber generado al menos 550 millones de dólares en impuestos bajo la tasa impositiva del 55% a regalos y herencias. Él y sus hermanos solo pagaron 52,2 millones por este concepto.

A través de la revisión de “miles de documentos” el NYT descubrió que a los tres años Trump ya tenía asignado un sueldo de 200 mil dólares anuales y a los ocho ya era millonario. A los 17 era dueño de un edificio de 52 apartamentos.

Como todo sucedió hace muchos años (la mayoría de estos regalos tuvieron lugar en la década del 90), es improbable que el presidente enfrente cargos criminales,  aunque podría recibir multas por fraude fiscal. El costo que tendrá a nivel de la opinión pública, sin embargo, podría ser tremendo, sobre todo con unas elecciones de medio término a las puertas.

¿Qué dice Trump?

Extrañamente, Trump todavía no había contestado nada cuando ya eran las 23:00 del día martes 2 de octubre en la costa este de Estados Unidos, unas seis horas después de que el NYT publicara la noticia.  Desde entonces había escrito 6 tuits pero ninguno tenía que ver con esta materia.

Los investigadores que llevaron adelante esta investigación intentaron contactar al presidente para obtener su versión, pero nunca obtuvieron respuesta. De hecho retrasaron su publicación durante semanas esperando las palabras de Trump, sin éxito.

Su abogado Charles Harder sí acusó el golpe luego de que el trabajo fuese publicado, y a través de una escueta nota dijo que “los alegatos de fraude del NYT de fraude y evasión de impuestos son 100% falsas”.

También dice algo que nos da una idea de cuál será la estrategia de la defensa: “Estos manejos fueron realizados por miembros de la familia Trump que no eran expertos y confiaron en profesionales para cumplir la ley”. Es decir: ni el presidente ni su familia tienen ninguna responsabilidad, habrían sido engañados y los delitos los perpetraron terceros.

Nuestra validación

La investigación del NYT es muy exhaustiva y fue publicada luego de analizar y procesar miles de documentos. Hay que tomar en cuenta además que el periódico está en el ojo del huracán, constantemente acusado por Trump y toda la maquinaria del poder de promover las “fake news”, de faltar a la verdad, de participar, por motivos políticos, en lo que Trump llama “una cacería de brujas”.

Es muy difícil que un periódico con la trayectoria del NYT (la credibilidad es el mayor activo de un medio tan reconocido), y menos con los tiempos que corren y con la presión que el poder ejerce sobre él, se vaya a arriesgar a publicar una noticia semejante sin estar completamente blindado en cuanto a documentos que respalden la noticia.

Dice el dicho popular que “quien calla otorga”, y el silencio de Trump en esta materia resulta muy sospechoso. Incluso es raro que ni siquiera haya escrito ningún tweet al respecto en las horas siguientes.

Sin embargo, se está hablando de un delito, y para probar un delito más allá de toda duda razonable es necesario un proceso judicial. Los documentos que apoyan estos hallazgos (miles de documentos, repetimos) están en poder del periódico, y con seguridad serán dados a conocer si se inicia una investigación penal.

Pero por ahora se trata solo de la publicación de un reportaje de investigación. Las pruebas tendrán que ser analizadas para obtener mayores certezas.

Mientras tanto, le damos una K amarilla con 74 puntos (a solo un punto de la certeza).

 


Imagen inicial: Composición de VK con insumos de Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

13 + 5 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Es la crisis migratoria venezolana un “fake news” como dice el gobierno?

¿Es la crisis migratoria venezolana un “fake news” como dice el gobierno?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Sobre la “Crisis Migratoria” se han pronunciado organizaciones como la ONU, la ACNUR -por separado-, los gobiernos de Colombia, Perú, Ecuador, Estados Unidos, agencias internacionales de noticia como AFP y el término ya tiene una entrada en Wikipedia.

Sobre la “Crisis Humanitaria”, el Consejo de Refugiados Noruego, la Unión Europea y el Parlamento Europeo por separado, además de los gobiernos latinoamericanos que están atendiendo un éxodo que la ONU considera “el mayor de toda la historia en el hemisferio occidental”.

La negación de esa realidad no aguanta un análisis serio. De modo que ¿”fake news”? Quizá el “fake news” es precisamente negar una tragedia tan evidente.

(Septiembre 7, 2018). A comienzos de la semana pasada, el ministro de información venezolano, Jorge Rodríguez, calificó de “fake news” las informaciones que hablan de que la masiva emigración de venezolanos a distintos lugares de Latinoamérica ha provocado una crisis humanitaria.

Su hermana, la vicepresidente Delcy Rodríguez, realizaría luego unas declaraciones semejantes, asegurando que “ha pretendido convertirse un flujo migratorio normal en una crisis humanitaria”.

Jorge, Rodríguez dijo que reportajes falsos intentan inflar las cifras de la migración venezolana, y para apoyar su afirmación mostró una tabla de cifras muy infladas y cuya fuente no se menciona: asegura por ejemplo que en Venezuela hay 5,6 millones de colombianos (lo que representaría más del 20% de su actual población), cuando en el censo de 2011, el último realizado, se habla de la existencia de algo más de 721 mil colombianos en ese país.

Rodríguez intenta desviar la atención sobre un hecho de inmensas dimensiones: la crisis migratoria que se desató en Venezuela durante el gobierno de Nicolás Maduro y que ha venido creciendo año tras año a medida que arrecia la crisis económica.

También “el poderoso dirigente venezolano, Diosdado Cabello, atribuyó el sábado a una “campaña” contra el gobierno socialista, las imágenes de venezolanos que huyen por tierra hacia países vecinos, escapando de la severa crisis económica que atraviesa la nación petrolera.”


La magnitud del éxodo

Stéphane Dujarric, vocero de la ONU, cifró recientemente el éxodo venezolano en 2,3 millones, lo que significaría que más del 7% de los venezolanos viven en el exterior. Este éxodo fue calificado por Dujarric como “el mayor de toda la historia en el hemisferio occidental”. Nada menos.

A nivel mundial solo rivalizaría con lo que ha sucedido en Siria. De hecho Dany Bahar, miembro de la Brooking Institution, escribió a principios de este año que pronto la crisis migratoria venezolana rivalizará con la de Siria. 

Nada más la comparación con Siria es un hecho que debería preocupar al gobierno venezolano, pues se trata de un país inmerso en una cruenta guerra civil que en siete años ha reducido muchas ciudades a escombros y ha causado el éxodo de unas cinco millones de personas.

Cantidad de venezolanos emigrados a los respectivos países en 2015 y 2017, publicado en Wikipedia bajo la entrada “Crisis Migratoria Venezolana”. Nótese el incremento en países como Colombia o Perú.

ACNUR, la oficina de la ONU para refugiados, dio a conocer este años un estudio a nivel mundial en donde lo que más destaca es el aumento exponencial de solicitudes de asilo por parte de venezolanos, que se triplicaron en 2017 con respecto a 2016.

Otro ejemplo de la magnitud del problema es que hoy todos los países latinoamericanos, con la única excepción de Costa Rica, exigen una visa a los venezolanos que deseen viajar para allá, incluyendo un aliado como Nicaragua, un requisito que no existía cuando Maduro comenzó su gobierno.

O que desde el 25 de abril los venezolanos que quieran ingresar en Europa necesitan permiso electrónico.

Desde el mes pasado ya no pueden ingresar a Ecuador con la cédula (como se preveía en el marco del convenio de naciones integradas del Mercosur), ahora los venezolanos deben presentar obligatoriamente su pasaporte

También Chile exige ahora pasaporte a los venezolanos que quieran ingresar a su territorio, y aumentó la lista de requisitos hace solo tres meses.

Incluso el tema tiene ya su propia entrada en Wikipedia, bajo “Crisis Migratoria Venezolana” del cual citamos un fragmento:

(…) Denominada también éxodo venezolano o tercera oleada migratoria venezolana,​ es una crisis humanitaria por el incremento del flujo descontrolado procedente de Venezuela que data desde el 2016.

Crisis humanitaria

Todo lo anterior ilustra la inmensa magnitud del problema, que Delcy Rodríguez llama “un flujo migratorio normal”. Pero lo que dijo su hermano es que es falso que la migración de venezolanos haya ocasionado una crisis humanitaria en los países vecinos. Veamos.

La organización Consejo Noruego de Refugiados (NRC), que realiza una labor global en el tema de refugiados, incluyó el año pasado a Venezuela en la lista de los diez países con las crisis humanitarias más olvidadas y desatendidas en el mundo. De visita en la frontera colombiana cercana a Venezuela, afirmó que miles de venezolanos duermen allí en carpas y que necesitan agua, comida, medicinas y protección. Calculó que se necesitarían unos 102 millones de dólares para atender a este nutrido grupo.

El enviado por la Unión Europea a Colombia, Christos Stylianides, también habló de una crisis humanitaria por el flujo de venezolanos que huyendo de la crisis se refugian en ese país.

Solo una organización pequeña como lo es el Servicio Jesuita a Refugiados Colombia ha atendido a unas 7 mil personas provenientes de Venezuela en situación de migración forzada entre 2016 y marzo de 2018.

El Parlamento Europeo aprobó este año una resolución sobre la “crisis migratoria y humanitaria en Venezuela”.

También la OEA calificó el éxodo venezolano como “una crisis humanitaria sin precedentes”.

Además de todo lo que se ha señalado de Colombia (que ha pedido ayuda financiera a la comunidad internacional para atender el problema), Perú debió declarar el estado de emergencia sanitaria en la frontera y Brasil movilizó tropas hacia el estado de Roraima, en la frontera de Venezuela, para atender el éxodo.

La agencia noticiosa AFP realizó un dramático reportaje en video que muestra un largo y tortuoso éxodo a pie, de miles de venezolanos, cruzando fríos páramos. Un fotograma de ese video preside este análisis.

Nuestra validación

Decir que el éxodo de venezolanos es “un flujo migratorio normal”, como hizo la vicepresidente Delcy Rodríguez, no resiste el menor análisis y parece más bien fruto del cinismo. Incluso los datos más conservadores hablan siempre de más de millón y medio de venezolanos que han abandonado el país durante los seis años del gobierno de Nicolás Maduro.

Que una migración de esa magnitud (más del 5% de la población, en el más optimista de los casos) haya tenido lugar en un espacio de tiempo tan corto y sin que exista una guerra como causante del éxodo es un caso sin precedentes en la historia. De hecho la ONU lo califica como “el mayor de toda la historia en el hemisferio occidental”.

Su hermano Jorge Rodríguez afirmó por su parte que son falsas las noticias (“fake news”, las llamó) que hablan de una crisis humanitaria provocada en Latinoamérica por el éxodo de venezolanos.

De crisis humanitaria en Colombia por este motivo hablan organizaciones de tanto peso como  la ONU, la OEA o el Parlamento Europeo. Y también otras de reconocida trayectoria en materia de refugiados como la noruega NRC o locales como el Servicio Jesuita de Refugiados Colombia.

Perú por su parte declaró la emergencia sanitaria en su frontera, por donde llegan los venezolanos vía Ecuador, como se ha podido ver en cientos de imágenes. Y Brasil movilizó tropas a un estado fronterizo con Venezuela para atender el flujo migratorio.

¿Mienten todas estas organizaciones? ¿Es un bluff la movilización de tropas brasileñas? ¿Un invento o una exageración la declaración de emergencia sanitaria por parte de Perú?  ¿Y por qué se multiplican los requisitos para los venezolanos que quieran ir a Europa, a Centroamérica, a Chile, a Ecuador…?

Son demasiados los indicios como para despacharlos diciendo que se trata de “fake news” a quienes hablan de una crisis humanitaria en el marco de este éxodo sin precedentes de venezolanos a todas partes del mundo.

 


Imagen inicial: Fotograma de reportaje de AFP “Venezolanos que escapan de la crisis buscan refugio en Ecuador”. Fotos pequeñas: tomadas de Google News bajo la búsqueda “crisis migratoria Venezuela”.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

8 + 10 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿John Kelly describió a Trump como “desquiciado” y su Sec. de Defensa como “con el entendimiento de un niño” ?

¿John Kelly describió a Trump como “desquiciado” y su Sec. de Defensa como “con el entendimiento de un niño” ?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Bob Woodward, uno de los dos periodistas que develó el escándalo de Watergate hace más de 40 años, dice tener grabaciones y, en su defecto, testimonios de primer grado para todas las declaraciones que publicó. Es muy poco probable que para publicar un libro que cuestiona seriamente nada más y nada menos que al Presidente de EE.UU., no haya sido así.

Damos 75 puntos a esta convicción, justo en el límite entre lo que consideramos cierto y lo indeterminado.

Javier Brassesco

(September 5, 2018). El próximo 11 de septiembre caerá una bomba en Estados Unidos. Ese día saldrá publicado un libro que sobre Donald Trump ha escrito el  legendario periodista Bob Woodward, ganador de dos premios Pulitzer, el mismo que junto a Carl Bernstein llevó adelante en los 70 la investigación sobre el escándalo Watergate, que terminaría provocando la renuncia de Richard Nixon.

El libro de 448 páginas se titula “Miedo: Trump en la Casa Blanca” (Fear: Trump in the White House)” y solo lo que se ha filtrado sobre el mismo ha causado escándalo, pues describe una casa de locos y cómo el círculo íntimo de Trump se relaciona con el presidente, quedando al descubierto que incluso sus asesores más cercanos lo ven como un peligro para la seguridad nacional y tratan de eludirlo.

Fruto de una investigación de 19 meses, el libro documenta, a través de cientos de entrevistas confidenciales, las peleas casi diarias que el presidente de Estados Unidos tiene con sus colaboradores más cercanos. Se detalla cómo los ex funcionarios y los funcionarios activos se exasperan con el comportamiento errático e imprevisible de Trump, con su ignorancia y su inclinación a la mentira.

Idiota, desquiciado, un jodido mentiroso…

Woodward llega a informar algo tan grave como que su actual Jefe de Gabinete, el general John Kelly, ha descrito a su comandante en jefe como un “idiota” y un “desquiciado”. Su secretario de Defensa, John Mattis, ha dicho que Trump tiene “el entendimiento de un niño de quinto o sexto grado”, y uno de sus exabogados, John Dowd, lo describe como “un jodido mentiroso” (“a fucking liar”).

Dowd afirma que si llega a testificar ante el fiscal Robert Mueller, quien dirige la investigación sobre la posible colusión del equipo de campaña de Trump y Rusia para interferir en las elecciones presidenciales de 2016, va a terminar “con un traje naranja” (el uniforme de los presidiarios). Y así mismo se lo dijo a Trump, recomendándole que no testificara ante Mueller bajo ningún concepto: “Es eso un traje naranja”.

“Es un idiota, no tiene sentido tratar de convencerlo de algo. Se ha descarrilado (…) ni siquiera sé por qué estoy aquí, es el peor trabajo que he tenido”, llega a decir Kelly (siempre según Woodward).

Pero eso no es nada: cuando Gary Cohn, asesor principal del presidente, le expresó su decisión de renunciar debido a unos comentarios racistas que había hecho el presidente tras los sucesos de Charletosville en 2017, Trump no se la aceptó y le dijo que eso era traición. Cohn le comentó sobre ese incidente a Kelly, y éste le respondió: “Yo hubiera agarrado esa carta de renuncia y se la hubiera metido por el [trasero] seis veces” (“I would have taken that resignation letter and shoved it up his ass six different times”).

El libro, del cual CNN obtuvo una copia, revela además cómo muchos de sus asesores le esconden documentos al presidente de Estados Unidos para proteger la seguridad nacional, para cambiar o retrasar sus decisiones, algo que Woodward describe como un “golpe de Estado administrativo”.

Trump llama a Woodward

Trump incluso llegó a llamar al veterano periodista el 14 de agosto, seguramente temeroso de lo que iba a contar en su libro, y la conversación fue grabada por Woodward con el permiso de Trump (en inglés):

 

Woodward le dice que el libro presentará una mirada “severa” sobre el presidente y su administración y éste le responde que asume que será un libro “negativo” pero que “estoy “50% acostumbrado a eso, está bien. Algunos son buenos, algunos son malos. Asumo que este será de los  negativos”.

Trump asegura que nunca recibió el mensaje de que Woodward quisiera hablar con él para el libro, y el periodista le responde que lo intentó por todas las vías, y que habló con seis personas de su círculo cercano para tratar de llegar al presidente (entre éstas el senador Lindsey Graham, el vicesecretario de prensa Raj Shah y Kellyanne Conway, jefe de campaña de Trump durante la campaña). Trump llega a reconocer que Graham le mencionó “rápidamente” el tema, y Conway es puesta al teléfono y reconoce que dos meses y medio antes Woodward le expresó su deseo de entrevistar al presidente para el libro que estaba haciendo, pero que ella siguió los protocolos y la solicitud fue rechazada y nunca llegó a su destinatario final.

Trump le reclama en todo momento que no lo hubiera llamado para entrevistarlo, y Woodward le cita a varias personas a través de las cuales trató de contactarlo. Curioso es lo que el presidente dice sobre Raj Shah, su vicesecretario de prensa quien le maneja toda la prensa: “Bueno, es que muchos de ellos tienen miedo de hablar conmigo… Raj… yo no hablo con Raj”.

Trump se lamenta de que no haya tenido lugar esa entrevista y le termina diciendo: “Bueno, vamos a tener un libro muy impreciso, y eso es malo. Pero no te culpo solo a ti por eso”.

El mismo desorden de la administración Trump que describe Woodward en su libro puede apreciarse en estos once minutos de conversación telefónica.

Woodward le asegura que tiene muchísima información y que algo ha aprendido sobre investigaciones de este tipo luego de haber escrito libros sobre ocho presidentes. Y le garantiza a Trump que ha sido muy cuidadoso, y que ha transcrito cientos de horas de entrevistas, pues todas las grabó (con permiso del entrevistado), que todo lo que está en el libro tiene un respaldo: “Creo que en este libro no hay nada que no venga de una fuente de primera mano”.

El título del libro se debe a algo que le dijo Trump a Woodward durante una entrevista conjunta que le hizo con su colega Robert Costa en 2016 para el Washington Post, cuando era candidato a la presidencia: “El verdadero poder es, no quiero ni siquiera usar esa palabra, el miedo”.

Simon and Schuster, la casa editorial que publicará el libro, afirma que se trata del “retrato más lúcido y penetrante jamás publicado sobre un presidente en funciones”.

 


Imagen inicial: VK.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

5 + 11 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿96% de las noticias en Google sobre Trump fueron escritas por medios de izquierda?

¿96% de las noticias en Google sobre Trump fueron escritas por medios de izquierda?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Donald Trump dijo que búsquedas en Google (que se cree fueron realizadas por un blog conservador) solo arrojan resultados de medios de izquierda, opuestos a él y a sus aliados. No obstante, pruebas independientes (incluso las realizadas por VerifiKado) muestran presencia de medios de ambas tendencias y agencias de noticias con mucho tráfico web, sin aparente preferencia por aquellos de izquierda o exclusión de los derecha (como Fox News).

Javier Brassesco

(Agosto 30, 2018). Molesto por lo que encontró sobre sí mismo cuando se buscó en Google, Donald Trump aseguró a través de dos tuits publicados en la madrugada de este martes que 96% de los resultados en la búsqueda “Trump news” (noticias sobre Trump) son de medios nacionales de comunicación de ideología de izquierda.

La cifra ciertamente suena muy exagerada, pero la precisión de la misma induce a pensar que Trump la sacó de algún lado y no que simplemente la inventó o la invocó para decir cualquier cosa que sonara escandalosa. Y, en efecto, al parecer el origen de esta “información es un post publicado en PJ Media, un blog conservador de noticias y opinión, firmado por Paula Bolyard.

Ella, que deja claro que la prueba que hizo no tiene nada de científico,  se limitó a escribir “Trump” en el buscador de Google, presionó el tab “news” (noticias), y analizó los resultados utilizando esta tabla de Sharyl Atkinsson, que clasifica a cada medio de noticias según su inclinación hacia la derecha o la izquierda del espectro político:

En la primera página de resultados (diez noticias), asegura Bolyard, no aparecía ninguna noticia publicada por algún medio conservador. Solo dos de CNN, y una de CBS, The Atlantic, CNBC, The New Yorker, Politico, Reuters y USA Today. Cuando analizó los primeros cien resultados, el que más aparecía era CNN (21 veces), que doblaba al segundo, The Washington Post. En total solo había cinco noticias publicadas por medios conservadores: 3 de Fox News y 2 de The Wall Street Journal.

Dice que repitió la misma búsqueda en distintas computadoras y con diferentes usuarios y que siempre los números eran similares: en promedio el 96% de los resultados de esa búsqueda remitían a medios “de izquierda”. Y que en ningún caso aparecía alguna noticia de un medio conservador en la primera página (primeros diez resultados).

Nuestra validación

Antes que nada hay que resaltar algo que la misma Bolyard reconoció: no se trata de un estudio científico ni mucho menos lo que estamos analizando; fue simplemente una prueba empírica.

Otras personas han realizado pruebas similares (Y de eso ya hablamos en un trabajo anterior) y Fox sí aparecía en los primeros lugares de los resultados de las búsquedas.

Pero sobre todo, y aquí creemos que está el talón de Aquiles de la prueba que realizó Bolyard: ¿Cómo se puede llamar “izquierdista” a reconocidas agencias de noticias como Reuters o AP, ambas calificadas de esa manera en la tabla que utiliza Bolyard? ¿O a todas las grandes cadenas de televisión de Estados Unidos –CBS, NBC, ABC-? ¿Y son de izquierda medios de comunicación que producen muchísimo contenido noticioso como CNN, Politico, USA Today, CNBC y tantos otros así calificados en esa tabla utilizada por Bolyard? Es por lo menos bastante discutible.

En esa tabla simplemente se ubica a la izquierda a los websites que no son abiertamente complacientes con Trump, y a la derecha a los que sí. Los grandes medios de comunicación, los que producen mayor cantidad de noticias, lógicamente no pueden tener una postura abierta a favor o en contra de un presidente. Pero solo por eso se les califica de “izquierdistas”. También allí están sitios de verificación de noticias como Politifact y Snopes.

Existen, sí, publicaciones más identificadas con el liberalismo como The Washington Post o The New York Times, pero que son también, por historia y tradición, de los medios más creíbles y serios que tiene Estados Unidos, por lo cual no es de extrañar que aparezcan en muchos de los resultados de las búsquedas de Google cuando de noticias se trata.

Los algoritmos de Google son un secreto muy bien guardado, pero en este caso no es de extrañar que se releguen a los últimos lugares las noticias producidas por medios abiertamente partidistas como los que están a la derecha de la tabla de Atkinsson y se resalten los de otros más tradicionales y de probado profesionalismo.

 


Imagen inicial: Composición de VK.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

6 + 15 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Qué ha hecho la prensa para merecer un comeback? (Univision)

¿Qué ha hecho la prensa para merecer un comeback? (Univision)

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

El mejor combustible del periodismo ha venido de su peor enemigo: las noticias falsas. Las fake news han tenido un impacto tan grande que se da por cierto que influyeron decisivamente en las elecciones de 2016 en EEUU y en el Brexit, dos improbables ganadores que lograron su objetivo. Pero también han empujado a millones de vuelta a la prensa profesional.

Un artículo de nuestro director en Univision Noticias. 

Fernando Nunez-Noda
Publicado originalmente en su columna de Univision Noticias

(Agosto 24, 2018). En el artículo pasado mostramos cómo la prensa reconocida, corporativa pero también “grass-root” siempre que sea profesional, ha pasado del suelo histórico a una altura considerable (de 32 a 37% en los últimos 2 años) en la confianza pública.

 

A eso agregamos el informe In News We Trust, de Censuswide que se centra específicamente en las noticias falsas de la prensa y la publicidad. La novedad es que tales noticias falsas empujaron a los lectores hacia los sitios web tradicionales de información. Quienes están seguro de ello constituyen el 36% y los que dicen que probablemente sí, 43%. Entre ambos acumulan 79%.

 

Esto presagia un regreso hacia los medios institucionales y reconocidos. El consumo de noticias en redes sociales, según esta medición, solo alcanza 11%. ¿Tendencia pasajera o vuelta a la sensatez? El tiempo lo dirá.

 

Ahora ¿qué han hecho o están haciendo los medios profesionales para ganar de vuelta el corazón y la atención del público estadounidense? ¿Qué factores externos han ayudado en este retorno? Recordemos que usamos las categorías de Edelman: el Público Informado (niveles económico y educativo topes) es 15% de los ciudadanos y la Población General, el 85% restante.

 

Los medios de comunicación más respetados tardaron en asumir el golpe, porque el público general y algo del informado se volcaron a las plataformas (los social media y buscadores) y llegaron a confundir tales plataformas con medios.

 

Es decir, un agregador tipo Facebook o Twitter (e incluso un buscador como Google) en el que los usuarios comparten contenido, no es un medio noticioso. Univision Noticias o USA Today sí. Simplemente da vitrina a mensajes producidos o reproducidos por humanos (a veces robots), bajo una cuenta o como resultado de una búsqueda. Eso no es un medio noticioso.

 

Cuando la población en general e incluso mucho público informado se volcó a las plataformas, por su rapidez y heterogeneidad, las noticias falsas y los contenidos de baja calidad se colaron en todos los estratos.

 

Eso ha tenido consecuencias en el terreno de la confianza en el periodismo versus las plataformas (social media o motores de búsqueda). Como se ve en el cuadro siguiente, en 2012 medios y plataformas inspiraban prácticamente la misma confianza: 53% y 52%. En 2018 los medios saltaron 5 puntos a 59% y las plataformas bajaron 2 puntos 51%.

 

Por otra parte, la confianza en las plataformas bajó dos puntos entre 2012 y 2018.

 

También, debe decirse, “retorna el experto” como llama Edelman al hecho de que la experiencia profesional gana credibilidad y demanda. En el último año los periodistas han aumentado 12 puntos su credibilidad mientras que los CEOS (directores ejecutivos de empresas) solo 7 puntos. El periodista se hace más necesario en este afán de informarse fructíferamente, porque es un experto validador de lo que ocurre y sus diversos grados de certeza.

 

Los medios como árbitros de conductas o prefencias políticas son una aberración de las funciones informativas; pero “árbitros” de lo que está confirmado y garantes de la neutralidad de esa confirmación, son factores que han hecho a millones retornar a su tutela.

 

Fake News

Pero, paradójicamente, el mejor combustible del periodismo y la prensa ha venido de su peor enemigo: las noticias falsas. Sí, las fake news han tenido un impacto tan grande que se da por cierto que influyeron decisivamente en las elecciones de 2016 en EE.UU. y en el Brexit, dos improbables ganadores que lograron su objetivo.

 

Pero su impacto ha motivado conductas autoreguladoras: empujaron a los lectores hacia los sitios web tradicionales de información. Según In News We Trust: Quienes están seguro de ello constituyen el 36% y los que dicen que probablemente sí, 43%. Entre ambos acumulan 79%.

 

Pero ese empujón no ha sido suficiente para lograr el “comeback”. También han sumado diversos proyectos, coaliciones y experimentos que combinan medios, plataformas e incluso la participación de las audiencias, pero de forma controlada y gerenciada.

 

La Universidad de Duke “contabilizó unas 149 iniciativas en 53 países en favor de la verificación de noticias, y Facebook se ha asociado con 25 organizaciones en 14 países para combatir las fake news.”

 

Se ha agilizado la investigación y desarrollo de tecnologías que automaticen el combate a la desinformación y los contenidos problemáticos. Facebook mismo ha desarrollado sistemas y contratado a miles de analistas para la detección y descarte de esta información dudosa. Google ha destinado $300 millones para estos mismos fines y Youtube, filial de la anterior, ha puesto en marcha su propio sistema para filtrar falsos emisores.

 

Muy notable fue Verificado de México, una iniciativa mutiempresarial que nació específicamente para combatir noticias falsas en la pasada elección de Julio 1, 2018. “Verificado publicó “400 notas y medio centenar de videos, que fueron difundidos no sólo en Verificado.mx(con 5 millones de visitas), sino también por más de 80 aliados.”

 

“Comprova”, en Brasil, es otra coalición que conecta a 24 medios de comunicación que se unieron para combatir la epidemia de noticias falsas.

 

Facebook, en nombre de Whatsapp, ha convocado un concurso de ideas para confrontar la crecida de desinformación que inunda esa red de mensajería. Son ejemplos.

 

Quien firma este artículo dirige un factchecker en español basado en algoritmos.

La tarea es difícil porque el “enemigo” es monumental, terco y muy atractivo. En “ un estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts (el prestigioso MIT), que analizó 126 mil rumores que llegaron a 3 millones de personas, la información falsa, que suele ser espectacular y llamativa, se extiende mucho más rápido que la verdadera: hasta seis veces más rápido.”

 

Además de eso, está la exacerbación de lo emocional (que tiene más poder que lo racional), el afán protagónico de muchos que comparten y otros motores humanos de los que hemos hablado en esta columna. Es la gente, al final, la que inclina la balanza a uno u otro lado.

 

Que el público informado y parte del general vuelvan a los medios profesionales noticiosos no significa que la batalla esté consolidada y menos ganada. Es un logro importante, pero debe probar su continuidad e incluso fortalecimiento.

 

Los datos parecen indicar que, en efecto, el público ha entendido el valor de una fuente de noticias conocida, reconocida y confiable en vez de la multiplicidad de fuentes que pulula en los medios online. Las noticias falsas, pues, podrían estar dándose un “tiro en su propio pie” porque comienzan a empujar a la gente a buscar pocas pero creíbles opciones de información verificada y profesionalmente producida.

 

Hay que observar cuidadosamente qué pasa en el corto plazo, porque esto se mide en meses. Por los momentos celebremos el comeback y hagamos lo posible porque sea duradero.

 


Publicado originalmente en Univision Noticias. Imagen inicial: Composición de FNN.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

13 + 11 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Telesur English fuera de Facebook?

¿Telesur English fuera de Facebook?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Telesur English fue cancelado por la red social, temporalmente con posibilidad de que sea permanente producto de la investigación que realizan. La versión en español sigue en línea. Aunque Facebook no ha declarado sobre las razones específicas, incluso Telesur mismo sospecha que puede ser por la nueva política contra noticias falsas.

Por los momentos es la razón que más sentido tiene, dado que Telesur sirve a países como Cuba, Venezuela, Nicaragua claramente ubicados entre los de menor libertad de prensa en el mundo, y a grupos afines al Foro de Sao Paulo, relacionados con la izquierda radical.

Así como Facebook ha removido cuentas de utraderechistas como Alex Jones, no vemos extraño que lo haga contra ultraizquierdistas como Telesur.

(Agosto 14, 2018). Telesur, la cadena televisiva alineada con los movimientos izquierdistas del Foro de Sao Paulo, ha denunciado que su canal en inglés ha sido removido de Facebook. Según Telesur:

Facebook eliminó nuevamente la cuentaoficial en inglés del canal de noticias internacional, teleSUR (teleSUR English) sin ofrecer mayores detalles sobre los motivos que ocasionaron la suspensión del perfil, que tiene más de 500 mil suscriptores.

 

Esta es la segunda ocasión, en lo que va del año, que la red social suspende de manera aleatoria la página en inglés de la multiestatal informativa de América Latina y el mundo.

 

“Esta páginano está disponible. Es posible que el enlace que seleccionaste esté dañado o que se haya eliminado”, es el mensaje que aparece al momento de buscar el perfil del medio de comunicación ,en la compañía de Mark Zuckerberg.

Facebook establece en sus términos de servicio y uso varios puntos que podrían ser base para esta decisión:

  1. Sobre el contendio, si el titular de la cuenta “no los mantiene actualizados y precisos (sección 4.6), pueden cancelar su cuenta (sección 14).” No obstante, no creemos que sea esa las razón.
  2. En la sección IV de los Estándares de Comunidad dice: “No permitimos que las personas utilicen información engañosa o inexacta para recopilar “Me gusta”, seguidores o compartidos.” Aquí podría haber un punto.
  3. La sección IV, punto 18 señala: “Noticias falsas: (…) Reconocemos que este es un tema desafiante y sensible. Queremos ayudar a las personas a mantenerse informadas sin ahogar el discurso público productivo. También hay una delgada línea entre las noticias falsas y la sátira o la opinión.” Atención con esto.
  4. La sección III, punto 12: “No permitimos el discurso de odio en Facebook porque crea un ambiente de intimidación y exclusión y en algunos casos puede promover la violencia en el mundo real.”

Telesur declaró que:

Por su parte, los periodistas que administraban la cuenta denunciaron que las razones podrían estar asociadas a las nuevas políticas y condiciones impulsadas por la empresa estadounidense, sobre lo que consideran “fake news” (noticias falsas).

 

Facebook aseguró que procedió a la eliminación por considerar que el contenido del perfil infringía las normativas y los términos de su plataforma, agregando además que por estas razones la página podría quedar fuera de funcionamiento de manera permanente.

No hay pronunciamiento oficial de Facebook y, según las normas, la página está bajo revisión y, de confirmarse las razones para su remoción temporal, el cierre podría ser definitivo.

 

Validación

No hay elementos para deducir las razones del cierre, solo podemos afirmar que ocurrió temporalmente (por el momento). No obstante, como posible antecedente, citamos un caso que tratamos hace unas semanas:

Alex Jones: ¿El conspirador mayor se queda sin plataformas?

Allí dijimos:

El popular comentarista de ultraderecha fue expulsado de varias plataformas en línea, pero no por sus opiniones -eso sería contrario a la libertad de expresión-, sino por una larga lista de teorías conspiratorias y noticias falsas.

Sabemos que Telesur es una ala de los servicios de inteligencia cubanos, que a su vez se extienden a los venezolanos, nicaragüenses y de muchos grupos alienados con la isla caribeña. Por conexión con la fábrica rusa de noticias falsas, conocemos sus jugadas de laboratorio en la distribución de grandes volúmenes de fake news, bulos y contenido problemático en general.

Lo anterior no está confirmado, pero un examen de su cobertura del supuesto atentado contra Nicolás Maduro, el pasado Agosto 5, muestra que dan como cierta de forma completa e indiscutible la versión del régimen venezolano, llena de imprecisiones y opacidad. De 180 países estudiados en el Índice de Libertad de Prensa, Venezuela ocupa el puesto 137 y su situación se define como “difícil”.  Nicaragua está mejor: 92 pero aún en la escala de los que tienen problemas significativos de libertad de prensa y control del Estado sobre las comunicaciones.

Peor aún Cuba, la escuela y columna vertebral del sistema de izquierda radical del cual Telesur es un nodo, ocupa el puesto 173 y se define como “muy grave”. Rusia, la matrona de todos, está en el escalón 148, entre los de situación “muy grave”.

Si estos son los pilares de Telesur, hay pocas dudas de que sea un canal para el contenido de estos regímenes dictatoriales y autoritarios. Aunque esperamos el informe de Facebook, parece probable que sean las noticias falsas las que hayan motivado la remoción de la página en inglés, como ellos mismos sospechan según su testimonio más arriba.

Esperamos el pronunciamiento de Facebook.

ANEXO


Imagen inicial: VK.

¿Tiene información sobre esta noticia?

1 + 8 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.