¿El gobierno de Maduro está importando petróleo para mandarlo a Cuba?

¿El gobierno de Maduro está importando petróleo para mandarlo a Cuba?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

De ser el tercer productor y exportador petrolero del mundo, Venezuela ha pasado a ser un importador neto de petróleo. El petróleo comprado por Venezuela casi constituye la mitad de sus importaciones totales. Por otro lado, las exportaciones han caído casi 50% desde 2015.

A pesar de una situación económica tan grave, el régimen de Nicolás Maduro sigue enviando petróleo a Cuba (por valor de $ 440 millones el último envío. muchas veces a pérdida), según documentos obtenidos por la agencia Reuters.

(Mayo 15, 2018). En medio de la peor crisis económica de su historia, el régimen venezolano parece mantener con firmeza su voluntad de subsidiar petróleo a Cuba, no de su subsuelo sino comprado en el mercado, como informó Reuters hoy:

La petrolera estatal venezolana, PDVSA, compró casi $440 millones en crudo extranjero y lo envió directamente a Cuba en condiciones de crédito amistosas, y a menudo con pérdidas, según documentos internos de la empresa revisados por Reuters.
Los envíos son las primeras instancias documentadas de que la nación miembro la OPEP compra crudo para abastecer a los aliados regionales, en lugar de venderles petróleo de sus propias grandes reservas.
Venezuela realizó las entregas a descuento, lo cual no se había informado anteriormente, a pesar de su gran necesidad de divisas para reforzar su economía en colapso e importar alimentos y medicinas en medio de una escasez generalizada.
De una serie de gráficos publicados por Reuters tomamos dos (traducidos por VerifiKado): el primero muestra cómo las importaciones de petróleo de Venezuela (otrora uno de los mayores exportadores del mundo) superan el 40% de las importaciones totales y se acerca al 50%. El segundo exhibe la brusca caída de las exportaciones petroleras, de casi 200 mil barriles diarios (bpd) en 2015 a 100 mil en 2017, una caída de casi 50%.

¿Tiene información sobre esta noticia?

15 + 15 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Pueden las remesas a Cuba generar el ansiado crecimiento económico?

¿Pueden las remesas a Cuba generar el ansiado crecimiento económico?

MENÚ: INICIO — POSTS — CONTACTO

Muy improbable. A pesar del aumento de las remesas a Cuba, que alcanzaron +$3 mil millones en 2016, 9 de cada 10 dólares son enviados desde EE.UU. La reversión de los acuerdos Castro-Obama por parte del gobierno de Trump, el hecho de que las divisas quedan en manos del régimen, el bloqueo estadounidense, la distribución interna de las divisas en el país y el escepticismo de los observadores sobre cambios y apertura por parte de Díaz-Caniel nos hacen concluir que no habrá cambios o mejoras en el modelo económico producto de esta infusión de recursos. Le damos K roja con tendencia a la baja porque estimamos que el gobierno de Trump seguirá apretándole el nudo al régimen cubano.

(Abril 28, 2018). La crítica situación económica de Cuba encuentra en las remesas enviadas desde el exterior (en 2016 se recibierno en la isla unos $3,5 mil millones, 90% de EE.UU.) un alivio clave para que miles de familias puedan sobrevivir. El salario promedio de la isla es de $29,60 y el ingreso promedio por familia difiere sustancialmente de acuerdo a si reciben o no remesas. Según el estudio del

Remesas a Cuba 1993-2025 (las de 2017 estimadas) según The Havana Consulting Group.

Boston Consulting Group, aproximadamente la mitad que no recibe envíos de dinero del exterior promedia $350 anual, mientras que los receptores de monedas fuertes alcanzan un promedio de $1.500, es decir, 4,2 veces más.

Hay que tomar en cuenta que esas remesas son una fuente importantísima de moneda dura para el régimen cubano, producto de la de-criminalización de la práctica en 1993. De hecho, según el The Havana Consulting Group suman más ingresos a la isla ($5.105 mil millones en 2016 vs $4.917 de todas las fuentes de monedas duras). Reporta Cubanet que “las remesas recibidas en la Isla dejaron atrás a la poderosa industria azucarera -que para 1993 entraba en su fase de mayor desastre y se mantiene aún en declive-, superan en volumen y en rendimiento al turismo, y dan más dinero que la exportación de níquel y los medicamentos producidos por la industria biotecnológica cubana.”

¿Pueden estos ingresos extraordinarios generar crecimiento económico efectivo en la isla?

Los analistas y expertos son escépticos y hay razones de peso para ello. Una: el gobierno de Donald Trump. Un reportaje de Miami Herald señala:

Para William LeoGrande, profesor de la American University especializado en las relaciones entre Cuba y EEUU, todo parece indicar que la nueva política del presidente Donald Trump tiene una “cláusula venenosa”. Las nuevas disposiciones podrían reducir las remesas a más de un millón de cubanos, según declaraciones que recoge El Nuevo Herald.

(…) En este momento se pueden enviar remesas a prácticamente cualquier persona en Cuba, con la excepción de los miembros del Consejo de Ministros, que incluye al presidente, el primer vicepresidente, siete vicepresidentes, ministros y un puñado de otros altos funcionarios y altos cargos militares. Pero el memorando de Trump amplía sustancialmente la definición de a quién no se puede enviar dinero.

(…) La nueva norma incluye no solamente a los ministros, viceministros y miembros delos consejos de Estado y de Ministros, sino también a miembros y empleados de la Asamblea Nacional del Poder Popular, miembros de las asambleas provinciales, directivos locales de los Comités de Defensa dela Revolución, directores generales, subdirectores y altos funcionarios de todos los ministerios y entidades estatales cubanas, empleados del Ministerio del Interior y del Ministerio de las Fuerzas Armadas, y empleados del Tribunal Supremo Popular.

(…) Pero ampliar la prohibición de quienes pueden recibir remesas tiene el potencial de afectar a muchas familias cubanas, las mismas que Trump ha dicho que quiere apoyar con su nueva política, dijo LeoGrande. Muchas cubanos dependen del dinero que reciben de familiares y amigos en otros países porque los salarios cubanos son muy bajos.

Otra razón para ser escépticos es que toda moneda dura en Cuba es monopolizada por el estado. La precaria situación económica de la población llana de Cuba vs el alto nivel de vida de la clase gobernante y militar de la isla hace pensar que los ingresos adicionales y las divisas seguirán teniendo una desigual repartición.

  El bloqueo estadounidense, por otro lado, restringe enormemente las posibilidades del Estado cubano de mover libremente esos recursos.

En un foro de Marinoticias, “el analista económico Jorge Salazar Carrillo es menos optimista sobre el impacto de las remesas en el presupuesto familiar del cubano de a pie.”

Un reporte de EFE indica que “el sistema bancario cubano carece de la infraestructura y la tecnología necesarias para prestar servicios al mercado de remesas desde el extranjero, que solo desde EE.UU. totalizaron en 2017 los 3.575 millones de dólares, señaló hoy una consultora especializada en la economía cubana.”

A lo anterior se agrega la poca fe que tiene la comunidad internacional y los analistas en que el nuevo presidente cubano Miguel Díaz-Caniel tenga alguna intención o poder para abrir el país política y económicamente.

Por éstas y otras razones que se irán sumando a medida que el gobierno de Trump aprete más las restricciones y medidas contra el régimen cubano, no creemos que las remesas y su indudable crecimiento se traduzcan en prosperidad a largo plazo y, sobre todo, una economía normalizada con oportunidades de crecimiento para todos.

Es el modelo político, no la cantidad de divisas que se reciban. Le damos K roja con tendencia a la baja, es decir, estimando que las políticas estadounidense apretarán más las restricciones.


Imagen principal: VK con insumos de Pixabay.com.

¿Tiene información sobre esta noticia?

2 + 4 =

(Puede ser confidencial)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.