fbpx
¿Hizo Trump comentarios racistas contra LeBron James?

¿Hizo Trump comentarios racistas contra LeBron James?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Los comentarios de Trump pueden ser fuera de lugar, groseros, impropios de un presidente y ciertamente rebajan la majestad presidencial, pero no creemos que pueden señalarse directamente como racistas.

Javier Brassesco

(Agosto17, 2018). Varios sitios de noticias informaron sobre “comentarios racistas” que el presidente de Estados Unidos habría realizado contra el basquetbolista LeBron James.

El veterano periodista Dan Rather, presentador de CBS News dijo directamente que Trump era un “racista” producto de “odios mezquinos y peligrosos”.

Otro tanto hizo el también basquetbolista Stephen Curry, quien aseguró que la retórica del presidente “está basada en un racismo antiguo sobre la gente negra hecho por una voz desde el poder”.

También el periodista deportivo Bill Simmons dijo que los comentarios de Trump eran algo más que un “pequeño racismo” y que el presidente era una “vergüenza constante

Pero ¿Qué fue lo que dijo Trump para que lo acusaran de racista? Como tantas veces sucede con él, el origen de toda esta lluvia de críticas fue un tuit:

Molesto por una entrevista que se le hizo en CNN a LeBron James, donde la superestrella de la NBA dijo que “el presidente estaba dividiendo a los estadounidenses” ,

Trump no tuvo mejor idea que escribir este tuit en donde dice que “LeBron James acaba de ser entrevistado por el hombre más tonto de la televisión, Don Lemon. Hizo que LeBron luciera inteligente, lo cual no es fácil. ¡Me gusta Mike!”.

Don Lemon es, igual que LeBron James, afroamericano. Donald Trump también ha lanzado insultos parecidos contra otra afroamericana, la diputada demócrata californiana Maxine Waters, de quien ha dicho que es alguien de un “coeficiente intelectual extraordinariamente bajo”.

A eso se suman los insultos proferidos a Omarosa Manigault, ex asistente de la Casa Blanca y afroamericana también, a quien llamó “perra” y “escoria” luego de un tumultuoso episodio de despido. Reporta Univision:

Lo hizo en Twitter pocos minutos después de que ella presentara una nueva cintatomada durante la campaña presidencial de 2016, en la que varios asistentes discutían cómo reaccionar si se conociera una supuesta grabación en la que se le escuchaba al entonces candidato Trump usar la palabra con ‘n’ (en referencia al término ‘nigger’).

Tal grabación, vale decir, hasta ahora no se sabe si existe.

Nuestra validación

Los comentarios de Trump pueden ser fuera de lugar, groseros, impropios de un presidente y ciertamente rebajan la majestad presidencial, pero no creemos que pueden señalarse directamente como racistas.

Estados Unidos es muy sensible en este tema, lo cual no es de extrañar en un país en donde la lucha por la igualdad racial y los derechos civiles de las minorías costaron tanto esfuerzo y tanta sangre. Luchas por lo demás muy recientes, pues se trata de sucesos que tuvieron lugar hace unos sesenta años, lo que desde una perspectiva histórica es prácticamente ayer.

Incluso en una encuesta realizada en 2015 por CNN y Kaiser Family Foundation, el 49% de los estadounidenses consideraban que el racismo era un problema “muy grave” en el país.

Trump provoca con sus comentarios, apela al núcleo duro de sus seguidores, y muchos de ellos se regodearán en estos comentarios realizados contra gente de color.  Pero objetivamente no se puede decir que sean racistas en sí mismos. El señala que un presentador de televisión es “el más tonto” del medio, o que no es normal que LeBron James parezca inteligente, o que una diputada tiene un coeficiente intelectual extraordinariamente bajo. Resulta que los tres son afroamericanos y entonces saltan las acusaciones de racismo. Pero ¿A cuántas personas, de todas las razas y las clases sociales, ha insultado Trump?

Su cuenta de Twitter es utilizada (y vaya que la utiliza) sobre todo para insultar, como una vez probamos en VerifiKado.

Y la palabra “tonto” (dumb), la misma que utilizó contra el presentador Don Lemon, era el segundo insulto más utilizado por él (la había usado nada menos que en 222 ocasiones para esa fecha en que se realizó el trabajo, el 12 de junio), solo detrás de “loser” (perdedor).

Además  ¿Hubiéramos hablado de racismo si las personas objeto de sus críticas, de sus señalamientos de bajo coeficiente intelectual, fuesen blancos?

 


Imagen inicial: Hoekstrarogier en Pixabay.

¿Tiene información sobre esta noticia?

10 + 15 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Es Kasich impopular, como lo llamó Trump?

¿Es Kasich impopular, como lo llamó Trump?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Kasich es un republicano altamente crítico de Trump, ciertamente incómodo y confrontacional pero ¿impopular? Los números cuentan una historia diferente.

Javier Brassesco

(Agosto 16, 2018). Entre los líderes republicanos pocos se han enfrentado tanto a Donald Trump como John Kasich, el gobernador de Ohio y antiguo precandidato a la nominación republicana que finalmente ganó el hoy presidente de Estados Unidos.

Kasich ha criticado abiertamente al presidente de Estados Unidos por varias de sus iniciativas emblema, como su intención de revocar el Obamacare, su política de tolerancia cero con los inmigrantes y su guerra comercial (imposición de aranceles) no solo con China sino también con sus propios aliados. Recientemente Kasich fue uno de los que salió en defensa del basquetbolista Lebron James luego de que éste fuera atacado por Trump.

Kasich ni siquiera fue a la convención republicana donde se ungió a Trump como candidato, y anunció que no votaría por él (y tampoco por Clinton) en la elección presidencial:

En el estado que gobierna Kasich se celebró el 7 de agosto una elección especial (el republicano Pat Tiberi renunció a su escaño en la cámara baja) que fue considerada todo un referendo para el gobierno de Trump. Y Trump lo sabía muy bien, por lo que abiertamente hizo campaña por el candidato republicano a ocupar este escaño por los próximos tres meses, Troy Balderson. Hay que recordar que Ohio es uno de los estados más importantes electoralmente, al punto que el candidato que gana allí ha obtenido la victoria en 29 de las últimas 31 elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Bien, más de una semana después Balderson no ha sido proclamado vencedor, pues luego del conteo de votos en todos los precintos su ventaja era de alrededor de 0,5% (1.754 votos por encima de su contrincante demócrata, Danny O’Connor y quedaban más de 8 mil papeletas provisionales y emitidas a distancia).

Estos votos se comenzarán a contar el 18 de agosto y se dará el resultado oficial el 24. Trump sin embargo ya dio como ganador a su candidato, aunque al mismo tiempo, consciente del mal resultado que significa esta elección para él en un estado que ganó por once puntos en la campaña presidencial, dijo que Kasich era un gobernador “impopular”, como echándole la culpa de esta victoria pírrica en un distrito que los republicanos han controlado las últimas décadas:

Kasich le respondió fijando un tweet en donde aparece un GIF con Putin riéndose

¿Es cierto lo que dice Trump, que Kasich es “muy impopular”?  Kasich fue electo en 2010 y reelecto en 2014. Será gobernador hasta enero de 2019, no se puede presentar para un nuevo mandato y se ha dicho que está considerando enfrentar a Trump en las presidenciales de 2020.

Una encuesta de Quinniapic de junio de 2018, muestra que 52% de la población del estado aprueba su gestión contra 36% que la desaprueba. Increíblemente, los demócratas (57%) aprueban su gestión más que los republicanos. Él ha ganado mucho apoyo entre los demócratas por sus constantes críticas a Trump.

Además hay que recordar que Kasich le ganó a Trump en este estado en las primarias por la presidencia.

Así que los malos resultados que en Ohio obtuvo el candidato de Trump pueden ser explicados de muchas maneras, pero ciertamente la impopularidad de Kasich no es una de ellas.

 


Imagen inicial: WikiCommons.

¿Tiene información sobre esta noticia?

10 + 8 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿En las redes lo falso viaja más rápido que lo verdadero?

¿En las redes lo falso viaja más rápido que lo verdadero?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Hay algo cierto en las noticias falsas: se difunden y comparten con mucha más rapidez que las ciertas. Son más espectaculares y llamativas (pero siguen siendo falsas). Conozca el informe que reveló no solo esto, sino la velocidad con la que logran estar frente a millones de usuarios con la entusiasta ayuda de ellos mismos.

Javier Brassesco

(Agosto13, 2018). Siempre han existido, pero las redes sociales las han potenciado al punto que todos nos topamos con ellas casi diariamente, muchas veces sin saberlo: se trata de las llamadas “fake news”, esas informaciones falsas que pululan en Whatsapp, en Facebook, en Google, en cualquier red de alcance masivo.

El propio presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha contribuido a poner este tema en el tapete: sus críticos los han señalado reiteradamente con el principal propagador de las mismas, y él se defendió atacando, pues incluso organizó un festival en donde se entregó los “Fake News Awards”, unos premios para reconocer las mejores noticias falsas de 2017.

Los gobiernos (sobre todo en Europa) intentan adaptar sus legislaciones a este nuevo fenómeno y desde los medios se realizan esfuerzos para verificar las noticias y rumores que corren en las redes.

El éxito que han tenido las fake news no es fruto de la casualidad: un minucioso y prolongado estudio realizado por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) entre los años 2006 y 2017 y divulgado por la revista Science este año, comprobó lo que muchos temían: las noticias falsas se divulgan con más rapidez que las verdaderas. Con mucha más rapidez.|

Los investigadores del MIT analizaron en total más de 126 mil artículos que fueron tuiteados por tres millones de personas entre 2006 y 2017, prestando especial atención a aquellos contenidos que lograban más retuits. Se encontraron con un hecho preocupante: las noticias falsas tenían 70% más probabilidad de ser retuiteadas, y su difusión alcanzaba por lo general entre mil y 100 mil personas, mientras que las informaciones verdaderas raramente superaban la barrera de los mil usuarios.

En el campo político fue donde más se encontraron fake news (hasta tres veces más que en otros), y la campaña presidencial estadounidense vio el auge de las mismas, con servidores rusos creando informaciones y esparciéndolas a través de bots.

Las fake news, y esta es la razón que explica su éxito, son mucho más atractivas que las noticias verdaderas, que normalmente tienen varios matices que les restan contundencia.

La revista Science publicó poco después otro artículo firmado por quince expertos en donde advierten sobre los efectos negativos que en la sociedad provocarían las fake news: divisiones en la población y el aumento del cinismo y la apatía en los ciudadanos. Y advierten que los divulgadores de fake news cada vez utilizan técnicas más sofisticadas.

Los grandes medios parecen haber entendido la magnitud del problema y por eso han realizado alianzas con algunas redes sociales y empiezan a conformar equipos de verificación de noticias (a mediados de este año, la universidad de Duke contabilizó 149 iniciativas en 53 países en favor de la verificación de información).

Los grandes medios han recuperado en parte la confianza perdida, como muestran las encuestas de Edelman y Gallup, y han aumentado las suscripciones digitales a medios emblemáticos como The New York Times y The Washington Post.

También el periodismo, según se desprende de un informe de Goldman, está recuperando la confianza en comparación a motores de búsqueda y redes sociales.

Pero es una dura tarea la que tienen los medios por delante, pues la información falsa no solo es más atractiva sino que da a los usuarios lo que la mayoría de éstos quieren oír o leer: noticias en blanco y negro que refuercen sus prejuicios. Además de los esfuerzos que realizan los medios en la verificación de noticias, también es importante que el usuario ponga de su parte y aprenda a separar la paja del trigo.

Referencias

Muy Interesante: La ciencia confirma que las ‘fake news’ se extienden más rápido que la verdad

El Mundo: La ciencia que hay detrás del éxito de las ‘fake news’

El estudio completo:

Science: The spread of true and false news online

 


Imagen inicial: VK.

¿Tiene información sobre esta noticia?

10 + 10 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

Alex Jones: ¿El conspirador mayor se queda sin plataformas?

Alex Jones: ¿El conspirador mayor se queda sin plataformas?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

El popular comentarista de ultraderecha fue expulsado de varias plataformas en línea, pero no por sus opiniones -eso sería contrario a la libertad de expresión-, sino por una larga lista de teorías conspiratorias y noticias falsas.

Pero no lo descartemos. Su cercanía con Donald Trump y su continuidad en ciertos medios de amplia cobertura (entre ellos Twitter) hacen pensar que podría recuperarse. Algo a lo que damos una K amarilla como incierto pero no imposible.

Javier Brassesco

(Agosto 9, 2018). Trump lo llamó su musa y es un faro de luz para todos aquellos que siguen teorías de conspiración de cualquier tipo. Para otros es un ultraderechista que ha forjado un imperio comunicacional a base de “fake news”. Hoy su imperio se tambalea, pues Alex Jones y todos los canales a él relacionados acaban de ser vetados por Apple, Facebook, Google, YouTube y Spotify. Solo le queda Twitter.

Se lo habían advertido en múltiples ocasiones, pero Jones nunca hizo caso y siguió difundiendo lo que estas plataformas han definido como “mensajes de odio” (sobre todo contra quienes han inmigrado a Estados Unidos desde América Latina). Ahora optaron por medidas más drásticas y clausuraron todos sus canales y su entramado de blogs, eliminando además todo lo que ya había sido publicado.

Es un golpe durísimo para este adalid de la ultraderecha, pero está lejos de ser un knockout. No solo porque le queda Twitter, sino porque además mantiene sus programas de radio en Estados Unidos (The Alex Jones Show es el principal) y su portal Infowars. El director ejecutivo de Twitter, Jack Dorse, defendió la decisión de no cerrar su cuenta en esta plataforma porque no ha roto ninguna regla y “conservar sus tweets servirá para investigarlo”. Para él deben ser los periodistas críticos quienes refuten a cuentas como las de Jones.

¿Y quién es él?

Alex Jones. Flickr.

¿Pero quién es este singular personaje, qué ideas defiende? Hoy tiene 43 años, pero comenzó su carrera a los 22, cuando en 1996 se puso a difundir la teoría de que el atentado de Oklahoma en 1995 había sido perpetrado por el propio gobierno.

Hoy tal vez no suene tan extraña esta idea, pero sí lo era en 1996, y Jones ganó adeptos con rapidez. Desde entonces ha pregonado todo tipo de teorías conspiratorias, como afirmar que el gobierno israelí estuvo involucrado en los atentados contra las torres gemelas en 2001 en Nueva York, que la familia Rothschild está detrás de muchísimas guerras de nuestro tiempo o que el sistema de salud de Estados Unidos está controlado por una mafia judía. Pero además afirma que el propio Barack Obama estuvo detrás del atentado en Sandy Hook en 2012, donde murieron 28 personas, incluyendo 20 niños, o que el cambio climático es una farsa.

Con el triunfo de Trump todos sus canales multiplicaron sus seguidores, y el propio Jones llegó a declarar a Der Spiegel que él y Trump mantienen contacto frecuente.

Trump incluso estuvo en su programa, The Alex Jones Show, en diciembre de 2015, cuando era precandidato, y lo alabó por su trayectoria. Jones se jacta de que la afirmación que ha realizado Trump de que los medios son “el verdadero enemigo” es en realidad suya, y él le transmitió esa idea en aquel programa.

Sin embargo, en declaraciones posteriores (mediados de febrero de 2018), Jones ha negado tener demasiado influencia sobre Trump. Según él, los principales medios han hecho ver que Trump repite todo lo que él dice. “Y eso no es verdad”, aseguró entonces.

Golpeado pero no caído

Apple eliminó todos sus podcasts de iTunes, que era una de las formas preferidas que tenía Jones para comunicarse con su audiencia. Ya nadie las puede buscar ni transmitir, aunque muchos usuarios advierten que a algunos de estos podcasts eliminados, todavía puede accederse a través de la aplicación para teléfonos inteligentes en Google Play y App Store.

Facebook y YouTube hicieron lo mismo, explicando que ya le habían advertido en muchas ocasiones que no tolerarían más “incitaciones al odio y al acoso”. En Spotify tampoco estarán más sus programas de radio.

Jones respondió por Twitter, la única red social que le queda (y donde tiene a más de 800 mil seguidores), adjuntando un enlace a su página web y promoviendo el hashtag #Freeinfowars (Liberen Infowars, o Infowars libre) para protestar por este veto.

También por Twitter aseguró que no se trata de discursos de odio o de violar normas, sino que la eliminación de sus canales responde a motivos ideológicos.

El caso abre un debate que no termina y está muy lejos de ser zanjado ¿Tienen las redes sociales responsabilidad editorial sobre los contenidos de terceros? ¿Es tarea de Facebook (por poner un ejemplo) combatir la desinformación? ¿Tiene la capacidad de hacerlo? ¿Puede convertirse en árbitro supremo y determinar qué es verdad y qué no?

En cualquier caso, Jones está tocado pero de ninguna manera caído. Siempre contará con el apoyo del presidente de Estados Unidos y de sus millones de incondicionales adeptos, que le seguirán por cualquier plataforma que se mantenga activa. Incluso muchos analistas creen que este veto podría hacerle ganar popularidad.

 


Imagen inicial: VK.

¿Tiene información sobre esta noticia?

8 + 14 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Trump dona todo su sueldo mientras Obama nunca donó nada?

¿Trump dona todo su sueldo mientras Obama nunca donó nada?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Uno todo, uno casi 3 cuartas partes, pero ambos donaron. Sobre el staff de las Primeras Damas, a una le cuentan cuando empezaba y a la otra en un breve período de su estadía en la Casa Blanca. Éste es un caso de medias verdades y mentiras mezcladas, le damos K amarilla porque nada es blanco y negro.

Javier Brassesco

(Agosto 6, 2018). Por las redes sociales circula una imagen en donde se afirma que mientras que Donald Trump dona la totalidad de su salario presidencial, su antecesor Barack Obama nunca donó nada. También se afirma que Melania Trump tiene un personal que se limita a cuatro persona, Michelle Obama tenía a 23 personas trabajando para ella.

Se trata de un ejemplo clásico de lo que llamamos “fake news”, en donde datos verdaderos se mezclan con datos falsos con la intención de impulsar una causa o una personalidad (Donald Trump, en este caso) y denigrar a otra (Barack Obama).

El portal Snopes analizó este caso y revela que existe un dato verdadero en toda esta información (Trump, en efecto, dona la totalidad de su salario a distintas organizaciones), dos que tienen una parte de verdad y otra falsa (para Hillary Clinton llegaron a trabajar 23 personas, aunque solo durante los últimos meses del segundo mandato de su esposo –y se trata de una cifra hasta baja se se compara con otras primeras damas-, y para Melania trabajan hoy 12 personas) y uno rotundamente falso: Obama sí realizó donaciones de su salario y además donó lo que le pagaron por ganar el Nóbel de la Paz.

Trump realiza donaciones cada tres meses, equivalente a la cuarta parte de su salario anual, repartidas entre las siguientes organizaciones: el Servicio de Parques Nacionales, el Departamento (Ministerio) de Educación, el Departamento de Salud, el Departamento de Transporte y el Departamento de Asuntos para los Veteranos.

Obama no donó la totalidad de su salario (ni estaba obligado a hacerlo ni hizo esa promesa), aunque en sus ocho años de mandato realizó donaciones por un total de 1,1 millones de dólares a partir de su salario como presidente, lo que equivale al 34% del total de los 3,2 millones que recibió. El mayor beneficiado –casi 400 mil dólares- fue la Fisher House Fundation, que apoya a familias de veteranos de guerra.

Además donó los 1,4 millones de dólares que ganó al obtener el Nóbel de la Paz en 2009 a diez organizaciones distintas. Si se juntan el total de donaciones, Obama entregó alrededor del 78% del total que recibió por salarios.

En cualquier caso no es una comparación justo, pues Trump es un multimillonario y Obama no. Aparte de Trump los únicos presidentes que donaron la totalidad de su sueldo fueron Herbert Hoover y John Kenney, y ambos tenían una considerable riqueza personal.

¿Tantos ayudantes?

En cuanto al otro tema tratado, el personal que trabajó para la primera dama Michelle Obama estuvo entre 22 y 24 personas, algo parecido al número de personas que atendió a Laura Bush, pero menor a las alrededor de 30 que estuvieron contratadas por Lady Bird Johnson o Betty Ford, por ejemplo, o las 40 de Jackie Kennedy.

El de Melania Trump es un caso singular, pues no se mudó a la Casa Blanca hasta cinco meses después de que su marido había asumido la presidencia, y estuvo muy poco activa durante el primer año de gestión. La cifra de cuatro personas está tomada en un reporte hecho por la Casa Blanca en 2017 al Congreso. Ese reporte fue publicado apenas el 1 de julio de 2017, cuando Melania tenía solo dos semanas viviendo en la Casa Blanca.

Ya en enero de 2018 el personal total de Melania Trump ascendía a 12 personas, menor que el de Michelle pero tres veces mayor a lo que se afirma en la imagen que circula por las redes.

 


Imagen inicial: Composición de VK con insumos de Pixabay.

¿Tiene información sobre esta noticia?

7 + 7 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.

¿Existe un tipo de trastorno de ansiedad “Trump”?

¿Existe un tipo de trastorno de ansiedad “Trump”?

MENÚ: INICIO — MAPA — CONTACTO

Aunque el “Trump Anxiety Disorder” no tiene un diagnóstico oficial, hay psiquiatras y psicólogos dispuestos a darle un puesto en los pesares psicológicos del estadounidense (y quién quita que muchos extranjeros también).

Averigüe cómo lo tipifican. Díganos qué opina de su autenticidad en la psique colectiva.

María Magdalena Ziegler

(Agosto 3, 2018). “¡El mundo esta loco, loco!”, solían repetir las abuelitas cuando algo fuera de la norma sucedía. Hoy en día, sin embargo, podemos no sólo dar tal afirmación como un hecho, sino que además nosotros también estaríamos perdiendo la cordura o al menos la serenidad mental más básica. Pero, ¿realmente existe un trastorno de ansiedad nombrado a partir del Presidente de los EE.UU?

Sí, es una dolencia psicológica que parece estar afectando a no pocas personas y que se ha nombrado a partir de lo que se considera su principal causante: Donald Trump.

De acuerdo con los reportes de Newsweek, aunque el llamado “Trump Anxiety Disorder” no tiene un diagnóstico oficial, sus principales síntomas suelen ser falta de sueño, sensación de pérdida de control y desasosiego en un clima sociopolítico impredecible, fue ya teorizado en 2017 en un ensayo escrito por la psicólogo clínico Jennifer Panning, que fue publicado conjuntamente entre las Universidades de Harvard y Yale.

El gatillo de estos síntomas parece estar relacionado con el consumo excesivo de noticias a través de las redes sociales. Ya a inicios de 2017, la American Psychology Association (APA), había advertido sobre los alarmantes niveles de estrés provocados en la población durante la campaña para las elecciones presidenciales en las que Donald Trump y Hillary Clinton compitieron. Según el estudio realizado por la APA, más del 50% de los ciudadanos encuestados respondió sentir que las elecciones de Noviembre de 2016 era una fuente significativa de estrés para ellos.

Siguiendo a The Hill, encontramos que Elizabeth LaMotte, fundadora del Centro de Asesoramiento y Psicoterapia del Distrito de Columbia, ha declarado que hay una suerte de “ansiedad colectiva” entre sus pacientes relacionada con la retórica del Presidente Trump y sus políticas. “Hay un miedo de que el mundo va a acabar”, indica LaMotte, “Es muy desorientador y constantemente inquietante.”

Pero, por otro lado, FoxNews reporta que el Dr. Daniel Bober, psiquiatra del estado de Florida, ha expresado que no solo se trata de psicología popular aupada por la oposición a Trump, y que realmente no existe evidencia firme de tal padecimiento.

Para LaMotte, no obstante, este desorden de ansiedad es algo real y los pacientes que lo muestran exhiben un comportamiento muy similar a aquellos que tienen un padre con desorden de personalidad. “Sin importar si es consciente o no, considero que vemos al Presidente de los Estados Unidos como un padre psicológico”, ha explicado LaMotte.

El asunto parece estar afectando a tirios y troyanos, porque no se limita únicamente al espectro de los opositores a Trump que se alteran cuando éste publica en la red social Twitter cosas como ésta, usando sólo mayúsculas:

“Al Presidente iraní Rouhani: NUNCA, NUNCA AMENACE A LOS ESTADOS UNIDOS OTRA VEZ O SUFRIRÁ CONSECUENCIAS QUE POCOS A TRAVÉS DE LA HISTORIA HAN TENIDO QUE SUFRIR ANTES. NO SOMOS MÁS UN PAÍS QUE APOYARÁ SUS DEMENTES PALABRAS DE VIOLENCIA Y MUERTE. ¡SEA CUIDADOSO!”

También los seguidores del Presidente de los EE.UU. pueden sufrir del desorden de ansiedad “Trump”, pues el aislamiento al que están siendo sometidos por parte de sus familiares y amigos en virtud de sus simpatías políticas les provocan los mismos síntomas antes descritos.

 


Imagen inicial: Composición de VK con insumos de Pixabay.

¿Tiene información sobre esta noticia?

3 + 5 =

(Puede ser anónimo)


NOTA LEGAL. 1. El grado de certeza asignado por VK a una información noticiosa no debe considerarse un dictamen forense, sino una conclusión experta basada en información y documentos públicos de fuentes consideradas confiables. 2. Las fuentes citadas y conectadas por direcciones URL pueden cambiar o desparecer y su comportamiento no está en control de VerifiKado. 3. La información de este análisis puede cambiar por alguna de estas razones: a) Se agrega nueva información verificada o b) Se retira información considerada inexacta o no confiable. 4. En todo caso, la información se entrega “AS IS”, como se presenta al momento de ser consultada. Más sobre nuestro proceso de verificación.