fbpx
La relación del chavismo con las FARC

La relación del chavismo con las FARC

Las trampas al proceso de paz colombiano consolidan la estrecha relación entre el chavismo y las FARC.

(Septiembre 5, 2019 – Javier Brassesco). El 30 de agosto, tres líderes históricos de las FARC, la guerrilla colombiana que había firmado un acuerdo de paz y desarme con el gobierno colombiano, anunciaron que retomarían las armas.

Iván Márquez (quien incluso fue el representante principal de la guerrilla en aquellas largas negociaciones entre 2012 y 2016), Seuxis Paucias Hernández y Hernán Darío Velásquez (más conocidos como Jesús Santrich y El Paisa, respectivamente) afirmaron que había sido un error haber entregado las armas y que volvían a la lucha armada.

El presidente colombiano Iván Duque anunció una ofensiva contra este grupo al tiempo que acusó a Nicolás Maduro de resguardar a disidentes de las FARC.

Por su parte el ex general chavista Hugo Carvajal fue todavía más lejos al afirmar que la reunificación delas FARC es un plan de Maduro.

Chavismo-FARC: una larga relación de amor

Venezuela siempre fue una base de operaciones para las FARC, pero con la llegada de Chávez esto se intensificó porque los guerrilleros dejaron de tener la oposición firme del ejército venezolano.

Sobre todo a partir de 2002, cuando los guerrilleros pierden la zona de distensión y comienza una mayor presión de los paramilitares, Venezuela se convierte en una retaguardia crucial para los insurgentes.  

La relación del chavismo con la guerrilla colombiana ha sido denunciada desde hace muchos años, e incluso un informe del instituto American Enterprise de hace más de dos años señalaba que elementos del gobierno venezolano administraban y respaldaban operaciones de narcotráfico y lavado de dinero que realizaba la guerrilla colombiana, entre disidentes de las FARC que no se acogieron al acuerdo de paz y elementos del otro grupo guerrillero, el ELN.

Otro organismo, en este caso británico, el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS), ha había publicado un informe en 2011 en donde hacía las mismas denuncias tras analizar durante tres años los documentos incautados al líder de las FARC Raúl Reyes, quien murió en un operativo militar en 2008.

Incluso un poco antes, en 2010, se había filtrado un informe de la inteligencia colombiana en donde se decía que había 1.500 guerrilleros de las FARC en 28 campamentos en territorio venezolano, en los estados Apure y Zulia.

La propia inteligencia militar venezolana determinó en el año 2016, según una nota de El Estímulo, que la guerrilla colombiana operaba en varios estados de Venezuela, incluso en su capital. Incluso había llevado a cabo secuestros en ciudades tan alejadas de la frontera como Valencia o Maracay. Y que además había estado involucrada en el asesinato de dos oficiales del ejército en el estado Táchira el 10 de marzo de 2012.

En aquella información se decía que los jefes del ELN tienen relación con “figuras importantes del gobierno venezolano”.

También se denunció en su momento que apenas se firmó el acuerdo de paz, la mayoría de los guerrilleros que no se acogieron al mismo se movilizaron a Venezuela, pues allí podían actuar con mayor libertad.

Maduro ni siquiera ha ocultado nunca su admiración por Márquez o Santrich, a quienes incluso llegó a llamar “líderes de paz” y dijo públicamente que eran bienvenidos en Venezuela.


Imagen inicial: Composición de VK.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

13 + 2 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Bolívar en Netflix: ficción y poco más

Bolívar en Netflix: ficción y poco más

La serie promete un Bolívar más allá del mito, pero lo mitifica para que se ajuste al libreto. De cualquier forma, está reñido con la historia conocida.

(Julio 24, 2019 – Javier Brassesco). Hace ya un mes apareció en Netflix la serie “Bolívar, una lucha admirable”, en donde en 60 episodios se intenta mostrar, según los videos promocionales, “al hombre más allá del mito”.

Antes de que se estrenara, Nicolás Maduro aseguró que se trata de una serie hecha por la oligarquía colombiana y se preguntó “cuántas mentiras, difamaciones y basuras pondrán en la serie”.

Días más tarde matizó su opinión, confesando que se había puesto a verla y le había parecido “atractiva, bien producida, colorida”. Sin embargo, poco después cargó contra la guionista de la serie, Juana Uribe.

Hoy se cumplen 236 años del nacimiento de quien en Venezuela es conocido como “El Libertador”, y creemos que la ocasión amerita indagar sobre el rigor histórico que tiene esta serie. Alguien dirá que una serie televisiva no tiene por qué ceñirse a la historia tal y como sucedió o como está recogida en las fuentes originales, pero eso debería ser aclarado en cualquier caso en una serie como esta, que trata sobre un personaje histórico.

Más allá de las idas y venidas de Maduro, la reconocida historiadora Inés Quintero también comenzó a ver la serie y su opinión, expresada en un artículo publicado en el portal Prodavinci, es que la misma no se diferencia demasiado de cualquier otra serie de la gran cadena de streaming: es decir, de historia propiamente tiene muy poco.

La visión de Inés Quintero

Aquí algunas afirmaciones hechas por la historiadora:

-La realidad histórica “constituye una camisa de fuerza que estorba y entorpece el trabajo de los libretistas” para “cumplir con los fines recretativos que persiguen”.

-La construcción de los personajes no tiene nada que ver con la realidad histórica, y los hechos son presentados “de forma tal que sirvan de sustento a la narrativa dispuesta y construida por quienes elaboran los contenidos”.

-“Imaginación y ficción imperan sobre la historia: ni Carlos Palacios era un patán poseído por el demonio; ni Pablo Clemente un tonto incapaz e impertinente; ni doña Concepción andaba por la hacienda disponiendo y tomándole la temperatura a los esclavos; ni Josefa Tinoco, la mujer de Juan Vicente, fue la hija del capataz de San Mateo; ni la familia vivía toda junta en la hacienda. Ninguna de esas recreaciones tiene que ver con la historia”.

-Tampoco tiene asidero alguno con la realidad la visión caricaturizada del representante del rey de España como el villano que irrespeta a los criollos, y que le grita y ningunea a doña Concepción. Prevalece aquí la visión maniquea de la historia patria, según la cual los malos de la película fueron los peninsulares lo cual, finalmente, explica la decisión independentista. Una visión simplista y ampliamente superada hace ya bastantes años por las investigaciones que se han hecho sobre el tema.

-Igual sucede con la idealización del noviazgo feliz y romántico entre María Teresa Rodríguez del Toro y Simón Bolívar, un idilio de telenovela que deja por fuera el arreglo económico que estuvo de por medio para la realización de la boda.

-El personaje central: Simón Bolívar, no ofrece sorpresas. Desde la primera escena es el héroe, el Libertador, el hombre providencial que no se equivoca, que tiene claros sus designios y que triunfa frente a la adversidad. Habla como héroe —en modo proclama—, piensa como héroe, gesticula, camina, ordena, actúa como héroe y sus recuerdos también tienen el mismo empaque.

– Miranda, por ejemplo, es presentado como un traidor que, por una bolsa de monedas, fue capaz de entregar la I República, al firmar la capitulación de 1812.

-Si esto ocurre con Miranda, no quiero ni pensar cómo quedarán Santiago Mariño o Manuel Piar, o Francisco de Paula Santander o cualquier otro que haya disentido, adversado o polemizado con Bolívar: entrarán con toda seguridad en la nómina de los villanos.

En Verifikado también nos hemos asomado a la serie, y sentimos que en vez de presentar a Bolívar más allá del mito, tal como pregonan en las promociones de Netlix, lo que hacen es precisamente lo contrario: mitificarlo más, presentarlo como alguien infalible y que siempre habla como si estuviese dando una proclama en una plaza. Es una figura caricaturesca que en nuestro juicio no le hace justicia a un personaje tan complejo y con tantas contradicciones como lo fue Simón Bolívar.


Imagen inicial: VK con insumos de Netflix.

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

12 + 9 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Coalición, invasión e intervención militar en Venezuela

Coalición, invasión e intervención militar en Venezuela

INICIO  MAPA  CONTACTO

Intervención, coalición e invasión son términos que suelen usarse indistintamente, pero hay clara diferencias que en muchos casos los hacen mutuamente excluyentes.

(Abril 4, 2019 – Javier Brassesco). En el caso venezolano muchos invocan la necesidad de una intervención militar para derrocar al régimen de Maduro, hoy aferrado al poder pese a tener en contra a casi todas las democracias del planeta. Pero otros hablan de invasión. Y los de más allá invocan una coalición. Veamos las diferencias entre cada término.

Intervención militar

En este mismo momento existe en Venezuela una intervención militar, solo que no la lidera Estados Unidos sino Rusia, y se ha llevado adelante con el beneplácito del régimen de Maduro. Incluso en la OTAN se iba a tratar este tema, según contó a EFE un alto representante diplomático de Estados Unidos, quien utilizó precisamente este término: intervención. En efecto, habló de “la intervención (de Rusia) en Siria y ahora su intervención en Venezuela”.

También se podría decir que Cuba tiene intervenida militarmente a Venezuela, pues se ha denunciado hasta la saciedad la presencia de agentes cubanos en puestos clave del anillo de seguridad de Maduro y los principales órganos de inteligencia: el Dgcim y el Sebin. Cuba, sin embargo, ha negado estas acusaciones.

Una intervención militar de Estados Unidos pudiera darse en la forma de bombardeos selectivos, por ejemplo, pero es una opción muy costosa para la población civil. En Libia se dio recientemente (2011) una intervención de este tipo, y si bien se puede decir que fue exitosa al terminar derrocando a Gadafi, lo cierto es que la misma no trajo la paz a este país. Además hay algo que no se dice mucho: fueron siete meses de bombardeos antes de que cayera el dictador.

Coalición militar

La coalición militar se refiere a la alianza de varios países para realizar una operación militar conjunta. A veces incluso puede tratarse de una misión de paz, como sucedió recientemente en Venezuela: el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio autorizó “si fuera necesario” la conformación de una coalición militar en misión de paz para ayudar a ingresar la ayuda humanitaria.

Pero esa vez quedó claro que eso de la coalición militar internacional depende justamente de la voluntad de los países extranjeros, no es potestad de Juan Guaidó, como muchos creen.

Pese a las excelentes relaciones que Estados Unidos mantiene con vecinos de Venezuela como Colombia y especialmente Brasil, esta es una opción que no parece muy probable en el cercano plazo.

El grupo de Lima,  cuyos integrantes rechazan de plano a Maduro, se ha pronunciado siempre en contra de la opción militar en el caso venezolano.

Invasión militar

La invasión militar es la entrada de fuerzas armadas de un país o una coalición de países en un territorio controlado por otra entidad geopolítica.

Como decíamos que es poco probable que se forme una coalición militar para llevar adelante una invasión, esta iniciativa caería entonces solo en las espaldas de Estados Unidos. ¿Qué tan probable es que la primera potencia mundial decida actuar en este sentido?

Para el tema venezolano parece haber coincidencia entre los dos grandes partidos del país y también la opinión pública. Sin embargo, y aunque seguramente sería una acción bastante rápida (las fuerzas armadas venezolanas no parecen tener la moral muy alta y es dudoso que se inmolen por alguien tan repudiado en lo interno como Maduro), involucraría la movilización de al menos cien mil marines. ¿Está dispuesto Trump a dar este paso?

Lo vemos muy difícil: Trump es una persona impredecible, pero hasta ahora se ha mostrado reticente a comprometer tropas estadounidenses en misiones en el exterior, e incluso ha retirado tropas de Siria y tiene planes para hacer lo mismo en Irak y Afganistán.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Noticias Relacionadas

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

12 + 7 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Guaidó en las redes y la guerra comunicacional del chavismo (Univision)

Guaidó en las redes y la guerra comunicacional del chavismo (Univision)

INICIO  MAPA  CONTACTO

En menos de tres meses el “fenómeno Guaidó” cambió el momento político venezolano. Pero el régimen de Nicolás Maduro ha sacado todas las armas para aferrarse al poder, entre ellas una feroz campaña de censura y desinformación en redes. De la columna de nuestro director, Fernando Nunez-Noda.

(Marzo 29, 2019 – De Fernando Nunez-Noda, publicado en 03-21-2019 en Univision Noticias). A principios de 2019 casi nadie conocía a Juan Guaidó. Si observamos la curva de Google Trends sobre intensidad de búsqueda del nombre “Juan Guaidó” entre diciembre 1 de 2019 y el 12 de marzo de 2019, lo primero que notamos es que del 1 de enero hacia atrás el porcentaje es cero.

En el gráfico se observa que justo a principios de enero el porcentaje de búsquedas de “Juan Guaidó” toma vida. Llega a su cénit entre 23 y 24 de enero, luego de juramentarse. Ese pico es cuatro veces más alto que el segundo más conversado: el apoyo del Parlamento Europeo (y con éste el de 55 países europeos). Después tiene un ritmo que ronda el 25% con dos lomas hasta el 12 de marzo.

 

Ya eso es un dato que muestra lo volátil e impredecible de Venezuela como tópico noticioso. Del virtual anonimato internacional, este joven líder de 35 años pasa a ser referencia mundial en poco menos de un mes. Por ejemplo, a principios de enero Guaidó tenía unas pocas decenas de miles de seguidores de Twitter, a la fecha llega a más de 1,7 millones.

 

Internet: geopolítica en la palma de la mano

En Venezuela los medios independientes han sido cerrados, o comprados por afines al régimen. La llamada “gran prensa” se ha encogido y si hablamos de la opositora o los no afines al régimen, el resultado puede contarse con los dedos.

Columbia Journalism Review da su visión internacional: “Gran parte de la prensa independiente de Venezuela simplemente ha desaparecido. Según el Colegio Nacional de Periodistas, el régimen cerró 40 estaciones de radio en 2017, mientras que una recesión paralizante ha obligado a otros a salir de circulación. El verano pasado Reuters informó que, desde 2013, tres cuartas partes de los periódicos del país se habían cerrado”.

Las televisoras y cadenas radiales han sido cerradas, compradas o amansadas con amenazas permanentes.

 Menos mal que los medios en línea han sobrevivido y algunos prosperado: los fundacionales como El Nacional, Runrunes o La Patilla o una legión de nuevos medios digitales ágiles, nacidos en línea, como EfectoCocuyoArmando.infoVPItv et al, que han llenado el vacío y aprendido a lidiar con una dictadura ya sin cortapisas.

 

La “lucha” informacional también ha caído sobre los ciudadanos, que en el caso opositor son más independientes y con más recursos humanos preparados aunque dispersos, cada quien un “ejército-de-uno”.

Hay más iniciativas en la oposición (grupos, hashtags, campañas descentralizadas, grupos de mensajería) y llenas de vida propia. A eso se suman millones de venezolanos en el mundo, opositores en mayoría abrumadora.

 

La “guerrilla comunicacional” chavista está dirigida por laboratorios. Reporta Digital Forensic Research Lab, a principios de febrero:

“A lo largo de los años, el gobierno venezolano de Nicolás Maduro se ha beneficiado de una actividad coordinada y ha presionado activamente a sus partidarios para que participen en las redes sociales. (…) Según Hootsuite, 44% de la población es usuaria activa de redes sociales, lo que hace que las actividades inauténticas y las operaciones de influencia sean particularmente grandes”.

La última modalidad: el activista ultra radical, usualmente la caricatura de un derechista, que solo ve soluciones finales violentas y sospechosamente apunta sus misiles casi exclusivamente a dirigentes opositores “traidores”.

 Otra actividad: la falsa amplificación, es decir, la “viralidad” artificial producida por muchas cuentas robots y de operadores que rebotan artículos, memes, fotos, videos y otros paquetes de propaganda y desinformación.

 

Pero lo que no se cubre por redes sociales públicas se completa con Whatsapp, usado por 70% de los usuarios de internet en Venezuela. Es esta red cerrada de mensajería la principal fuente de bulos, rumores y todo tipo de información no confirmada y a la postre falsa. En este territorio, la oposición tiene por mucho la actividad más intensa. 

Maquinaria versus ciudadanos, pues. Y en el medio todo tipo de espacio digital informativo, desde aficionados hasta grandes organizaciones periodísticas.

 


Imagen inicial: FNN

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

14 + 12 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Inconsistencias en el desmontaje del New York Times

Inconsistencias en el desmontaje del New York Times

INICIO  MAPA  CONTACTO

El NYT dedica un largo artículo a analizar un video, en el que concluye que uno de los camiones de ayuda humanitaria en la frontera colombo-venezolana fue incendiado por error con una bomba incendiaria lanzada por un opositor. El artículo levanta tantas preguntas como las que responde.

(Marzo 12, 2019 – Redacción / Daniel Álvarez). El diario The New York Times publicó un artículo en el que se afirma que existe un video que contradice la versión, esgrimida por funcionarios del gobierno de Estados Unidos, de que el régimen de Nicolás Maduro fue el causante de que se quemara la ayuda humanitaria que se pretendía ingresar a territorio venezolano desde Colombia.

En la foto anexa hay dos imágenes tomadas desde el mismísimo Puente Tienditas: el camión de marras quemándose.

Según su análisis del video, que hasta ahora no había sido publicado y que el periódico pudo obtener de manera exclusiva, la propia oposición habría prendido fuego a estos camiones, si bien de manera accidental. Vea el video en NYT por razones de copyright.

Una bomba molotov, lanzada por un encapuchado hacia los funcionarios policiales venezolanos que estaban en formación para impedir la entrada de estos camiones a Venezuela, es lo que habría ocasionado el incendio. Ese mismo encapuchado puede verse en un video anterior lanzando otra bomba molotov que también impacta un camión, aunque en esa ocasión no se prende fuego.

Según afirma el mismo diario: “La oposición misma, no los hombres de Maduro, parecen haber quemado la carga accidentalmente”. Es decir, uno de los manifestantes lanzó una bomba molotov a las fuerzas represivas y tal proyectil cayó en uno de los camiones.

Nuestra validación

Verifikado reconoce en el New York Times uno de los medios más respetables de EE.UU., y la rigurosidad suele ser uno de sus principales atributos. Sin embargo, en el artículo que nos ocupa creemos que su periodista incurrió en algunas ligerezas e inconsistencias y se apuró a extraer de dicho video ciertas conclusiones que a nosotros no nos parecen tan evidentes.

Para este contra-desmontaje publicamos un análisis de Daniel Álvarez, productor audiovisual y experto en edición de videos:

«Todo el que haya trabajado con videos profesionalmente o desde un teléfono inteligente sabe que se puede armar cualquier discurso poniendo imágenes en un lugar u otro. La única forma de que sea creíble es que se trate de un video sin ediciones.

[VerifiKado reseñó un evento que involucró a la fotógrafa.]

https://verifikado.com/telesur-afirma-que-el-joven-de-la-foto-incendia-ayuda-humanitaria-eso-es-falso/

El Canciller de Maduro, Jorge Arreaza, utilizó las fotografías y fue desmentido por la periodista. Ese hecho es obviado en este video y su testimonio no fue consultado.

Alegan que estos individuos que lanzan las molotov son opositores a Maduro, pero ¿cómo saberlo si no hay testimonio de ninguno? [Hacia la tarde hubo reportes de infiltrados]. Desde esa posición se lanzaron dos molotov, de las cuales una vuela sobre el camión desviándose hacia la derecha como muestran en el diagrama:

Al momento en que la molotov sale de cuadro (es decir de la visual del espectador) es imposible determinar dónde cayó. Luego por corte vemos otro segmento de video utilizado en la narración para indicar que esas llamas fueron causadas por la molotov lanzada fallidamente por el joven.

Finalmente algunas consideraciones.

  • A ciencia cierta no se puede determinar que quién lanzó la molotov sea un opositor al régimen de Maduro (los venezolanos hemos visto muchos infiltrados del régimen en protestas opositoras para producir “falsos positivos”).
  • No es posible determinar el sitio de aterrizaje de la molotov porque la llama sale de la visual de la cámara.
  • No se entrevistó a la periodista Karla Salcedo,quien estuvo ahí y cuyas foto utilizó el régimen madurista para hacer un caso falso en la ONU.

En cualquier caso, hay un hecho evidente: cualquiera hayan sido las circunstancias, el responsable de la violencia en la frontera es el régimen de Maduro, que se opuso a la entrada de estos camiones con ayuda humanitaria, utilizando para ellos no solo a la policía y la Guardia Nacional, sino también a los paramilitares afectos al régimen conocidos como colectivos.

Más preguntas que respuestas

VerifiKado trató en un artículo la presencia de guerrilleros venezolanos y colombianos del lado chavista:

https://verifikado.com/quienes-eran-los-paramilitares-que-actuaron-en-la-frontera-de-venezuela/

De modo que el video muestra que la molotov, que incendió el camión señalado, vino del lado de los manifestantes y fue descrito como “por error” por NYT. Pero hay preguntas no respondidas:

  • ¿Cómo saben que el manifestantes que lanzó la molotov por error es opositor y no un infiltrado?
  • ¿Cómo estar seguros de que fue esa molotov que se ve en el video la que cayó en el camión?
  • ¿Qué hay de los otros dos camiones que fueron quemados? Hay reportes de que “efectivos de la Policía Nacional Bolivariana en Ureña lanzaron bombas lacrimógenas y quemaron tres (serían dos) camiones con insumos de ayuda humanitaria que ingresaron a través del puente Santander”. ¿Por qué NYT no menciona esto con el mismo énfasis?
  • Sorprende la extensión y detalle de este desmontaje de NYT frente a otros muy escuetos sobre hechos que desfavorecen al régimen chavista. No conocemos a NYT como medio que comprometa su integridad periodística por conveniencias ideológicas, pero sí sabemos de su cruenta batalla con el gobierno de Donald Trump, donde sí se ha acercado a ciertos límites ideológico contra quien se considera, para efectos prácticos, un enemigo. Vale decir que la animosidad es mutua. Es posible que este trabajo haya caído muy bien para esta lucha del diario contra el gobierno de Trump (pero coincidentalmente, también para el chavismo).

Imagen inicial: VK

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

4 + 9 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Quiénes eran los paramilitares que actuaron en la frontera de Venezuela?

¿Quiénes eran los paramilitares que actuaron en la frontera de Venezuela?

INICIO  MAPA  CONTACTO

El portal Insight Crime identifica un nuevo grupo, entrenado por guerrilleros del ELN colombiano y desertores de las FARC.

(Febrero 25, 2019 – Javier Brassesco). Durante el fin de semana el mundo pudo ver cómo civiles armados afectos al régimen de Maduro se enfrentaron a la población en los pueblos fronterizos de Santa Elena de Uairén (Bolívar) y Ureña (Táchira). ¿Quiénes eran estos paramilitares?

Se trata de un nuevo grupo llamado “Colectivo de Seguridad Fronteriza”, entrenado por guerrilleros del Ejército de Liberación colombiano y desertores de las FARC. El 5 de febrero ya el portal Insight Crime había advertido que este grupo armado intentaría impedir la entrada de ayuda humanitaria

Este grupo recibió además el “refuerzo” de presos comunes, como denunciaron varios diputados de la oposición y como se puede ver en el siguiente video, en donde los reclusos, vestidos de amarillo, reciben instrucciones de las autoridades para “defender la revolución” y en presencia de la ministra de prisiones Iris Varela.

Varela además se fotografió en la frontera, en el puente de Ureña, con estos grupos irregulares. Este colectivo hasta ahora había actuado en la clandestinidad y su presencia solo estaba registrada en las paredes con la pinta de la silueta de un hombre con un fusil y la frase “Los colectivos toman la frontera en defensa de la revolución”.

Delincuentes comunes

Además de disparar a civiles (solo el fin de semana se contaron más de diez muertos y cien heridos de bala), también asaltan cuando tienen la ocasión, como pudo comprobar la corresponal sueca de The Washington Examiner Annika Rothstein, a quien no solo robaron sino que secuestraron, tendieron en el piso y le pusieron una pistola en la nuca.

Marcos Salgado, corresponsal de @Ruptly (Alemania) también fue asaltado por estos colectivos:

Y también la Guardia Nacional cometió robos:

La presencia de irregulares armados se ha vuelto cada vez más común en Venezuela. Este fin de semana salieron a la calle y no solo en pueblos fronterizos. El siguiente video fue tomado el fin de Semana en San Felipe, estado Yaracuy, en el centro del país:

Referencias


Imagen inicial: Izquierda: Colectivo de Seguridad Fronteriza. Derecha: Centro de reclutamiento y entrenamiemto del ELN en la selva colombiana.

Artículos Relacionados


¿Tiene información sobre esta noticia?

6 + 12 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.