fbpx
¿Los índices de criminalidad bajaron en El Paso gracias a la construcción de un muro?

¿Los índices de criminalidad bajaron en El Paso gracias a la construcción de un muro?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

El muro de El Paso no es un buen ejemplo de disminución del crimen sino, más bien, todo lo contrario.

(Febrero 12, 2019). Al defender su idea de construir un muro en la frontera con México, el presidente Donald Trump afirmó que

La ciudad fronteriza de El Paso, en Texas, solía exhibir altas tasas de crímenes violentos, de las más altas del país, y era considerada una de las ciudades más peligrosas del país. Ahora, inmediatamente después de ser construido un muro, El Paso es una de las ciudades más seguras en nuestro país.

El congresista demócrata Beto O’Rourke, quien por cierto nació en la ciudad de El Paso, asegura que El Paso es una de las ciudades más seguras del país desde hace más de veinte años, y que eso no tiene nada que ver con que en 2008 se haya construido una verja. Afirma que más bien desde ese momento los crímenes violentos aumentaron 17%.

¿Quién tiene la razón?

El portal de verificación de noticias Politifact realizó un minucioso análisis sobre la afirmación de Trump y concluyó que está llena de falsedades.

Para empezar, El Paso nunca fue una de las ciudades más peligrosas de Estados Unidos. Sus tasas de criminalidad han estado por debajo del promedio cuando se le compara con ciudades de una población semejante. Y, tal y como afirmó  O’Rourke, los crímenes violentos han visto un incremento desde que se construyó una verja en la frontera con México (si bien es verdad que no de 17%, como afirmó él).

Cualquier usuario puede comprobarlo utilizando una herramienta que el FBI pone al alcance del público general:

https://www.ucrdatatool.gov/Search/Crime/Local/TrendsInOneVarLarge.cfm

y en donde se pueden ver todos los crímenes violentos reportados a la policía en todas las ciudades de Estados Unidos entre 1985 y 2014.

Ahí podremos comprobar que El Paso siempre se ha mantenido como una ciudad bastante segura en comparación con urbes de población semejante (entra en la categoría que comprende ciudades que tienen entre 500 mil y 999 mil habitantes), con todo y que es vecina de otra muy violenta: la mexicana Juárez.

En 2007  la tasa de criminalidad era de 417,8 delitos por cada cien mil habitantes. En 2008 comenzó la construcción de una reja metálica en la frontera. Entre 2007 y 2010 la tasa de criminalidad había aumentado 5,5%.

Aunque esto no quiere decir, advierten criminólogos citados por Politifact, que la verja tuvo que ver con el aumento de los delitos. Para entender este aumento habría que hacer un estudio mucho más serio y detallado.


Imagen inicial:  Jonathan Mcintosh, Flickr.

Artículos Recientes

Maduro en la BBC

K verde K roja — Un chequeo de realidad de algunas respuestas de Maduro a las preguntas de la periodista Orla Guerin.

leer más

¿Tiene información sobre esta noticia?

2 + 12 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿A Maduro lo apoyan los países con menor índice de libertad?

¿A Maduro lo apoyan los países con menor índice de libertad?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Los apoyos al régimen de Maduro están ubicados, sin duda, entre los países con menos libertades ciudadanas del mundo.

La amplia mayoría son dictaduras e, incluso, algunas de las más represivas del mundo.

Javier Brassesco

(Enero 29, 2019). Hasta ahora más de 30 países reconocen a Juan Guaidó como el presidente interino de Venezuela. Eso sin contar a la Unión Europea (28 países), que aunque no lo ha reconocido directamente dio un plazo a Maduro para que convoque elecciones y reconoció a la Asamblea Nacional (de mayoría opositora) como la autoridad legítima del país.

Entre los que apoyan a Guaidó se incluyen al menos 19 países de la OEA y la mayoría de los que integran el continente americano, con Estados Unidos y Canadá incluidos, amén de todas las naciones limítrofes con el país caribeño. En los últimos días se han sumado países como Australia, Israel, Suiza o Georgia, lo que forma un grupo muy variopinto.

Del otro lado, a Nicolás Maduro lo apoyan trece países entre los que destacan Rusia y China. Pero existe un elemento común entre éstos: todos ocupan puestos muy bajos en el Índice de Libertad Individual que desde hace años mide el Instituto Cato (el enlace lleva a un archivo PDF que puede desacargar).

Tiranías abiertas y encubiertas

Desde abiertas dictaduras como las de Irán, Siria, Cuba o Guinea Ecuatorial, a regímenes tiránicos con fachada democrática como Bielorrusia o Nicaragua.

Siria, que apoya a Maduro, ocupa el último lugar de esta lista de 162 países. El lugar 161 corresponde precisamente a Venezuela. Pero además están Irán (puesto 153), Guinea Ecuatorial (140), China (135), Bielorrusia (128), Rusia (119), Turquía (107), Bolivia (92), México (79), Nicaragua (75) o Sudáfrica (62).  Cuba ni siquiera aparece en esta lista.

Entre los países que han reconocido a Maduro como presidente el mejor ubicado en este índice es Uruguay, que en el puesto 43 está todavía lejos de los primeros lugares.

Además hay que resaltar que las tres democracias más antiguas del mundo se pronunciaron abiertamente contra Maduro en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU el pasado sábado: Estados Unidos, Reino Unido y Francia.

Por contraste, a Maduro lo apoya uno de los regímenes más corruptos del mundo como lo es el de Teodoro Obiang en Guinea Ecuatorial, que ha liderado por 40 años una cleptocracia escandalosa incluso para los estándares africanos.  O Alexander Lukashenko, llamado “el último dictador de Europa”, quien ha sido reelegido cuatro veces con más del 70% de los votos en procesos calificados de fraudulentos por organizaciones como la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa).

Pero son todas naciones muy lejanas a Venezuela. El aliado más cercano con que cuenta Maduro es Cuba, a dos mil kilómetros. A sus enemigos los tiene muy cerca: no solo países limítrofes como Colombia o Brasil sino también las Antillas neerlandesas, que incluso pueden verse desde suelo venezolano.


Imagen inicial: VK.

Artículos Relacionados

Maduro en la BBC

K verde K roja — Un chequeo de realidad de algunas respuestas de Maduro a las preguntas de la periodista Orla Guerin.

leer más

Artículos Interesantes


¿Tiene información sobre esta noticia?

1 + 3 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Las promesas de Trump dos años después

Las promesas de Trump dos años después

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Un checklist de promesas emblemáticas de Trump en sus dos primeros años de gestión.

Javier Brassesco

(Enero 21, 2018). Ayer Donald Trump cumplió dos años al frente de la presidencia de Estados Unidos, una ocasión propicia para analizar qué ha pasado con las principales promesas que hizo durante su campaña electoral (“Promesas hechas, promesas cumplidas”, fue uno de los eslóganes que más utilizó en sus actos de campaña).

El sitio de verificación de noticias Politifact realizó un exhaustivo análisis al respecto, diseccionando 102 promesas realizadas por Trump cuando era candidato, y encontró lo siguiente: 17 promesas se cumplieron, en 11 existe el compromiso para hacerlas realidad, 28 están en proceso, en 28 no ha habido ningún avance y 18 han sido incumplidas.

No son cifras halagadoras para su administración, pero Politifact explica que en gran parte a Trump le ha costado avanzar debido a un poder legislativo muy polarizado y también por las divisiones en sus propias filas: los pocos avances en materia de salud, por ejemplo, tienen como principal causa las diferencias que existen en este tema entre los propios republicanos.

BBC realizó un repaso por las principales promesas y qué ha sido de ellas:

Un muro fronterizo

El cierre actual de gobierno (el más largo de la historia) tiene su razón de ser en el muro que Trump prometió construir en la frontera sur. Y que además, aseguraba, sería pagado por México.

Sin embargo, en dos años en los que tuvo ambas cámaras del Congreso a su favor, lo que se ha avanzado en esta promesa es prácticamente nada. En marzo de 2018 se aprobaron 1.600 millones para este proyecto, pero eso representa apenas un poco más del 5% de su costo total.

Gran parte de ese dinero se utilizó para reparar una verja existente entre San Diego y Tijuana. También se gastó parte del dinero en varios prototipos. Del muro en sí no se ha puesto ni un ladrillo. Y ni se ha vuelto a mencionar eso de que México lo pagaría.

Eliminar el Obamacare

Junto con el muro fronterizo, otra de las banderas de su campaña fue la eliminación del llamado Obamacare. Sin embargo, las divisiones en su partido impidieron que la cumpliera. Las senadoras republicanas Lisa Murkowski y Susan Collins, así como el difunto John McCain, impidieron revertir esta ley que busca extender la atención médica a ese 15% de la población que no tiene ningún tipo de seguro.

Aunque no se ha podido aprobar una ley de revocación o reforma, partes de esta ley han sido desmanteladas, reduciendo los períodos de inscripción y eliminando algunos subsidios.

Prohibir la entrada de musulmanes

Trump habló en principio de una prohibición “total y completa” de los musulmanes hasta que las autoridades averiguaran “qué está pasando”.

Luego cambió de discurso y habló de realizar una “investigación de antecedentes” de los musulmanes que ingresaran al país.

Como presidente introdujo dos prohibiciones que luego fueron rechazadas por distintos tribunales. Un tercer intento, sin embargo, fue validado por la Corte Suprema, afectando a los ciudadanos de seis países: Chad, Irán, Libia, Siria, Somalia y Yemen.

Procesar a Hillary Clinton

“Enciérrenla” (“Lock her up”) fue uno de los gritos de los simpatizantes de Trump en sus mitines. Se referían a Hillary Clinton, rival del republicano en las elecciones presidenciales y a quien el propio Trump llegó a afirmar, en uno de los debates televisados, que procesaría  de ser electo presidente.

“Si gano le daré instrucciones al fiscal general para que nombre un fiscal especial que investigue su situación”, dijo entonces.

Una vez electo, sin embargo, afirmó que tenía otras prioridades.

Abandonar el Tratado Climático de París

Como candidato llegó a afirmar que el cambio climático era un engaño (“a hoax”) inventado por China, y que el Acuerdo Climático de París, firmado por más de 200 naciones, frenaba el crecimiento estadounidense.

El presidente cumplió con su promesa y retiró a Estados Unidos del mismo en junio de 2017.

Abandonar la OTAN

En su campaña, Trump calificó a la OTAN de obsoleta y criticó los presupuestos de defensa de varios de los miembros de esta alianza militar.

Sin embargo, siendo presidente ocurrió un hecho curioso en él: se desdijo. Cuando recibió al secretario general de la OTAN en abril del año pasado explicó que la amenaza del terrorismo había subrayado la importancia de la organización: “Dije que era obsoleta. Ya no es obsoleta”.

Acabar con el Estado Islámico

Cuando el pasado diciembre Trump anunció el retiro de las tropas estadounidenses de Siria, afirmó que ya el grupo terrorista Estado Islámico (EI, o ISIS por sus siglas en inglés)  había sido derrotado y no tenía sentido mantener a soldados estadounidenses en ese país.

Curiosamente afirmó luego que Rusia, Siria e Irán no estaban contentos con el retiro de Estados Unidos de Siria porque ahora tendrían que luchar ellos solos contra el Estado Islámico.

Desde septiembre de 2014, cuando Obama era presidente, Estados Unidos combate frontalmente al Estado Islámico en Siria e Irak. A mediados de 2018 el grupo fue expulsado de Irak, y el 14 de diciembre perdió su último bastión en Siria, el pueblo de Hajin.

El influyente senador republicano Lindsey Graham, del Comité de Servicios Armados del Congreso, sin embargo, no cree que esta organización esté derrotada. “No está derrotado en Siria y tampoco en Afganistán”, afirmó luego de una visita a este último país.

Varios aliados de Estados Unidos, con el Reino Unido a la cabeza, insisten en que el EI sigue siendo una amenaza.

El propio Brett McGurk, representante estadounidense en la coalición contra el EI, advirtió incluso luego de la toma de Hajin que “Nadie está hablando de una misión que ya cumplimos”.

En resumen: el EI ha perdido terreno durante la administración de Trump, ya no controla territorios importantes y está hoy más lejos de poder establecer un califato, pero todavía tiene cerca de diez mil simpatizantes que vuelven a sus raíces: la insurgencia desde las sombras.

Traer las tropas a casa

En la campaña Trump afirmó que el Medio Oriente era “un completo desastre” y prometió traer esas tropas a casa.

En septiembre de 2017 se anunció el despliegue de 3.000 tropas adicionales en Afganistán. El mes pasado anunció el retiro de las tropas de Siria, lo que provocó la renuncia del secretario de Defensa, Jim Mattis. Desde entonces otros funcionarios han anunciado la salida de estas tropas, pero ninguno le ha puesto una fecha precisa.

Reducir impuestos

En una promesa que ya suele ser un clásico en los candidatos republicanos, Trump dijo que reduciría los impuestos al llegar a la presidencia.

Aunque la discusión en cuanto a su conveniencia está lejos de llegar a su fin, a principios de diciembre de 2017 se aprobó una reforma fiscal propuesta por Trump y que implicaba una fuerte reducción de los impuestos.

Desarrollo de la infraestructura

En su discurso tras ganar las elecciones en noviembre de 2016, Trump habló de crear una “infraestructura insuperable”. Sin embargo, muy pocas señales de acción ha habido en esta materia desde entonces.

Para marzo de 2018 el Congreso había asignado 21 mil millones de dólares para infraestructura, pero Trump había solicitado 71 veces esa cifra: 1,5 trillones.

Nominación de jueces

Trump prometió que un nuevo juez conservador ocuparía la Corte Suprema. Ha logrado nombrar a dos: Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh.

Tratados comerciales

Como candidato, calificó al TCLAN (el tratado comercial entre EEUU, México y Canadá) como un desastre, y advirtió que se retiraría de la Asociación Transpacífico (TPP).

Esta última promesa la cumplió, aunque luego ha expresado su intención de volver a esta organización si mejoran las condiciones para Estados Unidos. En noviembre se firmó otro tratado comercial con México y Canadá, el T-MEC, que sustituye al TLCAN.

Legalizar la tortura

El hoy presidente llegó a afirmar que la tortura funcionaba en la lucha contra el terrorismo y que haría legales torturas como el ahogamiento simulado o submarino, utilizadas antes en interrogatorios a terroristas pero que habían sido desechadas con la llegada al poder de Barack Obama en 2009.

Una vez electo, dijo que dejaría este tema al criterio de su entonces secretario de defensa Jim Mattis y del director de la CIA Mike Pompeo (hoy Secretario de Estado). Este último afirmó en una audiencia ante el Congreso que la CIA no utilizaría estos métodos.


Imagen inicial: VK con insumos de Pixabay.

Artículos Relacionados

Factchecking


¿Tiene información sobre esta noticia?

5 + 14 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿A quién culpan los estadounidenses por el cierre del gobierno?

¿A quién culpan los estadounidenses por el cierre del gobierno?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

El muro en la frontera con México ha sido una promesa central y un punto de honor para la Administración Trump. Ahora es una lucha entre la Casa Blanca y el Capitolio que ha producido un cierre parcial del gobierno.

¿De quién es la responsabilidad o culpa de este “shutdown”? Las mediciones muestran que la mayoría apunta hacia un solo sitio al asignar la responsabilidad (y culpa) por el “shutdown”.

Fernando Nunez-Noda

(Enero 20, 2019). Donald Trump ha hecho del Muro en la frontera un punto de honor de su gobierno. Tanto que ha estado dispuesto a cerrar el gobierno hasta lograr el monto necesario para construir la famosa pared. Al principio afirmó muchas veces que haría que México pagara su construcción, una promesa sin base que luego tuvo que sepultar en el silencio.

Ha bajado su solicitud de +$10 mil millones a $5 mil millones pero los Demócratas solo están dispuestos a dar $1,3 mil millones para “seguridad fronteriza”, no específicamente para el muro. De modo que el cierre del gobierno es una competencia de pulso a ver quién aguanta más o, mejor dicho, quién teme más a la pérdida de popularidad por el cierre. Trump obviamente ha culpado a sus rivales: “El gobierno federal permanece cerrado por una razón y solo una: porque los demócratas no financiarán la seguridad fronteriza.” Léase: el muro.

Ahora, más allá del tira-y-encoge de Trump y los Demócratas ¿qué piensa el público? ¿a quién atribuye la responsabilidad o culpa una mayoría de estadounidenses? Chequéemos algunas mediciones:

Los estadounidenses culpan ampliamente al presidente Donald Trump y a los republicanos en el Congreso por el estancamiento en Washington que acaba de romper el récord como el cierre de gobierno más largo en la historia de Estados Unidos.
.

Según una encuesta del Washington Post-ABC News publicada el domingo, más de la mitad de los estadounidenses (53 por ciento) dicen que el presidente y su partido deberían asumir la mayor parte de la culpa de los cierres; otro 29 por ciento señala con el dedo a los demócratas en el Congreso. Solo el 13 por ciento de los estadounidenses dice que ambas partes deben rendir cuentas ya que el cierre continúa.

Una encuesta “IPSOS for National Public Radio” preguntó si “deberíamos mantener el gobierno cerrado hasta que haya fondos para un muro a lo largo de la frontera de Estados Unidos con México”. Solo el 31% de los encuestados dijo estar de acuerdo. Respecto al discurso que dio Trump para darle fuerza a su cruzada por el muro, “hizo poco para restablecer la fe en el pueblo estadounidense, ya que solo uno de cada diez (10%) pensaba que acercaba al país a poner fin al cierre.”

No obstante es importante tomar en cuenta que el tema también es absorbido parcialmente por la polarización política:

Aunque existe un acuerdo generalizado de que el cierre es malo para el país, cuando se trata del muro, el control de la política partidista es fuerte. Casi uno de cada tres estadounidenses cree que deberíamos mantener cerrado el gobierno hasta que haya fondos para un muro a lo largo de la frontera de EE. UU. y México (31%), un sentimiento que es impulsado principalmente por los republicanos (58% frente a solo el 14% de los demócratas).
CNN, por su parte, ha recopilado “seis encuestas de alta calidad esta semana sobre Trump, el cierre, los demócratas en el Congreso y el muro.”
  • La mayoría confirmó lo que ya sabíamos antes de que comenzara el cierre: la oposición a un muro fronterizo es generalizada y profunda.
  • Cerca de la mitad de los estadounidenses (51%) dijo que sería inaceptable si la única forma de terminar el cierre fuera aprobar un proyecto de ley que incluya los fondos solicitados por Trump para el muro fronterizo, según una encuesta del Centro de Investigación Pew publicada en enero 16. Por otro lado, 29% dijo que sería inaceptable que el único fin del cierre se produzca mediante un proyecto de ley que no incluya los fondos solicitados por el presidente para el muro.
  • (La encuesta de) la Universidad de Quinnipiac encontró que 61% de los votantes apoyaría un proyecto de ley que financiara nuevas medidas de seguridad fronteriza sin financiar un muro, incluido el 36% de los republicanos, el 78% de los demócratas y dos tercios de los independientes.
  • El soporte para el muro sigue siendo bajo, alrededor de 4 en 10, en todas las encuestas (40% de apoyo en Pew, 43% en Quinnipiac, 39% en CNN / SSRS y 42% en ABC / Washington Post).

Conclusiones

La mayoría de estadounideneses, en todas las encuestas importantes, señala a Donald Trump como el principal (y a veces único) responsable del cierre del gobierno. No solo porque fue él quien provocó el “shutdown” como consecuencia de la no aprobación del muro, sino porque una mayoría de estadounidenses no ve prioritaria o necesaria la construcción de tal muro fronterizo.

A medida que se extienda el cierre de gobierno, es muy probable que el daño político a Trump se incremente, aunque los Demócratas también sentirán los embates. Pero es al presidente a quien más le conviene lograr un acuerdo antes de que le quema más capital político.

 

Referencias


Imagen inicial: Pixabay.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes

Maduro en la BBC

K verde K roja — Un chequeo de realidad de algunas respuestas de Maduro a las preguntas de la periodista Orla Guerin.

leer más

¿Tiene información sobre esta noticia?

12 + 9 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Consecuencias del cierre de gobierno: qué es cierto y qué es falso #EEUU

Consecuencias del cierre de gobierno: qué es cierto y qué es falso #EEUU

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Se dicen muchas cosas sobre el “shutdown” gubernamental, ciertas y falsas. Aquí tienen un “chequeo de realidad” sobre algunos aspectos relevantes del problema.

Javier Brassesco

(Enero 18, 2019). El cierre de gobierno entra hoy en su vigésimo octavo día, una semana más de lo que había durado el que hasta este año era el cierre más largo de la historia (21 días había durado el cierre de gobierno de 1995), y las consecuencias se empiezan a notar.

Los demócratas han resaltado todo lo que el gobierno ha dejado de hacer, y han llegado a decir, por ejemplo, que los chequeos de salubridad alimenticia están detenidos, que los aeropuertos son menos seguros o que las computadoras del gobierno son más vulnerables a los hackers.

Politifact realizó un trabajo de verificación para conocer el verdadero alcance del actual cierre de gobierno y aquí presentamos sus principales hallazgos.

Inspecciones alimenticias

En un post de Facebook el congresista demócrata Alcee Hastings aseguró que las inspecciones alimenticias están detenidas en su totalidad.

El Departamento de Agricultura  (USDA) ha informado que el 90 por ciento de sus trabajadores siguen en sus puestos. Tony Corbo, quien dirige un grupo de defensa al consumidor (Food and Water Watch)  ha informado por su parte que las inspecciones sanitarias a sitios que producen comida continúan en su mayor parte.

En cuanto a la supervisión de vegetales y comida proveniente del mar, este trabajo depende de la FDA, que ha disminuido su ritmo de trabajo debido al cierre de gobierno. Las inspecciones se limitan en estos días a comida de alto riesgo, que representa alrededor de un tercio de lo que normalmente supervisan.

Servicio tributario

La senadora Maria Cantwell afirmó en un tuit que el cierre de gobierno está causando confusión en muchos contribuyentes

Cantwell se refiere a una sección del IRS (Servicio de Impuestos Internos), el Servicio de Defensa del Contribuyente (Taxpayer Advocate Service), cuyas oficinas debieron cerrarse por la situación actual.

Sin embargo, hay que dejar claro que el alcance de estas oficinas es limitado: ayudan a unos 200 mil contribuyentes, lo que representa alrededor del 0,2% del total, que sobrepasa los cien millones.

De todas formas su labor es importante para estos contribuyentes, y Cantwell  forma parte de un grupo de senadores que está presionando al Departamento del Tesoro para que reabran estas oficinas.

Cupones de comida

Varios miembros del Congreso han advertido que 39 millones de estadounidenses corren el riesgo de perder los beneficios que representan los cupones de comida (en promedio unos 123 dólares por cada beneficiado) debido a la situación actual.

El USDA anunció un plan especial para que quienes son ayudados por esta medida puedan recibir sus cupones en el mes de febrero.

Desastres naturales

“La preparación para desastres naturales se ha detenido”, dijo en otro post de Facebook Alcee Hastings. Los principales organismos que se encargan de la prevención de desastres naturales están trabajando en mínimos operativos, es cierto.

Eric Blake, científico que trabaja en el National Hurricane Center, dijo que aunque la temporada de huracanes comienza el 1 de junio, estos meses son importantes para la preparación. Los pronósticos y los alertas continuarán de igual manera.

Lo mismo ocurre con las agencias encargadas de monitorear movimientos sísmicos: están trabajando a su mínima expresión.

Seguridad en los aeropuertos

Quienes se encargan de revisar a los pasajeros que abordan un avión en los aeropuertos de EEUU están trabajando sin remuneración. Las faltas por enfermedad se han doblado, y eso ha llevado a cerrar puntos de control en los aeropuertos de Houston, Atlanta, Miami y Washington DC e incluso un terminal (en Miami).

La Transportation Security Administration aseguró  que los estándares de seguridad se mantienen en todos los aeropuertos,

pero el caso de un pasajero que por equivocación viajó con un arma en su equipaje de mano el 3 de enero en un vuelo de Delta Atlanta-Tokio, ha despertado dudas de que esto sea cierto.

Parques nacionales

Hastings también ha afirmado que los parques nacionales están siendo “perjudicados de manera permanente”.

El mencionado daño se limita al derribo de unos árboles en el parque nacional de Joshua (California), en donde también algunos usuarios han aprovechado la ausencia de guardaparques para crear nuevos senderos para sus vehículos 4x4.

El Servicio de Parques Nacionales informó a principios de enero que utilizaría algunos fondos de reserva para recoger la basura y limpiar las instalaciones.

Ciberseguridad

La falta de trabajadores en la Agencia de Ciberseguridad e infraestructura (CISA –inlcuso su cuenta de Twitter, @CISAgov, está suspendida desde que comenzó el cierre de gobierno) pone al país en riesgo.

During the #TrumpShutdown, over half of staff at @CISAgov, protecting our Critical infrastructure, are furloughed. This puts the country at risk. pic.twitter.com/8f3RRjFnGm

— House Homeland Security Committee (@HomelandDems) 14 de enero de 2019

Las actividades de alta prioridad relativas a ciberseguridad que debía realizar el Departamento de Seguridad Interna están suspendidas, según declaró su vocero Adam Comis.

Qué tanta diferencia puede provocar esta suspensión de actividades es algo que no está claro. La publicación Data Center Knowledge citó a expertos que aseguran que hay websites claves para la seguridad que ahora son más vulnerables, pero Michael Daniel, presidente y CEO de Cyber Threat Alliance, que reúne a varias firmas de seguridad, aseguró que quienes trabajan en la protección de las redes más importantes continúan en sus puestos de trabajo.

Por otro lado, algunos reportes afirman que los certificados de seguridad de unas 80 agencias estatales han expirado.

Sin embargo, estos sitios web continúan protegidos gracias a medidas que se realizaron antes de que comenzara el cierre de gobierno.


Imagen inicial: VK.

Artículos Relacionados

Artículos Recientes

Maduro en la BBC

K verde K roja — Un chequeo de realidad de algunas respuestas de Maduro a las preguntas de la periodista Orla Guerin.

leer más

¿Tiene información sobre esta noticia?

9 + 11 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

El cierre de gobierno en cifras #EEUU

El cierre de gobierno en cifras #EEUU

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Datos relevantes y verificados sobre el cierre del gobierno que ya constituye el más largo de la historia del país.

Sin asomo de solución, constituye un tour de force en el que la única salida implicará que uno de los lados o ambos, cedan en posiciones que han prometido mantener no matter what.

Javier Brassesco

(Enero 2019, 2019). Algunas cifras de este #shutdown:

21 cierres parciales de gobierno han tenido lugar desde 1976 en Estados Unidos.

25 días cumple hoy el actual cierre, lo que lo convierte en el más largo de la historia. El más largo de los anteriores, en el año 1995, había durado 21 días.

800 mil trabajadores se encuentran sin recibir salario. 380 mil trabajadores federales no están asistiendo a sus puestos de trabajo, pero otros 420 mil sí deben hacerlo pues su labor se califica de “esencial” para el funcionamiento del Estado. Estos últimos tampoco están cobrando su sueldo.

430 millones de dólares mensuales deben pagar estos empleados que no están recibiendo su sueldo en pago de alquileres y pagos hipotecarios, según cálculos de la inmobiliaria Zillow.

200 millones de dólares por día pierden los trabajadores que tienen contrato con el gobierno, según un estimado de la agencia Bloomberg News.

5,7 mil millones de dólares es el monto que Trump exige que sea aprobado para arrancar finalmente con la construcción del muro fronterizo. El costo total de este proyecto es de alrededor de 30 mil millones.

1.200 millones de dólares semanales cuesta este cierre a la economía estadounidense.  En dos semanas ya habrá superado los 5,7 mil millones que exige Trump.

42.726 audiencias en cortes migratorias habían sido suspendidas hasta el 11 de enero por el actual cierre de gobierno. Si el cierre se prolonga hasta finales de enero esta cifra escalará hasta 100 mil. Estas cancelaciones se suman a los más de 800 mil casos que ya están atrasados en estas cortes.

53% de los estadounidenses culpa a Trump por el cierre de gobierno, de acuerdo a una entrevista publicada este fin de semana por el Washington Post . 29% culpa a los demócratas.

70% de los republicanos apoya la construcción del muro, sin embargo, según se revela en esa misma encuesta. Hace un año era apoyada por 58% de los republicanos.

56% de la población se opone a la construcción de este muro y 39% está a favor, según una encuesta de CNN recién publicada.

15 minutos es todo lo que, según Trump, se necesita para reabrir el gobierno.

3 influyentes congresistas republicanos han retirado su apoyo a Trump en este trance: el senador Lindsey Graham, el senador Ron Johnson (presidente del Comité de Seguridad Nacional) y el número dos de los republicanos en la Cámara de Representantes, Steve Scalise.


Imagen inicial: Didgeman, Pixabay.

Referencias

Artículos Relacionados

Artículos Recientes

Maduro en la BBC

K verde K roja — Un chequeo de realidad de algunas respuestas de Maduro a las preguntas de la periodista Orla Guerin.

leer más

¿Tiene información sobre esta noticia?

13 + 11 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.