fbpx
Guardacostas de EE.UU. en aguas venezolanas y un titular sobre Embajada en Washington (La Patilla)

Guardacostas de EE.UU. en aguas venezolanas y un titular sobre Embajada en Washington (La Patilla)

La entrega 9 del Desmontaje de fake news del chavismo, publicado en La Patilla  en mayo 19, 2019 trata dos casos de tendenciosidad noticiosa: el primero como magnificación de un evento intrascendente para transformarlo en una gran denuncia. El segundo como manipulación de un título para lograr un efecto que no se corresponde con los hechos.

La sección de desmontajes en La Patilla es producida por VerifiKado.

(Mayo 23, 2019 – Fernando Nunez-Noda). Veamos un ejemplo de cómo se crea una noticia que, o no ocurrió del todo o no tiene relevancia pero se magnifica para ajustarla a una narrativa política. Muy típico de laboratorios, el engrandecimiento artificial de un tópico o, si no, su mera invención.

Publica RT, la agencia noticiosa del régimen ruso que el jueves 9 de mayo “el USCG Cutter James, uno de los barcos con tecnología más avanzada de la Armada de los EE. UU., navegaba hacia las aguas territoriales de Venezuela cuando un bote patrullero [venezolano] fue enviado para advertirlo. El buque estadounidense (en la foto) se retiró después de la comunicación por radio.

Sigue RT con que: “La Marina venezolana emitió un comunicado [al día siguiente] en el que involucró a un barco de la Guardia Costera de Estados Unidos que se dirigía hacia La Guaira, el principal puerto del país latinoamericano.”

El reporte señala que la Marina venezolana ya “había visto el barco el día anterior cuando estaba en tránsito por la zona económica exclusiva de Venezuela, y envió un barco de patrulla para comenzar a monitorear sus maniobras.”

(Las “aguas territoriales” de un país alcanzan hasta 12 millas náuticas (unos 22,2 km) y luego sigue una «zona contigua», de 12 millas náuticas adicionales, en la cual un estado puede imponer un control limitado para prevenir la «infracción de sus leyes y regulaciones aduaneras, fiscales, de inmigración o sanitarias». Después de esas 24 millas náuticas, viene un “zona económica exclusiva” de 200 millas náuticas o 370 km.)

Según la denuncia, el USCG Cutter James estaba a 14 millas náuticas (26 km) de la costa venezolana cuando la Armada envió un barco patrulla a interceptarlo. El guardacostas estadounidense habría dado la vuelta y salido del mar territorial venezolano. 

Las evidencias presentadas son reportes de Marine Traffic, un portal de seguimiento de embarcaciones en todo el mundo; más declaraciones del régimen venezolano. Pero no hay coordenadas o indicaciones para poder confirmar el paso y la distancia al momento, sino capturas de pantalla como la siguiente que pueden ser fácilmente fabricadas pero que damos como cierta provisionalmente.

Marine Traffic, sin duda, ofrece una buena visualización de los buques pero en tiempo real, al menos en su interfaz pública. De resto habría que confiar en los medios de la órbita rusa. Algo que sugerimos vigorosamente no hacer.

Pero… ¿ocurrió o le importó a alguien?

Entonces fuimos a Google Search y Google News (el 16 de mayo a la 1:30am EST) y buscamos en inglés y español: “US CG JAMES”, el nombre del Guardacostas. Éstas son las marcas que daban la noticia ocurrida, según reportan, en mayo 9:

RT, agencia de noticias del régimen ruso,
Sputnik, portal noticioso ruso,
Venezuela Analysis, un medio que se define como “contra-narrativa para la cobertura de los medios de la Revolución Bolivariana”,
Black Hole Zoo, un portal independiente con acento en lo militar,
GlobalResearch.ca, que copia el mismo reporte de Venezuela Analysis junto a trozos ya publicados por RT,
AMN, un medio para el mundo árabe…

…y una docena de blogs y medios desconocidos, casi todos de la izquierda internacional, altamente confrontacionales con Estados Unidos, la Europa democrática y, por supuesto, el gobierno de Juan Guaidó y la oposición venezolana. Haga la prueba usted mismo estimado lector.

¿Por qué aseguramos que son de la órbita izquierdista? Porque copian, combinan y reescriben las mismas notas originales de RT y Sputnik, a veces con los mismos gráficos, citas y referencias. Lo demás son añadidos, adaptaciones y editorializaciones adicionales.

Por otro lado, no hay medios de peso internacional que hayan mencionado el evento. No están AP, Reuters, EFE ni otras grandes agencias, no portan por ahí BBC, Washington Post, NYT, CNN, El País, Le Monde, El Excelsior…

¿Porque no lo reseñan? Porque o no ocurrió tal violación marítima o, si en efecto sucedió, no tiene la menor relevancia. Y ya verán porqué.

Como en todo evento de propaganda, que en mayor o menor medida implica fabricación, el asunto se reduce a criterios. Uno criterio apoya al chavismo; y otro a la oposición y el gobierno interino de Venezuela. El régimen chavista considera que Nicolás Maduro es el presidente, la oposición no. La oposición reconoce a Juan Guaidó como presidente interino y +55 países democráticos del mundo también, mientras que casi todos los 17 que reconocen a Maduro son dictaduras.

Para quienes dan a Maduro como mandatario legítimo, el evento del US CG James podría ser una violación de la soberanía marítima de Venezuela. Pero para quienes reconocen a Guiadó no, porque el régimen de Maduro es ilegítimo y no representa al país.

No hubo, ni habrá nota de protesta del gobierno de Juan Guaidó a EE. UU. para una navegación dentro del área marítima del país. Menos aun cuando ha solicitado apoyo del Comando Sur de la Fuerzas Armadas de EE. UU. para la cooperación militar.  De modo que para el gobierno de Guaidó, los países e instituciones que lo reconocen, no hay conflicto alguno por el mencionado Guardacostas.

De hecho el Secretario de Estado Mike Pompeo lo dijo: “Creo que cualquier acción de los Estados Unidos en Venezuela, incluida la intervención militar, es legal”.

El “conflicto” es artificial, una matriz que se amplifica con medios pequeños, medianos y algunos grandes, de Rusia con amor.

Falsedad o intrascendencia

Ahora, digamos que no ocurrió o que fue hábilmente fabricado con medias verdades. Es perfectamente normal que un guardacostas entre en territorio de otro país, pero no sería para amenazar ni agredir. Si EE. UU. quiere intervenir navalmente en Venezuela no será con un guardacostas precisamente… para eso tiene 480 embarcaciones que incluyen los portaaviones más grandes del mundo y 3.700 aviones de la propia US Navy.

Por otro lado, recordemos que la mayor parte del espionaje y reconocimiento militares se hacen desde aviones espías que pueden volar muy alto o satélites geoestacionarios.

El barco estaría haciendo un reconocimiento y quizá se introdujo en la franja marítima de Venezuela. ¡Gran cosa! Más ocupado estaría el US CG James ayudando en la lucha contra el tráfico de drogas promovido por y desde la Venezuela chavista a través del Mar Caribe.

Conclusión

Se construye una “noticia” que perjudique al enemigo (EE. UU., el gobierno (i) de Guaidó) y beneficie al aliado (el régimen chavista). Se amplifica a través de una amplia red de medios conocidos algunos pocos, desconocidos la mayoría. Se proporcionan evidencias muchas veces imposibles o muy difíciles de corroborar. Se subsumen los hechos o fabricaciones en una narrativa de guerra y ¡voilà! tenemos un tópico para confrontar, movilizar o distraer.

Pero en este caso el intento falló de largo, como por más de 200 millas náuticas…

 __________________________________________

BONO: Los tomistas de la Embajada venezolana en Estados Unidos y un titular tendencioso

El 14 de mayo Telesur publicó una noticia sobre los invasores de la Embajada de Venezuela en Washington, miembros del colectivo “Code Pink” y lo titula “Policía de EE.UU. sigue apoyando asedio a embajada venezolana”.

Ese título es su propia refutación. La policía en el país del norte (una nación democrática con separación de poderes y límites claros de competencias) no es como las de Venezuela, que tienen claras parcialidades política y que, como las Fuerzas Armadas, son brazos armados del régimen chavista, con contadas excepciones.

En este sentido, la policía obedece órdenes de un alcalde, de un gobernador o emanadas por un tribunal, pero nunca generan ni ejecutan sus propias decisiones políticas. Están ahí para cumplir la Ley y, en este caso, el mandato es claro: Estados Unidos reconoce al de Juan Guaidó como el gobierno legítimo de Venezuela y éste nombro a Carlos Vecchio como su Embajador, el cual debe ocupar la sede correspondiente con su staff. La policía no hace otra cosa que cumplir órdenes basadas en el ordenamiento legal.

Eso le puede parecer muy extraño a un chavista, pero en el mundo desarrollado y buena parte del no desarrollado, es norma. El titular es incorrecto, tendencioso y, de principio a fin, falso.


Imagen inicial: Barco: Melissa Leake, US Navy y Embajada: WikiCommons.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

6 + 9 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Visa y Mastercard dejarán de operar en Venezuela?

¿Visa y Mastercard dejarán de operar en Venezuela?

Probable.

De acuerdo con las sanciones impuestas, las plataformas de Visa y Mastercard deberán dejar de funcionar eventualmente, pero quizá no tan inmediatamente como se esperaría.

(Mayo 22, 2019 – Javier Brassesco). El portal Banca y Negocios abrió la semana con una noticia preocupante: el sistema financiero venezolano tendría que dejar de operar con Visa y Mastercard antes de enero de 2020.

Como se trata de un respetado portal de economía y negocios, la noticia fue replicada por varios medios de comunicación: NTN24El Informador.

Eso sí, varios de ellos matizaron la información utilizando el condicional: Visa y Mastercard “dejarían” de operar en Venezuela antes de 2020.

Esta noticia se desprende de una resolución conjunta del Banco Central de Venezuela y la Superintendencia de Bancos (Sudeban), de número SIB-DSB-04714 y fecha 16 de mayo, en la cual se exige al sistema financiero crear una red doméstica de procesamiento de transacciones que prescinda de los convenios con las franquicias Visa y Mastercard y del sistema Maestro antes del próximo 30 de noviembre para las operaciones de débito y antes del 30 de enero para crédito.

La medida se justifica apelando a las sanciones de Estados Unidos, previendo que estas franquicias dejen de operar en el sistema financiero venezolano.

Desmentido del BCV

Ante el revuelo que se generó, el BCV confirmó la existencia de esta resolución, pero al mismo tiempo explicó que la plataforma de pago electrónico que busca crear en conjunto con la banca nacional operará de manera complementaria con la que ya existe: “Esta circular (…) no pretende declarar el cese de operaciones con las franquicias internacionales…”.

Sin embargo, en la resolución del BCV no se habla de ningún sistema complementario ni se explica cómo estas plataformas van a trabajar de manera conjunta.

El superintentendente de bancos, Antonio Morales, ya había declarado el pasado 8 de mayo que estaban apuntando a un sistema de pagos independiente, “que no tenga que estar pasando por ninguna nube en el exterior, como es el caso de Visa y Mastercard, vamos a establecer una hoja de ruta con miras a la independencia de nuestro sistema de pagos”.

Ya en marzo pasado Morales había pedido a la banca privada un nuevo sistema de pagos electrónicos, ante informaciones de que el gobierno de Estados Unidos estaría considerando suspender a Visa y Mastercard en Venezuela.

Nuestra validación

Si bien el régimen de Maduro desmintió el cese de operaciones de Visa y Mastercard, en la reciente resolución del BCV se ordena a la banca privada crear una plataforma independiente y no se habla de convivencia con la ya existente ni mucho menos se explica cómo funcionaría esto.

Está claro el interés del BCV en crear un sistema que no dependa de Visa y Mastercard, toda vez que los principales bancos públicos venezolanos (Venezuela y Bicentenario, además de Bandes) ya están sancionados por Estados Unidos y no podrán hacer transacciones con Visa y Mastercard cuando haya transcurrido el año de licencia que estableció el gobierno de Donald Trump para que entre en vigencia esta penalización.

Como los plazos que allí se estipulan son demasiado perentorios, según han afirmado varios analistas, lo más probable es que la plataforma financiera existente continúe operando por varios meses, quizá incluso un año. Lo que ocurrirá después es un misterio.


Imagen inicial: Pixabay.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

9 + 7 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Existen negociaciones entre la oposición y el régimen de Maduro?

¿Existen negociaciones entre la oposición y el régimen de Maduro?

Poco probable.

Aunque sin duda hay una mediación, al menos por separado, entre los noruegos y los representantes del chavismo y del gobierno (i) de Juan Guaidó, que hayan ocurrido conversaciones directas o negociaciones específicas es algo que, aunque probable, no puede darse por hecho.

(Mayo 20, 2019 – Javier Brassesco). Para una parte de la oposición venezolana, las negociaciones con el régimen de Nicolás Maduro no conducen a ningún sitio, y cuando este último ha apelado a las mismas ha sido para ganar tiempo, pues no está dispuesto a hacer ninguna concesión.

El propio Juan Guaidó negó el jueves pasado la existencia de negociaciones ante lo crecientes rumores: “No hay ningún tipo de negociación, lo repito y lo dejo meridianamente claro (…) lo que hay es un esfuerzo de Noruega, que tiene meses por cierto…”.

Sin embargo, ese mismo día publicó unos tweets que parecen ir en sentido contrario:

La posibilidad de algún tipo de negociación queda abierta cuando dice: “Estamos trabajando en todas las opciones para ponerle fin a la dictadura…”.

Además existe un grupo de contacto internacional auspiciado por la Unión Europea que visitó Venezuela el 16 y 17 de mayo y luego informó que había abordado “la posible vía para un camino electoral negociado”.

El grupo tiene representación de los gobiernos de España, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Portugal, Suecia, Reino Unido, Costa Rica, Uruguay, Ecuador y Bolivia, y es el único que tiene acceso a las dos partes enfrentadas en Venezuela.

Por supuesto, toda esta situación está siendo seguida muy de cerca por Estados Unidos, pues Venezuela es el primer paso en aquella promesa que Trump hizo en febrero (“el primer hemisferio libre de toda la historia”) y también por Rusia y China, que deben estar exigiendo garantías a las inversiones que han realizado en el país caribeño.

La participación de la ONU debe ser importante en cualquier tipo de negociación: ante los ojos del régimen madurista la OEA ya ha tomado posición en este conflicto.

Nuestra validación

El reflejo natural de un político es negociar, pero lo que advierte cierto sector de la oposición a los gobiernos europeos que con buena fe intentan mediar es que el régimen madurista no está conformado por políticos sino por delincuentes: es más un cartel que un gobierno.

Pero al mismo tiempo la situación es tan desastrosa en Venezuela que no se puede decir que un bando está ganando sino que más bien uno pierde más lentamente que el otro. Al punto que no es descabellado pensar que una negociación para salir de Maduro puede estar siendo impulsada desde adentro. Está claro que el dictador venezolano se ha convertido en un lastre a la hora de intentar superar la crisis, y la Fuerza Armada debe estar ansiosa de tutelar una transición y recuperar un prestigio que alguna vez tuvo y que hoy está por los suelos.

Fue lo que varios funcionarios de Estados Unidos dijeron durante los sucesos del 30 de abril: existen contactos con funcionarios del régimen de Maduro, militares y civiles, para salir de él.

Pero claro, esta negociación no es bienvenida por quienes integran el sector más radical del chavismo (ni por los radicales de la oposición, como explicamos): creen que no hay papel ni garantía que los salve de terminar en la cárcel.

Todos los indicios apuntan a que existe algún tipo de negociación entre el régimen madurista y la oposición. No se han hecho públicas ni sabemos quiénes son los representantes de cada bando, y en cuanto al alcance de las mismas y qué tan exitosas serán es algo que solo el tiempo podrá decir.


Imagen inicial: VK

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

2 + 2 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Está el «dinero sucio» del chavismo mitigando el efecto de las sanciones?

¿Está el «dinero sucio» del chavismo mitigando el efecto de las sanciones?

Altamente probable.

¿Por qué las sanciones no han logrado la salida del régimen? Por el dinero producto de actividades ilegales. Un estudio acusiosamente investigado muestra la verdadera magnitud, no solo del inmenso conglomerado delictivo del chavismo, sino de los daños materiales y humanos causados, muchos de ellos irreversibles y otros que tomarán décadas en revertirse.

(Mayo 17, 2019 – Fernando Nunez-Noda). Si usted se pregunta porqué las sanciones impuestas por EE.UU. y otros países tardan tanto en surtir efecto, quizá aquí tengamos una respuesta. Como reporta el Washington Post:

Cuando se les pidió que explicaran por qué sus esfuerzos por derrocar al presidente venezolano, Nicolás Maduro, se han quedado cortos, los funcionarios de la administración de Trump suelen citar la influencia siniestra de Cuba y Rusia (…) De lo que no hablan tanto es un factor posiblemente más importante: el “Cartel de los Soles”.
.
Ese término colorido se refiere a la red de tráfico de drogas que cada año transporta cientos de toneladas de cocaína colombiana desde los aeródromos venezolanos a América Central y el Caribe para su distribución final en los Estados Unidos y Europa, y eso incluye a algunos de los funcionarios de mayor rango en el Régimen de maduro. Estos hombres [se aferran al poder] porque, a pesar de la implosión económica de Venezuela, todavía están cosechando millones, y es probable que sean encarcelados en Venezuela o los Estados Unidos si se alejan.

Estas conclusiones, y otras, se derivan de un estudio para la National Defense University con sede en Washington, presentado por IBI Consultants. El informe puede descargarse en este vínculo, del cual mostramos un mapa genérico de crímenes de esta red cuyo epicentro es el chavismo:

Una transnacional del delito

El informe muestra una verdadera integración horizontal y vertical de actividades ilegales. Entre ellas:

Relacionadas a PDVSA (la empresa pública venezolana de petróleo): Implica «falsificación de ventas petroleras», no solo con la empresa venezolana, sino con muchas otras en la que PDVSA es socia (PDV Caribe, Alba Petróleos en El Salvador y Albanisa en Nicaragua).

Por ejemplo, Alba Petróleos informó que no recibió ni vendió petróleo entre 2010 y 2017, y sin embargo esta subsidiaria salvadoreña registra ingresos de $1,2 mil millones. Dinero que jamás entró en el Tesoro público.

En Nicaragua la cantidad robada oscila entre $4 y $6 mil millones. Y así hubo cientos de operaciones más pequeñas que pasaron debajo del radar, pero dilapidaron al país a quienes debieron servir. Ningún poder legislativo registró y consolidó estos ingresos en las arcas nacionales.

 

Resto del Artículo: Otras Actividades Criminales y Efectos en la Población

Compra de activos fijos cíclicos: Tomemos como ejemplo el caso de Raul Gorrín, dueño del canal de TV Globovision, quien fue acusado de conspiración para violar la Ley (estadounidense) de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA), y de las cuales se declaró culpable. Consistía en “un sistema de cambio de moneda extranjera en el que la divisa bolivariana venezolana se negociaba por un precio fijo en dólares significativamente más alto que el tipo de cambio oficial. El esquema lavó entre $1,2 y $2,4 mil millones”. El dinero pasaba por Estados Unidos y, antes que pudieran investigar, llegaba a Suiza.

Y esto es solo uno de los muchos ejemplos.

Minería ilegal: Sobre todo para extraer oro ilegalmente. Dice el informe: “Solo en 2018, el estado venezolano vendió 73,2 toneladas de oro en Turquía y los Emiratos Árabes Unidos, con parte del oro terminando tan lejos como Uganda. Dado que las reservas de oro del Banco Central venezolano aumentaron 11 toneladas en 2018, a pesar de la venta masiva en curso, es probable que una cantidad significativa de la mercancía fue minada ilegalmente por grupos disidentes de las FARC y el ELN.” Lo que se mina y no se registra, es de uso exclusivo y secreto del chavismo.

Proyectos ficticios o sobrevaluados fueron también responsables de desviar miles de millones de dólares.

Otras fechorías, documentadas en el informe incluyen:

  • Proyectos de Infraestructura Falsificados.
  • Transferencias de banco a banco.
  • Proyectos de Infraestructura Falsificados.

Efectos

Para terminar,  citaremos un par de párrafos de las conclusiones de la investigación, sobre las consecuencias concretas y la falacia o, en todo caso, sobreestimación de las sanciones de EE.UU. y otros países:

«Impacto humano y económico

“Los costos humanos de las acciones de la «Empresa Criminal Conjunta Bolivariana» (sic, «Bolivarian Joint Criminal Enterprise» son inmensos, pero al menos hasta cierto punto medibles. En 2018, la tasa de inflación de Venezuela superó el millón por ciento y el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que esta tasa se elevará más allá del 10 millones por ciento (10.000.000%) para el final de 2019. Además, un estudio venezolano que cubría 2017 estimó que el ciudadano de ese país en ese año, perdió en promedio 24,1 libras (10,8 kg) debido a la escasez de alimentos del país. Baje el PDF del estudio de Encovi.

“Finalmente, la Comisión de Derechos Humanos (IAHCR) estimó que solo el 20% de los medicamentos necesarios todavía era fácilmente accesible para los venezolanos en 2018. La falta sistémica de medicinas es solo uno de los abusos a los DD.HH. cometidos por el régimen de Maduro.”

“Algunas personas han culpado a las amplias y crecientes sanciones de los Estados Unidos contra empresas estatales de Venezuela y asociadas por la catástrofe humanitaria.

“Sin embargo, los efectos de estas acciones en el promedio venezolano probablemente han sido marginales. (…) Una estimación encontró que entre septiembre de 2017 y septiembre de 2018, las sanciones de los Estados Unidos resultaron en aproximadamente $6 mil millones en pérdidas venezolanas.

“Si bien son significativas, estas pérdidas son marginales comparadas con los costos explorados en esta sección.»

Solo en deuda, el estudio fija la responsabilidad del chavismo como empresa delictiva en más de $100 mil millones que no generaron ni beneficio, ni alimentos, medicinas o infraestructuras para el país.

El informe menciona a los 3,7 millones de venezolanos que han emigrado (mucho antes de las sanciones) como una prueba del colapso económico, así como pérdidas globales, desde que Maduro es presidente, que suman unos $500 mil millones.

Más que impericia, clientelismo o corrupción interna, es la actividad delictiva del chavismo la que mantiene en pie financiero a un régimen que ya es indivisble de esta infraestructura criminal que lo sustenta.


Imagen inicial: VK con insumos de PIxabay.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

7 + 5 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Hay 140 países que no apoyan a a Guaidó?

¿Hay 140 países que no apoyan a a Guaidó?

Los adversarios de Juan Guaidó harán todo para minimizar el apoyo mayoritario de los países democráticos del mundo, mientras que Maduro tiene el de las naciones con menor índice de libertad. Hay 140 países que han preferido mantenerse neutrales. No apoyan a Guaidó pero tampoco a Maduro.

(Mayo 15, 2019 – Javier Brassesco). Ante el argumento de que más de 50 países en el mundo apoyan a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, desde la izquierda mundial ha surgido un contraargumento: en el mundo hay más de 190 países, así que la cuenta es fácil y si 50 te apoyan pues unos 140 no. Ergo: alrededor de 140 naciones soberanas respaldan a Maduro.

Aquí un ejemplo, donde el rapero, cineasta y activista de izquierda Boots Riley esgrime en un conversatorio de Harvard precisamente ese argumento ante una venezolana que lo increpa:

“…(minuto1:42) Ok… así que dices que 50 países apoyan a Guaidó. ¿Cuántos países hay en el mundo? Hay 140 países que no apoyan a Guaidó…”, una afirmación que desata los aplausos de sus seguidores.

Verifikado ya realizó en su momento un trabajo al respecto, y en la última actualización teníamos que 55 países apoyaban a Guaidó y 17 a Maduro:

Pulso internacional: Guaidó 55, Maduro 17

África indiferente

Incluso, como ejercicio, estirando la cuenta podríamos sumar a los países de la SADC (Comunidad de Desarrollo de África Austral), que impulsados por Sudáfrica decidieron apoyar a Maduro a mediados de febrero, y la cuenta nos daría 32 países que hay apoyado explícitamente a Maduro.

Muchos analistas, sin embargo, no tomaron en serio esta declaración (que como se puede ver fue publicada únicamente en medios de izquierda), y afirman que el único apoyo claro a Maduro en África viene del lado de Sudáfrica y Guinea Ecuatorial. Costa de Marfil se abstuvo en dos ocasiones cuando en el Consejo de Seguridad se votaron resoluciones en torno a Venezuela. En cuanto a Guaidó, solo ha recibido el apoyo explícito de Marruecos en ese continente. Así que mejor lo dejamos en 17 países que apoyan a Maduro.

El chavismo incluso se inventó un apoyo de la Unión Africana (55 países) que fue denunciado como falso.

Probablemente la mayoría de los países africanos no se pronunciado en esta materia porque no quieren quedar mal con ninguno de los bloques de poder a nivel mundial. Algo parecido ocurre con el resto de las naciones del planeta.

Los neutrales son mayoría

También está el caso de países como México o Uruguay, que en principio apoyaron a Maduro pero luego han adoptado una postura más cauta.

En cualquier caso es un error afirmar que “140 países del mundo apoyan a Maduro” (o no apoyan a Guaidó). La mayoría (y existen 194 naciones soberanas) no ha expresado su respaldo a uno u otro como presidente ni tiene por qué, pues Venezuela no es el ombligo del mundo.

Pero no es solo una cuestión de números: el más superficial análisis nos demuestra que a Guaidó lo apoyan las principales democracias del planeta y a Maduro los países con menor índice de libertad.

¿A Maduro lo apoyan los países con menor índice de libertad?


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay. Fotos de Guaidó y Maduro de Creative Commons.

Artículos sobre Venezuela


¿Tiene información sobre esta noticia?

3 + 5 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Autorizará EE.UU. la opción militar en Venezuela?

¿Autorizará EE.UU. la opción militar en Venezuela?

No hay indicadores claros sobre nuevas acciones a corto plazo del gobierno de Estados Unidos. Las declaraciones y contra-declaraciones son norma en la administración Trump.

Pero respecto a una acción militar concreta, las opciones están sobre la mesa. Solo que no sabemos aún cuáles serán.

(Mayo 14, 2019 – Redacción). El Washington Post publicó el miércoles 8 de mayo un reportaje en donde se afirma que Trump está molesto por la forma en que sus funcionarios han manejado el caso Venezuela, pues le hicieron ver que salir de Maduro iba a ser mucho más fácil. Siente que subestimaron a su adversario.

Según la nota del Post, que tiene como fuente a funcionarios de la administración y consejeros de la Casa Blanca que prefirieron mantener el anonimato, la principal insatisfacción de Trump por la agresiva estrategia que no ha traído ningún resultado se centra sobre todo en John Bolton, consejero de seguridad nacional, quien siempre ha mantenido una retórica intervencionista que va en contra de la política de Trump, quien ha retirado tropas de Afganistán e Irak afirmando que Estados Unidos no debe ser el policía del mundo.

Trump se habría quejado de que Bolton lo quiere llevar “a una guerra”, según un alto funcionario, y aunque oficialmente la política de Estados Unidos no ha cambiado hacia Venezuela oficialmente tras la jornada del pasado 30 de abril en el país caribeño, cuando Juan Guaidó acompañado de algunos militares hizo un llamado a salir del régimen de Maduro, lo cierto es que esos sucesos han terminado de convencer a Trump de que éste es “un hueso duro de roer”. Todo lo anterior según el artículo del WP.

Según el reporte, el presidente está incómodo porque siente que Bolton lo ha puesto contra la pared, en una zona que no es cómoda, y que sus tuits llamando a los militares venezolanos a que se vuelvan contra Maduro y a que éste se retire tranquilo a una playa cubana han provocado expectativas que no son realistas.

A la hora de una intervención militar, Trump parece más inclinado a favorecer este tipo de acción en Irán, que desde su punto de vista sí representa una amenaza para las tropas estadounidenses desplegadas en Oriente Medio y además respalda su creencia de que Barack Obama fue demasiado ingenuo con esta nación islámica. Pero una escalada contra Venezuela no es algo que le resulta cómodo, pues «las palomas» de Washington (los políticos que se oponen a las opciones militares) consideran que el país suramericano no representa una amenaza directa para Estados Unidos.

La actitud de Trump hacia Venezuela también habría cambiado tras una conversación telefónica de más de una hora con el presidente ruso Vladimir Putin: “Putin no quiere involucrarse demasiado con Venezuela y quiere que cosas buenas le sucedan a ese país, igual que nosotros. Queremos que dejen entrar la ayuda humanitaria”. Putin también le dijo que no está vendiendo armas nuevas a Venezuela sino solo cumpliendo contratos ya firmados, y desestimó la importancia de las inversiones rusas en ese país.

Es una declaración que va contra lo que ha declarado no solo Bolton sino también su secretario de Estado, Mike Pompeo (en estos momentos en Rusia para reuniones con su par ruso Sergey Lavrov y con Vladimir Putin), quienes han acusado a Rusia de sostener a Maduro. Recordemos que Pompeo dijo a la Cadena Fox a principios de mayo: «La acción militar es posible. Si eso es lo que se necesita, eso es lo que Estados Unidos hará«.

Pero según dos funcionarios mencionados por el Washington Pos, Trump no estaría inclinado a favorecer ningún tipo de intervención militar en Venezuela.

La Casa Blanca, sin embargo, ha solicitado que le presenten planes militares que no impliquen una invasión, pero utilizar armas como los misiles Tomahawk presentan un alto riesgo de matar civiles. La opción militar mientras Maduro permanezca en el poder es reforzar las tropas en países vecinos o incluso enviar a la Armada cerca de las costas venezolanas como demostración de fuerza.

No hay horizonte claro, todavía…

Fue el propio Trump quien a mediados de febrero habló del  “primer hemisferio libre en la historia” como un objetivo tras el derrocamiento de las dictaduras de Venezuela, Cuba y Nicaragua. También ha dicho repetidas veces que «todas las opciones están sobre la mesa», un eufemismo que significa la no exclusión de la opción militar, usualmente como último recurso. Esta frase se ha repetido varias veces desde el alto gobierno. En el video, la declaración que dio antes de su discurso en la Asamblea General de la ONU en septiembre de 2018:

Después de que el Post publicara esta nota, Trump escribió además un tuit en Mayo 8 por la noche (que fue luego incluido en la versión digital del reportaje original) en donde afirma que Estados Unidos acompañará a Venezuela en su lucha por salir de Maduro “el tiempo que sea necesario”.

Todo lo que se dice en la nota del Post es verosímil: la política de Trump ha estado inclinada más al retiro de tropas que a la intervención, la retórica del “halcón” Bolton ha causado incomodidad a Estados Unidos por la falta de resultados y Putin puede haber manipulado a su colega.

La actitud de la dictadura madurista, que el pasado 8 de mayo encarceló al vicepresidente de la Asamblea Nacional, podría reforzar además la teoría de que están apostando a que Estados Unidos no intervendría militarmente.

Pero Trump tiene una lógica muy particular. Es un presidente impredecible. Se ha caracterizado por decir y desdecirse. Además, es un maestro en crear confusión entres su rivales, de modo que tampoco se descarta que estas declaraciones y contradeclaraciones sean parte de alguna dinámica convenido formal o informalmente entre sus voceros.

De modo que, aunque la posibilidad de una intervención militar en el corto plazo luce improbable para algunos analistas, y que se ensayarán todas las opciones para evitarla, es muy posible que Estados Unidos esté dispuesto a medidas intermedias: entrenamiento y dotación militar a Colombia, uso de su infraestructura militar para logística, transporte y dotación armamentística de, por ejemplo, Colombia y Brasil. También misiones de reconocimiento e inteligencia militar.

El Embajador de Venezuela en EE.UU., Carlos Vecchio por instrucciones del presidente (i) Juan Guaidó pidió una reunión con el Comando Sur para «para avanzar en temas de cooperación y planificación técnica y estratégica, con el objetivo de detener el sufrimiento del pueblo venezolano y restablecer la democracia.»

Claro, para el chavismo la intervención tiene un valor propagandístico poderoso. Para ellos, la intervención militar va. En Telesur se afirma que:

El jefe del Comando Sur, Craig Faller, se mostró dispuesto a reunirse con el enviado de Guaidó. El jueves pasado le expresó en un tuit al diputado opositor, quien se autoproclamó presidente interino venezolano, que “cuando me invite @jguaido y el gobierno legítimo de #VENEZUELA, vamos hablar sobre nuestro apoyo (…) Estamos listos!”.

Nuestra validación

Algunos analistas piensan que Trump esté apostando al mediano plazo, esperando que el régimen de Maduro caiga por su propio peso. Lo ha dicho el influyente senador Marco Rubio: muchas de las sanciones comienzan ahora a surtir efecto, y hay muchas divisiones en el entorno madurista. Su afirmación en su último tuit (“el tiempo que sea necesario”) parece apuntar en ese sentido.

Esto no será una gran noticia a quienes mueren de mengua en Venezuela y no pueden darse el lujo de la espera. Pero los tiempos de la historia, se ha dicho muchas veces, suelen ser mucho más largos que el tiempo de los individuos.

Nuestra conclusión es que no podemos determinar aún las intenciones concretas (las generales están claras) a corto plazo del gobierno de Estados Unidos. Las diferencias de criterio de Bolton y Trump no parecen ser un obstáculo para seguir la escalada diplomática y el daño al chavismo que sin duda infringen las sanciones. Pero respecto a una acción militar concreta, así como todas las opciones están sobre la mesa, también sobre la mesa está la necesidad de negociar políticamente con el Congreso y, sobre todo, el partido Demócrata.

Dejamos una K amarilla que significa: las respuestas conclusivas sobre una acción militar también están sobre la mesa. Pero aún no sabemos cuáles son.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

9 + 3 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.