fbpx
¿Baja mundial en las bolsas de valores?

¿Baja mundial en las bolsas de valores?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Un descenso en el valor de acciones y bonos se ha visto simultáneamente en EE.UU., Europa y otras regiones del mundo. Las razones se explican más abajo. Mucho tiene que ver con decisiones de la Reserva Federal estadounidense y, por otro lado, China.

(Octubre 13, 2018). Hay una baja global de valor en las principales bolsas de valores del mundo. CNN Business reporta:

Solo hace una semana el índice bursátil Dow Jones estuvo a punto de sobrepasar la marca histórica de los 27.000 puntos por primera vez en la historia. Ahora, está en una picada que da miedo.

 

La repentina caída puede ser explicada en gran medida al observar el mercado de bonos. Para ponerlo de manera simple: las acciones se están desplomando, mientras los índices del Tesoro están en aumento.

El Dow cayó 832 puntos, o 3,2%, este miércoles. Las acciones de tecnología sufrieron un revés, y el Nasdaq cayó 4%, su peor día desde el referéndum del brexit de junio de 2016. Incluso Amazon cayó un 6%.

Las razones fundamentales de esta situación, que preocupa a economistas, inversionistas y gobernantes, son -según la publicación:

1. Las tasas de interés están subiendo

En la década pasada, Wall Street se volvió adicta al dinero fácil. Increíblemente las bajas tasas de interés de la Reserva Federal (Fed) incentivaron a los inversionistas a tomar riesgo al acumular acciones.  (…) Esa tendencia ahora se está invirtiendo, aunque principalmente por buenas razones: la economía de Estados Unidos es realmente fuerte, y la Fed está aumentando los índices para mantener la inflación en control y asegurarse de que la economía no se recaliente.

 

2. La Fed se está apegando a sus armas

Las acciones tienden a caer después de aumentos rápidos de las tasas de interés. Repentinamente las acciones están compitiendo con los aburridos bonos. Los inversionistas ahora pueden tener un retorno decente de un bono ultraseguro del gobierno. Eso hace que las acciones tecnológicas caras parezcan más una apuesta. Facebook, Netflix y Twitter todas cayeron bruscamente este miércoles.

3. Los inversionistas están preocupados por la deuda y por China

Las tasas también están aumentando porque el gobierno de Estados Unidos está vendiendo más bonos del Tesoro para pagar el creciente déficit federal. Washington está haciendo muchos préstamos para pagar el recorte de impuestos a las empresas y un aumento del gasto gubernamental.

 

La buena noticia es que las corporaciones estadounidenses están acuñando dinero en este momento. Se espera que para el tercer trimestre las ganancias del índice S&P 500 aumenten en un 20%. Las fuertes ganancias podrían bien calmar la ansiedad de los inversionistas. Eso fue lo que pasó a principio del año cuando las tasas del Tesoro se dispararon, brevemente asustaron al mercado antes de que prevaleciera la calma.

Más

 

 

 


Imagen inicial: VK.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

2 + 11 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Los demócratas quieren subir “tus” impuestos?

¿Los demócratas quieren subir “tus” impuestos?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Que Trump diga que los demócratas quieren aumentar “tus” impuestos solo es un lema de campaña. Se refiere al bolsillo del estadounidense promedio. Y eso no es cierto. Los demócratas han hablado de aumentar impuestos, sí, pero refiriéndose a los que pagan las grandes corporaciones y los estadounidenses con mayores ingresos.

(Octubre 10, 2018). Durante un mitin en Rochester, Minnesota, el jueves pasado, el presidente Donald Trump pintó un panorama desolador para Estados Unidos si los demócratas “toman el control”.

Entre otras cosas, le dijo a la multitud que “los demócratas quieren subir tus impuestos”, una afirmación que viene repitiendo en la intensa campaña (la semana pasada visitó cuatro estados en seis rallies) que lleva a cabo con miras a las elecciones de medio término del próximo 6 de noviembre.

La afirmación que estamos verificando es hecha por Trump en el minuto 10:10 del siguiente video.

 

No es una idea nueva: los republicanos suelen afirmar que ellos son el partido de los recortes y los demócratas el de los aumentos impositivos.

El partido de los impuestos

Y es cierto en gran medida, pero hay un importante detalle: los congresistas demócratas hablan siempre de aumentar los impuestos a las grandes corporaciones y a los más ricos del país, no al ciudadano común.

El demócrata Charles Ellis (Chuck) Schumer, una de las caras más célebres en el Senado desde hace casi 20 años, presentó un ingente plan de infraestructura de un billón de dólares (un trillón para los estadounidenses) financiado básicamente con la eliminación de los vacíos legales impositivos utilizados por grandes corporaciones y los estadounidenses más ricos.

Este plan incluye el aumento de la tasa impositiva a corporaciones de 21 a 25% y volver a colocar en 39,6% el tope impositivo para los individuos que están en lo más alto en cuanto a nivel de ingresos. Estas medidas no impactarían, al menos no de manera inmediata, al ciudadano promedio.

Por otro lado la líder de la minoría demócrata en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, fue acusada de haber afirmado que los demócratas volverían a subir los impuestos si lograban la mayoría en ese cuerpo en noviembre. Pero en realidad lo que dijo fue que su partido intentaría reformular todo el sistema impositivo del país y que intentarían hacerlo de manera consensuada. Esta afirmación de Pelosi, hecha el pasado abril, fue analizada ya por el portal Politifact.

Nuestra validación

Que Trump diga que los demócratas quieren aumentar “tus” impuestos, hablándole a su votante promedio, a quien asiste para aplaudirle en un mitin, no es más que demagogia. Está diciendo, sin necesidad de mucha interpretación, que los demócratas te quieren aumentar los impuestos “a ti”, que eres un miembro de la clase media estadounidense. Y eso es falso. Los demócratas han hablado de aumentar impuestos, sí, pero refiriéndose a los que pagan las grandes corporaciones y los estadounidenses con mayores ingresos.

 


Imagen inicial: Composición de VK.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

2 + 3 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿9 de cada 10 venezolanos son pobres según la ONU?

¿9 de cada 10 venezolanos son pobres según la ONU?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

El empobrecimiento de Venezuela, luego de ser uno de los países más ricos de América Latina y en tan poco tiempo, es un fenómeno inédito en el subcontinente. Todos los indicadores han retrocedido bajo los dos regímenes autoritarios del chavismo.

(Septiembre 22, 2018). A casi dos décadas de gobierno chavista, Venezuela ha pasado de ser uno de los países más ricos de América Latina a uno de los más pobres, a juzgar por las cifras aportadas por la ONU en un reciente informe. ABC de España lo reseña en la tecla de Ludmila Vinogradoff:

Una amplia mayoría de los venezolanos vive en la pobreza, al menos el 87% de la población, mientras que el 61% ya cayó al nivel de la miseria extrema. Y en cuanto al futuro generacional, el 55% de los niños menores de cinco años sufre de malnutrición y desnutrición, que tiene un impacto negativo e irreversible en su retraso y crecimiento.

 

(…) «Una sola enfermera tiene que ocuparse de 80 pacientes en un día», explicó Valencia, y denunció que «16.000 enfermos renales tienen su vida amenazada porque se han clausurado los centros de diálisis; 5.000 pacientes hemofílicos no reciben tratamiento de coagulación; 33.000 enfermos de párkinson no obtienen medicinas, y 80.000 seropositivos no perciben tratamientos antiretrovirales desde 2017», detalló Valencia.

 

Añadió que en los últimos años el número de muertos a causa del sida o enfermedades relacionadas aumentó de 1.600 al año hasta las 5.000 personas. Señaló que 55.000 personas enfermas de cáncer no reciben quimioterapia o las medicinas necesarias y que la mayoría de los centros de tratamiento del cáncer han clausurado.

 

También hubo denuncias sobre la vuelta de enfermedades que se habían erradicado:

Valencia también afirmó que se están presentando brotes de enfermedades ya erradicadas como el sarampión (más de 4.000 casos) o la malaria (500.000), y que las cifras de infectados creciendo.

 

(…) La denuncia de la pobreza en Venezuela la hizo el director de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y a la Vida (Codevida), Francisco Valencia, junto a otros representantes de la ONG y del Centro de Derechos Humanos (CDH) de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) ante las Naciones Unidas.

 

En el acto fue organizado por la ONG defensora de las libertades fundamentales Human Rights Watch y llevado a cabo en paralelo a la trigésimo novena sesión regular del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Otros estudios revelan la alarmante escalada de la pobreza crítica:

La Encuesta sobre Condiciones de Vida en Venezuela (Encovi) realizada por las principales universidades del país y presentada este miércoles en Caracas reveló que la pobreza extrema aumentó en el país de 23,6 % a 61,2 % en cuatro años y casi 10 % tan solo entre 2016 y 2017.

La pobreza crítica se refiere a “aquellos hogares cuyos ingresos no les dan para pagar, al menos, el costo de alimentación, es decir, aquellos hogares en los que la sobrevivencia biológica de sus miembros se encuentra comprometida”.

 


Imagen inicial: VK.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

14 + 6 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Es cierto que la mayoría de los estadounidenses no posee acciones en la Bolsa?

¿Es cierto que la mayoría de los estadounidenses no posee acciones en la Bolsa?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Hay un desbalance en la cantidad de acciones que posee una minoría de ciudadanos, porque 10% de los estadounidenses es dueño del 84% del valor de las acciones. Pero la afirmación de que solo ese 10% posee acciones es falsa, dado que más de la mitad (54%) es dueña de acciones, de manera directa o indirecta a través de fondos mutuales o de jubilación.

Javier Brassesco

(Septiembre 21, 2018). Uno de los principales índices económicos de los que se suele jactarse Donald Trump es el Dow Jones, que mide el desempeño de las 30 mayores sociedades anónimas que cotizan en el mercado bursátil de Estados Unidos.

En efecto, durante su presidencia este índice industrial ha crecido nada menos que 32,6%. El primer año de su presidencia presenció el mejor comportamiento de este indicador desde 1932 y el tercer mejor arranque de una presidencia en Estados Unidos.

Ro Khanna, congresista demócrata de California, desestimó estos números afirmando en un post de Facebook del pasado 12 de septiembre que “La mayoría de los estadounidenses no posee acciones” (en el mercado bursátil).

Afirmó que “en vez de celebrar cada vez que sube el Dow Jones, debemos enfocarnos en atraer inversiones y buenos trabajos a las áreas de este país que no han sido parte de la recuperación económica”. Y a continuación mostró una tabla que muestra que el 10% de los estadounidenses es dueño del 84% del valor total de las acciones. El siguiente 10% tiene el 9,3% y el 80% restante de la población se reparte el 6,7%.

Sin embargo, su argumentación tiene una falla importante, pues la tabla no sustenta su afirmación sino que se refiere a otra cosa: no habla de la cantidad de estadounidenses que tienen acciones sino cómo se distribuye el valor de las mismas.

El trabajo donde fue publicada esa tabla es del profesor de la universidad de Nueva York Edward Wolff, y data de noviembre de 2017.

https://www.nber.org/papers/w24085

Esta investigación también toca el punto de cuál es el porcentaje de estadounidenses que son dueños de acciones en el mercado bursátil. Y lo que encontró en este punto va en la otra dirección de lo que afirmó Khanna.

Allí lo que se denuncia es el desbalance que existe en cuanto al valor de las acciones, pues el 10% de los estadounidenses es dueño del 84% del valor de las acciones. Pero en el trabajo se afirma que “casi la mitad” de los estadounidenses son dueños de acciones, de manera directa o indirecta a través de fondos mutuales o cuentas de jubilación.

En una encuesta que a este respecto realizó Gallup el año pasado, se encontró que el porcentaje de estadounidenses que son dueños de acciones es de 54%.

Nuestra validación

Khanna afirmó que “la mayoría de los estadounidenses no posee acciones”, como una manera de restar importancia a la subida del Dow Jones con la administración Trump, y para justificar su afirmación utilizó una tabla que en realidad lo que denuncia es el desbalance que existe en cuanto a la propiedad del valor de las acciones: 10% de estadounidenses es dueño del 84% del valor total de todas las acciones.

Pero incluso en el trabajo de donde toma la tabla se afirma que “casi la mitad” de los estadounidenses poseen acciones en el mercado bursátil, y una encuesta de Gallup del año pasado encontró que 54% de los entrevistados tenía acciones, bien a través de fondos mutuales o de retiro o directamente.

Khanna hubiese podido decir que la mayoría de los estadounidenses tiene una mínima presencia en el mercado bursátil, y eso sería correcto, pues el desbalance es notable, como demuestra el trabajo de Wolff. Pero decir que la mayoría no posee acciones es inexacto.

 


Imagen inicial: Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

4 + 8 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Son tan buenos los indicadores económicos  de Trump como él mismo afirma?

¿Son tan buenos los indicadores económicos de Trump como él mismo afirma?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

La tasa de desempleo es la menor en 18 años, aunque no es la más baja “en décadas”. Su recorte presupuestario ha generado prosperidad y eso se notó sobre todo en los resultados del segundo trimestre de este año. Pero no se trata del mejor crecimiento económico “en décadas”, pues en el tercer trimestre de 2014 Estados Unidos experimentó uno mayor.

Según la encuesta Quinnipiac 49% de los votantes respalda su manejo de la economía. El desempeño económico de la administración Trump ha sido bueno y eso lo demuestran las cifras, pero decir que es el mejor en décadas es una exageración.

Le damos 40% de certeza, una K amarilla porque -aunque se acerca a ser falso- hay divergencia entre los datos y la percepción de una mayoría de encuestados.

Javier Brassesco

(Agosto 19, 2018). El argumento más repetido por Donald Trump a la hora de defender su gestión es el ámbito económico. Según él Estados Unidos exhibe hoy “los mejores indicadores económicos en décadas”, y es con base en ello que ha estructurado su campaña para las elecciones de medio término este noviembre.

Un tuit de este 16 de septiembre ejemplifica bien este punto:

Incluso en la conversación telefónica que recientemente sostuvo con el prestigioso periodista Bob Woodward, en las vísperas de la publicación de un libro que deja muy mal parado al presidente (“Miedo: Trump en la Casa Blanca”), su punto principal es lo bien que marcha la economía. En el video en cuestión afirma en el minuto 1:33 que “al país le va muy bien económicamente, mejor quizá que en cualquier época”, y luego lo repite varias veces a lo largo de la conversación, como alertando a Woodward que cualquier libro que se escribiera contra él atentaba también contra la economía.

 

¿Es esto cierto? ¿Los indicadores de la economía estadounidense marchan tan bien como se jacta el presidente? Veamos.

Hacia el pleno empleo

La tasa de desempleo cayó en mayo a menos de 4% (3,9%), algo que no sucedía desde el año 2000. La economía ha ido agregando empleos mes a mes de manera ininterrumpidamente durante siete años y medio.

Este último dato demuestra que los grandes logros en materia de empleo fueron logrados en el segundo período de Barack Obama como presidente, aunque indudablemente la administración Trump tiene el mérito de haber mantenido esta racha positiva.

La disminución de la tasa de desempleo más bien se ha ralentizado durante el gobierno de Trump, pero esto es normal a medida que el país se acerca a lo que se llama pleno empleo y hay menos estadounidenses buscando trabajo. Solo en abril del año 2000 el desempleo cayó a 3,8%, en los últimos días del boom tecnológico. Para buscar una cifra menor hay que remontarse a 1969, casi medio siglo atrás.

Crecimiento económico

La primera economía del mundo ha venido también expandiéndose durante nueve años seguidos, y aquí también la mayoría de estos años corresponden a la administración anterior.

En el último trimestre reportado, el segundo del año en curso, el crecimiento económico se colocó en una tasa de 4,1% anual, el mejor desempeño desde el tercer trimestre de 2014. En la segunda parte del año los analistas prevén un crecimiento más lento, pues los aranceles ya anunciados por Trump serán un lastre, además de que ya empezarán a gastarse los efectos del recorte tributario y el efecto del aumento de las tasas de interés en el consumo.

Es decir, a mediados del segundo término de Obama como presidente la economía estadounidense llegó a exhibir un crecimiento mayor en su mejor trimestre, pues el PIB se incrementó entonces en 4,6%.

Hay que darle crédito a Trump: su controversial recorte de impuestos, la única legislación de importancia que ha logrado aprobar, está provocando prosperidad. No es la mayor en décadas, como afirma el presidente, ni siquiera en los últimos cinco años, pero son datos irrefutables. Además, durante su presidencia este índice industrial ha crecido nada menos que 32,6%.

Otro punto que todavía no se sabe en qué parará es la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Mats Harborn, presidente de la Cámara de Comercio de la Unión Europea en China, calificó el último aumento (esta misma semana) de las tasas con que se pechan las importaciones chinas en Estados Unidos de “demencia económica”. Y el expresidente George W. Bush advirtió: “Quien sostenga que la introducción de aranceles en Estados Unidos no perjudica a la economía estadounidense es un bufón”.

Lo cierto es que China respondió a su vez con aranceles de 60 mil millones de dólares a bienes estadounidenses.

Nuestra validación

Trump afirma de manera reiterada que la economía estadounidense exhibe su mejor desempeño “en décadas”. La tasa de desempleo es la menor en 18 años, lo cual es un logro importante pero no es la más baja “en décadas”. En esta materia los principales logros fueron conseguidos en la administración de su predecesor, Barack Obama, quien en su primer año de gobierno, en octubre de 2009, llegó a ver una tasa de desempleo que alcanzó el 10%, y que al dejar la presidencia ya había reducido a menos de la mitad (estaba en 4,8% en enero de 2017, cuando deja el cargo).

Su recorte presupuestario ha generado prosperidad y eso se notó sobre todo en los resultados del segundo trimestre de este año. Pero se espera que para el resto del año el crecimiento económico se ralentice como desgaste natural del efecto de estas medidas. En cualquier caso, tampoco se trata del mejor crecimiento económico “en décadas”, pues en el tercer trimestre de 2014 Estados Unidos experimentó uno mayor.

Según se puede ver en una encuesta realizada por la universidad de Quinnipiac entre el 18 y el 23 de julio, la mayoría de los votantes piensa que Trump ha debilitado a Estados Unidos en el exterior, que es muy cercano a Putin y que ha mentido en asuntos de interés nacional. Sin embargo, el 49% respalda su manejo de la economía.

El desempeño económico de la administración Trump ha sido bueno y eso lo demuestran las cifras, pero decir que es el mejor en décadas es una exageración.

Le damos una K amarilla….

 


Imagen inicial: VK.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

7 + 5 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Está China prestando dinero hasta el punto de poner su economía en crisis?

¿Está China prestando dinero hasta el punto de poner su economía en crisis?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Aunque la crisis china tiene varias causas (la pérdida de poder de su moneda o la guerra comercial con EE.UU.), el país asiático ha prestado millardos de dólares a naciones del Tercer Mundo, con modalidades poco transparentes y eso ha cobrado un precio importante en su crecimiento.

El problema de las deudas es que los países más pobres (Nigeria, por ejemplo) o empobrecidos (Venezuela) no podrán pagar al corto plazo o del todo. Le danos K amarilla con tendencia al alza porque los expertos estiman que el decrecimiento comercial de China no es solo cuestión de este año.

(Septiembre 16, 2018). No es un secreto que la economía china sufre una considerable desaceleración producto de un dólar más fuerte (recordemos que el yuan no es una moneda de intercambio en las economías desarrolladas), mayor circulante en las calles y $50 mil millones en aranceles en los EE.UU. Un análisis de New York Times publicado en El Clarín (sobre países emergentes como Turquía o China) señala:

(…) Como muchas crisis cambiarias del mundo emergente anteriores, ésta se produce en momentos en que la Reserva Federal de EE.UU. sube las tasas, presionando así al dólar hacia arriba. Al fortalecerse el dólar, los países en desarrollo como tienen mayores dificultades para pagar sus deudas dolarizadas y con el tiempo los inversores empiezan a escapar.

 

(…) China es vulnerable al dólar fuerte por diferentes razones. En un nivel, China depende mucho menos de las importaciones que Turquía, que tiene que comprar virtualmente todas sus materias primas, incluido el petróleo, en el extranjero. (…) Más de la mitad del aumento en la deuda global de la década pasada se generó en forma de créditos internos dentro de China. Hay mucho más dinero ahora circulando en China que en Estados Unidos.

 

(…) China está en una situación difícil. El fortalecimiento del dólar amenaza con provocar más fuga de capitales de China, pero cualquier esfuerzo de sostener el renminbi (yuan) como respuesta puede desacelerar todavía más la economía china. Durante años Pekín reaccionó ante las señales de debilidad en la economía imprimiendo más renminbi, lo cual daba resultado cuando Estados Unidos también ponía en práctica una política monetaria muy flexible. Ahora que Estados Unidos levanta las tasas de interés, bajar las tasas en China solo dará más motivos para que los inversores chinos dejen el país.

 

Los préstamos a países pobres tienen un alto costo

Según los mismos chinos el decrecimiento en 2018 sería de apenas 0,1% (en vez de  6,5% sería 6,4%), pero muchos analistas occidentales dudan la precisión de los indicadores chinos y señalan que, en todo caso, más importante que la caída de este año es la tendencia al decrecimiento a plazos más largos.

Pero un problema más agudo es descrito por CNN Money:

La desaceleración de China se produce en momentos en que Beijing está tratando de hacer frente a la pesada carga de la deuda del país, un legado de sus enormes programas de estímulo a raíz de la crisis financiera mundial. Las preocupaciones más grandes están relacionadas con los niveles alarmantemente altos de deuda de las empresas, especialmente las hinchadas empresas estatales de China.

 

El presidente Xi Jinping y otros altos funcionarios han pedido al sistema financiero de China que reduzca los préstamos de mayor riesgo, una campaña que a menudo se denomina “desapalancamiento” (“deleveraging”). Las autoridades han intentado tomar medidas enérgicas contra el vasto sector bancario en la sombra de China, en el cual las oscuras formas de los préstamos se mantienen fuera de los balances oficiales de los bancos.

 

Pero los analistas temen que una desaceleración en los préstamos afectará a la economía. “El mayor viento en contra del crecimiento proviene de la campaña de desapalancamiento”, escribió Larry Hu, un economista del banco de inversión Macquarie, en una nota reciente a los clientes.

Gráfico del Nikkei Asian Review que muestra Argentina (en la era Kirchner), Ecuador y Venezuela como los mayores beneficiarios de créditos chinos del tipo OOF, es decir, “Otros Fondos Oficiales”, más alejados de los estándares internacionales de transparencia y mucho más proclives a manejos confidenciales.

China ha sido un gran financista de proyectos en países subdesarrollados como Pakistán, Mongolia o Montenegro. Aunque la mayoría de los préstamos se hacen según los estándares de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), gran cantidad se hacen bajo la modalidad OOF (“Other Official Funds”, “Otros Fondos Oficiales”), en los cuales los términos son más opacos.

También para y cobertura de déficit en países pobres de África, como Nigeria, o América Latina, como Venezuela. Recordemos que Venezuela fue un país rico (y sigue teniendo enormes reservas mineras), pero la debacle económica causada por casi dos décadas de gobierno chavista la han hundido -en términos prácticos- a niveles de los más pobres de un subcontinente con pocos ejemplos de solvencia.

La crisis china puede conducir a menos créditos y la ejecución de garantías leoninas o de “letra pequeña” que los analistas económicos de occidente han llamado “la trampa de la deuda”:

Beijing “fomenta la dependencia utilizando contratos opacos, prácticas de préstamos predatorios y acuerdos corruptos que minen a las naciones en deuda y socaven su soberanía, negándoles su crecimiento a largo plazo y autosostenido”, dijo el Secretario de Estado de los Estados Unidos Rex Tillerson el 6 de marzo. Las inversiones chinas tienen el potencial de abordar la brecha de infraestructura de África, pero su enfoque ha llevado a una creciente deuda y pocos empleos, si es que hay alguno, en la mayoría de los países “, agregó.

Bradley C. Parks, investigador en jefe del proyecto y director ejecutivo de AidData, un laboratorio de investigación que ha analizado las ayudas chinas a países del tercer mundo, dice:

Venezuela puede ser el canario en la mina de carbón. China prestó miles de millones de dólares a las autoridades venezolanas, donde ahora parece muy improbable que reembolsen esos préstamos dadas las precarias circunstancias económicas del país.

Casi todo estos Las consecuencias de esta insolvencia no están escritas, pero ya se han visto en países africanos y de eurasia: apropiación de vastos recursos naturales, obligación de adquirir productos chinos e incluso la lenta pero obligada adopción del yuan como moneda de intercambio.

Conclusiones

La “trampa china de la deuda” es altamente perjudicial para los países, pero no para los regímenes que aceptan tales recursos porque les da oxígeno para sobrevivir sin que el futuro parezca importar mucho. Los costos económicos y de soberanía son cuantiosos. Y, paradójicamente, se le están volteando a los propios chinos, dado que la no recuperabilidad de esos fondos está contribuyendo a un déficit que debilita su moneda, hace menos competitivos sus productos y pesa más en una guerra comercial en la que los EE.UU. ha apretado las tuercas.

Si la situación continúa o recrudece, podríamos esperar un freno en los préstamos chinos o, peor, condiciones mucho más leoninas y letales para los países cuyos regímenes las aceptan para su propia supervivencia.

 


Imagen inicial: VK.

 

Artículos Relacionados

Artículos Recientes


¿Tiene información sobre esta noticia?

9 + 14 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.